arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Mercatrace Plataforma S2

El objetivo de esta plataforma digital es dar solución a los problemas de transparencia e identificación de cada uno de los actores implicados en la cadena de consumo de alimentos frescos, y convertirse en un diario universal de los productos que se producen y consumen.

Para continuar con el desarrollo de la plataforma y darla a conocer entre los actores de la cadena de consumo de alimentación y los consumidores, busca un primer impulso de capital de 60.000 a 90.000 euros a través de una campaña de equity crowdfunding en la Bolsa Social.

Madrid, Marzo de 2017. ¿De dónde viene este producto? ¿Quién es su productor? ¿Quiénes han sido los intermediarios? ¿Cómo se ha distribuido? Responder a todas estas preguntas del consumidor final a través de Internet y acabar con la opacidad de los productos que compramos es el objetivo de Mercatrace. Se trata de una plataforma colaborativa, creada por una startup española, que aspira a convertirse en el estándar de trazabilidad universal agroalimentaria y de referencia en calidad, seguridad y transparencia en el consumo de alimentos.

Su modelo de funcionamiento es sencillo. Cada actor de la cadena alimentaria (productores, manufacturadores o distribuidores) se convierte en un socio adherido a Mercatrace, donde sube la información de cada producto. Dichas trazas son unidas de forma automática, a través de la plataforma, para ofrecer al consumidor final el recorrido de cada alimento, desde su dispositivo móvil u ordenador, de forma totalmente gratuita.  

Para lograr que esta información llegue a la sociedad de consumo, Mercatrace busca un primer impulso de capital de 60.000 a 90.000 euros a través una campaña de equity crowdfunding en la Bolsa Social, que se acaba de poner en marcha. Los inversores de Mercatrace podrán deducirse hasta un 20% de la inversión de la cuota íntegra estatal del IRPF, con un máximo de 10.000 euros; 14.000€ en caso de los residentes en la Comunidad de Madrid.

Para repaldar la inversión requerida, Mercatrace cuenta con un equipo de profesionales con amplia experiencia en el desarrollo de proyectos I+D, transformación tecnológica, gestión de empresas y el ámbito legal. Un equipo encabezado por Javier Asensio Pérez-Ullívarri, que define Mercatrace como “la combinación de dos grandes necesidades del sector agroalimentario: de un lado, la demanda de una mayor transparencia por parte de los consumidores, así como de información y seguridad de los alimentos. Y de otro, la defensa de los intereses de cada uno de los actores implicados en la cadena de suministro en la alimentación”.

La plataforma sirve, además, para disponer de una información accesible e inmediata en caso de una alerta alimentaria. Hasta el momento, la gestión de estas crisis y detección de los alimentos en mal estado es lenta y algunas veces complicada, suponiendo en algunos casos, como prevención, la destrucción de productos de calidad. Mercatrace pretende dar una solución a esta problemática a través del histórico de cada producto, para identificar rápidamente los alimentos afectados y retirarlos del mercado, sin necesidad de que repercuta negativamente en todo el sector.

La lucha contra el fraude sobre el origen del producto, es otra de las ventajas de la plataforma, dado que habrá una mayor transparencia sobre la procedencia de los alimentos, protegiendo así a productores primarios y cooperativas que producen bajo la tutela de sellos de Denominación de Origen o productos ecológicos.

A largo plazo, Mercatrace actuará como consultora en el ámbito de la seguridad alimentaria, trazabilidad agroalimentaria y servicios tecnológicos aplicados a la trazabilidad.  

Sobre la Bolsa Social:

Bolsa Social es la primera plataforma de equity crowdfunding autorizada por la CNMV, que pone en contacto a inversores y empresas con valores, es decir aquellas que producen un impacto positivo constatable en la sociedad y el medio ambiente. La inversión se realiza mediante la fórmula de equity crowdfunding a golpe de clic, de una manera ágil y sencilla. Los inversores depositan su dinero en una cuenta especial en Triodos Bank. Si se alcanza el objetivo de financiación, la Bolsa Social formaliza la ampliación de capital en nombre de todos los inversores. Si no se logra, se devuelven las aportaciones sin coste para los inversores. Desde su nacimiento, ha reunido 800.000 euros para empresas de impacto social y medioambiental positivo.