arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

helpmycash logo

Comparar, negociar con tu entidad y acudir al crédito con la TAE más baja puede parecer suficiente para hacernos creer que estamos pagando lo mínimo posible por la financiación que hayamos contratado; sin embargo el interés no es el único factor que afecta al precio. Si bien la TAE es uno de los principales factores que debemos mirar para conseguir las mejores ofertas, debemos tener en cuenta otros factores no tan conocidos que nos ayudarán a ahorrar en nuestros préstamos.

Aplicar estos trucos nos podría ayudar a ahorrar más de 1.000 euros, de acuerdo con los cálculos realizados en un ejemplo por el comparador de créditos rápidos HelpMyCash.com, aunque dependerá del capital y los diferentes factores que afectan al coste del préstamo el ahorro máximo al que podremos acceder.

Acortar el plazo de reembolso
Aunque parezca que el tiempo no influya demasiado, el plazo es uno de los factores clave a la hora de abaratar los intereses. Mientras más corto sea el plazo, menos intereses pagaremos. De esta manera ante un crédito de 10.000 euros al 8 % con un plazo de reembolso de 60 meses, pagaríamos 202 euros al mes y un total de 12.165 euros; sin embargo, con un plazo de 36 meses (3 años) la cuota mensual sería más alta, pero acabaríamos pagando 11.281 euros en total. Lo que supone un ahorro de 884 euros. Por lo que, aunque sea más cómodo reembolsar el préstamo en cuotas mensuales de bajo importe, siempre es aconsejable aumentar el capital mensual a pagar – siempre dentro de nuestra capacidad financiera – y acortar el plazo lo máximo posible para evitar generar intereses de más.

Aprovechar las vinculaciones gratuitas
Muchas veces huimos de las ofertas de créditos al consumo que incluyen comisiones y vinculaciones, buscando solo préstamos con una TAE baja. No obstante, debemos tener en cuenta aquellas ofertas que promocionan contratar productos vinculados de manera opcional a cambio de una rebaja en los intereses. Aunque nos obligue a realizar unos trámites de más y, probablemente, a que se alargue el tiempo de concesión puede ser beneficioso para nuestro bolsillo. Si estas vinculaciones tienen costes adicionales, como la contratación de un seguro, deberemos calcular si nos sale a cuenta o no esta rebaja.

Para verlo de manera más clara supongamos que en nuestro crédito de 10.000 euros al 8 % a devolver en 60 meses nos ofrecen una rebaja del 1 % en los intereses si abrimos una cuenta con la entidad y domiciliamos nuestra nómina y dos recibos. Al contratar esta vinculación gratuita nuestro crédito sería al 7 % por lo que pagaríamos un total de 11.880 euros, lo que se traduce en un ahorro de 285 euros frente al mismo crédito, pero con un 8 % de interés.
En conclusión, si pudiésemos aplicar estos trucos a la vez, en vez de tener un crédito de 10.000 euros al 8 % y un plazo de 60 meses, tendríamos un préstamo de 10.000 euros al 7 % gracias al descuento de la vinculación y con un plazo de reembolso de 36 meses, por lo que podríamos ahorrar un total de 1.050 euros en los intereses de nuestro crédito.