arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

teletrabajo

Los españoles consideran que la Administración Pública (37%), las grandes corporaciones (25%) y las startups (23%) son las empresas que más permiten conciliar

La rigidez de horarios, lo que más odian los españoles del mundo laboral, por encima de la precariedad salarial

Madrid, 23 de marzo de 2017. Conciliación y preferencias laborales, dos aspectos que sin duda generan debate social. Y es que lo que más odian los españoles en el mundo laboral es la rigidez de horarios (76%), seguido de la precariedad salarial (65%) y las pocas posibilidades de crecimiento personal (55%), según revela una encuesta realizada por Wave Application, una startup española que apuesta por un modelo laboral disruptivo.

Respecto a este punto, los españoles manifiestan que lo que más valorarían es la posibilidad de tener horarios flexibles (76%), teletrabajar cuando lo necesiten (60%) y trabajar por objetivos frente al trabajo presencial (50%). “Aunque la realidad es que en un país donde el ‘presentismo’ es aún un mal endémico del mundo empresarial, estos conceptos difícilmente se ven aplicables y lograr una conciliación real parece una quimera. Sin embargo hay muchas vías que se pueden explorar en las empresas” señala Luis Gelado, founder & COO de Wave. “Las empresas jóvenes estamos demostrando que se puede innovar, que hay que confiar en los empleados y fomentar la meritocracia. Fórmulas como el teletrabajo son sencillas de implantar y generan un ahorro de un 35% aproximado en costes además de incrementar la productividad entre un 15 y un 30%”, apunta Gelado. “Nosotros en Wave siempre hemos estado muy convencidos de que un trabajador contento es un trabajador productivo y ahorrar desplazamientos innecesarios es bueno para las dos partes”, continua Gelado.

¿Qué empresas fomentan más la conciliación, según los españoles?

España es uno de los países que menos flexibilidad laboral ofrece, según un informe del Instituto de Política Familiar (IPF). Además el CIS revelaba que el 45% de los trabajadores en España encuentra dificultades para conciliar su vida personal y profesional.

Ante la pregunta de qué empresa consideran que permite una mayor conciliación, un 37% de los españoles considera que es la Administración Pública la que más lo fomenta, seguido de las grandes corporaciones (25%) y startups (23%). A la zaga van las PYMEs (10%) y autónomos o emprendedores (5%). “Sin embargo, los datos revelan que, en el caso de los españoles que actualmente trabajan en una startup, son éstas las que ofrecen una mayor conciliación (64%) a sus empleados”, apunta Gelado.

Según datos del INE sólo el 27% del global de las empresas en España permiten el teletrabajo frente a la media europea, que está en un 35%, y la americana de un 56%. Sin embargo, como demuestra el estudio de Wave, los españoles valoran mucho esta fórmula. Concretamente consideran que los principales beneficios que les aporta es poder trabajar en cualquier lugar del mundo (76%), más facilidades para formar una familia (73%) – un 80%, en el caso de las mujeres y un 86% de los encuestados de 30 a 50 años- y poder dedicar más tiempo a formación y desarrollo personal (50%).

Acerca de Wave Application

Wave es la aplicación multiplataforma gratuita de creación española –disponible actualmente en dispositivos iOS y Android – que permite de forma sencilla, eficiente y efectiva localizar y quedar con contactos en tiempo real, a través de un mapa privado y por un tiempo limitado. La compañía fue fundada a principios de 2014 por los emprendedores Manuel De La Esperanza (CEO) y Luis Gelado (COO), a los que posteriormente se unió Pablo Clemente (CTO). La app tiene uso activo diario en más de 150 países, especialmente en España, Colombia, México, India, Chile, Argentina, Perú y USA. Actualmente cuenta con 7MM de usuarios registrados, más de 7,5MM descargas, 1,6MM usuarios activos mensuales, más de 250.000 nuevos usuarios semanales.

Prueba Wave – Descarga

huawei negro

Esta nueva convocatoria se incluye en el programa ‘Breakthrough to ICT Engineering’, que forma parte de la estrategia de atracción y desarrollo de talento joven de la compañía, ‘Choices and Steps’

Madrid, Marzo de 2017.- Huawei, con el apoyo de la Fundación Universidad-Empresa, ha abierto el plazo de presentación de solicitudes para participar en el programa ‘Breakthrough to ICT Engineering’, a través del que se incorporarán en la multinacional con un contrato indefinido los diez mejores perfiles de Telecomunicaciones que participen en esta convocatoria.

Los interesados deben ser estudiantes que finalicen la carrera de Ingeniería de Telecomunicaciones en junio o que la hayan terminado el pasado verano. Además, no deben tener más de un año y medio de experiencia previa en otra empresa. Para optar a una de las plazas es necesario enviar el CV al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Atracción y desarrollo de talento joven
Con el fin de captar y desarrollar el mejor talento joven, Huawei ha diseñado ‘Breakthrough to ICT Engineering’, su programa de High Potential, enfocado a perfiles técnicos que tendrán un plan de carrera dentro de la unidad de negocio de Carrier de la compañía. Este proyecto forma parte de la estrategia de atracción y desarrollo de talento joven de la compañía en España, ‘Choices and Steps’, una iniciativa cuyo objetivo es fomentar las capacidades de los jóvenes que demuestren una actitud y esfuerzo diferenciales para así convertirse en una cantera de talento para la compañía.

En el marco de ‘Choices and Steps’, a lo largo del curso escolar, Huawei España convocará 40 plazas de prácticas para estudiantes universitarios a falta del TFG y recién titulados en Grado en Tecnologías de Telecomunicación, Grado en Ingeniería en Sistemas de Telecomunicación, Grado en Ingeniería en Informática, Grado en Marketing y Dirección Comercial, Máster en Ingeniería de Telecomunicación y Máster en Marketing. Las cualidades necesarias para optar a las prácticas son pasión por la tecnología, flexibilidad capacidad de trabajar en equipo, capacidad de comunicación y nivel de inglés B2.

La FUE, que apoya este programa, ofrece más de 4.000 prácticas de calidad al año a nivel nacional. Desde hace más de 40, su principal objetivo es generar y supervisar que estos programas sean de larga duración, con formación y tutorización personalizada. Todo ello para fomentar la inserción laboral de los jóvenes, algo que en la mayoría de los casos se acaba logrando: el 80% de los estudiantes en prácticas de la FUE encuentran un trabajo en la misma compañía o dentro del sector al finalizar su programa.

Sobre la FUE
La FUE nació en 1973 convirtiéndose en un modelo de cooperación y transferencia de conocimiento entre la Universidad y la Empresa. Todas las iniciativas planteadas desde la FUE se basan en el Deep Linking, entendido como la evolución del networking y basado en el proceso de escuchar, entender y proponer que supone un cambio de actitud a la hora de actuar y relacionarse con los demás. Una propuesta pretende ir más allá de la obtención de resultados a corto plazo, centrada en los conceptos de integrar, aportar y compartir y establecer enlaces profundos.

Sobre Huawei
Huawei es proveedor líder global de soluciones de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Gracias a nuestra dedicación centrada en el cliente y a una potente red de socios de negocio, ofrecemos soluciones extremo a extremo en redes de telecomunicaciones, terminales y Cloud Computing. Creamos el máximo valor añadido para las operadoras de telecomunicaciones, empresas y usuarios, proporcionando soluciones y servicios competitivos y de alto valor añadido. Nuestros productos y soluciones se comercializan en más de 170 países, dando servicio a más de un tercio de la población mundial. Para más información, visite Huawei online.

 

 

fue

adecco fundacion

El desempleo de larga duración ayuda a acentuar trastornos como la  depresión.

Así se desprende del estudio “Un empleo contra la exclusión” realizado por la Fundación Adecco a 1.000 personas en riesgo de exclusión sociolaboral debido a circunstancias como la edad o la discapacidad. Todas ellas con un denominador común: el desempleo de larga duración.

En esta línea, un 71% de los encuestados afirma que el acceso a un puesto de trabajo les ha ayudado a mejorar su autoestima y su salud emocional. Un 65% también asegura haber mejorado sus relaciones con familiares y amigos.

Sin embargo, un 45% de los encuestados con empleo afirma que su retribución bruta anual es inferior a 10.000 euros. Un 32% asegura que sus ingresos brutos anuales oscilan entre los 10.000 y 15.000 euros.
En la actualidad, un 28,6% de los españoles (13.334.573) está en riesgo de pobreza y exclusión social según el último Informe sobre el Estado de la Pobreza presentado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión (EAPN).

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “el desempleo de larga duración puede derivar en el autoestigma, haciendo que las personas en esta situación se retraigan en sus relaciones familiares y sociales y entren en una espiral de aislamiento cada vez más profunda. Desde nuestras oficinas, asistimos diariamente a casos de personas que se encontraban muy abatidas y en grave riesgo de exclusión, pero que han logrado superarla gracias al empleo”.


La Fundación Adecco propone 18 medidas sociales, educativas, formativas y laborales que pueden contribuir a hacer frente a la exclusión social  en España.

Madrid, 26 de enero de 2017.- A pesar de que los últimos datos presentados en la Encuesta de Población Activa (EPA) esta mañana reflejan un descenso en la tasa de paro de un 2,26% respecto al mismo periodo el año anterior y de la reactivación general de la economía española en el último trimestre del año 2016, no podemos obviar que casi 3 de cada 10 españoles (28,6%) sigue encontrándose en riesgo de pobreza y exclusión social, según se desprende del último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión (EAPN) y el indicador AROPE.

Asimismo, el Informe de Riesgos Globales 2017 presentado por el Foro Económico Mundial (WEF) la semana pasada en Davos, destaca entre otras variables la exclusión social y las desigualdades económicas en sociedades avanzadas como principales riesgos para la economía mundial en 2017, incidiendo especialmente en el desempleo y el empleo precario.  

Este último dato se ha convertido en un tema central del debate social y político tras la crisis económica en España que, en un periodo de recuperación de los niveles de empleo, pone sobre la mesa otra problemática que se viene observando desde el año 2014 con un incremento del porcentaje de trabajadores en situación de pobreza.  

Son muchas, y muy diversas, las circunstancias que motivan el riesgo de exclusión social, sin embargo, en la mayoría de los casos hallamos un denominador común: el desempleo de larga duración. Una situación que puede llegar a afectar a muchas personas en un momento determinado de su vida, bien por la coyuntura económica u otras circunstancias personales.

Con el objetivo de proporcionar visibilidad a aquellas personas en situación de exclusión social en España, analizamos cómo impacta el empleo en sus vidas. Para ello la Fundación Adecco ha realizado una encuesta a 1.000 personas en riesgo de exclusión social.  
   
El empleo no sólo impacta en el bolsillo
Aunque los últimos datos de la Encuesta de Morbilidad Hospitalaria del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que en 2015 un 9,7% de las estancias hospitalarias estuvieron motivadas por trastornos mentales, dos puntos porcentuales menos que en el año 2000 (11,8%), lo cierto es que la crisis económica, que dio comienzo en 2007, ha acentuado trastornos como la ansiedad o la depresión, especialmente entre personas más vulnerables a la exclusión social. Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “en nuestro día a día hemos comprobado cómo el acceso a un puesto de trabajo es la mejor medicina para combatir estos estados: hace que nos sintamos útiles, incrementemos nuestra autoestima y nos sintamos más seguros en nuestras relaciones interpersonales, teniendo un impacto directo en nuestra calidad de vida global. El fortalecimiento del mercado laboral también está contribuyendo a reducir situaciones en las que muchas personas silenciaban un estado de depresión o ansiedad para evitar ser estigmatizadas en su puesto de trabajo o evitar una baja laboral que hiciera peligrar su puesto de trabajo”.

En la misma línea, Mesonero destaca que “el desempleo de larga duración puede derivar en el autoestigma, haciendo que las personas en esta situación se retraigan en sus relaciones familiares y sociales y entren en una espiral de aislamiento cada vez más profunda. Desde nuestras oficinas, asistimos diariamente a casos de personas que se encontraban muy abatidas y en grave riesgo de exclusión, pero que han logrado superarla gracias al empleo”.

Los resultados de la presente encuesta apoyan esta realidad: el 65% de las personas encuestadas en riesgo de exclusión y con empleo asegura que el trabajo les ha ayudado a mejorar sus relaciones sociales con familiares y amigos, a los que antes evitaban.

“En muchos casos las personas en riesgo de exclusión llegan a sentir pudor a la hora de hablar de su situación y ello les lleva a no pedir ayuda y a esconderse. Una vez encuentran trabajo se sienten autónomos, seguros de sí mismos y pueden reconducir sus vidas”, recalca  Francisco Mesonero.

Relacionado con esto último, un 25% asegura también haber incrementado su nivel de consumo de actividades de ocio y entretenimiento como: restaurantes (60%), cine (42%), viajes (40%), deportes (40%), actividades culturales (17%) o actividades al aire libre (35%).

En esta misma línea nos encontramos con un dato importante, un 71% de los encuestados afirma que el acceso a un puesto de trabajo les ha ayudado a mejorar su autoestima y su salud emocional. Lo que demuestra que el empleo no solo es una vía de ingresos económicos, sino que brinda la posibilidad de desarrollar capacidades y habilidades que les lleva a asumir responsabilidades, tomar decisiones e incrementar la autoestima de la persona.

Atendiendo a las responsabilidades, un 58% de los encuestados afirma que la disponibilidad de un puesto de trabajo le ha permitido hacer frente a gastos básicos que antes no podía asumir como los derivados de la alimentación y los suministros básicos (agua, gas, luz, etc.). En la siguiente tabla podemos observar el grado de dificultad con el que las personas en riesgo de exclusión social hacían frente a los gastos propios de un hogar antes de encontrar un empleo y también, una vez lo han encontrado.

La precariedad: una barrera para superar la exclusión
El 30% de las personas encuestadas en este estudio declara tener, en la actualidad, un puesto de trabajo. Sin embargo, se mantienen en una situación de especial vulnerabilidad como consecuencia de su situación laboral ocasionada por la parcialidad de la jornada laboral y los bajos salarios principalmente.

Esto quiere decir que, aunque el empleo es una de las grandes herramientas para poner freno a la exclusión, no siempre hace que se salga de una situación de vulnerabilidad social. En este sentido, el 76% de los encuestados con empleo, afirma ganar menos de 15.000 euros brutos anuales. En concreto, un 45% de las personas encuestadas en riesgo de exclusión sociolaboral con empleo asegura que no supera los 10.000 euros brutos anuales, y un 60% de ellas afirma que al menos una persona depende de sus ingresos. Si comparamos esta situación con el umbral de riesgo de pobreza (Encuesta de Condiciones de Vida del INE), se observa como en muchos casos trabajar no les permite superar una situación de exclusión social.   

A pesar de esta situación, Begoña Bravo, consultora de selección de la Fundación Adecco, afirma que: “para una persona en riesgo de exclusión y parada de larga duración encontrar un empleo, aunque sea a jornada parcial, le ayuda a empoderarse, a continuar formándose, a adquirir nuevas habilidades y mejorar su autoestima. En definitiva, le ayuda a recuperar la ilusión y la motivación necesaria para buscar un empleo en mejores condiciones en el medio plazo o mejorar el actual. Necesita salir de una situación de bloqueo que le impide tomar decisiones. Un empleo, sea de jornada parcial o completa, se convierte en la mejor herramienta para ello”.  

Medidas para poner freno a la exclusión sociolaboral

A la luz de los resultados obtenidos, podemos afirmar que la apuesta por el empleo, junto con la mejora de las condiciones laborales, son ámbitos que deben abordarse en 2017 para reducir el riesgo de la exclusión social. Sin embargo, desde Fundación Adecco proponemos otras medidas para favorecer la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión social de manera sostenible en el tiempo. Estas medidas las planteamos desde el conocimiento y la experiencia que, desde hace 18 años, hemos acumulado fruto de la atención a personas en situación de especial vulnerabilidad.

Medida 1. Hacer frente a la exclusión heredada.
Apoyando y fomentando la educación, formación y empleabilidad futura de niños y jóvenes en riesgo de exclusión social por circunstancias familiares complejas.

Medida 2. Hacer frente a situaciones de discriminación o bullying en la etapa educativa.
De esta forma se favorecerá la eliminación de prejuicios y estereotipos que estigmatizan a las personas en riesgo de exclusión, especialmente durante la infancia y la adolescencia. En este sentido, no podemos olvidar que si un alumno está excluido socialmente por circunstancias familiares (desempleo, inmigración, etc.), tendrá más posibilidades de sufrir acoso escolar. Un acoso que puede tener importantes consecuencias en su desarrollo vital como por ejemplo, abandono escolar temprano.

Medida 3. Educar en materia laboral desde edades tempranas.
El desconocimiento del mercado laboral condiciona la toma de decisiones de manera responsable y adecuada de acuerdo a la vocación profesional pero también en concordancia on la demanda del mercado laboral en el medio plazo. En este sentido, en la actualidad existe una gran brecha entre las titulaciones y el perfil profesional que demanda el mercado y la realidad de lo que este ofrece, por lo que una educación adecuada y el acceso a la información son cruciales para conocer las demandas de perfiles profesionales del tejido empresarial.

Medida 4. Prevenir el abandono escolar.
Es importante concienciar al entorno familiar y a los propios estudiantes de la importancia de prepararse para competir en el mercado laboral en igualdad de condiciones.   

Medida 5. Incentivar el acceso de jóvenes vulnerables a estudios superiores.
De esta manera podrán estar preparados para las nuevas necesidades que demanda el mercado laboral.

Medida 6. Fomentar el empleo juvenil y favorecer su transición al mercado laboral.
En la actualidad nos encontramos con las generaciones de jóvenes mejor preparadas de nuestra historia. Una situación que contrasta con las elevadas tasas de desempleo juvenil. Debemos aprovechar este talento y favorecer un entorno laboral en el que los jóvenes tengan empleo. De no ser así y teniendo en cuenta las elevadas tasas de envejecimiento de la población (en 2016 ha alcanzado un nuevo máximo histórico, 116%), esta situación tendrá importantes consecuencias en la sostenibilidad de nuestro sistema.

Medida 7. Sensibilizar al tejido empresarial de apostar por un modelo de selección sin etiquetas.
Poniendo en valor las competencias, actitudes, motivaciones y compromisos que a la hora de trabajar aportan personas con discapacidad, personas mayores de 45 años parados de larga duración, mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de violencia de género y otras personas en riesgo de exclusión. En definitiva es necesario que las empresas apuesten por un modelo de selección por competencias y que se eliminen las etiquetas o prejuicios como criterios de evaluación en recursos humanos.

Medida 8. Concienciar a la sociedad para romper la barrera de los prejuicios.
Etiquetas como la edad o la discapacidad pueden dejar fuera del mercado laboral a grandes profesionales. Es una pérdida de talento y un factor claro de discriminación y exclusión laboral. Es básico concienciar a la sociedad para eliminar los prejuicios y estereotipos sociales que limitan a miles de trabajadores con gran talento en nuestro país.       

Medida 9. La oportunidad de una segunda oportunidad.
Concienciar a la sociedad sobre el excepcional trabajo de reinserción sociolaboral que se lleva a cabo con grupos de personas estigmatizadas como prostitutas, reclusos, ex reclusos, drogodependientes o ex drogodependientes y otros trastornos adictivos en proceso de rehabilitación, etc. Este trabajo de reinserción solo se completará ofreciéndoles una oportunidad laboral que les permita dotar de estabilidad a sus vidas.

Medida 10. Formar a la sociedad para el futuro laboral.
Para que la sociedad española sea competitiva se debe estimular la formación continua durante la etapa laboral y profesional, adelantándonos a los nuevos retos que presenta el mercado laboral.

Medida 11. Crear condiciones que favorezcan el autoempleo y el emprendimiento.
La opción de emprender un proyecto profesional es una alternativa para las personas paradas de larga duración, afectados por la crisis y/o en riesgo de exclusión social. Para que esto se produzca es necesario ofrecer el conocimiento, los recursos y las herramientas necesarias para capacitar a los futuros empresarios. Igualmente, se debe crear el marco adecuado para incentivar la creación de nuevas empresas.  

Medida 12. Hacer frente a la brecha digital.
El mercado laboral ha evolucionado mucho en los últimos años, también las técnicas de búsqueda de empleo. Por ejemplo, en la actualidad un 83% de la población adulta utiliza las Redes Sociales para buscar empleo según un informe de Adecco e Infoempleo publicado el año pasado. Ahora bien, las personas en riesgo de exclusión social y/o con escasos recursos económicos tienen dificultades para acceder a estas nuevas tecnologías que facilitan el acceso a un puesto de trabajo.  

Medida 13. Estimular la incorporación al mercado laboral de sectores tradicionalmente más inactivos.
Mediante programas de orientación laboral que les permite conocer y poner en valor sus habilidades y capacidades profesionales así como, los recursos y herramientas con más potencial en la búsqueda de un puesto de trabajo.

Medida 14. Orientación a las empresas.
Para que conozcan las bonificaciones de cara a la contratación de personas con certificado de exclusión social y/o certificado de discapacidad.

Medida 15. Revisar la política de prestaciones para hacer frente a la inactividad permanente.
Aunque las prestaciones del Estado son necesarias para garantizar unos ingresos mínimos, es necesario revisar la política de prestaciones para evitar que en grupos de población en riesgo de exclusión se produzca un estado de inactividad permanente.

Medida 16. Favorecer medidas de conciliación que apoyen a mujeres en riesgo de exclusión y que también, apuesten por la familia como estructura social que ayuda a hacer frente a situaciones de vulnerabilidad.

Estas medidas permiten que mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de violencia de género puedan adaptar sus circunstancias personales al entorno laboral. Medidas como horarios flexibles, prestaciones de maternidad y otros subsidios pueden garantizarles la posibilidad de compaginar un empleo y tener independencia económica con el cuidado de familiares.

Medida 17. Promover políticas que incidan en un estilo de vida saludable.
Desde edades tempranas pero especialmente entre personas mayores de 45 años y en el ecuador de su vida laboral con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Medida 18. Trasladar una visión positiva del empleo a través de los medios de comunicación.
Para salir del ciclo de exclusión sociolaboral es muy importante rescatar a los parados de larga duración de la situación de desmotivación y negatividad que existe en torno al mercado laboral en España. El mensaje negativo les acomoda en la idea de que es imposible encontrar un empleo.

Historias que ayudan a no rendirse

Fausto Guerrero Gómez, 41 años
Tras diez años  trabajando en la misma empresa, Fausto Guerrero Gómez se quedó sin trabajo. Una situación difícil que se agravaba aún más si tenemos en cuenta que Fausto tiene dos hijos y en aquellos momentos una hipoteca a la que hacer frente. La falta de trabajo le impedía pagar la hipoteca por lo que acabó perdiendo la casa en la que vivía junto a su familia.  

Tras tres años en el paro y gracias a un programa de integración laboral, Fausto ha conseguido integrarse de nuevo al mercado laboral como operario de mantenimiento en un colegio de Madrid. “Encontrar un empleo fue fundamental para mí ya que me permite sacar adelante a mi familia y afrontar los gastos del hogar”, afirma Fausto.

Aunque en la actualidad el acceso a un puesto de trabajo le permite salir adelante, Fausto reclama mayores facilidades de acceso a formaciones que permitan a personas con escasos recursos económicos empoderarse y prepararse para las demandas del mercado laboral. Igualmente, pide una mayor sensibilización para que personas que han pasado la barrera de los 40 años no vean limitado su acceso al mercado laboral por una cuestión como la edad.

José Luis Cuerva Brasero, 51 años
José Luis no lo ha tenido fácil en los últimos años. Tiene el certificado de discapacidad y el de exclusión social, y además, tiene 51 años. Tras tres años en Suecia y veinte en Alemania, donde se sacó el título homologado en carpintería por la cámara de comercio de Hamburgo, en 2007 regresó a España con apenas 5.000€ en el bolsillo. Tras llamar a muchas puertas, el ansiado puesto de trabajo no llegó. La crisis ya estaba instalada en nuestro país.

Estuvo viviendo en la calle y en albergues, pero gracias a la labor de los comedores sociales y del tejido asociativo ha conseguido salir adelante. Tras una vida laboral en la que ha trabajado como camarero, mecánico de precisión, pintor y con tres idiomas en su haber (sueco, alemán y español), desde el pasado mes de noviembre trabaja en el Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez – Madrid Barajas recogiendo y colocando los carros de las maletas que los pasajeros utilizan en sus traslados en el aeropuerto.

“Tener un trabajo me da la valentía de levantarme cada día y luchar. Llegar a casa cansado tras un duro día de trabajo es una fortuna. El trabajo no es sólo bueno por el salario, al menos en mi caso, me ayuda a incrementar mi autoestima y a relacionarme con mis compañeros día a día. Dicen que soy un gran trabajador, de los mejores”.

Al igual que Fausto, José Luis pide más facilidades para acceder a un puesto de trabajo, especialmente para mayores de 45 años. Para José Luis, la edad ha supuesto una gran barrera. Con el punto de mira puesto en su trabajo actual, José Luis piensa en seguir trabajando para mejorar su situación y en ayudar a otras personas que como él, no tienen fácil encontrar un puesto de trabajo. “Si con mi testimonio ayudo a otras personas, bienvenido sea”, asegura.

Sobre Fundación Adecco

Constituida en julio de 1999, la Fundación Adecco es fruto de la Responsabilidad Social Corporativa que asume el Grupo Adecco como líder mundial en la gestión de los Recursos humanos. Su principal objetivo es la inserción en el mercado laboral de aquellas personas que, por sus circunstancias personales, encuentran más dificultades a la hora de encontrar un puesto de trabajo. El año pasado, la Fundación Adecco logró general 6.367 puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión social y laboral:

- Personas con discapacidad
- Mayores de 45 años parados de larga duración
- Mujeres con responsabilidades familiares no compartidas o víctimas de violencia de género
- Otros grupos en riesgo de exclusión social

Sigue toda la actualidad de la Fundación Adecco en: http://www.adecco.com

asesco

El 78% de los trabajadores españoles están descontentos con su trabajo.

Adentrados en el nuevo año, la resaca de nuevos propósitos y propuestas por cumplir para conseguir nuestra felicidad se va reduciendo, introduciéndonos en la rutina diaria. Esta rutina muchas veces no nos gusta, pero no somos capaces de cambiarla, adaptándonos a la situación negativa que vivimos y creando en nosotros una sensación de insatisfacción que acabamos aceptando. “Esta actitud es un grave error, asumir nuestra situación, aunque nos desagrade, provoca en nosotros un estado continuo de infelicidad, no sólo a nivel laboral, sino en nuestra vida en general”. Afirma José Miguel Gil, Presidente de ASESCO (Asociación Española de Coaching).

Según un estudio sobre el  Índice de Felicidad Organizacional, realizado a seis países por Trabajando.com-Universia, People First y Reputación e Innovación, el 78% de los trabajadores españoles, están descontentos con su trabajo. Si comparamos los resultado por países,  los colombianos se sitúan a la cabeza de empleados felices, con un 42%, seguidos por Chile y México con un 39%, Perú con un 35%, hasta llegar al 24% en Argentian y, como útlimo puesto, el  22% de empleados felices es para España.

Escasez  en ofertas laborales, frustración profesional, contratos precarios, estrés y presión laboral, responsabilidades familiares y económicas, etc, muchos son los factores que hacen que nos adaptemos a nuestra situación de insatisfacción, situación que adminten 2 de cada 10 españoles. Pero el cambio muchas veces es posible y nuestra felicidad también.  Otro estudio del Foro Económico Mundial, basado en el Barómetro Endred-Ipsos indicaba que España,Reino Unido y Estados Unidos, caracterizaban sus lugares de trabajo por una falta de emoción.

Síntomas de Alarma

FRUSTRACIÓN: Percibir con frustración, que realmente no vas a tener posibilidad de crecer o promociona en el trabajo y eso te genera malestar.

AISLAMIENTO: Sentirnos aislados dentro del trabajo y en relación con los propios compañeros o no tener sensación de formar parte de la propia empresa en la que trabajamos.

INJUSTICIA. Las injusticias profesionales, el maltrato laboral son situaciones conflictivas que se mantienen de forma continua y casi en el día a día.

FALTA DE COMUNICACIÓN. La falta de comunicación o la comunicación deficiente dentro de la empresa u organización, se traduce en errores y frecuentes retrasos en los procesos de trabajo.

¿Qué opciones de cambio existen? Flexiworking. presencialismo, teletrabajo, etc, hay muchas opciones, pero no siempre se adaptan a las necesidades de los trabajadores, ni se implantan en las empresas. Los datos lo demuestran, ya que sólo 1 de cada 10 españoles teletrabaja y únicamente un 2´6% admite haber trabajado desde casa alguna vez.  “Levantarse el lunes y desear que sea viernes, puede ser sin duda uno de los síntomas que más claramente nos pueden indicar que estamos “quemados” y que hemos de replantearnos un cambio”. Afirma José Miguel Gil, Presidente de ASESCO.

Dar el paso para el cambio es posible
Para el trabajador si se tiene  la posibilidad de cambiarlo es sencillo, pero el asunto se complica cuando la precariedad laboral o la incertidumbre profesional nos hace “apalancarnos” en nuestro puesto y no nos permite cambiar. En este caso es importante trabajar para “aceptar” la situación y tratar de buscar nuevas motivaciones. En esta búsqueda el coaching es muy positivo para encontrar ese empuje y motivación personal para dar el paso, ayudando a buscar posibles cambios. Porque la felicidad no es estar permanentemente felices, sino es llegar a conseguir gestionar las emociones (tristeza,  dolor o frustración).

El cambio en el empresario se tiene que plantear de forma distinta. Un empresario quiere tener rentabilidad en el desarrollo de su empresa, y para ello necesita empleados productivos. Se es más productivo cuando una persona es feliz y crear la felicidad laboral es posible. ¿Cómo hacerlo? El coaching y las 7 claves básicas para fomentar la felicidad laboral:

1. Flexiworking, presencialismo, teletrabajo, etc. En definitiva, facilitar la conciliación de la vida personal y profesional ajustando las necesidades especiales de los trabajadores.

2. Aumentar las medidas sociales, como guarderías en el lugar de trabajo, seguros médicos, etc.

3. Entorno laboral agradable. Para conseguir potenciar la creatividad y desarrollo del empleado es importante crear un entorno adecuado ( luminosidad, plantas, colores neutros y relajantes, silencio como forma de concentración y salud como objetivo).

4. Autonomía para el empleado.  El control extremo reduce la madurez laboral, haciendo que la responsabilidad en el empleado disminuya enormemente.  

5. Eliminar la presencia del llamado "barro tóxico: Es básico poner freno a las culpabilizaciones, comentarios negativos, críticas, etc. Si  esto se logra, la culpa se disipa y la productividad aumenta.

6. Punto final al mobbing. Es clave saber identificarlo. Acoso a un compañero a través de rumores, mentiras o aislamientos, son algunos de los síntomas. La diferencia de las personas en los equipos ayuda a potenciar la creatividad.    

7. Escuchar al empleado.  Los jefes en la mayoría de los casos, son la causa del abandono de la empresa por parte de los trabajadores. Escuchar al empleado e intentar facilitar sus necesidades y deseos, es importante para aumentar su grado de felicidad.

“El coaching puede ayudar al empresario a superar esas posibles barreras personales o profesionales que se puede encontrar a la hora de intentar introducir cambios en la gestión de la empresa orientados a la introducción de políticas o prácticas que faciliten la felicidad en el trabajo”. Concluye José Miguel Gil.

Asesco, Asociación Española de Coaching. ASESCO es la Asociación Española de Coaching, quienes profesionalizan esta disciplina clave en la vida de todos nosotros. En el coaching la palabra “auto” es básica: autocontrol, autoconocimiento y autogestión. ”El coaching pone las guías, pero es cada uno el que  toma las riendas para resolver sus problemas y así encontrar el camino”. José Miguel Gil Presidente de ASESCO. El coaching ayuda a comprendernos y gracias a eso, resolvemos nuestros problemas y dudas de forma personalizada. No todo el mundo necesita el mismo proceso y la misma receta para superar sus problemas. El coaching se adapta a cada uno, es una ayuda a medida.

aussieyoutoo

Desdel 2015, más de 3.200 españoles han viajado a Australia con permiso de estudiante,
El gobierno de Australia autoriza a más del 99% de los visados de estudiante que son solicitados por españoles.
En los últimos 7 años, el número de visados de estudiante para jóvenes de nacionalidad española se ha incrementado en un 188%.

Barcelona, 2 de enero de 2017. Australia es el destino preferido de nuestros jóvenes para aprender inglés. Según las últimas cifras oficiales publicadas por el gobierno australiano, España fue el país de la Unión Europea que más visados de estudiante solicitó -y obtuvo- en el pasado año 2016 para viajar al país de la Commonwealth. La cifra, producto de la actual perspectiva socioeconómica de la Península, supone un incremento del 31,4% respecto al 2015.

Así, según los datos que ha hecho públicos el Departamento de Inmigración de Australia, en el periodo 2015-2016 se han concedido más de 3.200 visados de estudiante a jóvenes españoles. En el estudio no se incluyen los numerosos alumnos que viajan para realizar cursos de menos de tres meses de duración, ni los que obtienen el conocido visado Work and Holiday que se utiliza para estancias máximas de un año.

AUssieYouTOO, una red de apoyo online que ya ha asesorado y acompañado de forma gratuita a más de 2.700 españoles en su aventura por Australia, ha visto incrementada su actividad en un 35% en el 2016 y prevé tutelar a más de 1.200 estudiantes en el ejercicio 2017. La empresa hoy acumula más de 5 años de experiencia en el sector de la educación en Australia.

Con más de 400.000 estudiantes extranjeros que residen en el país, Australia se ha consolidado como la alternativa preferida de los jóvenes que quieren vivir una gran experiencia internacional y al mismo tiempo estudiar inglés, postgrados y cursos de formación profesional.

En palabras de Marta Caparrós, directora general de AUssieYouTOO, “actualmente, una de cada tres ofertas de trabajo en España requiere un buen dominio del inglés. En este contexto, Australia se ha convertido en un destino ideal para los jóvenes españoles pues el visado de estudiante permite que el desplazado tenga la posibilidad de trabajar”.

“La tasa de desempleo allí es de solo el 5.6%, la calidad de vida es alta, la educación está al más alto nivel y el entorno es incomparable. No es casualidad que un 35% de nuestros estOOdiantes decida renovar sus visados y extender su estancia”, asegura Marta Caparrós.

Según una encuesta realizada entre los usuarios de AUssieYouTOO, el salario medio de un estudiante extranjero en Australia oscila entre 18 y 22 dólares australianos/hora (32$ en algunos casos). El salario mínimo equivale a más de 1.800€ mensuales.

La llegada de estudiantes extranjeros a Australia es desde hace varios años la segunda fuente de ingresos del país y por ello el gobierno refuerza con sus políticas todos los ámbitos de la educación. Los centros educativos, públicos y privados, ponen al alcance de los alumnos una oferta amplia, a precios muy competitivos, de cursos de gran calidad, y a los mejores profesores y expertos en todo tipo de materias.

Acerca de AUssieYouTOO

AUssieYouTOO es el primer grupo de apoyo online que presta servicios gratuitos de asesoría a los españoles que quieren vivir, trabajar y estudiar en Australia. Fundado en el 2012 por una española en Australia, AUssieYouTOO asesora a uno de cada cuatro españoles que viajan a este país con visado de estudiante. Actualmente, la empresa ha prestado sus servicios a más de 2.700 españoles.

AUssieYouTOO centra su propuesta de valor en una extensa red de jóvenes COOlaboradores que desde Australia tienen la misión y la labor de dar apoyo en el destino a los recién llegados. Con su ayuda hacen más fácil al recién llegado tareas como la apertura de una cuenta bancaria, la compra de la tarjeta SIM para el teléfono móvil y asesoramiento en la búsqueda de alojamiento y empleo, entre otras.