arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

ai3

Las ratios de calidad de R se han visto afectadas por su asociación con ORANGE, un operador que siempre obtuvo mediciones de calidad mucho peores. Es lo que cabe deducirse de la avería masiva que soportaron los clientes de R las pasadas navidades en Galicia, ya que su servicio móvil se presta a través de la infraestructura de ORANGE.

Recientemente, la Asociación de Internautas (AI), la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES) y la Unión de Consumidores de Galicia (UCGAL) compartieron una reflexión sobre el incremento de precios de hasta casi el 5,5% que ORANGE llevó a cabo sobre los anunciados a finales de noviembre para su producto convergente LOVE. A juicio de las asociaciones esta modificación unilateral del precio representa una falta de respeto a los usuarios que hayan procedido a su contratación bajo unas condiciones, amén de la potencial vulneración de la legislación vigente.

Al hilo de esta denuncia, la UCGAL dio cuenta de la avería masiva que afecto a las comunicaciones móviles de R durante las fechas navideñas. Una avería que ha pasado desapercibida en los medios nacionales.

Este hecho, junto con el incremento de los precios de ORANGE, inspira este artículo en el que ADECES y AI, examinan el resultado de la simbiosis entre R y ORANGE, creada a partir de la compra de R por EUSKALTEL. Hasta ese momento, la prestación del servicio móvil para R corría por cuenta de VODAFONE.

El examen de esta asociación lleva inevitablemente a comprobar los datos de calidad de R y ORANGE a lo largo del tiempo. La evaluación de la calidad que desde hace años realizan diversas asociaciones1 de usuarios con datos propios o con los de los propios operadores facilitan esa investigación.

Esos datos ponen de manifiesto que la asociación entre ambos operadores podía tener efectos sobre la calidad: la indigestión de R (por una asociación que deberá digerir) y el empacho de ORANGE (por ofertar su red a tantos operadores, casi tres de cada 4 OMVs). Probablemente la mejoría cualitativa que se venía observado en R se ha podido ver truncada por la asociación con ORANGE.

Así es. En 2013 según los citados estudios, R ocupa el quinto y el séptimo puesto en la calidad de Internet y telefonía respectivamente con una nota media de 6,50 y 6,05.

Desde estas posiciones, el operador escala en 2014 dos puestos en cada categoría (tercero en Internet y quinto en telefonía) con una nota media de 8,04 y 7,35 respectivamente.

En 2015, sigue mejorando sus notas (8,25 en Internet y 7,98 en telefonía) ocupando en ambos servicios el tercer puesto.

En estos años, R se sitúa siempre por detrás de MOVISTAR que encabeza las clasificaciones y, en ocasiones, por detrás de ONO, TELECABLE o EUSKALTEL. En su peor momento, sólo superaba a ORANGE.

Sin embargo, si se analizan los datos de calidad de ORANGE durante el mismo periodo, en relación con los mismos servicios, los resultados son decepcionantes. A lo largo de todo ese tiempo, ORANGE siempre ha ocupado el octavo puesto de los ocho operadores que se examinaban. Con notas que van desde el 4,29 en telefonía hasta el 5,79 en Internet.

Con estos mimbres es difícil hacer un cesto. Por otra parte, casar las diferentes culturas empresariales no es un trabajo sencillo.

Si se pone el acento en el servicio móvil (soporte que ORANGE brinda a R) las cosas no podían salir bien, al menos a juzgar por los datos.

Según la Oficina de Atención a los Usuarios de Telecomunicaciones (OAUTEL), los peores datos de reclamaciones sobre acceso a Internet móvil y sobre voz y datos de móvil corresponden a ORANGE, que llega a multiplicar por 5 los de MOVISTAR.

Si nos atenemos a la SETSI en BAM las reclamaciones de ORANGE y EUSKALTEL triplican el porcentaje que presenta YOIGO (0,31%).

Finalmente, en cuanto al caudal de descarga su media se sitúa en el 41,30% de lo que promete. Su peor ratio es de 32,80%.

No resulta extraño, en consecuencia que los operadores fijos puedan verse afectados por las valoraciones de los operadores móviles que les alquilan su red, como ya le ocurre a EUSKALTEL.

Qué fue lo que ocurrió en Galicia en las navidades de 2016 para que miles de clientes de R se quedará sin servicio móvil, el que presta a través de ORANGE.

No hay ninguna circunstancia de fuerza mayor que haya originado la avería. Sólo se sabe que R culpa a otro operador de lo sucedido, VODAFONE, acusándole de que generó un aumento del tráfico, cuestión que las autoridades deberán investigar.

Pero sobre todo, deberá investigarse el dimensionamiento de la infraestructura con el que cuenta un operador o la réplica de la misma que permita mitigar estas eventualidades.

Así mismo, es preciso conocer la capacidad del operador que aloja las redes móviles de R, ORANGE, que como ya se ha dicho, actualmente da servicio a casi tres de cada 4 OMVs.

Por otra parte, es imprescindible que la administración, después de la tramitación del correspondiente expediente imponga las sanciones adecuadas y que R informe de forma transparente del número de usuarios afectados y de las indemnizaciones satisfechas a los mismos, ya que en el día de ayer cuando comenzaron a formalizarse muchos usuarios no conocían los cálculos efectuados por el operador.

Por último, R no debe olvidar que ha habido usuarios que no han podido recuperar el servicio móvil en el tiempo anunciado a través de los medios, porque las intervenciones del operador afectaron a los parámetros técnicos de configuración de distintos terminales, prolongando la incidencia.

1- Observatorio de Calidad/Precio de la Unión de Consumidores, basado en datos oficiales. Estudio de Banda ancha fija y móvil de la Asociación de Internautas, basado en datos oficiales y propios.