arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Dr Julio Ancochea

La octava edición de las Jornadas ‘Avances en EPOC’, organizadas por Boehringer Ingelheim, se ha centrado en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y en la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), dos patologías que representan todo un reto preventivo, terapéutico y asistencial en el Sistema Nacional de Salud

Sant Cugat, 30 de enero 2017.– Boehringer Ingelheim acaba de celebrar la octava edición de Avances en EPOC, que ya se ha convertido en un referente en el que un amplio grupo de neumólogos de toda la geografía nacional debaten sobre los retos neumológicos tanto actuales como futuros en EPOC, una de las enfermedades respiratorias más prevalentes en nuestro país y que resulta muy incapacitante para los pacientes que la sufren. Como novedad de este año, la reunión también ha abordado la Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI), una enfermedad minoritaria e infradiagnosticada que afecta en nuestro país a entre 7.500 y 10.000 personas.

En lo referente a la EPOC, durante la jornada se ha destacado que la última década ha permitido avanzar hacia una aproximación más personalizada del tratamiento. Así, los principales hitos han sido, “por una parte, la aparición de la broncodilatación dual, es decir la asociación de un LAMA y un LABA en un sólo dispositivo para conseguir una mayor broncodilatación, y por otra parte, identificar mejor los pacientes que responden al tratamiento con corticosteroides inhalados, gracias a aspectos como el tipo de inflamación predominante en cada paciente”, afirma el Dr. Marc Miravitlles, neumólogo del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona y uno de los coordinadores científicos de estas jornadas, junto al Dr. Julio Ancochea, jefe de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid. Ahora se cumple un año del lanzamiento en España de Spiolto® Respimat®, “un nuevo broncodilatador dual de administración en una sola dosis diaria que permite conseguir una mayor broncodilatación con un excelente perfil de seguridad. De hecho, constituye la primera línea de tratamiento en un número importante de pacientes con EPOC”, apunta el Dr. Miravitlles. Respecto a los retos terapéuticos del futuro cercano, el especialista comenta que: “necesitamos tratamientos que tengan una base más etiológica y que puedan interferir en los mecanismos de la enfermedad”.

A la hora de hacer referencia a la atención personalizada, el Dr. Antonio Anzueto, neumólogo del Health Science Center de San Antonio (Texas), considera que, “actualmente estamos tratando de identificar marcadores clínicos, así como determinantes biológicos, como mediciones en sangre, que nos ayuden a identificar pacientes que se pueden beneficiar de diferentes tipos de tratamientos. En el futuro, niveles en sangre como el conteo de eosinófilos puede que nos ayuden a decidir qué pacientes obtienen ventaja de medicamentos como los esteroides inhalados”.

Prevención y diagnóstico precoz de la EPOC
La prevención y el diagnóstico precoz de la EPOC han sido históricamente tareas pendientes para seguir mejorando los resultados en EPOC, si bien el Dr. Anzueto, valora que “en cuanto a prevención, la implementación de medidas que han limitado el consumo de tabaco ha tenido un impacto muy importante, y a la hora de diagnosticar, en la actualidad hay más conciencia de la enfermedad, y la estamos buscando más mediante la realización de espirometría. Sin embargo, existe un gran número de personas en las que el diagnóstico no se establece hasta que la enfermedad está más avanzada, y esto ocurre más en mujeres que en hombres”.

Diagnóstico precoz en FPI: un reto para mejorar el pronóstico de la enfermedad
Hasta hace pocos años, no se contaba con opciones terapéuticas eficaces en FPI, pero la llegada de antifibróticos como nintedanib (OFEV®) ha supuesto que, por primera vez, se frene la progresión de la enfermedad hasta un 50%1,2,3,4 en un amplio perfil de pacientes. “Comienza un futuro de esperanza para los pacientes con FPI, iniciándose el camino hacia una medicina personalizada y una estratificación del tratamiento por biomarcadores clínicos y/o genéticos”, destaca el Dr. Julio Ancochea. Y en este camino, el diagnóstico precoz continúa siendo un reto. “La importancia de un reconocimiento y derivación precoz al neumólogo es un reto para el médico de Atención Primaria. Hay que pensar en FPI para diagnosticar FPI. Un diagnóstico precoz conlleva intervención terapéutica precoz y mejora el pronóstico, por eso es importante identificar a los pacientes (generalmente mayores de 50 años, fumadores o ex fumadores) que presentan los síntomas (disnea de esfuerzo, tos seca) y signos (estertores crepitantes finos basales tipo velcro durante la inspiración, en la auscultación pulmonar, o acropaquia) para que puedan ser derivados precozmente a Neumología”.

Como herramienta diagnóstica, el Dr. Ancochea resalta que, “la auscultación pulmonar sigue siendo extraordinariamente valiosa para el diagnóstico temprano de la FPI”, e incide en la importancia de crear unidades multidisciplinares que incluyan clínicos, radiólogos y patólogos expertos, bajo la coordinación de Neumología.

Sobre la EPOC
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen. Cuando la EPOC progresa aparece la disnea que conlleva una disminución de la función pulmonar y se convierte en una causa importante de discapacidad y ansiedad. Acompañada de síntomas que desencadenan temor, frustración, aislamiento y depresión en los pacientes.

Según la OMS actualmente más de 210 millones de personas conviven con la EPOC y se estima que pueda convertirse en la tercera causa de muerte mundial en 2030. Los pacientes a menudo presentan otras comorbilidades graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta su tratamiento. Debido al carácter crónico de la enfermedad y a sus síntomas incapacitantes, supone una carga significativa para los cuidadores o familiares. El diagnóstico precoz y una intervención terapéutica adecuada después de una exacerbación son esenciales para la recuperación rápida de los pacientes y la mejoría de su calidad de vida.

Sobre la combinación fija de tiotropio y olodaterol (Spiolto®)
Tiotropio (Spiriva®) es un fármaco anticolinérgico inhalado de acción prolongada y ha sido el primer tratamiento de mantenimiento inhalado que mejora de manera significativa y sostenida la función pulmonar en la EPOC con una administración al día. Tiotropio abre las vías respiratorias que se han estrechado y contribuye a mantenerlas abiertas durante 24 horas. Spiriva® Respimat está indicado como tratamiento broncodilatador adicional de mantenimiento en pacientes adultos con asma, que estén siendo tratados con la combinación de mantenimiento de corticoesteroides inhalados (≥ 800 µg de budesonida/día o equivalente) y β2-agonistas de acción prolongada y que hayan experimentado una o más exacerbaciones graves en el último año.

Olodaterol (Striverdi®) es un nuevo broncodilatador de acción rápida y prolongada (LABA), de administración una vez al día, que tiene un rápido inicio de acción broncodilatadora  y cuyo efecto se mantiene durante 24 horas. Además, ha demostrado mejorar la función pulmonar, la disnea ,la calidad de vida y reducir el uso de terapia de rescate en los pacientes con EPOC
*Los resultados de esta nota de prensa se refieren a Spiolto® Respimat® 5/5µg, la dosis aprobada por las autoridades regulatorias.

Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI)
La FPI es una enfermedad pulmonar, crónica, progresiva, gravemente incapacitante y, a la larga, mortal (con una mediana de supervivencia de 2 a 3 años después del diagnóstico) para la cual se dispone de pocas opciones de tratamiento. La FPI afecta entre 14-43 personas por cada 100.000 habitantes en todo el mundo y se caracteriza por una sustitución progresiva del tejido pulmonar por tejido cicatricial y una pérdida de la funcionalidad pulmonar con el paso del tiempo19.  La formación de este tejido cicatricial se denomina fibrosis20. A medida que aumenta el grosor y la rigidez de los tejidos como resultado de la fibrosis, los pulmones pierden su capacidad para captar y transferir el oxígeno al sistema circulatorio con lo que los órganos vitales no reciben suficiente oxígeno. Como consecuencia de ello, las personas con FPI presentan síntomas como dificultad respiratoria, tos y a menudo tienen problemas importantes para desempeñar actividades diarias que comporten un esfuerzo físico21.

Acerca de nintedanib
Nintedanib es un inhibidor de la tirosina quinasa (TKI) desarrollado por Boehringer Ingelheim para FPI. Su posología es de una cápsula dos veces al día. El tratamiento enlentece la progresión de la enfermedad mediante la reducción del empeoramiento anual de la función pulmonar un 50% en un amplio perfil de pacientes. Esto incluye pacientes en estadios tempranos de la enfermedad (FVC >90% pred), fibrosis limitada en radiografía (sin panal de abeja) en la tomografía computerizada de alta resolución (TCAR) y aquellos con enfisema.

Nintedanib se dirige a los receptores de los factores de crecimiento, que han demostrado estar involucrados en los mecanismos que provocan la fibrosis pulmonar idiopática. Lo más importantes de nintedanib es que inhibe el receptor del factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGFR), el receptor del factor de crecimiento fibroblástico (FGFR) y el receptor del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGFR). Nintedanib reduce la progresión de la enfermedad en FPI y enlentece el empeoramiento de la función pulmonar mediante el bloqueo de las vías de señalización que están involucradas en los procesos fibróticos.

Nintedanib está aprobado y comercializado con el nombre de OFEV® en España para la indicación de fibrosis pulmonar idiopática en un amplio perfil de pacientes.

Nintedanib también está indicado para cáncer de pulmón adenocarcinoma tras una primera línea de quimioterapia. En este caso se comercializa como VARGATEF®.

Boehringer Ingelheim: compromiso con el buen uso de los inhaladores  y la investigación
En línea con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes con EPOC, Boehringer Ingelheim ha desarrollado la app “Inhaladores”. Ésta nace para ayudar en el cumplimiento terapéutico de los inhaladores y  abarca una clasificación de los distintos dispositivos disponibles actualmente. Para cada inhalador, se pueden ver los pasos a seguir para su correcto manejo, mediante vídeos esquemáticos e instrucciones (escritas y audio). Además, se detallan las características generales (descripción, indicaciones, ventajas, consejos de uso, mantenimiento…) y las instrucciones de la técnica de inhalación. La app también contiene un buscador de los fármacos asociados a la terapia inhalatoria, y una guía sobre educación del paciente y seguimiento de uso, así como de comprobación de la adherencia al tratamiento, con un algoritmo y un cuestionario.

Boehringer Ingelheim se posiciona como la “Compañía del Pulmón”, pues el tratamiento de las enfermedades respiratorias es uno de sus principales focos de interés desde hace más de 90 años y por ello la compañía dedica muchos recursos a su investigación. Además de investigar nuevos tratamientos para la EPOC, Boehringer Ingelheim apuesta por la diversificación con la investigación de opciones terapéuticas para otras enfermedades respiratorias como asma, cáncer de pulmón, fibrosis pulmonar idiopática y otras indicaciones.

Para obtener más información, visite: http://www.avancesenrespiratorio.com
 
Boehringer Ingelheim “Aportar valor a través de la innovación”
El grupo Boehringer Ingelheim es una de las 20 compañías farmacéuticas líderes en el mundo. Con sede en Ingelheim, Alemania, trabaja globalmente con 146 afiliadas y cuenta con más de 47.700 colaboradores/as.  Desde su fundación en 1885, la compañía de propiedad familiar se ha comprometido con la investigación, el desarrollo, la producción y la comercialización de nuevos productos de alto valor terapéutico para la medicina humana y animal.

La responsabilidad social es un elemento clave en la cultura de empresa de Boehringer Ingelheim. Por ello, la compañía participa en proyectos sociales, como la iniciativa Making More Health, y cuida de sus colaboradores/as y familias. El respeto, la igualdad de oportunidades y la conciliación entre la vida laboral y la familiar constituyen la base de la cooperación mutua. En cualquier actividad que lleva a cabo, la compañía pone el foco en el medio ambiente y la sostenibilidad. Boehringer Ingelheim se instaló en España en 1952, y a lo largo de estos más de 60 años ha evolucionado hasta situarse entre los primeros 15 del sector farmacéutico de nuestro país. La compañía tiene su sede en España en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), y actualmente, cuenta con más de 1.600 colaboradores/as y dos centros internacionales de producción en Sant Cugat del Vallès y Malgrat de Mar.

Referencias:
1. Richeldi L, et al. Pooled analysis of data from the TOMORROW and INPULSIS trials of nintedanib in IPF. Abstract submitted to: the Winter British Thoracic Society. 2015; London, UK, December 2-4, 2015
2. Richeldi L, et al. Efficacy of a tyrosine kinase inhibitor in idiopathic pulmonary fibrosis. N Engl J Med. 2011;365:1079-1087.
3. Selman M, et al. Idiopathic pulmonary fibrosis: prevailing and evolving hypotheses about its pathogenesis and implications for therapy. Ann Intern Med. 2001;134:136-51
4. Wollin L, et al. Antifibrotic and Anti-inflammatory Activity of the Tyrosine Kinase Inhibitor Nintedanib in Experimental Models of Lung Fibrosis. J Pharmacol Exp Ther. 2014;349:209–220.

 PIE DE FOTO: Dr. Julio Ancochea, neumólogo coordinador de Avances en EPOC VIII.