arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Finanzas.com

Finanzas.com da las claves para ahorrar en el periodo estival.
Comprar marcas blancas puede suponer un ahorro del 37%  en la cesta de la compra.
Si viajas es un buen momento para aprovechar el cambio de dólar.
Madrid, 25 de junio de 2008. La economía española cerrará el año con un crecimiento inferior al 2% y una inflación del 4%, el ritmo de creación de empleo ha descendido y está prevista una nueva subida de los tipos de interés.

Para ayudar a los consumidores a afrontar de la mejor manera posible el poco halagüeño panorama económico durante este verano, el portal Finanzas.com ha elaborado una serie de consejos prácticos tanto para los que se quedan en casa como para los que salen de vacaciones.

1.- En la compra:

Comprar marcas blancas: Tras realizar un estudio comparativo de diferentes marcas, comerciales y blancas, en varias cadenas de distribución, Finanzas.com ha llegado a la conclusión de que la adquisición de marcas blancas puede suponer un ahorro del 37% en la cesta de la compra. Estos productos suelen estar fabricados por marcas de reconocido prestigio que llegan a acuerdos con las grandes superficies, pero no soportan costes de lanzamiento y su producción es masiva, pero su calidad es similar a la de los productos “oficiales” de estas marcas.

Ir al supermercado con una lista: Hacer una lista de la compra con antelación, adquirir alimentos de temporada, no comprar por impulso, pagar en efectivo o comparar los precios entre distintos establecimientos y aprovechar las ofertas son también recetas útiles para ajustar los gastos de alimentación.

Aprovechar las Rebajas: En cuanto a los gastos de vestuario, las rebajas de verano son un periodo perfecto para completar el fondo de armario y adquirir a buen precio prendas necesarias. Es importante tener muy claro qué es lo que realmente se necesita y limitarse a comprar eso. Además, hay que comprobar el precio anterior y el rebajado para constatar que el descuento realmente merece la pena.

2.- En casa:

Una vez en casa y ante la fuerte subida de la tarifa de la luz, los consumidores pueden seguir ahorrando con hábitos tan simples como poner la lavadora y el lavavajillas con su capacidad máxima, tapar las cacerolas mientras se cocina, apagar el fuego de la vitrocerámica unos minutos antes de que termine la cocción para aprovechar el calor residual, utilizar la olla rápida o el microondas en vez del horno y cambiar las bombillas normales por bombillas de bajo consumo.

3.- En vacaciones:

Para los que puedan permitirse salir de vacaciones, una opción interesante es viajar a EE.UU ya que el actual cambio euro-dólar favorece las transacciones realizadas por los europeos en Norteamérica. Marcas norteamericanas de ropa, cosmética y equipos electrónicos se pueden conseguir a un precio considerablemente inferior en EEUU, llegando en algunas ocasiones casi al 50% de ahorro. Lleve el dinero ya cambiado en  dólares o pague con tarjeta de crédito, ahorrará en comisiones.

4.- Si no viajas:

Quedarse sin vacaciones puede suponer un ahorro e incluso un beneficio. Algunas entidades financieras ofrecen rentabilidades interesantes en depósitos a un mes con una garantía del 100%, con lo que el dinero no gastado en verano puede aportarnos unos ingresos extra para el otoño. Actualmente existen en el mercado depósitos que ofrecen un Tae de hasta el 11%.

5.-  Organiza tus finanzas:

Realizar un seguimiento de las compras con tarjeta y categorizar los gastos por tipos puede ser de gran ayuda para reducir gastos innecesarios. De esta forma los usuarios conocen exactamente en qué se están gastando más dinero y pueden utilizar esta información para diseñar un presupuesto y delimitar las áreas en las que deben ahorrar. En EEUU ya existen herramientas online y comunidades de ahorradores que también pueden dar consejos muy útiles.

Más información