arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Ami

El colectivo de músicos copyleft sufre un doble perjuicio con la imposición del canon digital ya que dificulta la difusión de su música y no participan en su reparto.
Según los datos recogidos en el informe que se publica en la página web de AMI (Asociación de Música en Internet) actualmente más de cuatro millones de músicos prefieren distribuir su música y gestionar sus derechos de forma autónoma, bajo licencias Copyleft (Creative Commons).

Este colectivo de músicos, que está creciendo exponencialmente, ofrece su música de forma gratuita a través de Internet, por ello la imposición de un canon en cualquier servicio o producto digital, informático o telemático que encarezca la descarga de la misma para el usuario no es bien acogido, ya que merma su divulgación perjudicando su medio de financiación, la venta de entradas para sus conciertos.
 
Normalmente estos músicos regalan el CD con sus canciones durante sus conciertos como forma de marketing para promocionar su música. Su objetivo es que llegue al mayor número posible de consumidores, de manera que cuantos más la oigan más acudan a sus conciertos. La imposición del canon digital, al encarecer los soportes de grabación, perjudica la propagación a través de la copia de su producción musical. Por otra parte, tampoco perciben nada de ese canon al no participar en el reparto del mismo por no estar afiliados a Entidades de gestión colectiva, como puede ser la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) o AIE (Artistas Intérpretes o Ejecutantes Sociedad de Gestión).

Este colectivo no se siente perjudicado si su música circula por las plataformas de intercambio gratuito de ficheros, sino más bien todo lo contrario. Su interés principal es promocionar su música e informar del lugar y la fecha de sus conciertos en los más de 15 sitios web que para ello existen en Internet.

En la actualidad, a la cabeza de este tipo de distribución copyleft se encuentra el website Myspace.com , pero cada vez son más las páginas que ofrecen su espacio y tecnología a todos los músicos que quieren colgar sus trabajos para que los internautas se los descarguen gratuitamente. En Julio de 2.006 AMI contabilizó un catálogo de más de un millón de músicos. Actualmente esta cifra supera los cuatro millones, según los datos a los que la Asociación ha tenido acceso.

Solo el catálogo de Myspace.com , consta de 3.844.997 (tres millones ochocientas cuarenta y cuatro mil novecientas noventa y siete) referencias a fecha de hoy.

Las licencias COPYLEFT suponen una clara alternativa al control de los derechos de autor por las Entidades de Gestión, ya que permite la autoedición y autogestión por parte de los músicos de su creación intelectual. De esta forma no hay condiciones ni precios impuestos por un tercero que no ha participado en su trabajo, como ocurre en el modelo de difusión y distribución de la música a través de editores y discográficas en el que los precios son fijados exclusivamente por éstas y los derechos son recaudados y administrados colectivamente por las Entidades de Gestión.

Ami.- Asociación de Música en Internet