arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Brugada Alonso Cordero Rodriguez Padial Marin Padro2

Medir el nivel de las microvesículas en plasma puede ser un buen biomarcador para mejorar la estratificación de riesgo de los pacientes con hipercolesterolemia familiar.

Esta prueba se realiza mediante técnicas de citometría de flujo en plasma y sólo se necesita una muestra de sangre del paciente.

Los marcadores de riesgo disponibles actualmente son poco sensibles y no permiten predecir los eventos cardiovasculares con precisión

El Congreso Europeo de Cardiología organizado por la European Society of Cardiology (ESC) se celebra este año del 26 de agosto al 30 de agosto en Barcelona, en Fira Gran Vía.

Con casi 11.000 comunicaciones libres enviadas desde más de 100 países distintos, de las que se han aceptado 4.500, el congreso de la ESC es una verdadera representación de los avances científicos conseguidos, tanto a nivel europeo como internacional.

Barcelona, 28 de agosto de 2017-. Un nuevo biomarcador que se detecta mediante el análisis de plasma sanguíneo podría ser útil para predecir la aparición de futuros eventos isquémicos, como infartos agudos del miocardio, en pacientes con hipercolesterolemia familiar con alto riesgo cardiovascular, según se desprende de los resultados de un estudio realizado por el grupo de investigación de la Prof. Lina Badimon y la Dra. Teresa Padró, en el Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC), en Barcelona.

El trabajo, que se presenta en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés) que se celebra del 26 al 30 de agosto, en Barcelona, demuestra que los niveles elevados de microvesículas circulantes (cMVs) se asocian con un mayor riesgo de presentar un infarto independientemente de los niveles de colesterol del paciente.

“Uno de los principales problemas que sigue habiendo en medicina y, en especial en el área cardiovascular es que resulta muy difícil poder predecir cuándo un paciente va a tener un evento isquémico agudo ya que los marcadores actuales son poco sensibles”, explica la Dra. Padró.
Las microvesículas circulantes son como “pequeñas partículas” que derivan de las células y que se desplazan por la sangre. Pueden provenir tanto de células activadas como de células que están entrando en proceso de necrosis o muerte celular.

“Todas las células del organismo liberan estas microvesículas en cantidades bajas, pero hoy sabemos que su número está aumentando ante la presencia de situaciones patológicas, como los trastornos aterotrombóticos o la hipercolesterolemia familiar”, explica la Dra. Padró.

Además, esta experta detalla que es posible identificar el origen de las microvesículas en función de sus componentes moleculares –como proteínas, RNAs, microRNAs, etc.). “Podemos saber si una microvesícula viene de una plaqueta, de una célula blanca, del endotelio o de un cardiomiocito, por ejemplo, gracias a la presencia de unos marcadores especiales que llevan en la superficie provenientes de la célula madre que las originó y esto también nos brinda información relevante sobre la enfermedad del paciente”.

Metodología
Los investigadores trabajaron con datos de la cohorte SAFEHEART de hipercolesterolemia familiar y analizaron las microvesículas circulantes de un total de 143 pacientes con diagnóstico genético de hipercolesterolemia familiar que les ocasiona una exposición prolongada a altas concentraciones de colesterol LDL y por ello un alto riesgo cardiovascular, aunque sin manifestación clínica de enfermedad en el momento de iniciar el estudio. Un total de 95 participantes desarrollaron un evento aterotrombótico dentro de los tres años de seguimiento del estudio.

El origen celular y el fenotipo de activación de microvesículas circulantes se caracterizaron y cuantificaron mediante técnicas de citometría de flujo con marcaje triple. Todos los pacientes estaban tratados con estatinas, debido al diagnóstico de hipercolesterolemia familiar.

“Estos pacientes estaban súper controlados. Cuando nosotros comparamos los niveles de LDL entre los que sufrieron y los que no sufrieron un evento cardiovascular en estos tres años pudimos comprobar que realmente no había diferencia significativa”, en palabras de Padró, que añade que esto demuestra que realmente este biomarcador “nos permite identificar a aquéllos pacientes que están en un riesgo de sufrir un evento cardiovascular cuando otros parámetros clínicos no nos lo permiten identificar”.
Los científicos analizaron diferentes tipos de microvesículas “y encontramos que aquéllos individuos que en el momento de iniciar el estudio tenían niveles más elevados de microvesículas, sobre todo provenientes de plaquetas y de células leucocitarias, son los que se presentaron un evento clínico en el periodo de 3 años”.

Acerca de la European Society of Cardiology
La ESC agrupa a más de 93.000 profesionales de toda Europa y países asociados. Su misión es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos a través del cuidado cardiovascular, que promociona a través de distintas actividades científicas y didácticas que incluyen: directrices para la práctica clínica, cursos e iniciativas educativas, encuestas pan-europeas acerca de patologías específicas y el Congreso Anual de la ESC, el mayor encuentro médico en Europa.

Además, la ESC realiza tareas de divulgación para la población europea con el objetivo de promocionar el cuidado cardiovascular y establecer hábitos que prevengan el riesgo cardiovascular.

Más información aquí

Acerca del ESC Congress 2017
El ESC Congress es actualmente el congreso más importante sobre investigación, tratamiento y prevención de la enfermedad cardiovascular. El foco de este año: innovaciones en cardiología.  El congreso se celebrará en Barcelona, Fira Gran Vía, desde el 26 al 30 de agosto.

La información sobre las sesiones Hot Line disponible aquí

La información sobre el programa científico ya está disponible aquí