arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

La Banquisa

- Con el compromiso de realizar un esfuerzo adicional destinado a lograr mayores ahorros energéticos, los bancos, supermercados y centros comerciales del país, han firmado el “Protocolo de Ahorro y Eficiencia Energética”, suscrito por los representantes de dichas entidades, el Ministro de Energía, Marcelo Tokman, y el Intendente de la Región Metropolitana, Álvaro Erazo.

- A través de este Protocolo, los sectores involucrados se han  comprometido a realizar los máximos ahorros energéticos posibles y hacer seguimiento de sus resultados durante el período comprendido entre abril y noviembre de 2008. La Banquisa se suma a esta gran idea ofreciendo a sus empleados una serie de consejos para conseguir que el consumo de energía sea únicamente el necesario.

La Banquisa, red andaluza de establecimientos especializados en alimentos congelados, educa a sus empleados enseñándoles que ahorrar energía no significa únicamente ayudar a proteger el medio ambiente sino que también contribuye a que mejore la economía tanto de supermercados, franquicias, centros comerciales, entidades, etc.

Ahorrar energía es el camino más eficaz para reducir las emisiones contaminantes de C02 (dióxido de carbono) a la atmósfera, y por tanto detener el calentamiento global del planeta y el cambio climático. Es también el camino más sencillo y más rápido para lograrlo. Por cada kilovatio/hora de electricidad que ahorremos, evitaremos la emisión de aproximadamente un kilogramo de C02 en la central térmica donde se quema carbón o petróleo para producir esa electricidad.

Para conseguir dicho ahorro de energía La Banquisa ofrece a todos sus trabajadores una serie de consejos tales como revisar las tarifas de consumo eléctrico, potencia contratada y discriminación horaria. Aconseja, por otra parte, mantener las luces de los lugares fuera de la zona de venta apagadas siempre que no se utilicen (cámara, aseo, zona de retractilado), de igual forma enseña a sus empleados a descongelar antes de que el espesor de hielo alcance los 5 mm y a asegurarse de que las juntas de las puertas de la cámara y resistencia ajusten con el marco para evitar la pérdida de frío innecesaria al igual que abrir únicamente las puertas en el momento de venta o utilización.

Otros consejos aportados por la cadena son mantener limpio el polvo y pelusa de los condensadores de la parte trasera de islas y congeladores así como guardar un espacio razonable entre los condensadores y la pared para que el calor se disipe. Además educa a sus trabajadores para que mantengan los aparatos innecesarios apagados fuera del horario comercial, para ello propone instalar temporizadores horarios en la balanza de apagado y encendido automático de las mismas.

Esta enseña aporta una dilatada experiencia en el sector del congelado. La simiente de ésta empresa familiar vino de la mano de su fundador  Miguel Guerrero Perdiguero. En 1968 decidió cambiar su profesión de Patrón de Pesca de Altura para aventurarse en el mundo empresarial. Llevó a cabo un proyecto de negocio de venta  mayorista  de pescados junto al Saladero Viejo de Torre del Mar (Málaga) durante la semana y el fin de semana aprovechaba para comprar marisco y cocinar sus productos para los restaurantes de la zona.

La inversión total para ser franquiciado de esta marca es de 46.000 euros, que incluye un canon de entrada de 8.000 euros. Además, el franquiciado deberá hacer frente a un royalty del 2% de la facturación y a un canon de publicidad de 150 euros/mes. El contrato se establece por un periodo de 5 años renovables y si el franquiciado lo necesita se le ayuda en la financiación.

Loas planes de expansión que la compañía se ha marcado  son los de abrir 50 tiendas en cinco años. No obstante, el ritmo de aperturas se pretende hacer de forma consolidada y segura. “Es decir, el ritmo de aperturas va a ser el que permita ir absorbiendo la central tanto por los problemas de logística como de fabricación del producto se requiera. Además, se quiere ser muy exigente en la selección tanto del perfil del emprendedor como del local”, explica Miguel Ángel Guerrero, director general de La Banquisa.

La Banquisa, tiendas especializadas en alimentos congelados, cuenta con una dilatada experiencia de más de 40 años en el sector de la alimentación. Un público cada vez más exigente demanda productos de mayor calidad y garantía,  además de un trato preferente en atención, fidelización e información de lo que consume, y por supuesto, a un precio competitivo.

Los establecimientos La Banquisa están configurados con maquinaria y tecnología de última generación, ofreciendo así al cliente final un producto de primera, y al franquiciado la posibilidad de obtener un establecimiento totalmente informatizado y con una cuidada imagen corporativa atrayente en sus establecimientos. La compañía cuenta en la actualidad con 11 establecimientos en España