arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Jose Manuel Moreno

...desarrollarse en un sector sin competencia
- Esta nueva marca, perteneciente al grupo One Biz y que acaba de comenzar a franquiciar en España, presenta un modelo de negocio sin competencia en su sector y con una alta rentabilidad. Con una inversión de 35.000 euros, la facturación media que el franquiciado puede obtener el primer año es de 60.000 euros y el retorno de la inversión se realiza en los 12 primeros meses.

- BioQual es la única enseña especializada en higiene, seguridad y control de calidad alimentaria que presenta soluciones adecuadas a las necesidades de las empresas del sector agroalimentario (restauración, hostelería, repostería, etcétera).

La enseña BioQual, perteneciente a la multinacional One Biz, es la única red en franquicia especializada en higiene, seguridad y control de calidad alimentaria que presenta soluciones a medida según las necesidades de las empresas del sector agroalimentario. Un nicho de mercado, el de sector de la calidad y la higiene alimentaria, sin explotar y con pequeñas empresas especializadas y mucho profesional liberal. En cuanto al sistema de franquicia, es la única empresa en España que proporciona este servicio a todas las empresas relacionadas con el ámbito agroalimentario para garantizar que los alimentos llegan a los consumidores en buen estado y frescos.

La evolución de la sociedad y las exigencias, cada vez mayores, de los consumidores respecto a la calidad de los productos que consumen, han supuesto una evolución en la normativa del sector a nivel mundial. Las primeras normas sobre seguridad de los alimentos datan ya de los primeros años de la Unión Europea. Las crisis alimenticias de la década de 1990 pusieron de manifiesto que era hora de reemplazar lo que se había convertido en una mezcolanza de normas por algo más sencillo y de carácter más amplio. El resultado fue un nuevo reglamento de carácter global que debía introducirse. BioQual ofrece soluciones incluso más allá de la legislación vigente.

El concepto de BioQual está pensado para consultores de calidad y seguridad alimentaria que quieran desarrollar su propio negocio en esta área. Deberán tener formación superior en algunas de las áreas de ciencias, tales como Ingeniería Alimentaria, Química, Biología, Farmacia, Veterinaria o Ciencias de la Nutrición, entre otras, y conocimientos técnicos en el área de seguridad alimentaria.

Los objetivos que se marca la enseña consisten en analizar las necesidades de sus clientes, diseñando soluciones adaptadas a la realidad de cada empresa; promover la calidad del servicio como factor estratégico en la decisión de compra del cliente; crear sólidas relaciones con sus clientes, basadas en un ambiente de confianza y colaboración; y establecer acuerdos con entidades de reconocido prestigio en áreas específicas y complementarias para ofrecer una solución integral a sus clientes.

“Además de ser una oportunidad de negocio, la rentabilidad de la operación está garantizada. La inversión total para ser franquiciado es de 35.000 euros, incluido el canon de entrada. No es necesaria oficina ya que el trabajo se realiza en las empresas que contraten el servicio y la facturación el primer año puede alcanzar los 60.000 euros. El retorno de la inversión se realiza en el primer año”, explica José Manuel Moreno, consejero delegado de Bioqual.

El concepto de la franquicia está pensado para consultores de calidad y seguridad alimentaria que quieran desarrollar su propio negocio en esta área. Deberán tener formación superior en algunas de las áreas de ciencias, tales como Ingeniería Alimentaria, Química, Biología, Farmacia, Veterinaria, Ciencias de la Nutrición, entre otras y conocimiento técnico en el área de seguridad alimentaria.

BioQual es una multinacional de consultoría especializada en higiene, seguridad y control de calidad alimentaria que presenta soluciones a medida según las necesidades de las empresas del sector agroalimentario. De origen luso, se creó en 2002 tras comprobar que había una demanda de compañías que garantizaran la seguridad y la calidad de los productos alimentarios, incluso más allá del cumplimiento de la legislación vigente.