arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Es facil perder peso

Seguir las tendencias alimenticias de los países anglosajones conlleva a aumentar el índice de obesidad, en nuestro país ya contamos con unas sanas costumbres.
La autora de los programas Es fácil perder peso… ¡si sabes cómo! y Es fácil comer sano… ¡si sabes cómo!,  vivió parte de su vida en el Reino Unido y hasta que se trasladó a España hace unos 20 años se alimentaba bastante mal. Fue en nuestro país donde aprendió a comer de manera más saludable y equilibrada, motivo por el cual se decidió a poner en práctica estos más que reconocidos programas.

Sin embargo, advierte que los españoles estamos empezando a perder nuestros sanos hábitos alimenticios y comenzamos a seguir el camino de países como Inglaterra donde el porcentaje de obesos es cada vez más alto. Nos encontramos en el momento propicio para poder parar esta breve andanza y recuperar nuestro buen comer.

Preocupada por esta tendencia que estamos iniciando nos cuenta su propia experiencia: “elegimos vivir en un pueblo de Cantabria hace algunos años para huir de la vida urbana y llevar una vida más rural;  nos imaginamos cultivando nuestra propia comida en la huerta. Dicho plantío fue motivo de mofa durante mucho tiempo para los más expertos del pueblo que obviamente conocen como hacer las cosas mucho mejor que nosotros”.

Nos cuenta que hace pocos días uno de estos sabios, cuya huerta es digna de alabar, un cántabro de algo más de sesenta años le comentó que no suele ir al hipermercado pero que el otro día no tuvo más remedio que acompañar a su esposa. Mientras esperaba en la cola de la caja se encontró examinando el contenido del carrito de una muchacha que se encontraba delante de él. Su compra le dejo asombrado: una tortilla pre-cocinada envuelta en plástico, dos pizzas congeladas, unas bolsas de algo que no sabía bien que era, no parecían ni siquiera patatas fritas; llevaba unos cereales tan dulces que le recordaba a los que tomaba su nieto: “si un día casi se me caen los dientes al intentar comerlos; además lleva un tetrabrik de leche en el que se habla del ácido graso “omega-3”, elemento presente en el pescado según me comentó mi médico hace tiempo, pero ¿cómo se puede combinar algo que pertenece al pescado con la leche de la vaca?; lo que me quedaba por ver ¿hasta dónde vamos a llegar?”- comentó alarmado a su esposa.

Continuando con su análisis la autora de los programas Es fácil perder peso… ¡si sabes cómo! y Es fácil comer sano… ¡si sabes cómo! comenta que los últimos exámenes médicos de este señor demostraron que posee buena salud; muy buen aspecto; no padece obesidad y está delgado aunque no demasiado debido a su sana alimentación, y  sus largos recorridos por el campo todas las tardes. No posee ningún título académico pero se atrevería a sugerir que tiene mejor conocimiento de cómo nutrirse que muchos. En su vida ha tenido que ponerse a dieta ni ha perdido tiempo en contar calorías.

Si algún lector tiene la oportunidad de sintonizar la televisión británica vía satélite, podría ver por ejemplo los sábados “The X Factor”, un programa parecido a Operación Triunfo que siguen miles de personas. Se asombraría al ver a tantas personas con problemas de sobrepeso presentándose a este tipo de programas que siguen unos cánones tan restrictivos en cuanto a imagen. En el Reino Unido debido a la enorme cantidad de personas obesas se ha distorsionado de manera asombrosa el punto de partida en el que se considera un tipo normal.

Llegados a este punto planteémonos: ¿en qué se diferencia la dieta diaria del señor que hemos conocido antes a la alimentación de cualquiera de estos ingleses? Parémonos a analizarlo: ingiere poca comida pre-cocinada o procesada, ni un solo producto “light”; no habrá tomado una sopa o puré de patatas instantáneo en su vida…; cada noche su señora pone en remojo unas alubias, unas lentejas, garbanzos etc. para la comida del día siguiente igual que hacía su madre, su abuela o su bisabuela. Come carne cuyos hábitos alimenticios ha conocido personalmente y la ingiere en cantidades moderadas.  Si este hombre mirara el carrito de la compra de alguno de estos ingleses, le daría un infarto al darse cuenta que no llevan ni patatas, ni cebollas, ni ajos… Lo más asombroso es que el aceite de oliva que se suele comprar en pequeñas botellas en la farmacia es destinado a uso cosmético cuando en España se consume en grandes cantidades para cocinar por sus más que reconocidos beneficios. En los hipermercados del Reino Unido se asombraría ante la variedad de platos, comidas enteras precocinadas con fotos tentadoras en los paquetes. La sección de frutas y verduras suele ocupar poco espacio en comparación con la comida prefabricada, porque los ingleses en general comen muy pocos alimentos frescos. 

La diferencia esencial es que este señor nutre bien sus células, por tanto, siente apetito pero no angustia por la comida;  mientras que estas otras personas al no alimentarse correctamente pasan la mayor parte de los días hambrientos, comen más  y engordan.

Hay miles de pruebas científicas y estadísticas realizadas a lo largo de los últimos 75 años que demuestran claramente que existe una correlación directa entre la nutrición y nuestro nivel de salud.

Aún es posible y fácil comer sano en España.  En primer lugar hay que saber navegar entre la mucha información y desinformación en cuanto a lo que te conviene comer y lo que no. Una vez tengamos las ideas claras  y siguiendo  unas pautas muy sencillas se puede comer sano, seguir disfrutando de sus comidas, mejorar su salud considerablemente y de paso obtener el peso ideal. 

Es Fácil perder peso