Baterías

• El nuevo contrato ha hecho que la joint venture amplíe su fábrica de Nersac (Francia)
Madrid, Marzo de 2008.- Johnson Controls-Saft anuncia que la joint venture ha sido seleccionada para suministrar sus baterías de litio-ión a un fabricante europeo de coches híbridos.
Este contrato es el segundo que consigue la compañía para suministrar sus baterías de litio-ión.

Estos productos serán producidos en la nueva instalación que Johnson Controls-Saft posee en Nersac (Francia), inaugurada en enero de 2008. La inversión inicial para esta planta ha sido de 15 millones de euros, y debido a que la instalación ha sido diseñada con estructura escalable, este nuevo contrato ha supuesto que la inversión inicial se amplíe.

“Johnson Controls-Saft está encantado de anunciar este gran éxito para nuestra tecnología de litio-ión. Este nuevo contrato es la prueba del progreso de nuestra empresa conjunta en el objetivo de establecer un proveedor principal de baterías para vehículos híbridos y eléctricos” mantiene Mary Ann Wright, directora general de la joint venture.
 
Sobre grupo Saft

El grupo Saft es el especialista mundial en diseño y fabricación de baterías de alta tecnología para la industria. Las baterías de Saft se emplean en aplicaciones de altas prestaciones tales como infraestructuras y procesos industriales, transporte, espacio y defensa. Saft es el primer fabricante mundial de baterías industriales de níquel-cadmio y de baterías primarias de litio para la industria y la defensa. El grupo es también líder europeo en tecnologías especializadas de baterías para el espacio y la defensa. Saft está presente en 18 países y emplea unas 3.800 personas en todo el mundo. Sus 18 plantas de fabricación y su red comercial permiten al grupo atender a sus clientes en todo el mundo.

Para recabar información