arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Parlamento Europeo

El sistema europeo de radionavegación por satélite, más conocido como Galileo, debería empezar a funcionar en 2013. La Eurocámara y el Consejo alcanzaron recientemente un acuerdo que permitirá poner en marcha en 2008, cinco años más tarde de lo previsto, la fase de despliegue del sistema. Galileo será financiado hasta 2013 con 3.400 millones de euros procedentes del presupuesto de la UE. En una fase posterior podrían unirse asociaciones entre empresas privadas y el sector público.

El Parlamento Europeo dio hoy su visto bueno, en primera lectura, al compromiso pactado por las delegaciones de la Eurocámara, encabezada por la diputada húngara popular Etelka BARSI-PATAKI, y el Consejo. El acuerdo, aprobado por 607 votos a favor, 36 en contra y 8 abstenciones, establece que, tras finalizar con éxito la validación del sistema, en la que se pondrán en órbita cuatro satélites, la fase de despliegue concluirá en 2013 con el lanzamiento de los 26 satélites restantes. Galileo es un proyecto común de la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea (AEA), que consta de cuatro fases: definición, desarrollo, despliegue y explotación (artículo 3). En palabras de Barsi-Pataki, "Galileo será la primera infraestructura común europea". Además, este proyecto "es un paso adelante hacia una Europa más fuerte".

La puesta en funcionamiento del sistema se aprobó en el Consejo de abril de 2001. Tras varios años de negociaciones fallidas para intentar financiar el proyecto con empresas privadas, el Parlamento Europeo aprobó en junio de 2007 una resolución en la que propuso la plena financiación con fondos comunitarios. El pasado mes de noviembre, la Eurocámara y el Consejo acordaron dedicar 3.400 millones de euros del presupuesto de la UE a la fase de despliegue. Los Estados miembros, terceros países y algunas organizaciones internacionales también pueden aportar fondos adicionales. Canadá, China, India y Ucrania, entre otros, ya han firmado acuerdos de cooperación con la UE en este sentido (artículo 8).

El proceso de validación del sistema está actualmente en pleno desarrollo. En diciembre de 2005 se lanzó con éxito el primer satélite “de prueba”, el GIOVE-A. El lanzamiento del GIOVE-B desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán) está previsto para el próximo 27 de abril.

El compromiso entre el Parlamento y el Consejo establece que en una etapa posterior se decidirá si las asociaciones entre los sectores público y privado "o cualquier otra forma de contrato de concesión" son apropiados para la explotación o el reabastecimiento del sistema después de 2013 (considerando 9).

Contratación pública

El texto aprobado hoy por la Eurocámara estipula las normas de contratación pública que se deben seguir para desarrollar el proyecto. Con el fin de garantizar una competencia justa, los contratos de infraestructura se separarán en seis paquetes principales de obras (apoyo de ingeniería de sistemas, infraestructura de misión terrestre, infraestructura terrestre de control, satélites, sistemas de lanzamiento y operaciones), y también habrá algunos paquetes adicionales. Cada empresa o grupo podrá pujar al papel de contratista principal, como máximo, para dos de los seis paquetes (artículo 12 bis).

El acuerdo retoma una de las exigencias de la delegación del Parlamento Europeo durante las negociaciones: el uso de fuentes dobles de aprovisionamiento, con el fin de garantizar mejor el control global del programa, su coste y su calendario. Además, al menos el 40% del valor agregado de las actividades se subcontratará a empresas distintas de las pertenecientes a los grupos en los que esas entidades vayan a ser contratistas principales de cualquiera de los paquetes principales.

El texto introduce asimismo un nuevo marco interinstitucional. Teniendo en cuenta el carácter singular y la complejidad de los programas y que éstos se financiarán hasta 2013 totalmente con cargo al presupuesto comunitario, el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión acordaron crear la Comisión Interinstitucional de Galileo (CIG). Esta comisión estará compuesta por tres representantes del Parlamento, tres del Consejo y uno de la Comisión y hará un estrecho seguimiento del proceso de ejecución de los programas, los acuerdos internacionales con terceros países y la preparación de los mercados de navegación por satélite (anexo).

Primer sistema de navegación por satélite con fines civiles

A diferencia del sistema estadounidense GPS y del ruso GLONASS, creados durante la Guerra Fría con fines militares, Galileo será el primer sistema global de radio navegación por satélite diseñado específicamente con fines civiles. No obstante, Galileo también se podrá utilizar con objetivos militares en las misiones de paz.

Galileo ofrecerá cinco sevicios: uno abierto y gratuito que proporcionará posición exacta y sincronización al público general. Otro para salvamento, que se podrá utilizar tanto en el sector marítimo como en el aéreo. Un tercero con aplicaciones comerciales para usuarios profesionales. El cuarto lo utilizarán usuarios autorizados por los gobiernos y el quinto servirá para detectar emergencias procedentes del sistema internacional de búsqueda y rescate COSPAS-SARSAT.

Más información

Todo sobre Galileo

Compromiso entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la fase de despliegue de Galileo

Estudio del panel de investigación científica del Parlamento sobre las aplicaciones de Galileo (en inglés)

Texto que establece la empresa común Galileo (febrero de 2002)

Página de la Agencia Espacial Europea

Centro de Información de Galileo para América Latina