arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

devolo Magic 2 WiFi next Single Unit

Madrid, 12 de noviembre de 2020 – Los sistemas fotovoltaicos están contribuyendo de manera significativa a la revolución energética. El nivel de demanda e interés de consumidores y empresas es alto. Para realizar un seguimiento de la generación y el almacenamiento de la energía de tu propia azotea, el inversor y el sistema de almacenamiento deben estar conectados a Internet. Con los adaptadores Powerline de devolo, la integración de la instalación fotovoltaica en la red doméstica es rápida y sencilla.

La revolución de la energía descentralizada está ganando impulso

Los sistemas fotovoltaicos son un componente esencial en el suministro de energía regenerativa. Los paneles se montan en edificios residenciales y techos de empresas de todo el país. Además, se están instalando acumuladores en muchos sistemas nuevos, que te permiten usar tu propia energía incluso cuando el sol no brilla. Además, los sistemas fotovoltaicos son ideales para operar bombas de calor o cargar vehículos eléctricos. Esto reduce los costes de energía y protege el medio ambiente al mismo tiempo. Un requisito previo para la revolución de la energía privada es la conexión en red de dispositivos fotovoltaicos con el router de Internet, para visualizar el rendimiento del sistema y permitir una gestión inteligente de la energía en el edificio.

Ausencia de conexión a Internet donde hace falta

El inversor es el corazón de un sistema fotovoltaico, ya que convierte la corriente continua de los módulos fotovoltaicos de la terraza en corriente alterna y controla el sistema. El problema con la conexión a Internet:

El router normalmente se instala lejos de este punto, y el cableado de red es más la excepción que la regla en edificios residenciales. Eso supone un desafío tanto para el instalador fotovoltaico como para el propietario.

La integración de convertidores y similares en la red doméstica con los adaptadores devolo Powerline

El uso de adaptadores Powerline de devolo para la comunicación de datos a través del cableado eléctrico doméstico proporciona una solución rápida y sencilla para conectar sistemas fotovoltaicos a la red doméstica. Estos adaptadores transforman la red eléctrica en una autopista de datos que transporta la señal de Internet a cualquier toma de corriente del hogar. Para que esto suceda, sólo hay que conectar un adaptador a una toma de corriente cerca del router y conectarlo mediante un cable LAN. Después, se pueden enchufar adaptadores adicionales en cualquier toma de corriente de la casa; por ejemplo, en las inmediaciones del inversor, acumulador o caja de pared. A continuación, también se conectan a través de un cable LAN, que establece la conexión a Internet.

Si los dispositivos fotovoltaicos son compatibles con Wi-Fi, también se pueden conectar a Internet mediante el potente punto de acceso Wi-Fi proporcionado por un adaptador Powerline de devolo. La principal ventaja para el instalador fotovoltaico y el propietario de la vivienda es que así se pueden conectar los diversos componentes del sistema fotovoltaico a Internet sin necesidad de enrutar los cables LAN a través de la casa. También se pueden conectar dispositivos adicionales sin problemas, incluso en un momento posterior. Y nada impide expandir el sistema fotovoltaico a un sistema de gestión de energía con un acumulador, una bomba de calor o una caja de pared para vehículos eléctricos, aprovechando que la señal Wi-Fi no se verá obstaculizada por techos o paredes.

Para más información consulte aquí o en la página oficial de devolo: https://www.devolo.es/fotovoltaica