arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

hipoteca casa

Durante los últimos días, varias entidades bancarias recomiendan a sus clientes firmar su hipoteca antes de la entrada en vigor de la Ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario, que está prevista para el 16 de junio. Su excusa es que las condiciones del préstamo podrían empeorar a partir de esa fecha, pero ¿es realmente así? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com analizan cuáles son los pros y los contras de formalizar la operación antes o después de la aplicación de la nueva normativa hipotecaria.

Menos gastos y mayor flexibilidad con la nueva ley

Según los analistas del comparador, una de las ventajas de la nueva ley hipotecaria es que obliga al banco a pagar todos los gastos de constitución de sus hipotecas a excepción de la tasación. En consecuencia, esperar a su entrada en vigor puede suponer un ahorro, aunque desde HelpMyCash.com recuerdan que muchas entidades se han adelantado y ya asumen estas costas de escrituración. Y en ciertos casos, incluso le pagan la tasación al cliente.

Otro punto fuerte de la normativa nueva es que el cliente podrá suscribir los seguros de hogar y vida con la compañía que quiera sin que el banco pueda subirle el interés por ello o pueda empeorarle las condiciones de cualquier otra manera. Así, si el cliente prefiere esperar al 17 de junio (el 16 es domingo), podrá comparar el precio de varias pólizas y quedarse con la que le salga más a cuenta, lo que le permitirá ahorrar una buena suma de dinero cada año.

Asimismo, los que firmen su hipoteca tras la entrada en vigor de la ley podrán beneficiarse de unas comisiones por amortización anticipada más baratas. En estos momentos, la compensación por este concepto es del 0,5% (0,25% a partir del sexto año). En cambio, a partir del 16 de junio, en las hipotecas variables no podrá superar el 0,15% durante los primeros cinco años o el 0,25% durante los primeros tres años. En las fijas, podrá ser del 2% durante la primera década y del 1,5% posteriormente, aunque solo podrá aplicarse si al banco se le genera una pérdida financiera.

Las hipotecas podrían encarecerse

Estas son las principales ventajas económicas de contratar el préstamo hipotecario cuando se aplique la nueva legislación. No obstante, desde HelpMyCash.com alertan de que los bancos también podrían empeorar las condiciones de sus hipotecas tras la entrada en vigor de la ley, pues esta les obligará a asumir unos mayores costes y riesgos (los gastos de constitución, comisiones por amortización anticipadas más baratas…).

En consecuencia, existe la posibilidad de que las entidades suban los intereses de sus préstamos hipotecarios o apliquen una mayor comisión de apertura. De hecho, es algo que ya ocurrió a principios de año después de que se aprobara la primera versión de la normativa en el Congreso de los Diputados. Aun así, los analistas del comparador matizan que ese encarecimiento podría verse suavizado por la propia competencia entre las entidades.

¿Mejor ahora o la semana que viene?

Con todos estos datos sobre la mesa, si el banco ofrece una hipoteca sin comisiones y sin seguros vinculados y paga todos los gastos de constitución (o exige abonar solo la tasación), desde HelpMyCash.com recomiendan formalizar la operación antes del 16 de junio. En estos casos, esperar puede no valer la pena, ya que el préstamo ya cuenta con las ventajas que disfrutaríamos con la nueva normativa y, en caso de esperar a la semana que viene, el banco podría empeorar su oferta.

En otros supuestos, los expertos del comparador consideran que es el cliente el que debe valorar qué prefiere: disfrutar de menos costes y una mayor flexibilidad a sabiendas de que el banco podría subir el interés de la hipoteca o firmar antes de la entrada en vigor de la ley para que las condiciones no cambien.

En cualquier caso, desde HelpMyCash.com recuerdan que si se cuenta con una oferta vinculante, la entidad estará obligada a mantener las condiciones hasta la fecha establecida y si el plazo de la oferta supera el 16 de junio, esta ya tendrá que contemplar las nuevas medidas.

delitofiscal

El calendario del contribuyente es un documento que recoge las fechas límite de pago de impuestos en España tanto a nivel estatal como comunitario. Hay muchos tipos de impuestos, todos existentes según una serie de realidades fiscales cuya tributación hay que asumir.

El panorama no es sencillo y, tal y como indica el comparador financiero y de créditos online WannaCash.es, si emprendemos cualquier tipo de actividad económica, conviene que nos informemos a fondo en sitios web especializados o solicitemos la ayuda de asesores financieros expertos que nos puedan explicar la gestión, o incluso hacerla ellos mismos. Es tan importante estudiar el procedimiento del pago de impuestos a Hacienda como el de los créditos solicitados al banco o el del pago de facturas.

¿Qué sucede si no hacemos bien el pago periódico y tal vez nos despistemos con la fecha límite? Es posible que haya una penalización, pero en general el castigo no es en absoluto extremo o inasumible. Si algo comprende, a pesar de todo, la Agencia Tributaria es que somos humanos y no es sencillo asimilar conceptos teóricos sobre economía del Estado en poco tiempo, más aún si somos novatos y carecemos de experiencia. Sin embargo, hay personas que defraudan a Hacienda para acaparar mayores beneficios y con pleno conocimiento de causa. Esas personas están cometiendo un delito fiscal.

Un delito fiscal es la acción de defraudar de manera consciente a Hacienda mediante la omisión del pago tributario que corresponde a la persona implicada. La infracción cometida es grave si alcanza la categoría de delito y, por lo tanto, el castigo es mayor. En España esta cuestión está regulada por el Código Penal, en concreto el título XIV del Libro II: Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social (art. 305 a 310), y la gravedad de la pena es directamente proporcional a la gravedad de la defraudación.

Aunque existen otros delitos relacionados con la economía, como incumplimiento de contratos con empresas y servicios o fraude de facturaciones, este delito es especialmente grave porque transgrede la banca pública, es decir, el dinero de todos. Y todos somos conscientes de que los impuestos pagan los servicios básicos de la sanidad, la educación y otras prestaciones importantes. Por lo tanto, protegen la Seguridad Social y, con ella, la columna vertebral de lo que debería ser un estado democrático que proteja a sus ciudadanos de la exclusión económica y social.

automatizacionrobot

A lo largo de nuestras vidas hemos podido ver muchísimas películas y series animadas y no animadas donde los robots eran protagonistas o personajes secundarios que actuaban a modo de deus ex machina y salvaban la situación de los héroes. Pero estos robots no son algo ya propio de los formatos televisivos, sino que han venido al mundo real para quedarse.

Así pues, la irrupción progresiva -y en algunos casos desmedida- de los robots se ha hecho más que presente a medida que han pasado las décadas, sobre todo en los trabajos de clase media donde hay un gran número de trabajadores. ¿Qué produce esto? Desgraciadamente, despidos. Esto se debe a que muchas industrias están viendo los beneficios que pueden obtener de las máquinas frente a los empleados ya que, según el comparador financiero y de créditos con asnef WannaCash.es, las máquinas pueden llegar a reducir los gastos en algunos casos como Corea en un 33% o un 25% en Japón. Por lo tanto, se podrían plantear eliminar a mucha plantilla de trabajadores, ya que las máquinas, además de esto, pueden estar en funcionamiento las 24 horas del día.

Es por esto último que también muchos expertos se afanan en bautizar el futuro robótico como la próxima Revolución Industrial, pues el modus operandi se puede extrapolar de forma casi total al panorama actual. Así pues, los empleados de ingresos medios se ven superados por las máquinas en lo que a valoración y productividad se refiere. Algunos expertos y estudiosos estadistas alegan que lo que principalmente va a influir es la formación en lo tecnológico, ya que un alto porcentaje de personas no saben afrontar tareas básicas frente a un ordenador, lo que les deja a las empresas las cosas más fáciles para decidirse a colocar una máquina que le sustituya a él y a sus compañeros.

Se estima que la automatización será tal que, frente a los casi 800.000 robots introducidos en el año 2017, en los próximos años se incrementarán de tal forma que llegarán a superar las 1.300.000 unidades.

¿Ayuda o supremacía? ¿A qué han venido los robots?

banco tramite

No es ningún secreto que el consumo de los hogares se dispara cuando llega el calor: hay más eventos, se planifican las vacaciones y, en general, se gasta más. Es, por lo tanto, una buena oportunidad para la banca de ganar dinero concediendo financiación. Y según el comparador financiero online HelpMyCash.com, varias entidades ya han empezado a aprovecharla, pues han lanzado al mercado nuevos préstamos con intereses muy atractivos para pagar a plazos los distintos gastos veraniegos.

Ofertas veraniegas
El producto más destacado en ese sentido es el nuevo Préstamo ONline (sic) de Kutxabank, con el que se pueden conseguir entre 5.000 y 40.000 euros, a devolver hasta en siete años, para financiar cualquier necesidad de consumo. Su interés está muy por debajo de la media del mercado, pues es de solo el 4,99% TIN (5,11% TAE). Además, no tiene comisión de apertura, aunque para contratarlo hay que tener la nómina domiciliada o domiciliarla en el momento de pedirlo. Según la entidad, esta oferta caduca el 31 de agosto.

Tampoco se queda atrás la oferta de otro banco vasco: el Crédito Ilusión de Laboral Kutxa. Este permite obtener desde 9.000 euros a devolver hasta en siete años para financiar cualquier proyecto particular (salvo refinanciaciones). Este producto tiene un interés del 4,95% TIN (5,54% TAE) y una comisión de apertura del 1,5%. Se puede contratar online o presencialmente hasta el 30 de junio, aunque estas condiciones son exclusivas para clientes con la nómina o la pensión domiciliada, una tarjeta de crédito activa y un plan de pensiones con un saldo de más de 600 euros y una aportación mínima de 180 euros al semestre.

Desde HelpMyCash.com también destacan otro crédito lanzado recientemente: el Préstamo Amigo Libre de Globalcaja. Este producto tiene un importe de entre 6.000 y 60.000 euros, un plazo de hasta ocho años y un interés del 6,45% TIN (7,62% TAE); sin comisión de apertura. Puede pedirse hasta el 30 de junio para financiar cualquier necesidad de consumo, pero para disfrutar de esas condiciones es imprescindible suscribir un seguro de protección de pagos.

Antes de contratar hay que comparar
Todas estas ofertas veraniegas presentan un precio por debajo de la media, que se sitúa por encima del 8% TAE. Sin embargo, su letra pequeña esconde algunas condiciones no tan atractivas: comisiones de apertura, productos vinculados como seguros o planes de pensiones, etc. Por ello, desde el comparador aconsejan buscar financiación también en otras entidades para valorar cuál podría salir más a cuenta.

En ese sentido, los expertos de HelpMyCash.com recomiendan fijarse especialmente en los créditos al consumo de la banca online, pues aseguran que son un 10% más baratos que la media del mercado. Por citar dos ejemplos, el Crédito Proyecto de Cofidis tiene un interés desde el 5,95% TIN (6,12% TAE), salvo para la finalidad de estudios que es aún menor, y el Préstamo Personal Online de Liberbank, una entidad que ha apostado muy fuerte por la digitalización, tiene un tipo desde el 7,20% TIN (7,43% TAE). En ambos casos, no hay que pagar comisiones ni firmar productos vinculados.

Asimismo, es imprescindible asegurarse de no dedicar más del 35% de los ingresos mensuales netos al pago de las cuotas tanto del crédito que se contrate como de los otros préstamos que se tengan vigentes. Superar ese porcentaje aumenta peligrosamente el riesgo de impago, cuya consecuencia podría ser, además de caer en el sobreendeudamiento, la pérdida de los bienes presentes y futuros del titular.

television

La televisión de pago se ha convertido en el servicio estrella de las grandes telecos. En los últimos años hemos sido testigos de cómo los paquetes que incluían este producto han ido ganando adeptos. No obstante, con la llegada del verano, algunos consumidores lo han dado de baja en busca de ahorrar un poco a final de mes. Pero ¿compensa? Desde el comparador de Internet HelpMyCash.com nos dan algunos puntos a tener en cuenta a la hora de decidir si nos interesa mantener la televisión de pago durante los meses estivales.

Adiós al fútbol, pero solo dos meses
Uno de los contenidos más codiciados por las telecos ha sido el deporte rey. Gracias a la Liga de fútbol, las compañías más grandes han conseguido fidelizar a sus clientes. No obstante, la época dorada ya ha llegado a su fin y muchos telespectadores sopesan dar de baja el servicio hasta la próxima temporada.

Si somos de los que nos planteamos esta jugada, debemos tener claro que con Movistar nos será imposible. La operadora más longeva del país ofrece este servicio integrado en sus paquetes Fusión, sin opción de quitarlo. En cambio, Jazztel y Orange sí nos dan este margen para ajustar nuestra factura.

Ahora bien, en los últimos años hemos visto cómo las telecos más flexibles no cobraban el paquete de fútbol durante los meses de verano. Gracias a ello, se aseguraban que los forofos mantendrían el acceso en el próximo año; mientras que los telespectadores no pagaban durante estos dos meses y, además, en septiembre mantienen el precio de la temporada pasada.

Por lo cual, si nos encontramos en esta tesitura, es posible que nos salga más rentable esperar para ver si Orange y Jazztel nos dejan mantenerlo sin coste hasta septiembre. De esta forma, podríamos evitar la posible subida de precio que llegue con la nueva temporada.

Sin ‘Juego de Tronos’, ¿compensa seguir pagando?
Otra pieza fundamental en estos últimos años ha sido la ficción televisiva Juego de tronos. A ella hemos podido acceder con el paquete de series de Movistar o directamente a través de HBO, aunque sea mediante Vodafone. Sin embargo, ahora que la serie ha puesto punto y final a su trama, ¿nos interesa mantener la suscripción a este canal especial o a la plataforma de streaming? La decisión aquí va más ligada al catálogo que nos encontraremos en una u otra compañía y al precio que tendremos que asumir en cada caso.

Por ejemplo, si tenemos Movistar Series, podremos ver la nueva ficción de Mario Casas, Instinto, Outlander o Ray Donovan, entre otras. El precio de este paquete va incluido en la mayoría de los paquetes Fusión con Internet, fijo y móvil. Además, se puede contratar desde otras telecos, como Orange, por cinco euros al mes.

En el supuesto de tener la suscripción de HBO, podemos disfrutar de El cuento de la criada, Manifest o la recién estrenada Chernobyl, que apunta maneras para convertirse en la estrella de este verano. A todas ellas podremos acceder con la cuota de 7,99 euros/mes o junto con el paquete Seriefans de Vodafone (10 euros/mes).

‘Streaming’, la solución para el verano
Internet, fijo, móvil, televisión, fútbol, HBO... La factura de nuestra teleco puede ser realmente alta si somos unos inconformistas. Por ello, es normal que nos planteemos rebajarla, especialmente en los meses en los que estamos más tiempo fuera de casa. Ahora bien, ¿por dónde recortamos?

Si tenemos uno de los paquetes Movistar Fusión, nos podremos permitir eliminar la suscripción a HBO porque los contenidos no mejoran demasiado lo que ya ofrece Movistar Serie... En el caso de Vodafone, podemos aprovechar las nuevas ofertas para incluir HBO gratis en el paquete Seriefans o Serielovers y así no pagar la suscripción a la plataforma de streaming por separado.

Ahora bien, ¿y si tenemos Orange o Jazztel? Lo primero será averiguar si podemos ahorrarnos el coste del fútbol en los meses que no se emite. Lo segundo, decidir qué tipos de series y películas queremos ver. En este caso, a no ser que estemos muy enganchados a las series de los canales temáticos de Orange y Jazztel, podemos renunciar a sus televisiones y apostar por el streaming, porque es más barato.

La ventaja de HBO y Netflix es que reparten los estrenos a lo largo de todo el año, con lo que en estos meses tendremos el estreno de la cuarta temporada de Stranger Things y Black Mirror o la última de Jessica Jones en Netflix; mientras que HBO estrenará la segunda temporada de Big Little Lies y la cuarta de Insecure. Por lo tanto, si nos estamos planteando eliminar la televisión de pago este verano, pero tememos que la convencional nos sepa a poco, la mejor solución es apostar por el streaming, tanto por precio como por poder acceder a contenidos frescos.