arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

ahorrardinero

Hace apenas unos días, el presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy aconsejaba ahorrar a las familias españolas: “Desde los poderes públicos debemos incentivar el ahorro a largo plazo (…) que sirva como complemento de la pensión pública, para la educación de los hijos, un proyecto personal o superar cualquier revés que nos pueda traer la vida”. Sin embargo, ahorrar no es precisamente una costumbre o un hábito muy común entre los españoles. De hecho, según el INE, de cada 100 euros que quedan en los hogares después de impuestos, se destina poco más de seis al ahorro.

 

Pero lo cierto es que existe una parte considerable de españoles que no cuenta con mucho margen para ahorrar. Con esto nos referimos a los más de seis millones de personas que tienen un salario inferior al SMI, y de los más de dos millones de mileuristas: en total, casi ocho millones y medio de españoles que tienen poca o muy poca posibilidad de ahorro. Por ello, el comparador financiero y de minicréditos online WannaCash.es ha elaborado una serie de consejos y hábitos que cambiar para reducir el dinero gastado.

 

Ahorrar es posible, y según indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) es imprescindible pasar revista a tus costumbres cotidianas, cambiar algunos hábitos y hacer buenas elecciones. De esta manera, podrás ahorrar al año entre 2.500 y 3.000 euros. Así que vamos allá.

 

- La cesta de la compra

Es un gasto prácticamente diario que se lleva aproximadamente un 20% de nuestro presupuesto familiar. Para ello: compra productos de temporada; elige el supermercado con mejor nivel de precios; anda con ojo con las ofertas del tipo 2x1 o 3x2, o envases ahorro puesto que, en ocasiones, la fecha de caducidad de estos productos es próxima y se acaba por tirar mucha comida a la basura.

 

- Las facturas de suministros

Las tarifas poco adecuadas suelen ser la causa principal de un gasto excesivo en el consumo de electricidad. Así que revisa la potencia que tienes contratada y comprueba que realmente la necesitas. Es este caso si nunca te ha saltado el interruptor de control de potencia es probable que puedas arañar unos euros a tus facturas; plantéate cambiarte a la tarifa de discriminación horaria, ya que podrás ahorrar bastante dinero por la existencia de horas “valle” (desde las 22 horas hasta las 12; una hora más en verano), en las que la electricidad es más barata; usa los electrodomésticos de manera eficiente; evita el stand by; y revisa si puedes acogerte al bono social.

 

- En tus facturas de teléfono e Internet

Todos los meses pagamos una factura en telecomunicaciones que puede llegar a ser bastante elevada. Actualmente las compañías suelen vender paquetes conjuntos de datos móviles, llamadas, Internet, televisión… Contrata solo lo que necesitas y no te dejes llevar por las compañías insistentes, ni por la última oferta que has escuchado. Compara las diferentes tarifas del mercado, sobre todo de operadoras low cost, puesto que hoy en día puedes elegir entre una gran cantidad de opciones y modificar una tarifa hasta adaptarla a ti, a tus necesidades y a tus hábitos de consumo.

 

Si tienes una tarifa de móvil antigua o de hace varios años, comprueba las condiciones actuales -incluso de tu propio operador- porque seguramente estés pagando más por peores condiciones.

 

- En el banco

Busca una cuenta que no te cobre un porcentaje de los recibos domiciliados; elige una tarjeta sin comisiones por uso o mantenimiento; y cuando tengas ahorros, inviértelos bien y no caigas de nuevo en el consumo innecesario.

 

- Con el coche

El transporte generalmente se lleva una buena parte de nuestro presupuesto. Por ello, compara las gasolineras de tu zona y escoge aquella que sea más barata; adopta prácticas de conducción eficiente para que el depósito de dure más; y revisa y compara las condiciones de tu seguro.

 

En definitiva, y como has podido comprobar, hay muchos aspectos de tu vida cotidiana en los que un cambio y una inversión de unas horas para investigar o comparar te pueden ahorrar cientos e incluso miles de euros al año. Actúa. Y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

transferencias instantaneas

Desde hace varios meses se viene hablando de que los bancos incorporarían un nuevo servicio que permitirá hacer transferencias al instante. Sin embargo, a día de hoy, no hay rastro de ellas.

 

Y es que parece que la prensa tenga más interés que las entidades en convertir las transferencias inmediatas en una realidad. A pesar de que su llegada se anunció para el pasado 21 de noviembre, la realidad fue otra. Los bancos no disponían de la tecnología necesaria para realizar este tipo de operaciones, lo que impidió poner en marcha el servicio.

 

Ahora la prensa le ha vuelto a poner fecha. En esta ocasión, se trata del 14 de febrero. Muchas portadas aseguran que a partir de ese día los españoles podrán enviar dinero de una cuenta bancaria a otra en cuestión de segundos. Sin embargo, probablemente ese día los españoles tampoco puedan hacer transferencias inmediatas.

 

La mayoría de los bancos no saben cuándo las implementarán

Según ha podido confirmar el comparador de productos financieros HelpMyCash.com solo tres bancos españoles les han podido facilitar información sobre este servicio. Algunas entidades como Kutxabank han confirmado que está previsto que lo incorpore, aunque no tienenninguna fecha confirmada. No obstante, muchas otras no tienen información sobre el servicio, al menos, en sus canales de atención al cliente.

 

Los únicos tres bancos que sí parece que estarán preparados para el 14 de febrero son Abanca, Bankia y CaixaBank. Pero las condiciones de los servicios en estos tres son muy diferentes. En la entidad gallega las transferencias inmediatas tendrán un coste de un euro, que se sumará al coste que tiene el servicio tradicional. En CaixaBank serán más caras. Se aplicará un 0,6 % sobre el importe a enviar con un mínimo de ocho euros. Y en Bankia costarán lo mismo que las transferencias tradicionales, es decir que, si son gratuitas, el cliente podrá enviar dinero al instante sin coste adicional.

 

Poco más se sabe de las transferencias inmediatas. La única información que se conoce es que estarán limitadas a un máximo de 15.000 euros y solo se podrán hacer entre bancos que tengan habilitado el sistema, sean españoles o internacionales. En caso de que solo lo aplicaran estos tres bancos, significaría que el envío de dinero inmediato solo se produciría entre cuentas de estas entidades.

 

¿Qué implicarán las transferencias inmediatas para los usuarios?

No sabemos si el próximo 14 habrá una sorpresa y de repente todos los españoles podrán usar este servicio. Pero todo apunta a que será poco probable que ocurra, sobre todo debido a la falta de información que hay.

 

Pero como clientes ya estamos valorando las ventajas que implicará la llegada de este servicio. La primera y la más obvia es el ahorro de tiempo, y es que, de esperar más de 24 horas para recibir el dinero de una cuenta a otra, solo tendremos que esperar unos segundos.

 

Por otro lado, este tipo de envíos solucionará algunos problemas de liquidez. Gracias a los envíos instantáneos, se podrán evitar descubiertos en cuentas bancarias en caso de que se cobre un gasto inesperado.

casa dinero suelo

De sobra conocemos que el secreto para ponerse en forma y conseguir un estilo de vida saludable es una buena alimentación y hacer deporte regularmente. Pero ¿qué ocurre si lo que queremos es poner en forma nuestras finanzas personales? Existe una fórmula perfecta que permite organizar los ingresos mensuales para cubrir sin problema todos los gastos, tanto fijos como variables y para que, además, nos sobre un margen para ahorrar. ¿Quieres saber cuál es? Desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com nos lo desvelan.

La mitad de los ingresos para cubrir los gastos fijos
Gran parte de lo que ingresamos se nos escapa por los gastos fijos que se repiten todos los meses. Pagar el alquiler o la cuota de la hipoteca, los recibos, la comida, el transporte… supone una cantidad de dinero bastante elevada. ¿Y qué tienen en común? Que todos son esenciales y no los podremos evitar. Por eso los expertos recomiendan destinar la mitad del sueldo mensual para cubrir todos estos gastos. De esta forma, nos sobrará otro 50 % para destinar a otros gastos mensuales.

Algunas familias se quejarán porque con el 50 % de los ingresos no tendrán suficiente para cubrir todos los gastos fijos. Sin embargo, esto ocurre porque probablemente no saben diferenciar entre los que son imprescindibles y los que no. De hecho, la regla de ahorro prevé que un 30 % del sueldo se destine a los gastos variables o prescindibles. En esta parte del presupuesto es donde deberíamos incluir esos gastos de los que sí podemos prescindir: las actividades de ocio, los aparatos tecnológicos, comer fuera de casa… En cualquier caso, estamos hablando de una regla aplicable a un salario medio.

Una quinta parte del sueldo para ahorrar
Una vez recibamos el presupuesto debemos separar la parte que destinaremos a los gastos fijos y a los variables, y el 20 % restante deberíamos guardarlo para ahorrar. Es importante que separemos el dinero y que lo reservemos nada más recibir los ingresos. De esta forma evitaremos las tentaciones de gastarlo en cosas que no sean estrictamente necesarias.

Para ser efectivos a la hora de guardar esa parte de nuestro sueldo, podemos abrir una cuenta de ahorro. Como son productos que cuentan con una operativa muy limitada (solo nos permitirán ingresar y retirar dinero), también evitaremos esas tentaciones de gastarlo sin haberlo premeditado.

Un truco extra para ahorrar: calcular los gastos con horas de trabajo
Como todo, la teoría siempre es mucho más fácil que la práctica. Y muchas veces, cuando intentamos poner orden a nuestras finanzas personales nos cuesta más de lo que creíamos. ¿Por qué? Lo más probable es que gastemos más de la cuenta en algo que, probablemente, no deberíamos.

Ante estas situaciones, el comparador nos da un consejo. Si calculamos el precio de los productos en horas de trabajo y no en euros, nos daremos cuenta del esfuerzo real que tenemos que hacer, por lo que eso que nos parecía tan tentador e imprescindible dejará de serlo. Esto nos evitará muchas compras impulsivas de bienes que realmente no necesitamos.

morosidad

El volumen de créditos dudosos y la morosidad bancaria se situarán por debajo de los 100.000 millones de euros al termino del primer trimestre de 2018, un nivel no visto desde abril de 2009, apenas un año después de comenzar la crisis económica en España.

 

La agencia de calificación Axesor ha indicado que el ratio de morosidad -relación entre el saldo de crédito total y los impagados- de la banca caerá al 7,6% al cierre del primer trimestre de este año, el nivel más bajo desde noviembre de 2011. Y lo que sería 6 puntos porcentuales menos que en el máximo histórico marcado en diciembre de 2013. También el volumen de créditos morosos se situará en 93.500 millones de euros, la cota más baja desde abril de 2009.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es la evolución del saldo total de créditos concedidos, puesto que mantiene una trayectoria bajista desde hace ya varios años: se situará en 1,21 billones de euros a finales de marzo, lo que quiere decir que habrá descendido un 3,36% respecto al mismo periodo del año pasado, y pudiendo bajar de 1,2 billones antes de la llegada de los meses de verano.

 

Por su parte, la morosidad de los créditos hipotecarios de los hogares -que son la tercera parte de todo el crédito concedido- alcanzará en el final del primer trimestre los 21.563 millones de euros, el nivel más bajo desde septiembre de 2012, aunque todavía lejos de los aproximadamente 6.100 millones de euros de 2008. Si bien es cierto que también el saldo del crédito hipotecario concedido se situará en este primer trimestre en 481.130 millones de euros, el nivel más bajo desde 2005.

 

El comparador financiero WannaCash.es pone de manifiesto que la tendencia positiva de estos datos desde el año 2012 se explica, entre otros aspectos, por el crecimiento económico y el descenso del paro en nuestro país. Pero también recuerda que las nuevas políticas de gestión del riesgo de los bancos y entidades financieras han provocado una menor probabilidad de mora del cliente, lo que deriva en una tasa de morosidad menor en términos generales.

taetin

El cierre del año 2017 nos ha dejado datos para la esperanza en cuanto a la recuperación del tejido económico y financiero de nuestro país. Uno de esos datos son las tasas de los créditos al consumo, que bajan a niveles inéditos e impensables hace apenas unos años.

Según el nuevo informe del Banco de España, la Tasa Anual Equivalente (TAE) media de los créditos al consumo se instaló en los 8,12% en noviembre de 2017, una bajada de 0,72 puntos porcentuales con respecto a octubre, cuando se ubicó en el 8,84%.

Para saber de la relevancia de estos datos, es necesario contextualizarlo y es que durante todo el año pasado la subida de los intereses fue una realidad en prácticamente todos los meses del año -menos en junio, cuando bajó al 8,39%- ya que incluso se llegó a superar la barrera del 9% -en marzo se alcanzó el 9,02%. Y es que la media de los intereses en 2017 fue del 8,78%. Podemos hablar, por lo tanto, de un cambio de tendencia.

Lo cierto es que durante todo el año pasado los “brotes verdes” no dejaron de aparecer en nuestra economía. Los datos eran significativos y la recuperación era ya un hecho. Una situación que, junto con la creación de empleo y las medidas de incentivos del Banco Central Europeo (BCE), ha provocado que durante 2017 la concesión de financiación haya aumentado significativamente. Un hecho que recoge el BCE en un informe que indica que España es el país europeo donde más ha aumentado el crecimiento de los préstamos personales, con un total de 171.500 millones de euros concedidos.

Sin embargo, y a pesar del positivismo establecido en todos los sectores, incluidos consumidores, el comparador financiero y de minicréditos con Asnef WannaCash.es advierte que durante este año 2018 no se espera que la TAE baje de forma drástica. Básicamente por dos factores determinantes y en los que está implicado el Banco de España, puesto que el supervisor español exige a las entidades bancarias que los intereses mínimos cubran el riesgo que implica la operación y garanticen, además, unos beneficios netos mínimos a la entidad financiera.

Por ello, si bien a lo largo de este año 2018 podremos encontrarnos con ofertas llamativas y con rebajas de los intereses y las tasas asociadas, no parece que la TAE de los créditos al consumo pueda experimentar una bajada excesivamente pronunciada.