arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

tarjetas credito

Si guardásemos todos los recibos que pagamos cada año, probablemente podríamos empapelar nuestra vivienda entera. Suelos y techos incluidos. El pasado año, el gasto medio de los hogares españoles en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles fue de 8.774 euros. A lo que habría que sumar los recibos del móvil o la suscripción a la televisión por cable o a servicios premium cada vez más habituales.

Tradicionalmente, los recibos se han abonado mediante domiciliación bancaria, pero seguro que te has dado cuenta de que cada vez son más las compañías que permiten domiciliar el cargo de su recibo en la tarjeta de crédito. Parece cómodo, ¿verdad? Pues si en algún momento necesitas devolver el recibo, no te lo parecerá tanto

No se puede anular un cargo en la tarjeta

La ley prevé que los recibos domiciliados en una cuenta corriente puedan devolverse, tanto los que estén previamente autorizados como aquellos que no. En el primer caso, el cliente tiene un plazo de hasta ocho semanas para librarse de la factura y en el segundo, de hasta trece. Hasta aquí todo bien, pero ¿qué ocurre con los recibos que se cobran periódicamente en una tarjeta? Esta práctica, que cada vez es más habitual y muchos clientes valoran como una ventaja, implica cierto riesgo. Y es que los cargos de una tarjeta, por normal general, no se pueden retroceder, aunque no se esté de acuerdo con ellos. Así lo confirma el servicio de atención al cliente de varios bancos, con quienes se ha puesto en contacto el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

ING respondía así a un usuario el pasado año a través de su servicio de atención al cliente virtual: “No es posible devolver un pago realizado con la tarjeta directamente desde la entidad, dado que somos un intermediario entre el cliente y el comercio”. ImaginBank, por su parte, señala a través del SAC que “las compras con tarjeta no se pueden cancelar o devolver, ya que son cargos automáticos” y añade que “si la operación no es correcta o no se está de acuerdo con el importe” y se quiere anular, se debe contactar con el comercio o establecimiento para que realice la devolución.

El SAC de BBVA señala que se podría abrir un proceso de reclamación, que el banco estudiaría para ver si procede el retroceso. CaixaBank, por su parte, explica que se pueden reclamar operaciones que se hayan cargado en la tarjeta si, por ejemplo, se han aplicado más de una vez, son fraudulentas, no se han realizado realmente o la mercancía o el servicio cobrado no se ha recibido. Pero no por el simple hecho de no estar de acuerdo con el importe abonado.

Otra solución, añaden desde el comparador HelpMyCash, sería, directamente, bloquear la tarjeta y sustituirla por una nueva para que la compañía no pudiese seguir cargando el pago periódico.

hucha para ahorrar

El método de las 6 alcancías se basa en la división de todos tus ingresos siguiendo patrones en forma de porcentajes. Al estar trabajando sobre porcentajes es aplicable a todo tipo de usuarios y circunstancias, independientemente de la cantidad de ingresos que tengan. Pero, ¿cuáles son estos porcentajes? El comparador financiero y de préstamos con Asnef WannaCash.es te lo explica a continuación:

55% destinado a tu cuenta de gastos corrientes: Dentro de este grupo podrás incluir el dinero destinado a cubrir tus necesidades, con los gastos generados por los elementos más básicos de tu vida. Con este porcentaje deberás cubrir la comida, tu vivienda, tu salud, tu transporte o los pagos de deudas. Si después de gastar el 55% de este grupo aún te queda algo de dinero, ahórralo para futuras inversiones.


10% dedicado a tu cuenta de ocio y entretenimiento: Sin lugar a dudas este dinero será el más fácil de gastar ya que estará destinado a cubrir tus viajes, ir al cine o cubrir cualquier tipo de actividad ociosa. Siempre que no excedas el 10% del total de ingresos, podrás darte caprichos independientemente de si son caros.


10% para tu cuenta de inversiones: El objetivo de este grupo es generar dinero dedicado a realizar inversiones que en un futuro puedan traducirse en cualquier tipo de ingresos pasivos. Entre las diferentes posibilidades que existen, puedes comprar activos, invertir en bolsa o ahorrar para montar un negocio propio. Es muy importante que este 10% no esté destinado a ninguna otra cosa pues a partir de este 10% podrás abandonar tu trabajo en un futuro y prosperar por cuenta propia.


10% dedicado a tus fondos de educación: No olvides que uno de los activos más importantes es la formación. Es por ello que debemos destinar un 10% a cubrir esta necesidad. Con este porcentaje deberemos hacer frente a la compra de libros o cursos educativos que nos ayuden a especializarnos y crecer como profesionales. Invertir en uno mismo es la mejor inversión.

10% para el futuro: Esta cuantía de tus ahorros estará destinada a cubrir aquellos gastos derivados de tus planes y necesidades futuras. Por ejemplo, puede servir para crear un fondo de seguridad que te ayuda a acumular dinero para la compra de un coche o realizar reparaciones. Con el paso del tiempo esta cuenta crecerá de forma exponencial.


Un 5% dedicado a ayudar a las personas que te rodean: Dentro de esta cuenta puedes incluir aquellos regalos para tus seres queridos o los donativos que desees hacer a cualquier institución o entidad de caridad y solidaridad.

tarjeta credito1

El número de tarjetas de crédito en circulación en nuestro país no deja de crecer en los últimos años. Tanto es así que, según los datos del Banco de España, el año pasado se alcanzaron los 53 millones, doblando el número de tarjetas de débito. No obstante, la aparición de ciertas tecnologías relacionadas con los métodos de pago ha propiciado que muchos se dejen la tarjeta en casa.

Si los teléfonos inteligentes han acabado con el uso de decenas de herramientas (calendarios, calculadoras, cámaras de fotos, GPS, etc.), ¿por qué no iba a acabar sustituyendo a las tarjetas de crédito? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos confirman que cada vez son más los usuarios de métodos de pago alternativos como Google Pay, Samsung Pay o Apple pay, tendencia que ya podemos observar en otros lugares del mundo, como en China.

La tecnología digital y el NFC se presentan como los principales culpables

El caso de China es especialmente llamativo. Apenas entrados en el capitalismo, los chinos ya han dejado de lado por obsoletos algunas de las herramientas financieras del presente occidental. De hecho, se espera que en 2021 el 79,3% de los pagos que no se realicen con efectivo se realizarán por medio del QR, según datos de American Banker. En España, sin embargo, seguimos enganchados a una moda tan ochentera como son los plásticos.

El desarrollo de ciertas tecnologías ha dejado en el pasado los métodos de pago de la década anterior. El sistema contactless desarrollado a partir de la tecnología NFC es un claro ejemplo. No solo porque ha terminado con la forma de pagar con la tarjeta sino que, al unirse con la tecnología que nos permite gestionar nuestras finanzas desde el móvil, podremos pagar con todo el smartphone y con todo tipo de artilugios que aprovechan su conectividad, como relojes, gafas, pulseras, pegatinas, etc.

Adiós a las tarjetas tradicionales, pero no a su concepto

El hecho de que eliminemos las tarjetas físicas no supone que tengamos que despedirnos de todas sus ventajas. Es importante tener en cuenta que todo lo anteriormente referido respecto  a los métodos de pago alternativos siempre va vinculado a una cuenta bancaria, en la que tenemos una tarjeta de crédito o de débito vinculadas. De hecho, a la hora de realizar nuestras compras de manera online, aún tendremos que introducir los datos de nuestra tarjeta, su fecha de caducidad y el CVC situado en la parte trasera de los plásticos.

Por ello, desde el comparador de tarjetas y productos financieros online HelpMyCash nos tranquilizan, pues el cambio es progresivo y recientes regulaciones como la nueva PSD2 afianzan la situación de crecimiento que mantienen las tarjetas de crédito en nuestro país. Aunque podemos atisbar el horizonte del futuro de los métodos de pago, aún tenemos tiempo para adaptarnos paso a paso a la nueva era del fintech (término que se utiliza para hablar de las empresas y procedimientos en los que se aúnan nuevas tecnologías y finanzas).

hipoteca jovenes


- El ahorro que se puede conseguir con una hipoteca, incluso al 100%, puede superar el 41% al mes respecto al alquiler en las grandes ciudades

- Las entidades están dispuestas a ofrecer condiciones más favorables a jóvenes con buenos ingresos y empleo estable.

- Se pueden conseguir diferentes ofertas según la oficina, por lo que es necesario hacer un esfuerzo y comparar para encontrar la mejor hipoteca

Barcelona, 12 de septiembre de 2018 - 7 de cada 10 bancos están dispuestos a negociar una financiación mayor al 80% del valor de la vivienda con parejas jóvenes con ingresos altos y un empleo estable, pero que solo han conseguido ahorros para cubrir los gastos de hipoteca y de compraventa. Así se desprende del estudio Hipotecas 100 para jóvenes sin ahorros: el secreto mejor guardado de los bancos elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com.

El objetivo de esta investigación, que se ha hecho pública hoy y se ha llevado a cabo en la ciudad de Barcelona, era comprobar si los bancos eran o no más laxos de lo que publicitan abiertamente a la hora de conceder hipotecas a buenos perfiles como puede ser el de una pareja alrededor de la treintena que cobra más de 3.000 euros netos al mes, pero que por tiempo o por otros gastos, como el alquiler, no tiene los ahorros suficientes.

Y es que en una situación como la actual, con los precios de los alquileres subiendo de manera desproporcionada (especialmente en las grandes ciudades) y el sector inmobiliario aún recuperándose del duro golpe de la crisis económica, en muchas ocasiones es más barato pagar la cuota de una hipoteca que un arrendamiento.

Con una hipoteca, los jóvenes ahorrarían un 41% respecto al alquiler
Con esta perspectiva, los jóvenes empiezan a perder el miedo de ser propietarios tras el rechazo que provocó esta opción por los efectos de la crisis en la economía doméstica de muchos españoles. Sin embargo, dado el poco tiempo que llevan en el mercado y los gastos que deben asumir, no les es posible acceder a las hipotecas que publicitan abiertamente los bancos y que requieren ahorros de entre el 30 y el 35% para cubrir la parte que no financia la banca y los gastos de hipoteca y de compraventa.

O eso se creían, puesto que el estudio elaborado por HelpMyCash.com ha demostrado que en el 70,83% de las oficinas consultadas (tanto de banca tradicional como online) se han mostrado dispuestos a ofrecer más del 80% o, por lo menos, a estudiarlo. La muestra tomada ha incluido 10 bancos tradicionales (visitando dos oficinas de cada uno) y las cuatro principales entidades que comercializan hipotecas online.

Esto es, sin duda, una gran noticia para los jóvenes, ya que, según los datos obtenidos por HelpMyCash.com, el ahorro mensual respecto al alquiler está patente independientemente de la cantidad que pidamos y del plazo al que la financiemos. Por poner un ejemplo: si pedimos una hipoteca 100 a 30 años para comprar un piso de 60 metros cuadrados en la periferia de Barcelona por 140.000 euros, la cuota sería de 438,75 euros al mes. Un piso similar, en la misma zona, se alquila por 750 euros al mes. O lo que es lo mismo, con la hipoteca ahorraríamos un 41,5% en cada mensualidad.

Hay que comparar y tener cuidado con las alternativas de financiación

Otro de los datos que se desprenden del estudio presentado hoy por HelpMyCash.com es que en el 80% de las entidades que se visitaron físicamente la oferta fue diferente según la oficina a la que se acudía. A veces, dicha diferencia era de una comisión más o menos, pero en otras había importantes variaciones en el tipo aplicado o incluso en el porcentaje al que se podía llegar.

Por eso, la principal recomendación es que, si realmente tenemos un buen perfil (ingresos altos, empleo estable y capacidad de ahorro), comparemos entre varias opciones, incluso preguntando en distintas sucursales de un mismo banco. De hecho, algunos de los consultados señalaron que si se conseguía una oferta mejor, se volviera a esa oficina para ver si se podía igualar.

Del mismo modo, hay que tener cuidado con las ofertas que hacen algunas entidades para financiar la cantidad que nos falta hasta llegar al 100%. Y es que mientras unas ofrecían opciones tan habituales (y no por ello menos arriesgadas) como poner otra vivienda como garantía extra, en algunas oficinas llegaron a ofrecer préstamos personales (propios o de otra entidad) o incluso firmar dos hipotecas.

Ambas opciones son poco recomendables en tanto que suponen el mismo riesgo para el banco, que pone en juego la misma cantidad de dinero, pero tienen un coste mucho mayor para el hipotecado, bien por aplicársele un interés más alto o por los gastos asociados.

Por suerte, esta opción no fue la más extendida y, de hecho, en algunas de las entidades consultadas se negaron en rotundo a llevarlas a cabo y recomendaron conseguir el dinero mediante préstamos entre familiares o ahorrando más tiempo.  

Descarga aquí el informe completo del estudio sobre hipotecas para jóvenes.

banca online

La banca virtual se ha sacudido todos los complejos este verano y ahora apuesta claramente
por ser un actor importante dentro del mercado hipotecario. Así lo acredita el comparador financiero HelpMyCash.com, que afirma que las hipotecas online se cuentan actualmente entre las más baratas y compiten de tú a tú contra las ofertas de los grandes bancos. A continuación hacemos un repaso de los préstamos más destacados que comercializan las entidades que operan a distancia.

ING baja el diferencial hasta el 0,89%
ING ha sido el último banco online que se ha unido a la lucha por ganar cuota de mercado dentro del sector hipotecario. La entidad naranja ha anunciado, a finales de agosto, una rebaja del interés de su Hipoteca Naranja, que pasa a ser de euríbor más 0,89% para los que la soliciten antes del 30 de septiembre y la firmen antes del 15 de noviembre (antes era de euríbor más 0,99%).


De esta manera, ING pasa a formar parte del selecto grupo de entidades que ofrecen hipotecas variables con diferenciales por debajo del 0,90%. En él también se encuentra Openbank, uno de los actores más destacados dentro de la banca online, además de grandes bancos como BBVA y Banco Santander y de grupos más pequeños como Banco Mediolanum.

Asimismo, la promoción del banco neerlandés se aplica también en la Hipoteca Naranja Mixta, cuyo tipo fijo inicial se reduce del 1,79% al 1,69%. En ambos casos, ING no cobra comisiones de ningún tipo (tal y como venía haciendo hasta ahora) y exige domiciliar los ingresos y firmar un seguro de hogar y otro de vida mediados por la entidad.  

Coinc ofrece la hipoteca fija más barata a 20 años
Entre las ofertas más atractivas encontramos también la Hipoteca fija de Coinc, una entidad online perteneciente a Bankinter. A mediados del mes de julio, el interés a 20 años de este préstamo hipotecario se redujo del 2,20% al 1,99%, convirtiéndose así en uno de los más bajos del mercado. Asimismo, el tipo a 10 años bajó del 1,65% al 1,55%, mientras que el aplicado a 15 años se rebajó del 2% al 1,85%.

Pero la Hipoteca fija de Coinc no solo es atractiva por su reducido tipo de interés. Y es que este crédito no tiene ningún requisito de vinculación (salvo el de tener abierta una cuenta de ahorro gratuita), lo que supone un gran ahorro a medio y largo plazo. Además, tampoco tiene comisión de apertura.

La Hipoteca Open de Openbank, ideal para clientes premium
Finalmente, hay una tercera entidad online que también ha apostado por mejorar sus hipotecas durante la segunda mitad de 2018: Openbank. Este banco virtual del Grupo Santander dio el pistoletazo de salida a la campaña de verano al rebajar el interés de sus préstamos hipotecarios a los que pueden aportar el 50% o más del valor de la vivienda a adquirir.

Así, su producto estrella (la Hipoteca Open Variable) tiene ahora un interés de euríbor más 0,89% si se financia hasta un 50% del precio del inmueble y un tipo de euríbor más 0,99% si ese porcentaje es de entre el 50% y el 80%. A este bajo interés hay que sumarle otras dos ventajas: no tiene comisiones y el único requisito de vinculación es domiciliar una nómina de 900 euros.