arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

ahorrar inflacion

Mucha gente sueña con ganar la lotería de Navidad y muchos ya tienen en mente qué planes harían con el dinero: saldar la deuda de la hipoteca, comprar una casa, etc. Pero ¿qué es lo ideal según la recomendación de los expertos? Los especialistas en finanzas del comparador HelpMyCash.com explican tres opciones para invertir ese dinero según los intereses de cada persona y sacar rendimiento sobre él.

 

Comprar una casa o saldar la hipoteca

Para los afortunados que se lleven un buen pellizco de la lotería de Navidad de este 2021, una de las opciones para destinar el dinero será comprar una vivienda. Una opción es pagarla al contado, pero quizá desprenderse de todo el premio de golpe no sea lo más recomendable o, ni siquiera, lo más rentable. Con las hipotecas a tipos muy bajos, es una buena oportunidad para solicitar una y aprovechar para adquirir una propiedad. Además, rentabilizar la parte del premio que no se use para dar la entrada de la vivienda puede dar lugar a obtener mayores ganancias.

 

Según lo que explican expertos en el sector inmobiliario, es probable que en el 2022 suba el precio de la vivienda, por lo que adquirir una casa puede ser una buena opción para invertir.

 

Por otra parte, también es una buena opción cancelar el pago de lo que quede de hipoteca con el dinero ganado. Esto puede hacerse de forma total o parcial, es decir, pagar todo lo que queda de hipoteca o una gran parte. Así se consigue que haya una deuda menor o que no haya y, sobre todo, se gana en tranquilidad para uno mismo.

No obstante, si queda muy poco tiempo para pagar la hipoteca y ya hemos pagado casi todos los intereses (la mayoría de los intereses se pagan al principio del plazo, por el sistema francés de amortización), puede que no compense destinar el dinero a pagar la hipoteca, sino mejor a invertir. En estos casos en los que quede poca hipoteca pendiente, también hay que valorar el hecho de que, si se devuelve de golpe, se perderá el derecho a seguir desgravando las amortizaciones en la renta.

 

Invertir, pero conociendo y entendiendo en qué

Por otra parte y siguiendo el camino de diversificar, la inversión es una buena opción para todos aquellos que quieren sacar buenos rendimientos al dinero que se gana con la lotería. Eso sí, es muy importante entender lo que se está contratando y buscar información para conocer bien de qué producto se trata.

 

Como apunta Sara Gil, experta en finanzas de HelpMyCash.com, es normal que con la emoción de recibir el dinero no se sepa bien cómo gestionar tal cantidad, especialmente si es una cifra alta, pero no hay que tomar decisiones precipitadas. Podemos hacernos algunas preguntas para saber qué producto conviene más.

 

Una de ellas, por ejemplo, es preguntarse el riesgo que se está dispuesto a asumir sobre el dinero. En esto influirá el tipo de inversor que es cada uno (arriesgado o conservador). En referencia a esto, irá relacionado el producto por contratar (los hay con más riesgo y con menos riesgo). Otra de las preguntas será decidir cuánto dinero se quiere invertir. El mínimo de inversión también permitirá acceder a unos determinados productos o a otros.

 

Por último, habrá que pensar en los productos que se pueden contratar fácilmente en el mercado y en las últimas novedades de productos de inversión, que en ocasiones son muy interesantes para los pequeños inversores. Fuera de los típicos productos que se contrataban históricamente en los bancos, hay otros servicios como los robo advisors que permiten ahorrar en comisiones y tener acceso a buenas rentabilidades. Es bueno echar un ojo a las nuevas opciones para rentabilizar el dinero.

 

Ahorrar en un depósito europeo

¿Has ganado mucho dinero, pero tienes un perfil conservador y no sabes qué hacer con él? Como explica Sara Gil, de HelpMyCash, la tercera vía son los depósitos a plazo fijo, donde se sabe en cuánto tiempo vencen y qué rentabilidad se obtiene desde un principio.

 

Actualmente los depósitos que ofrecen mayor rentabilidad son los depósitos de otros lugares de Europa. Una forma de contratarlos, por ejemplo, es hacerlo con la plataforma Raisin. Esta entidad facilita a los clientes españoles el acceso a depósitos de otras entidades de la Unión Europea que duplican o triplican la rentabilidad de los que se ofrecen en España, ofreciendo hasta un 1,17% TAE. Además, Raisin ofrece la información de estos productos traducida para simplificar la contratación.

hipoteca casa

Muchos jóvenes no pueden comprarse una casa o un piso porque tienen pocos ahorros. Para resolver esa situación, actualmente se debate si sería conveniente que el Estado les avalara para facilitarles el acceso a la vivienda: lo han pedido el Banco Santander, la Asociación de Promotores Constructores de España o, más recientemente, el Partido Popular, que pretende llevar la propuesta al Congreso de los Diputados. Con ese aval, los bancos podrían financiar hasta el 100% del precio de la vivienda en vez del habitual 80%, por lo que los jóvenes no tendrían que aportar el 20% restante.

 

Pero ¿sería conveniente esta medida? Estos avales públicos sobre hipotecas para jóvenes tendrían una buena acogida y facilitarían la compra a muchos millennials que, pese a tener un buen trabajo, aún no cuentan con mucho dinero ahorrado. Es la conclusión a la que ha llegado el comparador financiero HelpMycash.com tras consultar a economistas y a potenciales compradores.

 

Aval solo de una parte de la hipoteca

El Partido Popular (PP) es la última organización que se ha mostrado partidaria de adoptar esta medida. Su propuesta es que el Estado conceda un aval a los jóvenes que cubra el 20% de la hipoteca que pidan. De este modo, el banco les podría prestar hasta el 100% del coste de la vivienda, en vez del habitual 80%. Cabe destacar que en la Región de Murcia, donde gobierna este partido, ya se dan estos avales públicos.

 

Ahora bien, ¿qué ocurriría si el joven avalado no pudiera pagar su hipoteca? En ese caso, el Estado sería responsable de pagar al banco el 20% del importe pendiente (la cantidad avalada). El PP no ha especificado todavía hasta cuándo debería responsabilizarse el Estado del posible impago del crédito, pero, según HelpMyCash, probablemente se eliminarían cuando el titular hubiese devuelto el 20% del capital prestado.

 

Esta es, de hecho, una fórmula similar a la que usa Banco Santander para financiar más del 80% de la compra a los jóvenes. Esta entidad presta el 95% de lo que cuesta la vivienda si el solicitante cuenta con el aval de sus padres o de otra tercera persona. Y una vez transcurridos cinco años desde la firma de la hipoteca, ese aval se suprime automáticamente.

 

Habría que establecer unos requisitos adecuados

Consultado por HelpMyCash, el profesor y redactor de Economipedia David López Cabia afirma que, en caso de aprobar esta medida, “es fundamental que queden bien delimitados los criterios económicos que se exigirá a los jóvenes para acceder a esta ayuda”. Esto pasaría por aprobarles el aval única y exclusivamente si cumplieran los requisitos que los bancos suelen pedir para dar hipotecas: que su trabajo sea estable y con cierta antigüedad, que sus ingresos sean suficientes para pagar las cuotas y que tengan poco endeudamiento previo.

 

Habría que definir también qué edad deberían tener los jóvenes para acceder a la ayuda. Según el PP, la franja sería de 18 a 35 años, aunque en Murcia la limita a solicitantes de hasta 34 años. Fuentes financieras consultadas por HelpMyCash, sin embargo, consideran que sería conveniente aumentarla hasta los 37 años, pues la inestabilidad laboral también impide ahorrar a muchas personas de esa edad.

 

Asimismo, en caso de que el Estado quisiera limitar el precio del inmueble que podría financiarse con su aval, sería aconsejable que tuviera en cuenta la realidad del mercado inmobiliario en cada comunidad autónoma. Y es que los precios pueden variar mucho de una región a otra: en la Comunidad de Madrid o en Cataluña, por ejemplo, las viviendas son mucho más caras que en Aragón o en Andalucía.

 

La gestión debería ser ágil

Para que la medida fuera efectiva, también sería importante que pudiera solicitarse con facilidad. El redactor jefe de Economipedia, Francisco Coll Morales, explica a HelpMyCash que habría que “dotar al órgano administrativo responsable de aprobar estos avales con recursos para gestionar de forma eficiente este tipo de políticas”. Esto implicaría, por ejemplo, crear oficinas específicas que asesoraran a los jóvenes que quisieran pedir esta ayuda.

 

Los jóvenes consultados por HelpMyCash van más allá: consideran que debería ser el banco el que gestionara la solicitud del aval del Estado a petición del joven. En ese sentido, manifiestan que “los trámites deberían ser sencillos para no marear demasiado a los que necesitamos acceder a esta medida”.

Reino Unido aplica desde 2013 una medida similar donde el estado avala hasta el 95% de las hipotecas para jóvenes. ¿Cómo funciona el modelo británico? Para conocer los detalles visita HelpMyCash.com.

casa dinero suelo

La elección de la inmobiliaria es uno de los pasos más importantes durante la venta de una vivienda. Sin embargo, es habitual que los propietarios consideren una única opción en el momento de escoger, que generalmente corresponde a las inmobiliarias de barrio o las grandes franquicias, aunque estas no siempre se adaptan a sus necesidades. Por todo esto, desde el comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com explican qué opciones existen actualmente para vender un piso en España y cómo se puede encontrar la mejor inmobiliaria en función de las necesidades de cada vendedor.

 

Existen diferentes tipos de agencias que se adaptan a distintos perfiles

El mercado inmobiliario actual ofrece muchas alternativas para vender una propiedad: las agencias tradicionales son una de ellas, pero también existen las online e incluso los iBuyers, que son empresas que compran casas al contado. Cada uno de estos modelos de negocio están pensados para públicos diferentes.

 

Al respecto, desde HelpMyCash aseguran que “tras analizar en profundidad el mercado inmobiliario, hemos llegado a la conclusión de que muchas de las diferencias y disconformidades que existen entre inmobiliarias y vendedores nace de la falta de coincidencia entre los servicios que ofrecen las primeras y las necesidades que tienen los segundos. Por eso, estamos seguros de que el primer paso para encontrar la mejor inmobiliaria es conocer las distintas opciones que ofrece el mercado y decantarse por aquella que mejor se adapte a las necesidades del vendedor”. Por ello, HelpMyCash ha desarrollado un comparador inmobiliario con el que los usuarios pueden analizar qué tipo de agencia es más conveniente en función de sus necesidades particulares.

 

Agencias tradicionales para quienes prefieren el trato personalizado

Las inmobiliarias tradicionales convienen cuando el vendedor está dispuesto a pagar una comisión relativamente alta, que representa entre el 3% y el 7% del precio de venta del piso, a cambio de que la agencia se encargue de todos los trámites necesarios y de recibir un trato más personalizado, afirman desde el comparador. Sin embargo, avisan de que “es muy importante estar atentos a los contratos de intermediación inmobiliaria cuando se contratan este tipo de agencias”, puesto que en muchas ocasiones sus condiciones de contratación y los requisitos de exclusividad son poco transparentes.

 

Ahora bien, esto no implica que las agencias tradicionales no sean una buena alternativa. Por el contrario, desde el comparador aseguran que, en muchos casos, el problema no radica en que las agencias no ofrezcan un servicio correcto, sino que las condiciones no se adaptan a las necesidades de algunos vendedores. Por eso, insisten en la importancia de conocer las diferentes opciones que ofrece el mercado y analizar la coincidencia entre estas y las expectativas específicas de los propietarios.

 

Las inmobiliarias online para quienes quieren ahorrar dinero en comisiones

Las inmobiliarias online, por su parte, son una buena opción para vender un piso si el propietario prefiere ahorrar dinero en comisiones, pero está dispuesto a participar activamente en la venta. Las agencias online son hasta un 50% más baratas que las inmobiliarias tradicionales. Pero este ahorro es a cambio de que el propietario participe en algunos pasos de la venta, como la realización de las visitas o la gestión de alguna documentación.

 

A su vez, los vendedores que suelen sentirse cómodos con este modelo de negocio son aquellos que tienen un perfil digital y no tienen inconvenientes en relacionarse con su agente a través del correo electrónico o por teléfono. Una persona que no domina Internet o que prefiere el trato cara a cara se sentirá más cómoda con una agencia tradicional que con una online; mientras que un vendedor que domina la tecnología encontrará en estas agencias una buena alternativa, sobre todo, porque podrá ahorrar dinero en honorarios.

 

Los iBuyers para quienes quieren vender en tiempo récord

Por último, aunque no sean agencias propiamente dichas, también existen los iBuyers, que son empresas que compran casas al contado. El modelo de negocio de estas empresas implica una venta rápida, en la que el vendedor no tiene que gestionar ningún papeleo. Por eso, son una buena alternativa para quienes tienen urgencia por vender y no quieren llevar a cabo ningún tipo de trámite. “Pero los iBuyers suelen comprar las casas por precios inferiores a los de mercado, por tanto, solo serán una opción satisfactoria para quienes estén dispuestos a vender por un precio más bajo”, concluyen desde HelpMyCash.

euribor

Tras cotizar dos meses consecutivos al alza, el euríbor a un año ha bajado en noviembre. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, ha cerrado el mes con un valor del -0,487%, que es más reducido que el de octubre (-0,477%). Esto será una buena noticia para los que tengan una hipoteca variable cuyo interés se revise en las próximas semanas, pues su cuota mensual se abaratará ligeramente cuando el banco actualice el tipo aplicado.

 

Rebaja media de menos de 30 céntimos al mes

Desde HelpMyCash recuerdan que el interés de una hipoteca variable se calcula al sumar un diferencial (un porcentaje fijo) a un índice de referencia, que suele ser el euríbor a un año. El valor del euríbor puede cambiar cada mes, así que una vez al semestre o al año (según lo que ponga en el contrato hipotecario), el banco actualiza el interés con el valor que haya registrado este índice en el mes anterior a la revisión.

 

Así, a las hipotecas variables que se revisen con el valor de noviembre de 2021 se les recalculará el interés con ese registro del -0,487%. Y como esa cotización del euríbor se sitúa por debajo de la de hace un año y un semestre (-0,481% en ambos casos), las cuotas mensuales de estos préstamos se abaratarán.

Pongamos, por ejemplo, que un cliente tiene una hipoteca variable media con un importe pendiente de 150.000 euros, un plazo pendiente de 25 años y un interés de euríbor más 1%. Si se le actualizara el interés con el valor de noviembre, sus cuotas se abaratarían en 40 céntimos al mes, que serían 4,80 euros al año si su contrato se actualizara anualmente o 2,40 euros al semestre si se revisara cada seis meses.

 

El euríbor sigue en mínimos históricos pese a la inflación

Esta bajada del euríbor contradice la previsión de muchos bancos y expertos en macroeconomía, que esperaban que subiera durante los últimos meses del año. El Departamento de Análisis de Bankinter, por ejemplo, cree que el valor de este índice se situará en el -0,45% al cierre del 2021.

 

El argumento que se da para justificar estas previsiones es que la inflación en la zona euro se ha disparado en los últimos meses: lleva por encima del 2% desde julio de este año y en octubre alcanzó el 4,1%. Según HelpMyCash, una inflación por encima del 2% podría obligar al Banco Central Europeo (BCE) a subir sus tipos de interés para rebajarla y ese aumento, a su vez, podría provocar que el euríbor cotice al alza.

 

Sin embargo, el BCE ya ha manifestado que no tiene previsto subir sus tipos este año, ya que considera que la inflación volverá a situarse por debajo del 2% en 2022. Por lo tanto, habrá que esperar unos meses para ver si esas predicciones se cumplen y el euríbor sigue en mínimos históricos o si, por el contrario, este organismo se ve obligado a aumentar sus tipos y eso provoca una subida del índice.

 

ahorrar inflacion

La rentabilidad de los depósitos bancarios se ha hundido durante los últimos años. La política monetaria impuesta desde el Banco Central Europeo, que tan bien ha venido a los hipotecados, ha causado estragos en este producto de ahorro.

 

En diez años, la rentabilidad de los plazos fijos españoles ha caído un 98%. Así lo refleja la serie histórica del Banco de España: hace una década, la rentabilidad media de estos productos era del 2,74% (septiembre de 2011) y unos años antes, en 2008, llegó a superar el 5%. Sin embargo, en septiembre de este año, fue del 0,05%.

 

En la práctica, esta rebaja supone un duro golpe para el bolsillo del ahorrador más conservador, que ahora necesita invertir cien veces más que antes para ganar lo mismo. Si hace poco más de una década la banca pagaba de media 500 euros brutos por cada 10.000 euros invertidos a un año, ahora los intereses se reducen a cinco euros. Para ganar la misma cantidad que antes, habría que invertir un millón, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han analizado cuáles son los mejores depósitos para combatir la inflación.

 

Algunos bancos comercializan, desde hace tiempo, depósitos sin rentabilidad o, directamente, los han descatalogado. La situación es tan crítica que varios bancos ya penalizan a los ahorradores trasladándoles los tipos negativos o mediante comisiones de custodia de saldo si sobrepasan cierto límite y no mantienen un grado mínimo de vinculación con la entidad.

 

Las bajas rentabilidades de los depósitos han provocado que cada vez tengan menos aceptación. Durante los últimos diez años, su saldo vivo se ha reducido en un 80%. Gran parte de ese dinero ha ido a parar a las cuentas, sin embargo, estos productos tampoco son rentables, por lo que no sirven para hacer crecer los ahorros. Una preocupación para muchos ahorradores que ven como su dinero no se rentabiliza mientras la inflación se dispara.

 

Los ahorradores se hacen más pobres

Muchos consumidores ahorraron durante el confinamiento. Sin embargo, el incremento de la inflación y el hecho de dejar los ahorros en cuentas corrientes sin rentabilidad está dañando el patrimonio de algunos hogares, advierten los expertos de HelpMyCash.

 

El incremento de los precios es uno de los principales enemigos de los ahorradores. El problema de la inflación es que mientras los precios se incrementan, los ahorradores pierden poder adquisitivo si su dinero no crece al mismo ritmo; tienen menos capacidad para adquirir bienes y, además, su dinero se devalúa. Es decir, se hacen más pobres. Pero, actualmente, con una inflación galopante (el pasado mes de octubre se situó en el 5,5%, la cifra más alta de los últimos 29 años) y un tipo de interés medio de los plazos fijos cercano al 0%, los depósitos no son capaces de asumir el impacto que tiene el alza del IPC.

Lagarde, presidenta del BCE, ha afirmado que el incremento de la inflación es una coyuntura temporal que se revertirá el próximo año, de ahí que por ahora no tenga intención de subir los tipos de interés oficiales de la UE, instalados en el 0% desde 2016. Una maniobra que perjudicaría a los hipotecados, pero que presumiblemente incrementaría la rentabilidad de los productos de ahorro.

 

Por ello, muchos ahorradores se plantean comenzar a invertir, con el riesgo que eso implica. Apostar por los fondos de inversión, la bolsa o por otros activos más exóticos, como las criptomonedas, puede ayudar a esquivar los efectos de la inflación y puede servir para diversificar los ahorros. Pero la realidad es que igual que se puede ganar, se puede perder.

 

Además, estos activos cuyo capital no está garantizado pueden no ser adecuados para aquellos ahorros que se vayan a necesitar a corto plazo o para el llamado colchón de emergencia, al que se recurriría en caso de un imprevisto, señalan desde HelpMyCash. “En estos casos, el objetivo suele ser preservar el capital”, añaden.

 

¿Dónde están los depósitos más rentables?

Aquellos ahorradores que se nieguen a renunciar a la protección con la que cuentan los plazos fijos pueden encontrar mejores oportunidades en otros países de la UE. Algunos bancos europeos admiten ahorradores españoles y pagan rentabilidades cercanas al 1% TAE, muy superiores a las de los productos españoles, con la ventaja de que también están protegidos por un fondo de garantía. No permiten esquivar totalmente los efectos de la inflación actual, pero como mínimo permiten suavizarlos y perder menos poder adquisitivo.

 

Además, actualmente ya no hace falta llenar una maleta con fajos de billetes y cruzar la frontera para abrir un depósito en Italia, Francia o Portugal, por ejemplo. Un par de clics por Internet y una simple transferencia (las transferencias SEPA suelen ser gratuitas en muchos bancos) son suficientes. La plataforma online Raisin ha revolucionado este sector. Con más de 550.000 clientes a nivel global, Raisin da acceso a los españoles a más de medio centenar de plazos fijos europeos, todos ellos contratables por Internet, en español y protegidos por un FGD comunitario.