arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

tarjetas credito

Las restricciones de horario, aforo y superficie en los comercios para intentar frenar la tercera ola del coronavirus han hecho que una de las principales fórmulas de los consumidores para comprar durante las rebajas sea de manera online. De hecho, cuatro de cada diez españoles afirma comprar online más ahora que en la época precoronavirus, de acuerdo con un informe de Ipsos de octubre de 2020.

No obstante, de acuerdo con la última Memoria de Reclamaciones del Banco de España de 2020, ocho de cada diez operaciones fraudulentas con tarjetas estuvieron relacionadas con las compras online en 2019. Para no llevarnos una mala sorpresa estas rebajas, el comparador financiero HelpMyCash.com nos cuenta qué podemos hacer para blindar nuestras tarjetas al comprar online y cómo protegernos para que nuestras transacciones virtuales sean más seguras.

Personaliza tu tarjeta con la configuración de seguridad

Gracias a las nuevas tecnologías, ahora los bancos permiten a través de sus aplicaciones móviles cambiar la configuración de seguridad de las tarjetas para adaptarla a nuestro perfil como consumidores. Personalizarla nos ayudará a saber cuándo se usa la tarjeta y a restringir aquellas operaciones que no realizamos a menudo. Para ello, solamente deberemos acceder a la aplicación de nuestro banco, seleccionar la tarjeta que queremos personalizar y pinchar sobre la opción “seguridad” o “configuración”.

¿Qué podemos cambiar en la configuración de la tarjeta? Pues dependerá de nuestro banco. La mayoría de las entidades permite activar avisos (notificaciones en el móvil o SMS) por compras o por sacar dinero con la tarjeta, según un análisis realizado por HelpMyCash. Esta es una de las configuraciones más importantes y que siempre es recomendable tener activada, ya que nos permitirá estar al tanto en todo momento de cualquier operativa que se haga con nuestra tarjeta e identificar si hay algún movimiento que no hemos hecho nosotros.

También podremos fijar una cantidad de dinero límite para comprar online o activar y desactivar la posibilidad de usar nuestro plástico para comprar por Internet, así como restringir las compras en otros países. Tres opciones interesantes para comprar online durante las rebajas con seguridad.

Una de las ventajas de poder hacerlo a través de la app del banco es que podremos activar y desactivar las restricciones o cambiar los límites de manera inmediata en cualquier momento y todas las veces que queramos. Por ejemplo, si tenemos pensado comprar online por estas fechas, podremos activar las compras online con la tarjeta, pero si no compramos habitualmente a través de Internet, podremos bloquearlas hasta la próxima vez que queramos realizar una adquisición online.

Usa una tarjeta únicamente para compras online

Si bien personalizar las opciones de seguridad de nuestra tarjeta es una ventaja que ya de por sí blinda nuestra cuenta, los más precavidos también pueden recurrir a otra alternativa: tener una tarjeta secundaria únicamente para comprar online.

Para este fin podremos utilizar tanto una tarjeta de débito que podremos contratar sin cuotas anuales y asociada a una cuenta corriente nueva como una tarjeta de prepago que no esté vinculada a ninguna cuenta y que podremos cargar y descargar al momento desde la app, sin necesidad de transferencia.

Las ventajas de aplicar este método es que podremos introducir únicamente el dinero que queremos utilizar para una compra online determinada. Además, en el caso de que hubiese una brecha de seguridad, no podrían acceder a la cuenta donde tenemos la nómina o el grueso de nuestro dinero.

Adicionalmente, estas tarjetas también las podremos configurar con los parámetros anteriores para más seguridad.

Todas tus compras online están protegidas

Por ley, todas las entidades que ofrecen tarjetas se harán responsables de cualquier operación no autorizada, lo que nos protegerá si hay una brecha de seguridad y utilizan nuestra tarjeta de manera fraudulenta. En caso de robo físico seremos responsables de lo que el ladrón use de nuestra tarjeta con un límite de 50 euros. No obstante, si nos duplican la tarjeta, el banco deberá devolvernos el importe total de la operación, siempre que no haya habido una negligencia en la protección de nuestra tarjeta, como introducirla en una web fraudulenta, ya que se entiende que no tenemos manera de conocer si la tarjeta ha sido duplicada de antemano.

De todas maneras, teniendo activada la configuración de la tarjeta, podremos evitar estas situaciones desagradables e ir de rebajas digitales con todas las garantías.

hipotecas 2019

La entidad danesa Nordea Bank Abp ha sido noticia recientemente por comercializar, según la agencia Bloomberg, un préstamo hipotecario a tipo fijo con un interés del 0% a 20 años. Es inevitable preguntarse, a raíz de ello, si podría ocurrir algo parecido en España, pues aunque nuestras hipotecas fijas son cada vez más baratas, los intereses aplicados aquí se mantienen, en general, alrededor del 1,50%. Desde el comparador bancario HelpMyCash.com afirman que, en teoría, sí sería posible que nuestros bancos decidieran ofrecer tipos al 0%, pero lo ven muy poco probable por las diferencias existentes entre el mercado hipotecario de nuestro país y el de Dinamarca.

 

Es posible, pero poco probable

En Dinamarca, el mercado hipotecario funciona de un modo distinto. En general, los bancos del país nórdico actúan como una suerte de intermediarios entre compradores de vivienda e inversores: las entidades prestan dinero a través de sus hipotecas, juntan varias con características similares en un bono (lo que se conoce como titulización) y se lo venden a inversores. Por lo tanto, el dinero no lo ganan con los intereses de la hipoteca, sino con las comisiones por la apertura del préstamo o por su venta a terceros.

 

Lo que permite que este sistema funcione es el mercado inmobiliario danés, que también es diferente al español. La oferta de viviendas en ese país es menor (es más pequeño) y existe una mayor demanda, lo que reduce el riesgo de que bajen los precios de estos inmuebles. Esto explica, en parte, que sus bancos se atrevan a hacer titulizaciones; una práctica que es mucho menos habitual en España.

 

En nuestro país, en cambio, solo están titulizadas alrededor de un 14% de las hipotecas, según la Asociación Hipotecaria Española. El modelo que seguimos aquí es mucho más tradicional: el banco presta dinero al cliente para que este se compre una casa y se saca un margen con los intereses del préstamo hipotecario (aunque también gana dinero con las comisiones y los otros gastos asociados al crédito). En consecuencia, buena parte del beneficio que obtienen las entidades al conceder hipotecas proviene de los intereses aplicados, a diferencia de lo que ocurre en Dinamarca.

 

Por todo ello, desde HelpMyCash.com consideran que es improbable que los bancos españoles lancen hipotecas fijas al 0%, pues supondría renunciar a una de sus principales vías de ingresos. Hay que tener en cuenta, además, que las entidades financieras de nuestro país tienen actualmente problemas de rentabilidad (de ahí que varias hayan decidido fusionarse o lo estén estudiando), lo que hace aún menos probable que decidan dejar de cobrar intereses por sus préstamos hipotecarios a tipo fijo.

 

No hay hipotecas al 0%, pero sí al 1%

Ahora bien, aunque en España no tengamos hipotecas fijas al 0% y sea improbable que aparezcan en un futuro cercano, sí hay bancos que aplican tipos muy bajos. La Hipoteca Fija de BBVA, por ejemplo, tiene un interés de solo el 1% si se devuelve el dinero hasta en 15 años, aunque para conseguirlo hay que domiciliar la nómina y contratar sus seguros de hogar y de vida.

 

Además, según el comparador HelpMyCash.com, es probable que los intereses de las hipotecas fijas españolas bajen todavía más, aunque no hasta llegar al 0%. Y es que nuestros bancos apenas ganan dinero con los préstamos a tipo variable por la baja cotización del euríbor, así que podrían animarse a mejorar sus créditos a tipo fijo para incentivar su contratación y obtener unos márgenes un poco más elevados.

 

Es importante tener presente, eso sí, que el interés no es lo único que hay que pagar cuando se contrata una hipoteca. Por ello, si se quiere firmar uno de estos productos, es aconsejable fijarse también en sus otros gastos para asegurarse de no pagar más de la cuenta: en las comisiones, en el coste de los servicios adicionales que haya que contratar (como los seguros), etc.

ahorrardinero

2020 no ha sido un buen año para muchos clientes bancarios. A lo largo de estos meses, varias entidades han endurecido sus requisitos para no tener que pagar comisiones y han sido varios los que se han encontrado con estos cobros indeseados en sus cuentas que pueden alcanzar hasta los 240 euros anuales. Por ejemplo, los clientes menos vinculados de Banco Sabadell, Bankia, Abanca o CaixaBank han sufrido el cobro de comisiones, hecho que ha provocado un descontento generalizado.

En muchos de estos casos, los bancos exigen algo más que una nómina para que la cuenta sea gratuita. Entre los requisitos más frecuentes, destacan la domiciliación de varios recibos, usar una tarjeta de crédito varias veces o contratar productos adicionales como seguros, planes de pensiones, fondos de inversión o hipotecas, entre otros. Ante semejante escenario, se podría pensar que a día de hoy es imposible disponer de una cuenta gratuita libre de exigencias, pero desde el comparador financiero HelpMyCash.com señalan que todavía existen cuentas sin comisiones y sin requisitos de vinculación que permitirán a los usuarios despedirse de las comisiones de sus bancos.

Bancos con cuentas sin coste y sin requisitos de vinculación

ING es una de las mejores opciones para todos aquellos usuarios que no desean pagar comisiones, ya que su Cuenta Nómina no exige ningún tipo de requisito para que sea gratuita. La cuenta, además, ofrece tarjetas de débito y crédito sin coste para hasta dos titulares con las que es posible sacar dinero de un total de 50.000 cajeros de ámbito nacional. La domiciliación de una nómina, prestación o pensión de cualquier importe (o bien ingresos como transferencias por un valor de 700 euros) otorga acceso a varias ventajas, como dos días de descubierto gratuitos o multitud de descuentos en moda (5% en ASOS), gasolina (3% en Galp o Shell), gastronomía (10% en Starbucks) o turismo (3% en Easy Jet o 13% en Hotelopia), pero no se requiere para que la cuenta sea gratis.

Imagin, el banco móvil de CaixaBank, tampoco exige a sus titulares ningún tipo de vinculación como sí lo hace la propia CaixaBank, pues no requiere la domiciliación de ingresos ni tampoco la contratación de productos adicionales. Además, los titulares de la Cuenta Corriente imagin tampoco pagarán comisiones por la tarjeta de débito, la cual es 100% gratuita y permitirá a sus usuarios sacar dinero sin coste en los más de 9.000 cajeros de CaixaBank en España y en todos los cajeros del Espacio Económico Europeo fuera de nuestro país.

Con respecto a imagin, desde HelpMyCash recuerdan que, al tratarse de un banco móvil, toda la operativa debe llevarse a cabo mediante un smartphone con una versión de Android igual o superior a la 6.0 o mediante un iPhone cuya versión iOS sea igual o superior a la 9.0. Al no disponer de banca online para gestionar la cuenta desde un ordenador, si no tenemos un móvil en el que se pueda instalar la app, solo podremos operar a través de los cajeros de CaixaBank.

Openbank, el banco online del Santander, pone a disposición de todos los clientes su Cuenta Corriente Open, una cuenta online sin comisiones que ofrece una tarjeta de débito sin coste de emisión o mantenimiento. Mediante dicha tarjeta se podrá sacar dinero de forma gratuita en los más de 7.000 cajeros de Banco Santander y, además, será posible acceder a descuentos en moda (15% en Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro o Women’secret), gastronomía (5% en Starbucks o Club Vips), turismo (10% en Booking, Pangea o Weekendesk) u ocio (descuentos de hasta un 50% en espectáculos de temporada).

hipoteca casa

En principio, todo apunta a que el precio de la vivienda continuará a la baja durante el año que viene. Es probable, por lo tanto, que muchos ciudadanos se planteen aprovecharlo para adquirir un inmueble, ya sea para residir o como inversión. Ahora bien, en la mayoría de los casos, para cubrir el coste de la compra necesitarán financiación, así que lo lógico es hacerse las siguientes preguntas: ¿cómo serán las hipotecas en 2021?, ¿será más fácil o más difícil conseguir una? y ¿serán más baratas o más caras? Para resolver estas cuestiones, desde el comparador financiero HelpMyCash.com han analizado la evolución del mercado hipotecario y de la economía española y han elaborado sus previsiones para el próximo curso bancario.

La banca será exigente

Según los analistas de este comparador, los requisitos para acceder a una hipoteca en 2021 serán igual de estrictos o más que los que hay actualmente. La razón es clara: debido a la crisis económica generada por la pandemia de la covid-19, la situación financiera de muchos hogares empeorará, lo que hará aumentar el riesgo de impago. Y para minimizar ese riesgo, los bancos serán especialmente exigentes a la hora de analizar y aprobar las solicitudes de financiación.

 

Lo más probable, por lo tanto, es que los clientes con un perfil más delicado (personas con muy pocos ahorros, con deudas o con una cierta inestabilidad laboral) no puedan acceder a un préstamo hipotecario. En ese sentido, también será más complicado conseguir una financiación de más del 80% de la compra de la vivienda, aunque los solicitantes con una mejor situación económica (personas con ingresos elevados, funcionarios…) aún podrían obtener más de ese porcentaje si negocian con la entidad bancaria o contratan a un intermediario financiero.

 

Subida de precios durante el primer trimestre

En cuanto al precio, teniendo en cuenta que los bancos suelen encarecer sus hipotecas durante los primeros meses del año, es probable que en el primer trimestre de 2021 también suban los tipos de interés. Según HelpMyCash.com, esta es la política comercial que han seguido las entidades durante los últimos años, por lo que todo apunta a que la mantendrán para el que viene.

 

Una vez superado ese primer trimestre, es poco probable que los bancos rebajen los diferenciales de sus hipotecas variables (la parte que se suma al euríbor para calcular el interés). Y es que el euríbor, según la mayoría de las previsiones, aún cotizará en valores negativos durante todo 2021, así que lo lógico es que la banca mantenga o incluso suba los diferenciales para mantener la rentabilidad de estos productos. De todos modos, como el euríbor seguirá muy bajo, estos préstamos seguirán siendo baratos.

 

Respecto a las hipotecas fijas, seguramente la banca continuará incentivando su contratación, puesto que les reportan mayores ingresos que las variables. Habrá, sin embargo, menos competidores por las fusiones entre CaixaBank y Bankia y entre Unicaja y Liberbank. En consecuencia, habrá que ver si la banca online, que ha sido una de las grandes dinamizadoras de este mercado, es capaz de plantear ofertas agresivas para empujar a otras entidades a rebajar sus tipos fijos.

 

Más allá de los tipos de interés, desde HelpMyCash.com afirman que los bancos también podrían encarecer otros gastos de sus hipotecas para hacerlas más rentables. Es probable, por lo tanto, que pidan contratar más productos para acceder a sus préstamos hipotecarios (como seguros o planes de pensiones) o que incluyan más comisiones por novación, subrogación o amortización anticipada.

 

Se seguirán ofreciendo subrogaciones

Precisamente por esa necesidad de obtener una mayor rentabilidad, los analistas del comparador consideran que los bancos seguirán interesados en prestar dinero para la compra de viviendas. Y como la demanda, seguramente, no será suficiente por culpa de la crisis económica, es muy probable que mantengan activo el mercado de las subrogaciones de acreedor, en el que se ofrecen a asumir hipotecas vigentes de otros bancos a cambio de mejorar sus condiciones.

 

Esta vía de ingresos, de hecho, ha sido muy importante para la banca durante el año que dejamos atrás, especialmente cuando la demanda de hipotecas cayó por el confinamiento entre marzo y junio. Así, los que tengan un préstamo hipotecario con unas condiciones peores que las del mercado actual aún tendrán acceso a muchas ofertas para abaratarlo mediante un cambio de entidad.

helpmycash hipotecas baratas

Todo apunta a que el euríbor volverá a batir un récord negativo en noviembre. Y es que el índice al que están referenciadas la inmensa mayoría de las hipotecas variables cotiza a una media provisional del -0,48%, así que si cierra el mes en esos valores, registrará un nuevo mínimo histórico (el cuarto consecutivo). Para los hipotecados a los que les toque revisión durante las próximas semanas, eso supondrá un ahorro medio de unos 165 euros respecto a la anterior actualización, según los cálculos del comparador financiero HelpMyCash.com.

 

Ahorro con revisión anual y semestral

Como el euríbor cerrará noviembre en mínimos históricos, su valor será más bajo que el registrado hace un año (-0,272%) y que hace un semestre (-0,081%). Se trata, además, de la mayor caída de los últimos años en términos anuales y semestrales, así que los que tengan revisión de su hipoteca variable próximamente disfrutarán de una importante rebaja en sus cuotas.

 

Pongamos, por ejemplo, que un cliente tiene una hipoteca variable media de 150.000 euros, a devolver a 25 años y con un interés de euríbor más 1%. Si le tocara una revisión anual del tipo de interés y se le aplicara el valor de noviembre de este índice, sus cuotas bajarían en 13,72 euros al mes, por lo que se ahorraría unos 164,64 euros en conjunto respecto al año anterior.

 

Ahora bien, los que notarán una mayor rebaja en su mensualidad serán los que tengan una revisión semestral. Siguiendo con el ejemplo anterior, las cuotas del préstamo se abaratarían 26,52 euros mensuales. En consecuencia, el ahorro respecto al semestre anterior sería de un total de 159,12 euros.

 

¿Habrá hipotecas con intereses negativos?

Este nuevo mínimo histórico del euríbor también podría llevar a terreno negativo el interés de muchas de las hipotecas variables que se contrataron antes de 2010. Y es que en esa época, los diferenciales que ofrecía la banca, que es la parte que se suma al índice para calcular el interés, se situaban en muchos casos por debajo del 0,50% o hasta del 0,35%.

 

Desde HelpMyCash.com, sin embargo, afirman que la mayoría de los bancos optan por aplicar un interés del 0% cuando se da esa circunstancia. La justificación de la banca es que un contrato de préstamo no puede tener, por naturaleza, un interés negativo, pues eso forzaría a las entidades a pagar intereses a los clientes.

 

Ahora bien, según el presidente de la Autoridad Bancaria Europea, José Manuel Campa, los bancos sí tendrían que aplicar esos tipos negativos (y pagar al cliente) si no hay restricciones legales que lo impidan. La ley española solo prohíbe la aplicación de intereses hipotecarios por debajo del 0% desde junio de 2019, así que los que firmaron su contrato antes de esa fecha sí podrían reclamar que se les aplique un interés negativo. Eso sí, dado que la cantidad que podría cobrarse sería muy baja, habría que valorar si merecería la pena litigar por poco dinero.

 

¿Euríbor bajo hasta cuándo?

En cuanto al futuro, la mayoría de las previsiones apuntan a que esta referencia seguirá por debajo del 0% a corto plazo. Según el Departamento de Análisis de Bankinter, por ejemplo, el euríbor cotizará dentro de un año entre el -0,15 y el -0,05, mientras que el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, aseguró hace unas semanas que los mercados creen que esta situación podría mantenerse hasta más allá de 2030.

 

Sea como sea, tener una hipoteca variable parece actualmente un buen negocio, especialmente si su período de devolución es corto. Aun así, desde HelpMyCash.com aconsejan a los interesados en estos productos que calculen si podrían pagar las cuotas en caso de que el euríbor subiera a medio o a largo plazo.