arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

euribor

El euríbor a 12 meses sigue disparado. Tras cotizar todo el año al alza, cierra el mes de junio con una nueva subida y alcanza un valor medio del 0,852%, que es notablemente superior al registro de mayo (0,287%). Eso es una pésima noticia para los que tienen contratada una hipoteca variable: como su interés se calcula con este índice, pagarán unas cuotas mucho más caras en cuanto se revise su contrato. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, deberán abonar una media de 1.100 euros más al año por culpa de la subida del euríbor.

 

90 euros más al mes de media

Este encarecimiento lo sufrirán aquellos hipotecados a los que se les revise el contrato durante el mes de julio. Cuando llegue la fecha de actualización que aparece en la escritura del préstamo, el banco tomará el nuevo valor del euríbor y lo usará para recalcular el interés aplicado y las cuotas que habrá que pagar hasta la siguiente revisión.

 

Tras esa actualización, estos hipotecados pasarán a tener un interés mucho más alto que el que se les aplica ahora. Según HelpMyCash, los contratos se revisan cada seis o cada doce meses, dependiendo de lo que el cliente pactara con su banco en el momento de firmar su hipoteca. Y el euríbor cotizaba a unos valores mucho más bajos hace un semestre y un año: -0,502% y -0,484%, respectivamente.

 

Por ejemplo, pongamos que una persona tiene una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1% y revisión semestral. Hasta ahora, el tipo que se le aplicaba era del 0,498% (-0,502% + 1%). Cuando se le actualice el interés con el nuevo valor de junio, pasará a tener un tipo del 1,852% (0,852% + 1%). En consecuencia, sus cuotas mensuales subirán 93,16 euros, lo que significa que tendrá que pagar un total de casi 559 euros más que en el anterior semestre.

 

Si la revisión de esta hipoteca es anual, el interés subirá del 0,516% (-0,484% + 1%) al 1,852%. Por lo tanto, las cuotas a pagar serán 91,98 euros más caras que antes de la actualización. Eso significa que el hipotecado deberá abonar un total de casi 1.104 euros más que el año anterior.

 

Malas perspectivas para los que tienen una variable

Los hipotecados con revisión en julio no son los únicos que han tenido que sufrir un encarecimiento de sus cuotas en lo que va de año. Según HelpMyCash, el euríbor lleva al alza durante todo el 2022: ha pasado del -0,477% de enero al 0,852% de junio. Es decir, que las mensualidades han subido para los clientes con una hipoteca actualizada en febrero, marzo, abril, mayo y junio.

 

De momento, todo apunta a que el euríbor seguirá al alza, lo que es una mala noticia para las personas a las que todavía no se les ha revisado el interés. La previsión mayoritaria es que este índice continúe subiendo y cierre el año por encima del 1%. Por ejemplo, la asociación de consumidores ASUFIN cree que su valor será del 1,50% en diciembre de 2022, mientras que el Departamento de Análisis de Bankinter pronostica que su cotización para entonces rondará el 1,90%.

 

Pero ¿por qué subirá tanto el euríbor? La culpa la tiene la alta inflación que afecta a la zona euro, que en mayo alcanzó un récord del 8,1%. Para contenerla, el Banco Central Europeo (BCE) aumentará en julio el interés al que presta dinero a las entidades bancarias del continente: del 0% al 0,25%. Y lo más probable es que se produzca un nuevo incremento durante el mes de septiembre (hasta el 0,75%).

 

El euríbor representa el interés medio al que los principales bancos europeos se prestan dinero entre ellos. Y como estas entidades prevén que el BCE les cobrará más por concederles financiación, han aumentado los tipos que aplican a sus préstamos interbancarios. Eso explica por qué este índice se ha disparado desde febrero, cuando se empezó a hablar de una más que probable subida de tipos por parte del organismo europeo, y por qué todos los pronósticos apuntan a que seguirá al alza.

 

Buen momento para pasarse al tipo fijo

Si el euríbor continúa su escalada, las cuotas de los que tengan una hipoteca variable continuarán encareciéndose. Pero existe una manera de evitarlo: modificar el interés para pasarlo a tipo fijo. De este modo, el cliente pasará a pagar unas mensualidades estables, dado que su interés no estará ligado a este índice ni dependerá de sus subidas y bajadas.

 

Este es un buen momento para pasarse al tipo fijo, ya que aún es posible conseguir unos intereses de en torno al 2% o por debajo. Se trata de un precio atractivo, sobre todo si se compara con las hipotecas fijas al 3% o al 4% que se concedían hace tan solo cuatro o cinco años. Ahora bien, como las entidades ofrecen unos tipos fijos cada vez más altos, conviene llevar a cabo el cambio cuanto antes.

 

Esta modificación puede pactarse con el propio banco con el que se tiene la hipoteca (novación) o se puede efectuar mediante una subrogación (traspasar el préstamo a otra entidad) o con la contratación de una nueva hipoteca fija para cancelar la que se tiene. En la página web de HelpMyCash se explica en qué consiste cada operación y cuál es su coste.

rentabilizar dinero

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, anunció que el Consejo de Gobierno del BCE acordó por unanimidad que en julio subirán los tipos de interés por primera vez en 11 años. Lo harán en 0,25 puntos porcentuales, pero este solo será el preludio de otro incremento, incluso mayor, en septiembre. Ante esta inminente realidad muchos bancos ya se han adelantado y han subido la rentabilidad de sus plazos fijos.

 

Ante este panorama, muchos inversores conservadores ven a los depósitos como una excelente oportunidad para esquivar parte de la inflación, que cerraba mayo en un 8,7% interanual. Estos productos no suponen riesgo para el dinero y cuentan con la ventaja de conocer desde un primer momento las ganancias que se obtienen.

 

Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com indican las mejores opciones de los ahorradores para rentabilizar su capital.

 

Los plazos fijos ofrecen el doble de rentabilidad que hace unos meses

La subida de tipos ya puede palparse en los depósitos a plazo fijo de varios bancos de Europa. Mientras hace unos meses simplemente se podía conseguir un 0,80% TAE o un 1% TAE para un depósito de dos años, ahora algunos están rozando el 1,60% TAE.

 

La mayor parte de los depósitos que ofrecen altas rentabilidades se encuentran fuera de España, pero a pesar de estar en entidades de otros países es realmente sencillo contratarlos desde aquí.

 

En los países vecinos se encuentran algunos de los mejores depósitos europeos

Es posible contratar un depósito de, por ejemplo, Francia, que duplica la rentabilidad de los españoles y que cumple con las mismas garantías que los nacionales”, indica Sara Gil, experta en finanzas en HelpMyCash.com.

Por ejemplo, Younited Credit es un banco francés que tiene un acuerdo con la plataforma intermediaria Raisin, lo que hace muy sencillo que se contrate desde España. Sus depósitos se comercializan desde un mínimo de inversión de 2.000 euros y están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos galo. La rentabilidad de este banco va desde el 1% TAE para su depósito a un año al 1,65% TAE para el depósito a tres años.

Italia también se corona como uno de los países europeos que tiene más depósitos con rentabilidades interesantes para los consumidores españoles. Especialmente la entidad Banca Progetto, que destaca con los depósitos desde un año a 1,15% TAE y hasta tres años al 1,74% TAE.

 

La inversión es la otra baza: más riesgo, pero mejor rentabilidad potencial

Por último, conviene también destacar que para las personas que estén dispuestas a asumir algo de riesgo para rentabilizar el dinero, la inversión es una opción que puede dar ganancias más altas, aunque todo dependerá de la evolución de los mercados.

 

Si se tienen en cuenta algunos trucos para empezar a invertir como contratar productos sencillos de entender o marcarse un plazo de inversión con un horizonte a largo plazo, los resultados que se pueden obtener son potencialmente mayores que con los depósitos.

 

En este caso también resulta muy relevante buscar el intermediario adecuado para tener una buena gestión del dinero y, sobre todo, confiar en entidades reguladas en España”, aconseja Gil.

 

La experta reconoce que en el mundo de la inversión hay muchas empresas de finanzas que se dedican a gestionar inversiones. Sin embargo, destaca que para los más principiantes existe una herramienta que les facilita el proceso de invertir. “Se trata de unos gestores automatizados llamados robo advisors. Estas entidades ofrecen diversas carteras de fondos, que van de mayor a menor riesgo según el perfil del cliente que quiere contratarlos”, explica.

euribor1

Los hipotecados a tipo variable no ganan para disgustos este año. La culpa la tiene el euríbor a doce meses, que es el indicador con el que se calcula el interés de sus préstamos. Tras situarse en abril por encima del 0%, algo que no ocurría desde hacía seis años, ha cerrado el mes de mayo con un valor del 0,287%; el más alto desde enero de 2015. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, la nueva subida del euríbor saldrá muy cara a los titulares de una hipoteca variable ligada a esta referencia: pasarán a pagar 600 euros más de media al año.

 

Lo notarán los hipotecados con revisión en junio

Los clientes que notarán esta subida serán los que tienen una hipoteca variable con un interés revisado con el euríbor del mes de mayo. Es decir, aquellas personas cuyo interés se actualice en el mes de junio. Conviene recordar que el tipo de interés de las hipotecas variables se recalcula cada seis o 12 meses a contar desde su contratación. En la fecha que se indique en la escritura del préstamo, el banco toma el último valor registrado por el euríbor (suele ser el del mes anterior) y lo suma al diferencial para determinar el nuevo interés.

 

Estos hipotecados pasarán a tener un interés sensiblemente más alto en cuanto se revise su contrato. Según HelpMyCash, el euríbor cotizaba al -0,481% hace un año, mientras que su valor de hace un semestre fue del -0,487%. Como este índice ha cerrado el mes de mayo de 2022 con un registro del 0,287%, a estos clientes les subirá el tipo aplicado en 0,768 y 0,774 puntos porcentuales, respectivamente.

 

Para ponerlo en perspectiva, supongamos que una persona tiene una hipoteca variable media de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1%. Si su contrato se revisa anualmente en el próximo mes de junio, sus cuotas serán 51,76 euros más caras. Si hacemos cuentas, esto se traduce en que tendrá que pagar 621,12 euros más al año en comparación con lo que pagaba el anterior. En cambio, si la actualización es semestral, las mensualidades le subirán en 52,16 euros, que son 312,96 euros más al semestre.

 

El euríbor, disparado por las previsiones de subida de tipos

Esta no es la primera vez que los hipotecados a tipo variable ven como les suben las cuotas en 2022. El euríbor lleva todo el año al alza: ha pasado del -0,502% registrado en diciembre de 2021 hasta el actual 0,287% de mayo. Por lo tanto, se han encarecido todas las hipotecas variables revisadas en los meses de febrero, marzo, abril y mayo de este año.

 

Pero ¿por qué sube tanto el euríbor? Según HelpMyCash, la principal culpable es la inflación de la eurozona, que está disparada en gran parte por los efectos de la guerra en Ucrania (7,4% en abril). La previsión es que el Banco Central Europeo (BCE) suba sus tipos de interés este verano para contenerla (ahora están al 0%). Y las entidades bancarias ya están trasladando este futuro aumento al interés que aplican a los préstamos que se conceden entre ellas, que es el que se usa para calcular el valor del euríbor.

 

Según la mayoría de los actores de los mercados financieros, la subida de tipos del BCE mantendrá el euríbor al alza durante este año y el siguiente. Por ejemplo, desde Bankinter prevén que cerrará este año en el 0,4% y cotizará a una media del 0,8% en 2023. CaixaBank, por su parte, pronostica que su valor medio será del 0,35% en 2022 y del 1,50% el año que viene. La agencia inmobiliaria y de intermediación hipotecaria Housfy, en una entrevista realizada por HelpMyCash, considera que este índice se situará cerca del 1% a finales de este año y que superará ese registro durante el primer trimestre de 2023.

 

Pasarse al tipo fijo puede ser una buena opción

Si se confirman estas previsiones, los que tienen una hipoteca variable ligada al euríbor deberán afrontar una importante subida de sus cuotas. Existe, sin embargo, una manera de eliminar ese riesgo: modificar el tipo de interés para que sea un valor fijo. De este modo, las cuotas se mantendrán constantes para siempre y no subirán o bajarán dependiendo de las oscilaciones de los índices de referencia.

 

Esta puede ser una buena opción para los clientes que creen que las previsiones se cumplirán y a los que aún les quedan muchos años para terminar de pagar su hipoteca, porque así eliminarán el riesgo de sufrir subidas del euríbor a 20 o 30 años vista. Eso sí, es aconsejable realizar el cambio cuanto antes: para incentivar la contratación de sus hipotecas variables, de las que prevén sacar más beneficio a medio plazo, los bancos están subiendo sus tipos fijos. En estos momentos, se puede conseguir un interés fijo de entre el 1,50% y el 2% (superior a los tipos de en torno al 1% que se ofrecían a finales de 2021), pero es muy probable que las entidades suban aún más esos intereses en los próximos meses. Es decir, todavía es un buen momento para conseguir hipotecas fijas que, aunque algo más caras, todavía ofrecen precios muy competitivos.

 

Para pasar una hipoteca variable al tipo fijo se puede pactar con el propio banco (novación), traspasar el préstamo a otra entidad dispuesta a llevar a cabo este cambio (subrogación de acreedor) o contratar un nuevo crédito a tipo fijo para cancelar el que se tiene vigente. En la página web de HelpMyCash.com se pueden consultar los pros y los contras de cada opción y cuál puede ser más conveniente.

carnet 1

Imagina que un día intentas pagar tu compra en el súper con tarjeta y el datáfono rechaza la operación. No sería tan extraño, quizá se trate de un error técnico. Entonces acudes a un cajero a sacar dinero y, sorpresa, no te entrega ni un solo euro, a pesar de que acabas de cobrar tu nómina. Eso es lo que ocurre cuando el banco bloquea una cuenta corriente. El titular no puede sacar dinero, ni hacer transferencias, ni pagar con tarjeta ni atender sus recibos. El dinero sigue ahí, pero no se puede tocar.

 

Terminar con la cuenta corriente bloqueada no es tan extraño. Muchos consumidores acaban sufriendo este quebradero de cabeza y el motivo, muchas veces, no es otro que tener el DNI caducado, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han analizado los principales motivos del bloqueo de una cuenta bancaria y cómo solucionarlo.

 

Se tiene que actualizar el DNI

Los bancos están obligados a tener identificados a sus clientes y esto implica no solo pedirles su DNI cuando se dan de alta, sino asegurarse de que mantienen una versión actualizada del documento. Esto significa que si el DNI del titular caduca, tiene que entregar el nuevo para que la entidad pueda digitalizarlo. Si no lo hace, lo más probable es que su cuenta acabe bloqueada.

 

Pero ¿es legal que los bancos restrinjan la operativa de una cuenta? Los bancos pueden bloquear una cuenta corriente siempre que tengan una causa justificada. Eso sí, tienen que avisar antes al cliente.

 

Por lo general, cuando el DNI del cliente va a caducar, los bancos le envían un aviso recordándole que tiene que digitalizar el nuevo. Sin embargo, estos mensajes a veces pasan desapercibidos o, directamente, se ignoran. Si tras varios avisos, el cliente no presenta un DNI en vigor, el banco acabará bloqueando la cuenta.

 

El Banco de España señala que “una entidad puede decidir adoptar medidas restrictivas en la operativa de los clientes, como sería el bloqueo de la cuenta, basándose en el hecho de que el cliente desatienda de forma continuada sus peticiones de documentación o actualización de la información”.

En cualquier caso, las restricciones deben aplicarse de forma gradual. En este sentido, el regulador aclara que “para ello, se pueden valorar aspectos como los requerimientos sucesivos, el plazo dado para cumplirlos, el canal por el que se han comunicado o la aplicación previa de restricciones operativas parciales antes de recurrir a bloqueos totales, etc.”.

 

En el caso de tener el DNI caducado, podría justificarse el bloqueo total de la cuenta cuando la identidad del cliente no pudiese acreditarse. En caso contrario, el bloqueo sería una medida desproporcionada, según el Banco de España. Igual en el caso de que haya caducado el permiso de residencia del cliente.

 

Actuar antes del bloqueo

Lo ideal, para evitar males mayores, es acudir a una sucursal con el nuevo DNI antes de que la cuenta acabe bloqueada. La entidad digitalizará el nuevo documento en unos minutos y la cuenta seguirá operativa. Algunas entidades lo ponen más fácil y permiten renovar el documento subiendo una fotografía a su app, explican fuentes de HelpMyCash.

 

Si la cuenta termina bloqueada, el cliente tendrá que renovar su DNI y presentar el nuevo para que lo escaneen si quiere volver a tener la cuenta operativa.

ahorrar inflacion

Este verano será el primero, desde que comenzó la pandemia, en el que la nueva normalidad nos permitirá disfrutar de actividades. Y aunque resurgen los viajes, los festivales de música y las fiestas en cada pueblo, es importante saber gestionar el dinero guardado y no derrocharlo de golpe. Además, teniendo en cuenta que la inflación se encuentra en el 8,4%, es necesario buscar productos que ayuden a generar ganancias sobre el capital para poder esquivar su efecto.

 

Invertir es una buena solución que hoy en día se encuentra al alcance de cualquiera. Hay numerosas entidades que permiten contratar productos en los que el mínimo de inversión es bajo y que permiten acceder a una rentabilidad potencialmente alta. Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com explican qué productos pueden ser interesantes para empezar a invertir y cómo dar los primeros pasos.

 

Para los que se atreven a dar el paso de invertir

Decantarse por invertir puede suponer ganancias potencialmente altas para el dinero ahorrado, pero para beneficiarse de eso es necesario escoger un producto que encaje con lo que se busca. Siendo principiante no es sencillo saber eso, por lo que existen numerosas entidades que ejercen de intermediarias para invertir y que ofrecen ayuda en la elección de la inversión y en el seguimiento de esta.

 

Especialmente en el mundo online, donde hay innumerables fintech (o empresas de finanzas del mundo digital) que guían, acompañan y realizan las inversiones para los clientes. Un ejemplo de ellas son los robo advisors, entidades que ofrecen diversas carteras de inversión, de mayor a menor riesgo, según el perfil del cliente que quiere contratarlos. Cada una de estas está compuesta por varios fondos de inversión, por lo que se consigue un producto diversificado.

 

En un primer momento realizan un test al nuevo cliente para conocer cuál es su situación económica, sus expectativas con la inversión y su experiencia invirtiendo y en función de los resultados recomiendan contratar una cartera u otra”, explican desde HelpMyCash.com.

 

Lo más relevante de los robo advisors es que son un servicio muy sencillo de entender y utilizar para todas las personas que se deciden a invertir por primera vez. Además, las comisiones que cobran son más bajas que muchos otros productos de inversión, por lo que se le sacará el máximo partido a las ganancias generadas.

 

Para los más conservadores

Sin embargo, para las personas que no se atrevan a dar el paso de invertir está la opción de contratar un depósito a plazo fijo, añaden los expertos de HelpMyCash.com. Los depósitos a plazo fijo dan mucha menos rentabilidad, pero aportan la tranquilidad de saber desde un primer momento qué ganancias se obtendrán, ya que no dependen de las variaciones del mercado.

Actualmente, en España y Europa, los tipos de interés de los depósitos están creciendo y puede ser una buena oportunidad para contratar uno y beneficiarse de una buena rentabilidad.