arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

monedas1

Los españoles parecen mirar con más detenimiento el gasto que van a dedicar a sus vacaciones este verano, que como ya anuncian las altas temperaturas está a la vuelta de la esquina. Según una encuesta del portal de estadísticas Statista, los residentes en España hemos pensado destinar, de media, 1.650 euros para nuestro viaje veraniego, lo cual supone un descenso del 13 % con respecto al gasto estimado del año pasado. Además, este importe se convierte en el más pequeño desde el año 2013. Aquellos que necesiten liquidez extra para sus vacaciones, tienen diversas vías para obtener algo de dinero para su descanso de este verano y financiar las vacaciones con préstamos personales sigue siendo una posibilidad.

El mercado ofrece créditos sin ataduras ni cambios de banco

Tradicionalmente, los créditos personales han sido la opción más solicitada por todos aquellos que necesitaban algo de liquidez de cara a estos meses veraniegos que se avecinan. La razón principal es que el importe que nos ofrecen y los intereses se suelen ajustar mucho más a lo que realmente necesitamos para este tipo de proyectos, por lo que se suelen imponer a otros productos financieros como las tarjetas de crédito. De hecho, según un estudio llevado a cabo por Ferratum, el 64 % de las personas que financiarán estas vacaciones lo harán contratando un préstamo personal.

Pero ¿cuál es el mejor? ¿Con que crédito no pagaré de más? Son preguntas que muchos nos podemos hacer en este momento. Desde el comparador financiero HelpMyCash recomiendan escoger un crédito acorde a nuestra situación y perfil financiero. Además, recuerdan que “cuanto menos importe financiemos, menos tendremos que pagar en intereses”, por lo que contar con unos ahorros que podamos destinar a este gasto nos ayudará mucho.

A su vez, no debemos quedarnos con la primera oferta que encontremos en el mercado ni escuchar tan solo a nuestro banco, ya que el mercado actual ofrece muchas vías interesantes. Por ejemplo, ahora podemos conseguir créditos para viajar sin necesidad de cambiarnos de banco (algo que sí solían exigirnos todas las entidades hace unos pocos años) ni de vinculaciones. Un ejemplo sería el préstamo de EVO Finance, que, además, permite conseguir intereses más económicos que los de otros productos financieros como las tarjetas de crédito. A pesar de que este tipo de créditos tienen una TAE generalmente más elevada por su finalidad, siempre será inferior a la de las tarjetas con pago a plazos.  

Evitar comisiones reducirá el gasto de la financiación veraniega

Por otro lado, si regateamos las comisiones al contratar créditos para viajes veraniegos, también estaremos consiguiendo una financiación más económica, ya que estos cargos pueden acabar aumentando mucho el gasto final. Ya sea por el estudio, por la apertura del crédito o por la amortización anticipada, podemos acabar inflando la factura final por cargos que podemos evitar. Dos buenos ejemplos son el Préstamo Personal de Cetelem (desde el 7,18 % TAE para esta finalidad, lo cual está por debajo de la media del mercado) y el Crédito Proyecto de Cofidis, que no cobran ningún tipo de comisión. Además, son dos entidades financieras de crédito con las que no nos tendremos que vincular en ningún caso, por lo que no pagaremos por otros aspectos que no sean el propio interés del préstamo.