arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

banco tramite

Los bancos utilizan sus propios criterios para decidir qué clientes pueden acogerse a las ventajas que suelen reservar a los más jóvenes. Mientras que hay entidades que consideran que sus usuarios dejan de ser jóvenes a los 25 años, otros alargan esa edad hasta los 35. Y es que los criterios para establecer este límite son muy complicados de concretar.

El baremo que utiliza el banco para decidir a qué edad se deja de ser joven en un banco puede afectar a las finanzas personales, según recuerdan desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com. La razón es simple, las cuentas joven suelen tener muchas ventajas y privilegios que se pierden una vez se cambia de cuenta joven a cuenta corriente tradicional. Pero cumplir la mayoría de edad en el banco no tiene por qué significar la pérdida de privilegios. Existen otras formas de acceder a ellas, se tenga la edad que se tenga.

Cuentas sin comisiones para todas las edades

Una de las principales ventajas de ser joven en un banco es que podremos disponer de cuentas corrientes, tarjetas y transferencias totalmente gratuitas, es decir, la operativa más básica no tendrá ningún coste. Pero, una vez alcanzamos la mayoría de edad bancaria, podríamos perder este privilegio.

Sin embargo, el hecho de tener más de 25 años no implica que debamos renunciar a todas las ventajas. Actualmente, la gran mayoría de las entidades españolas están comercializando cuentas bancarias totalmente gratuitas y sin necesidad de domiciliar la nómina. Para encontrarlas, debemos fijarnos en la oferta online.

Con el objetivo de trasladar parte de los clientes a los canales digitales y así ahorrarse costes en oficinas y personal, comercializan cuentas online sin comisiones. Eso sí, para hacernos con ellas, deberemos dominar un mínimo las nuevas tecnologías, ya que serán nuestro principal canal de comunicación con el banco.

Otra fórmula para deshacernos de las comisiones una vez dejemos de ser jóvenes es domiciliando la nómina. A cambio de los ingresos recurrentes, muchos bancos eximen a sus clientes de estos costes.

Las promociones, otro atractivo de las cuentas joven

Otro de los ganchos con los que se suelen promocionar las cuentas joven son los regalos, descuentos y promociones, para así llamar la atención de posibles nuevos clientes. Sin embargo, estas ventajas no siempre desaparecen y pueden ampliarse una vez se haya superado el umbral de edad del banco.

En EVO Banco, por ejemplo, los menores de 25 años pueden sacar efectivo dos veces al mes sin coste desde cualquier cajero del mundo. Pero esta ventaja se amplía para los que superan esa edad, ya que pueden acceder a retiradas ilimitadas en todos los cajeros del mundo. Sin embargo, esto solo está disponible para aquellos clientes que domicilien una nómina de más de 600 euros al mes.

En Banco Santander, los menores de 31 años puedes acceder a la Cuenta 1|2|3 Smart, un producto que tiene dos modalidades, la gratuita y la premium. La premium, que tiene un coste de dos euros al mes, compensa esta comisión con una devolución que puede llegar a ser del 3 % de las compras y el acceso sin coste a los 25.000 cajeros de Banco Santander repartidos por todo el mundo. Pero, con la versión para mayores de esa edad (que tiene una comisión de 6 euros) se puede acceder a una rentabilidad de hasta el 3 % y a una devolución de recibos de hasta el 3 %.