arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

hipotecas reclamacion

- El Supremo ha decidido que el cliente tiene que hacer frente al impuesto de los gastos de hipoteca y cierra la puerta a su recuperación

- El fallo reafirma la postura histórica del Alto Tribunal sobre el IAJD, pero los clientes aún pueden recuperar lo pagado por el resto de partidas

- HelpMyCash.com ofrece una herramienta gratuita para calcular aproximadamente cuánto debe devolverte el banco por el resto de gastos

Barcelona, 7 de noviembre de 2018

Se acabó la incertidumbre: el pleno del Tribunal Supremo ya ha emitido su fallo sobre quién debe pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD) de los gastos de hipoteca y ha decidido que sea el cliente quien cargue con este importe. Ratifica así su posición histórica sobre quién es el sujeto pasivo del tributo, puesta en duda a mediados de octubre, y cierra la puerta a que la banca devuelva el IAJD. Sin embargo, sí se puede seguir reclamando lo abonado en concepto de notaría, gestoría y registro. Esto se traduce en que, de media, cada hipotecado podrá recuperar más de 1.600 euros, según los cálculos realizados por el comparador financiero HelpMyCash.com.

El IAJD no puede recuperarse, pero sí el resto de gastos de hipoteca
Tras la decisión del Tribunal Supremo, ahora serán los partidos quienes deben llegar a un acuerdo para determinar qué gastos debe asumir cada parte, algo que se espera que recoja la nueva ley hipotecaria. Sin embargo, por el momento, lo que prevalece es el criterio del Alto Tribunal que establecía que si el banco cargó todos los gastos de hipoteca al cliente, se trata de una cláusula abusiva y por lo tanto se puede reclamar.

O lo que es lo mismo, tras decidir que el impuesto lo debe pagar el cliente y no se puede solicitar a la banca su devolución, los hipotecados pueden reclamar el resto de partidas. Para saber cuánto podría suponer esto desde HelpMycash.com han hecho números tomando como referencia una hipoteca media de 150.000 euros con una responsabilidad hipotecaria (sobre la que se calculan algunos importes) del 115%. En ese caso, habremos pagado, aproximadamente, 863 euros de notaría, 375 de registro y unos 400 de gestoría, además de 1.725 euros de IAJD que, según el Supremo, no nos tienen que devolver.

Es decir, podríamos reclamar y recuperar unos 1.638 euros, a los que sería posible sumar otros 300 en concepto de la tasación si ya teníamos una hecha y el banco no nos la aceptó, aunque cabe señalar que el Supremo no se posicionó sobre este coste en concreto.

La manera más fácil de saber cuánto podemos recuperar es sumar todas las facturas que se nos entregaron cuando firmamos la hipoteca, pero si queremos hacer un cálculo rápido podemos utilizar el Manual para la devolución de los gastos de hipoteca elaborado por HelpMyCash.com, donde no solo podremos tener una aproximación de cuánto nos deben devolver, sino también las indicaciones de cómo proceder para reclamarlo.

La incertidumbre de estos días podría afectar al precio de las hipotecas
La sentencia del Tribunal Supremo ha cerrado las puertas a la reclamación del IAJD y ha supuesto un soplo de aire para las arcas de las entidades bancarias. Y es que, según Moody’s, si los bancos tuvieran que haber hecho frente al pago del impuesto y, sobre todo, si tuvieran que haber devuelto lo pagado de más de manera retroactiva, el desembolso podría haber supuesto alrededor de 2.300 millones de euros.

La sentencia reafirma la jurisprudencia que ha seguido durante las últimas décadas y rompe con el posicionamiento adoptado por la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo el pasado 16 de octubre y que provocó un verdadero terremoto.

De hecho, las ondas de ese sismo se empezaron a notar ya antes de que se hiciera pública la sentencia de hoy y, ya la semana pasada, vimos como algunas entidades empezaron a subir los tipos de sus hipotecas fijas, probablemente buscando así compensar la pérdida de rentabilidad que les podría traer este fallo.

Desde HelpMyCash.com señalan que la incógnita ahora será ver si los bancos que subieron sus tipos dan marcha atrás tras el fallo favorable del Tribunal Supremo o si, por el contrario, el resto de entidades dan un paso adelante y aprovechan la situación para subir el precio de sus hipotecas y conseguir más beneficios con estos productos.