arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

fondo de emergencia

La tecnología suma en todos los sectores. En el campo de las finanzas, existen servicios tecnológicos para todas las finalidades, desde aplicaciones que controlan nuestros gastos, como la app de Fintonic, hasta asistentes virtuales que permiten realizar operaciones con voz, como es el caso de Caixabank y Amazon Alexa.

Según un estudio realizado por Fintonic, los nativos digitales (o los llamados millennials) están más inmersos en la cultura del ahorro, ya que los jóvenes menores de 25 años reservan el 15% de sus ingresos al ahorro, mientras que el porcentaje general es del 5%. ¿A qué se deben estos datos? Lo cierto es que el número de jóvenes de 25 años que viven fuera de casa es muy bajo. No tienen que pagar un alquiler o hipoteca, lo que les permite ahorrar parte de su sueldo. Sin embargo, este mismo informe revela que el porcentaje óptimo que los españoles deberían destinar al ahorro es de un 20%.

Las nuevas tecnologías aplicadas al ahorro ofrecen la alternativa perfecta para el ahorrador millennial como las llamadas huchas virtuales que comercializan los bancos o las nuevas aplicaciones destinadas al ahorro, que, además de permitir guardar una cantidad de nuestro sueldo cada mes, nos ofrecen la posibilidad de invertir; son productos perfectos para este público.

Huchas virtuales: ponle nombre a tu objetivo de ahorro


Según un estudio elaborado por HelpMyCash.com, el producto preferido de inversión para los jóvenes son las cuentas bancarias. Las huchas virtuales, llamadas retos, metas, espacios, objetivos de ahorro, etc., se podrían definir como subcuentas bancarias en las que podremos realizar aportaciones, ya sean manuales o periódicas, con el objetivo de ahorrar y alcanzar una meta de ahorro que hayamos establecido previamente.

La mayoría de las huchas virtuales son personalizables. Elegimos una fotografía,  introducimos el importe exacto que queremos ahorrar, realizamos la primera aportación y listo. Además, suelen ofrecer servicios de alerta a través de notificaciones para avisarnos del porcentaje de ahorro acumulado. Son productos gratuitos en los que podemos ir ahorrando de forma sistemática y en los que dispondremos de nuestro dinero depositado siempre que queramos, realizando un traspaso a nuestra cuenta principal.

Bancos como Caixabank, imaginBank, N26, BBVA, Revolut, Ferratum Bank o Coinc permiten usar este servicio incluido en sus aplicaciones bancarias de forma gratuita. En la mayoría de los casos podemos abrir más de una hucha virtual y ahorrar a la vez para más de un objetivo: para nuestras próximas vacaciones, para la compra de un vehículo, para nuestra boda, para los estudios, etc.

¿Tu banco no ofrece este servicio? Usa las ‘apps’ de ahorro
Una práctica muy común para ahorrar mes a mes es abrir una segunda cuenta y realizar un ingreso periódico de una cantidad fija de nuestro sueldo. Otra buena alternativa es recurrir a las huchas virtuales y, en su defecto, a las apps de ahorro.

Aplicaciones financieras gratuitas como Goin, Coinscrap, Jido o Arbor permiten vincular nuestra cuenta bancaria con la finalidad de ahorrar a partir de diferentes métodos. Los más comunes son el redondeo, una técnica con la que acumularemos los céntimos de cada compra con tarjeta redondeando al alza, los ingresos periódicos o la inversión.

Las posibilidades de ahorro actuales son inagotables. Las entidades bancarias tradicionales, online y empresas fintech lanzan productos para la gestión de nuestros ahorros en entornos seguros y amigables, con el fin de motivarnos a cumplir nuestros objetivos.