banca online

Rentabilidad, descuentos, promociones o cuentas sin comisiones y sin requisitos son solo algunos de los principales reclamos para atraer al público millennial. Jóvenes de entre 16 y 36 años que prefieren manejar sus finanzas a través del móvil son los que se convertirán en un cliente potencial a medio plazo y, por ese motivo, es importante captar su atención. Desde el comparador HelpMyCash.com enumeramos algunas de las cuentas para jóvenes más interesantes del momento, cuáles son sus puntos fuertes y qué ofrecen al otro lado del charco.

¿Qué ofrecen las mejores cuentas para jóvenes en España?

Los jóvenes tienen clara cómo será su relación con el banco: a través de app móvil. Abrir o cerrar una cuenta, consultar los últimos movimientos o contratar nuevos productos está al alcance de nuestra mano y a tan solo un clic. ¿Por qué hacer largas colas o tener que depender de los horarios de los bancos? Cada vez más, buscamos productos que nos faciliten la vida y que, además, no nos roben tiempo ni dinero.

Aquí es donde los bancos tienen un duro trabajo: ofrecer una aplicación con una accesibilidad, usabilidad y navegabilidad óptimas. La creciente popularidad de los bancos fintech como N26 o Revolut ha hecho que las entidades tradicionales despierten y apuesten por una fuerte digitalización. Así pues, no es difícil encontrar una cuenta móvil sin comisiones y sin apenas requisitos de contratación y que, además, ofrezca rentabilidad, descuentos o regalos.

¿Y en los países como Estados Unidos?

Cuentas sin comisiones, con rentabilidades de hasta el 0,65% TAE y hasta 80 mil cajeros desde los que retirar efectivo de forma gratuita son las ventajas que ofrecen las cuentas para jóvenes que están en el top 5 en EEUU. Cuentas que se gestionan a través de un smartphone, pero que más allá de ofrecer una rentabilidad superior a la española no son muy distintas de las que podemos encontrar en nuestro país.

Por otra parte, con la aparición en escena de los denominados unicornios, empresas fintech valoradas en miles de millones de dólares, el pastel ya no es exclusivo de los bancos tradicionales. Estados Unidos se encuentra solo por debajo de China en crecimiento y participación en la industria fintech.

¿Qué cuentas para ‘millennials’ podemos encontrar?

Las cuentas corrientes para jóvenes permiten domiciliar recibos, realizar ingresos recurrentes, hacer transferencias bancarias gratuitas dentro de la zona SEPA, solicitar tarjetas de débito gratuitas y pagar con el teléfono móvil. Lo mismo que ofrecen prácticamente todas las cuentas bancarias. ¿Qué es lo que las diferencia? las ventajas que los bancos utilizan como gancho para captar nuevos clientes.

Banco Santander y su Cuenta Smart Premium para jóvenes de entre 18 y 31 años ofrecen una bonificación del 3% en los pagos con móvil, lo que significa que, cada vez que gastas, recibes dinero. Para quienes quieran ver crecer su saldo, Banco Mediolanum ofrece un 2% TIN durante tres meses en la Cuenta Crecimiento para mayores de 18 y un máximo de 29 años.

Para los viajeros, los bancos fintech son la mejor apuesta posible. La Cuenta N26 ofrece pagos al mejor tipo de cambio en cualquier otra moneda así como retiradas en efectivo gratis en cualquier cajero dentro de la zona euro. Para retiradas fuera de la eurozona tendremos que asumir una comisión del 1,7% frente al 3,5% que suele cobrar la banca tradicional.

El británico Revolut permite pagar en el extranjero con el tipo de cambio interbancario y retirar hasta 200 euros de efectivo al mes en cualquier otra moneda de forma gratuita. Además, solo por un euro al día podremos contratar un seguro de viaje con cobertura de salud o teléfono móvil.

¿Cuáles son los principales requisitos para abrir una cuenta joven?

El principal requisito es la edad. Por lo general, las cuentas para jóvenes son a partir de los 14 años hasta un máximo de 31. Lo que más varía es la edad máxima. En el caso de los menores de edad, tendrán que contratar la cuenta junto a un representante legal que tendrá que acreditarse como tal mediante el libro de familia. Asimismo, será necesario presentar el DNI del menor o un NIF provisional que le proporcionará la Agencia Tributaria una vez haya solicitado el formulario 030 y una cita previa en la sección de censos.

Para las cuentas corrientes que incluyen tarjetas de débito gratuitas como la Cuenta Joven de Bankia o la Cuenta Joven de Ibercaja, la contratación de la tarjeta quedará condicionada a la firma del representante legal. Siempre que el representante legal de su consentimiento, el menor podrá hacer uso de ella. Para ello, es importante que haya recibido una educación financiera adecuada para evitar un exceso de gastos.