recibo

No devolver el router o romper el compromiso de permanencia son los motivos más habituales por los que las telecos nos penalizan. No obstante, no son los únicos. Desde el comparador HelpMyCash.com han revisado una última circunstancia que puede ser motivo de sanción: devolver un recibo a nuestro banco. Pero ¿de cuánto es la multa? ¿Qué compañía es la más dura?

Movistar vs. MásMóvil, cara y cruz de las penalizaciones

No pagar el recibo a tiempo de nuestra conexión a Internet puede salirnos muy caro. Así lo señalan desde el comparador financiero, en el que han revisado las sanciones que aplican las principales telecos nacionales.

Para hacernos una idea, Vodafone nos sumará 20 euros en concepto de recargo por volver a gestionarnos el cobro de una factura atrasada. Más dura es Jazztel que, desde que pertenece a Orange, ha pasado de cobrarnos un euro a 24 euros más impuestos. La propia operadora naranja no se queda atrás y sube la apuesta hasta los 29,04 euros por devolver el recibo.

Los casos más extremos y opuestos a la vez son los de Movistar y MásMóvil. Y es que, mientras la teleco más longeva del país se alza con el cuestionable honor de aplicar la sanción más elevada (30,35 euros), la cuarta operadora nacional nos pedirá entre tres y ocho euros en concepto de penalización.

Penalizaciones que no todas aplican siempre

Sabiendo los precios de las multas, pocos nos atreveremos a quedarnos sin liquidez en la cuenta para afrontar las facturas de Internet. Sin embargo, debemos saber que no todas las compañías nos aplicarán la penalización desde el primer momento.

Desde Orange matizan que entienden que existen ciertas ocasiones en las que, de forma puntual, una factura no se pueda asumir. Por ello, indican que la multa llegará en el supuesto de que este retraso en el pago de nuestras facturas sea reiterado.

De una forma similar, Vodafone también aclara que no nos sancionará si es la primera vez que nos retrasamos o si no hemos hecho una devolución de recibo en los últimos 24 meses.

El coste de no pagar una factura, equivalente a la tarifa de fibra y fijo

Retrasarnos en el pago de una factura puede suponer un buen pellizco para nuestro bolsillo, tal y como hemos podido ver. Tanto es así que, en algunas ocasiones, nos costará casi igual que la propia tarifa de Internet y fijo.

Por ejemplo, actualmente Vodafone nos ofrece su fibra óptica a 50 MB por 12,85 euros/mes más cuota de línea. Es decir, 31 euros/mes; 11 euros más que la sanción que nos pondrá si no pagamos a tiempo el recibo. Más llamativo es el caso de Movistar. La azul comercializa actualmente su pack más económico de fibra por 32,30 euros/mes, mientras que la multa por no pagar a tiempo es de 30,35 euros. Orange nos cobrará a 30,95 euros/mes la conexión de Internet en casa, mientras que la penalización es de 29,04 euros.

Evidentemente, estaríamos pagando el doble en nuestra factura por no haberla asumido dentro del plazo. Y es que, los cargos por devolver un recibo son siempre los mismos, independientemente de si la factura es de una tarifa sencilla de ADSL o de un combinado con móvil y televisión.