movil 3

Con una clientela cada vez más digital, las aplicaciones de los bancos se están convirtiendo en uno de los principales escaparates de las entidades para atraer a nuevos clientes y fidelizar a los actuales. Y también en uno de los canales más usados para operar. Un estudio de D-Rating estima que las aplicaciones de los bancos españoles tienen 27 millones de usuarios mensuales. El informe de la consultora revela otro dato interesante: los clientes españoles prefieren las apps que la banca electrónica tradicional para operar.

Para brillar por encima del resto, ya no basta con ofrecer una app móvil bancaria que permita consultar el saldo de una cuenta, hacer transferencias y buscar el cajero más cercano. La banca se ha tenido que reinventar para convertir sus aplicaciones en verdaderas oficinas de bolsillo, con funcionalidades cada vez más innovadoras. Algunos ejemplos son encender y apagar las tarjetas temporalmente con un clic, categorizar los gastos y subir imágenes de los tiques de compra para asociarlos a cada movimiento, trasladar recibos domiciliados de una entidad a otra con una fotografía, pagar por el móvil, mandar dinero a un cajero automático y sacarlo sin llevar la tarjeta encima, etc.

Asimismo, la banca ya ofrece la mayor parte de sus productos a través del smartphone, para que aquellos que no quieran pisar una oficina puedan contratarlos a través del móvil. BBVA, por ejemplo, tiene disponibles el 83% de todos los productos que comercializa en España en su app, de acuerdo con su informe de resultados del primer trimestre de 2019. Una tasa de disponibilidad superior a la de sus principales competidores como Bankia, CaixaBank, Santander o Sabadell.

La ‘app’ que te avisa si tu DNI va a caducar
Pero parece que no es suficiente. Para convertir las apps en las más atractivas del mercado, los bancos están lanzando funcionalidades que poco o nada tienen que ver con el negocio bancario, al menos directamente, según explica el comparador de productos bancarios HelpMyCash.com.

El último en dar un paso en este sentido ha sido BBVA. A partir de ahora, los clientes del banco que tengan instalada la app de BBVA en su smartphone recibirán una notificación vía correo electrónico cuando su DNI esté a punto de caducar. Así, no solo recordarán que deben renovarlo, sino que están obligados a aportar una nueva copia del documento actualizado al banco. En este sentido, la app de la entidad va más allá: para digitalizar la nueva copia del DNI, ya no será necesario acudir a una sucursal, sino que se podrá hacer desde el teléfono.

Guardar todas las contraseñas en el móvil
Otra funcionalidad que llama la atención es el gestor de contraseñas gratuito que Openbank pone a disposición de sus clientes a través de su app. El servicio Password Manager Databank permite que el cliente almacene cualquier clave y dato sensible que no quiera olvidar, desde las contraseñas del resto de los bancos hasta la del wifi o la del correo electrónico, así como el pin del móvil, una dirección, etc. Los datos están protegidos por una clave maestra que solo conoce el cliente. De hecho, el banco avisa de que si se pierde dicha clave, no se podrá recuperar la información, ya que Openbank no tiene acceso a esos datos.

‘Apps’ para educar a los hijos
La educación financiera de los más pequeños de la casa también ocupa un lugar especial en las aplicaciones de algunos bancos. La app 1|2|3 Mini de Banco Santander para los menores que sean titulares de una cuenta infantil está pensada para que los jóvenes aprendan a gestionar sus ahorros, así como el valor del dinero. Por ejemplo, los padres pueden definir una serie de retos que los hijos deben alcanzar y las recompensas que obtendrán con cada uno de ellos, una funcionalidad que también ofrece la aplicación Open Young de Openbank.

Cupones de descuento
Los catálogos de descuentos también están a la orden del día en las apps bancarias. Cada vez hay más entidades que ofrecen a sus clientes la posibilidad de ahorrar un tanto por ciento sobre el precio de venta de un producto o servicio si este se paga con la tarjeta de la entidad. Si buceamos por la app de nuestro banco, probablemente encontraremos promociones en los sectores de la restauración, los viajes o la moda.