arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

seguroviaje

Cuando es momento de planificar un viaje, es “fácil” idear el destino, los vuelos, los sitios a visitar, el entretenimiento, la comida... pero los seguros de viaje no quedan siempre en la lista de las cosas importantes. A fin de cuentas, ¿qué probabilidades hay de que se necesite uno? No muchas, pero cuando hace falta, compensa con creces todas las veces que no lo necesitaste, pero sí que lo contrataste.

En caso de que no sea razón convincente, el comparador financiero WannaCash expone varios motivos por los que un seguro de viaje siempre es imprescindible:

1) Implica tener protección en cualquier día y hora del año. Poder contar con un servicio de atención al cliente que ayude a resolver los problemas sin importar el horario, da mucha tranquilidad.

2) Tener atención médica de primera en caso de tener algún problema de salud durante el viaje. Este tipo de imprevistos suelen ser siempre probables, y más si hay viajes al extranjero, por casos de alergias o intolerancia a alguna comida o una lesión por practicar actividades al aire libre, por poner algunos ejemplos.

3) En caso de que surja alguna situación de salud que requiera viajar de vuelta antes, el seguro se encarga de todo sin coste extra alguno. También cubre el viaje de un familiar en caso de que asista al lugar.

4) Permite anular el viaje hasta un día antes y durante el transcurso del mismo. En caso de querer hacer una cancelación o interrupción del viaje, hay seguros que permiten la anulación sin pérdidas de dinero.

5) Ahorra tiempo. Un seguro sirve también para resolver dudas, pero sobre todo, se encarga de resolver tus problemas. En caso de pérdida de las maletas en los aeropuertos, algunos ofrecen un fondo para la compra de utensilios básicos para continuar con el viaje sin que haya tantas incomodidades, mientras se encarga de las gestiones.

6) Ahorra dinero. Por más que sea un gasto que no siempre haga falta, cuando sí que hace falta se ahorra muchísimo dinero. De otro modo, solventar cualquier situación problemática terminaría siendo un desembolso que afectaría al bolsillo de muchas personas.

7) Da seguridad antes, durante y después. Si se adquiere algún seguro que tenga cobertura anual, se puede aprovechar en cualquier momento. La idea es que el viaje sea ameno, sin tener preocupaciones de cualquier gestión que salga de lo normal. Incluso al ofrecer asesoría respecto a los destinos, sale como muy buena opción para hacer la planificación sin ningún tipo de esfuerzo.