arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

freelance

El trabajo freelance parece ser una nueva tendencia que cada día crece más en España, es difícil tener un registro de cuántas personas se dedican hoy en día a ello, en los últimos años. Si bien es cierto que, especialmente después de la crisis, comenzó a ser común que muchos migraran al trabajo autónomo después de los despidos masivos y el cierre de las empresas en las cuales trabajaban.

Algo que se debe tener en cuenta es que al ser freelance te conviertes en tu propio jefe, pasas a depender exclusivamente de los servicios que puedas ofrecer a una diversidad de clientes potenciales de acuerdo con tus habilidades y conocimientos. Pero, la pregunta es: ¿es realmente beneficioso? El comparador financiero y de minicréditos WannaCash.es te da las claves.

En España, el trabajo autónomo es uno de los que más sufren debido a las cuotas excesivas que los se deben abonar, puesto que, a pesar de la creencia popular, los freelance también se ven en la obligación de dar cuentas a Hacienda, pagar impuestos y cotizar en la Seguridad Social, especialmente si la decisión es ser autónomo de forma permanente.

Los trabajadores autónomos figuran en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, si la opción es ser freelance a tiempo completo. Es decir, para realizar tu actividad como autónomo debes darte de alta tanto en Hacienda como en este régimen.

En ese sentido, actualmente durante el primer año en este régimen de trabajo autónomo se debe abonar una tarifa plana mensual de 50 euros, independientemente de la edad de los individuos. Sin embargo, una vez termina el primer año las cuotas mensuales pueden llegar a alcanzar los 280 euros o más. Si bien una de las principales razones por las que la gente decide tomar esta ruta es por la posibilidad de obtener más ingresos, también se debe tener en cuenta los impuestos que deben pagarse siendo freelance.

Si bien es cierto que hay ventajas de trabajar como freelance, debido a la flexibilidad y la independencia que te ofrece esta modalidad de trabajo, puesto que se tiene la posibilidad trabajar en un horario y ambiente laboral deseado, también existen una serie de desventajas que cada uno debe considerar, entre ellas está la inestabilidad de ingresos y las dificultades de construir una marca propia.

Hay que tener en cuenta que como trabajador autónomo se deja de percibir un sueldo fijo mensual, así como también se comienza a ser responsable de conseguir trabajos y clientes, pues, en definitiva, eres responsable de tu propio éxito. Así mismo, debes tomar en consideración la falta de cobertura, los altos impuestos que se deben pagar a lo largo del año, la inestabilidad en los ingresos y el alto número de horas que se deberá trabajar.

En resumen, podríamos decir que ser freelance requiere de esfuerzo y dedicación individual, y que el éxito dependerá de cuánto se esté dispuesto a ofrecer y las estrategias a utilizar.