banca online

Bancos como BBVA o Banco Sabadell ya han enviado notificaciones a sus clientes en las que se les informa sobre la subida de las comisiones de mantenimiento o administración de algunas cuentas bancarias de cara a 2020. Y el Santander ya empezó a cobrar a sus clientes no vinculados a mediados de septiembre.

Por un lado, con el aumento de las comisiones, que podrán llegar a tener un coste superior a los 100 euros al año, y, por el otro, el endurecimiento de las condiciones de las cuentas para que estas sigan siendo gratuitas, la gran banca busca una mayor vinculación de sus clientes. Es decir, pura estrategia bancaria para aumentar la rentabilidad y mejorar sus resultados.

¿Cómo nos perjudica esto? Según afirman los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com, a mayor vinculación, menor libertad para el cliente, ya que le obliga prácticamente a disponer de una sola entidad si quiere ahorrarse estos gastos. Y no solo eso, los clientes pueden acabar contratando productos innecesarios con el fin de eliminar las comisiones, que pueden suponer, además, un gasto extra.

Tampoco es cierto que la vinculación sea siempre negativa. Al fin y al cabo, en alguna entidad tendremos que domiciliar nuestra nómina y nuestros recibos y contratar otros productos si los necesitamos. Si estamos contentos con nuestro banco y los productos que nos ofrece y podemos cumplir las condiciones que nos propone para disfrutar de una cuenta gratis, tampoco es necesario cambiar de entidad.

¿No estás de acuerdo con tus nuevas condiciones?

Si nos obligan a contratar seguros, préstamos o a disponer de productos de inversión comercializados por la entidad a cambio de la gratuidad de nuestra cuenta, mudarse a otro banco o cambiar de cuenta dentro de la misma entidad son las opciones más astutas. Por suerte, no todas las entidades y cuentas requieren una alta vinculación para eximir del pago de comisiones.

El equipo de HelpMyCash.com ha elaborado una herramienta gratuita que nos va a permitir ubicar el tipo de cuenta que nos conviene en función de lo que buscamos (operativa diaria, ahorro, compartir gastos, etc.) y conocer qué necesitamos para abrirla a través de Internet y activarla para empezar a operar.

Lo que recomiendan los expertos

Con la variedad de opciones que tenemos hoy en día, es fácil encontrar una cuenta que nos ofrezca, además de una operativa gratuita, la posibilidad de conseguir ventajas como rentabilidad, regalos, devolución de un porcentaje en compras… Sin embargo, antes de contratar, debemos tener claras las condiciones de la nueva cuenta.

¿Dónde las encontraremos? En la web de cada entidad podremos revisar las condiciones de las cuentas, así como en comparadores financieros como HelpMyCash, y si no entendemos algo, no hay que dudar en preguntar al banco. Nunca deberíamos firmar algo que no comprendamos.
Con el cambio de cuenta, queremos evitar una fuerte vinculación con la entidad. No obstante, las cuentas con más ventajas (regalos, rentabilidad…) suelen ser las que requieren el cumplimiento de más requisitos. En el caso de elegir una de ellas, debemos asegurarnos de poder asumir las condiciones. De lo contrario, podemos pagar las consecuencias, que pueden suponer el cobro de comisiones o la devolución del regalo.

Además de los requisitos y las ventajas, debemos fijarnos en la cantidad de canales que la entidad pone a nuestra disposición para operar. Algunos bancos solo ofrecen sus servicios a través de una web o una app, mientras que otros disponen de todos los canales gratuitos: web, app y oficinas. En función de nuestro tipo de operativa como clientes, nos encajará más una cuenta u otra.

La cantidad de cajeros también es un factor importante, sobre todo para aquellos que retiran efectivo con frecuencia. Entidades bancarias como Santander, BBVA o CaixaBank ofrecen miles de cajeros gratuitos propios a sus clientes, mientras que otras como ING, Banco Mediolanum o EVO Banco cuentan con una red propia más escueta, pero permiten retirar efectivo de casi todos los cajeros en España gracias a acuerdos con otras redes de cajeros.