arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

banco 3

Comienza la cuenta atrás. El próximo 1 de octubre, CaixaBank comenzará a aplicar su nueva política de comisiones. Los más afectados serán los clientes menos vinculados que tendrán que pagar hasta 240 euros al año por el mantenimiento de sus cuentas corrientes, a razón de 60 euros al trimestre.

 

Estaba previsto que las nuevas condiciones del programa Día a Día entraran en vigor el pasado 1 de abril, de ahí que la entidad comunicase los cambios a sus clientes en febrero, con dos meses de antelación. Sin embargo, la entidad tomó la decisión de aplazar la fecha prevista hasta el próximo 1 de octubre debido a la crisis sanitaria.

La nueva política comercial de CaixaBank ofrece varias soluciones para reducir las comisiones y no pagar los 240 euros, incluso para no pagar nada. Básicamente, se trata de vincularse con el banco; eso sí, para no pagar comisiones no basta con domiciliar la nómina. En cualquier caso, los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com recuerdan que siempre existe la posibilidad de abrir una cuenta sin comisiones en otro banco con menos vinculación o, incluso, sin nómina y sin requisitos.

 

Las nuevas condiciones de CaixaBank

Aquellos clientes que tengan domiciliada una nómina superior a 600 euros mensuales o una pensión de más de 300 euros o bien mantengan una posición de más de 20.000 euros en fondos de inversión, carteras de fondos, estructurados, carteras gestionadas, seguros de ahorro y planes de pensiones individuales tendrán que pagar 15 euros al trimestre en lugar de 60, es decir, 60 euros al año por el mantenimiento de todas las cuentas con titulares idénticos.

 

Si además de cumplir lo anterior, el cliente domicilia tres recibos o hace tres compras con tarjeta al trimestre, la comisión se reducirá a cero, o sea que no tendrá que pagar nada por su cuenta. Además del mantenimiento y de la administración, dentro del precio del servicio de la cuenta están incluidas las transferencias SEPA en euros dentro de la UE, el ingreso de cheques, el uso de los cajeros de la propia entidad, la solicitud de certificados por Internet y las cuotas de emisión y de mantenimiento de las tarjetas de crédito Visa Classic y Visa&Pay.

 

La tarjeta de débito, no obstante, no está incluida dentro del pack de servicios. CaixaBank está sustituyendo su tarjeta de débito por la Visa&Pay. Con este plástico, las operaciones se cargan en la cuenta asociada dos días después de hacerlas en lugar de al momento, aunque también permite aplazar el pago de las compras en cuotas mensuales; en este último caso, con intereses. Esta tarjeta es gratuita siempre que se cumplan las condiciones anteriores. La entidad ofrece a sus clientes la posibilidad de mantener su tarjeta de débito actual, pero avisa de que esta tiene un coste de 36 euros al año no bonificables.

 

El programa Día a Día de CaixaBank se enmarca dentro de la nueva estrategia comercial que han adoptado los principales bancos españoles desde finales del pasado año, explican fuentes del comparador online. “Ahora, ya no es suficiente con domiciliar una nómina en el banco para no pagar comisiones, sino que algunos obligan a cumplir otros requisitos”, aclaran desde HelpMyCash. Durante los últimos meses también han implantado una política similar entidades como Bankia o el Sabadell.

 

Imagin, ajeno a la subida de comisiones

El programa Día a Día afecta a la Cuenta Family, la Cuenta Premium, la Cuenta Estrella o la Cuenta InTouch, entre otras, cuyas condiciones actuales se sustituirán por las nuevas en apenas tres semanas. Sin embargo, no afecta a las cuentas comercializadas bajo la marca imagin.

 

Tal y como notificó la entidad en febrero, las cuentas de su banco móvil mantendrán sus condiciones actuales. Desde su lanzamiento, en enero de 2016, imagin permite contratar una cuenta corriente sin comisiones y sin vinculación obligatoria. La entidad ofrece un catálogo de servicios básicos gratuitos enfocados a un público millennial que valora la tecnología. Además, recientemente CaixaBank ha dado un nuevo enfoque a su banco móvil, creando varias categorías de clientes (se puede ser imaginer sin abrir una cuenta corriente), y potenciando sus programas de descuentos en compras y experiencias.

 

Imagin puede ser una solución para todos aquellos clientes de CaixaBank que no quieran o no puedan cumplir las nuevas condiciones, explican desde HelpMyCash. Los clientes de CaixaBank pueden abrir una cuenta en el banco móvil y, posteriormente, cerrar su cuenta anterior. Para ello, solo hace falta descargarse la app. Eso sí, la filosofía de imagin es distinta a la de CaixaBank. Es un banco móvil (no tiene plataforma web), por lo que el cliente debe gestionarlo todo desde su smartphone, y su catálogo de productos es más reducido.