arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

euribor1

El año 2021 no podría empezar mejor para los que tienen una hipoteca variable. Y es que este curso comienza igual que acabó el anterior: con un nuevo mínimo histórico del euríbor, que es el índice que se usa para calcular el interés de la inmensa mayoría de estos préstamos. Según el comparador bancario

HelpMyCash.com, esta referencia cerrará el mes de enero con un valor medio por debajo del -0,5%; el más bajo jamás registrado. Por lo tanto, aquellos a los que se les revise el tipo de interés en las próximas semanas notarán una buena rebaja en sus cuotas mensuales.

 

Cuotas muy baratas a los que les toque revisión

A falta de unos días para que termine el mes de enero, el valor medio provisional del euríbor se sitúa en el -0,504%. Lógicamente, al ser el más bajo de la historia, los hipotecados a los que les toque revisión próximamente pagarán unas cuotas más baratas que nunca. Además, notarán una buena rebaja respecto a la mensualidad anterior, pues el euríbor se situaba en el -0,253% hace un año y en el -0,279% hace un semestre (la revisión suele ser anual o semestral).

 

Veamos, por ejemplo, cuánto se abarataría una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%. Con una revisión anual, sus cuotas bajarían en unos 17 euros al mes, lo que supondría un ahorro de casi 200 euros para el próximo año. Y si la revisión fuera semestral, las mensualidades se reducirían en casi 15 euros al mes, por lo que el ahorro sería de cerca de 90 euros para el siguiente semestre.

 

Asimismo, a los hipotecados con un diferencial (lo que se suma al euríbor para calcular el tipo aplicado) del 0,5% o inferior se les debería aplicar un interés negativo, así que el banco tendría que pagarles la parte correspondiente a los intereses negativos devengados. En general, en estos casos, las entidades optan por aplicar un tipo del 0%, pero según HelpMyCash.com, el cliente tiene derecho a exigir que se le aplique el interés negativo correspondiente.

Desde el comparador matizan, eso sí, que la suma de dinero generada en intereses negativos sería baja, así que habría que valorar si merecería la pena reclamar. Recuerdan, además, que hay hipotecas que no pueden tener un interés negativo: las que tengan una cláusula suelo legal (incluida con transparencia en el contrato) y las formalizadas a partir del 16 de junio de 2019, que tienen por defecto un tipo mínimo del 0%.

 

¿El euríbor ha tocado suelo?

Dada la tendencia a la baja del euríbor, que lleva en caída libre desde el mes de mayo de 2020, muchos hipotecados se preguntan si este índice continuará descendiendo. Según HelpMyCash.com, es poco probable que eso ocurra, dada la naturaleza de este índice. Los expertos de este comparador argumentan que esta referencia representa el interés medio al que los bancos se prestan entre ellos, así que ven difícil que este se sitúe muy por debajo de la tasa de depósito del Banco Central Europeo (-0,5%), que es lo que les cobra esta institución por guardar su dinero.

 

Ahora bien, eso podría cambiar si la situación económica de la eurozona empeora y el Banco Central Europeo se ve obligado a implementar nuevas medidas de estímulo (como bajar más los tipos oficiales, por ejemplo). En ese caso, el euríbor sí podría volver a descender, así que habrá que seguir atentamente cualquier movimiento que haga este supervisor.

 

Lo que sí parece claro, en todo caso, es que el euríbor se mantendrá por debajo del 0% durante varios años más. En ese sentido, desde Bankinter prevén que cerrará el año 2021 con un valor medio del -0,45% y que acabará el 2022 con una cotización media del -0,42%. Así las cosas, los que tengan una hipoteca variable pagarán, al menos a corto plazo, unas cuotas mensuales muy baratas.