arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

hipoteca help

El euríbor, que es el índice con el que se calcula el interés de la inmensa mayoría de las hipotecas variables vigentes en España, cerrará octubre con una buena subida. Y es que a falta de unos días para que termine el mes, su valor mensual medio es provisionalmente del -0,478%; sensiblemente por encima del de septiembre (-0,492%). Pero ¿qué les pasará a las hipotecas ligadas al euríbor? Según el comparador financiero HelpMyCash.com, las que se revisen anualmente en las próximas semanas se abaratarán, mientras que las actualizadas semestralmente se encarecerán.

 

Dependerá de la periodicidad de la revisión

Por norma general, el interés de una hipoteca variable se revisa una vez cada seis o 12 meses. En la fecha indicada en la propia escritura, el banco suma el último valor registrado por el euríbor (o el anterior, dependiendo de su política) al diferencial del crédito para calcular el nuevo tipo de interés, que determinará el importe de las cuotas que se cobrarán hasta la próxima revisión.

Por lo tanto, a las hipotecas con revisión anual se les rebajará la cuota, pues el valor del euríbor en octubre de 2020 era más elevado (-0,466%) que el de este año. Por ejemplo, para un préstamo hipotecario medio de 150.000 euros con un interés de euríbor más 1% y un plazo de 25 años, las mensualidades se reducirían en 79 céntimos (9,48 euros para todo el año).

 

En cambio, según HelpMyCash, los que tengan una hipoteca con revisión semestral no serán tan afortunados: el valor del euríbor era más bajo hace seis meses (-0,484% en abril), por lo que las mensualidades de estos clientes se encarecerán ligeramente. Siguiendo el ejemplo anterior, el importe de las cuotas de un préstamo medio aumentarían en 39 céntimos (2,34 euros para el conjunto del semestre).

 

¿Por qué ha subido el euríbor?

El nuevo valor de este índice será el más alto registrado en 2021, así como el más elevado desde el mes de octubre de 2020. Es lógico preguntarse, por ello, por qué el euríbor ha subido de repente hasta esos niveles tras llevar 11 meses por debajo del -0,48%. Los analistas de HelpMyCash creen que la razón podría ser el aumento de la inflación en la zona euro, que se disparó hasta el 3,4% en septiembre.

 

Con una inflación al alza, las probabilidades de que el Banco Central Europeo suba sus tipos de interés en un futuro (al 0% desde 2016) son más altas, pues es una de las medidas que pueden emplearse para contenerla. Esas perspectivas pueden haber llevado a las entidades financieras a subir el interés que aplican en los préstamos interbancarios, que es el que se usa para calcular el valor del euríbor.

 

Hay que decir, sin embargo, que el BCE no se plantea subir sus tipos por el momento. La presidenta de este organismo, Christine Lagarde, manifestó hace escasos días que esperan que la inflación siga subiendo a corto plazo, pero que su previsión es que baje a lo largo del próximo año. Y por este motivo, la idea del supervisor bancario europeo es mantener su política de estímulos económicos, incluidos los tipos al 0%.

 

¿Se mantendrá esta cotización al alza?

Bajo esta premisa, la mayoría de las previsiones apuntan a que el euríbor seguirá por debajo del 0% unos años más, aunque con tendencia al alza. La predicción más reciente en ese sentido es la del Departamento de Análisis de Bankinter, que espera que este índice suba hasta el -0,32% en 2022 y hasta el -0,18% en 2023.

 

A corto plazo, pues, parece que el euríbor aún no pisará terreno positivo. Cabe recordar que este índice se mantiene por debajo del 0% desde febrero de 2016 y que alcanzó su valor mínimo histórico en enero de este año (-0,505%). Su máximo histórico, en cambio, se registró hace más de una década: 5,39% en julio de 2008.