arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

banco 3

Las medidas de los bancos para mitigar los efectos de la crisis actual sobre el bolsillo de los españoles no se han hecho esperar. Cualquier ayuda es poca teniendo en cuenta que, según el Fondo Monetario Internacional, la recesión provocada por la pandemia del coronavirus será al menos tan grave como la sufrida durante la crisis mundial de 2008 o, incluso, peor. No obstante, en esta ocasión “el sector no es el problema, sino que forma parte de la solución”, aseguró el presidente de Bankia recientemente en la Junta General de Accionistas.

 

Entre las decisiones aprobadas por la banca para frenar el impacto de una crisis que se prevé severa se encuentran ayudas para el pago de las cuotas de los créditos y las hipotecas, la relajación del cobro de comisiones sobre las cuentas, el adelanto del paro o la prórroga del pago del alquiler, así como medidas para frenar la expansión del virus, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han analizado las implicaciones del coronavirus en las finanzas personales de los españoles.

 

Aplazamiento del pago de los créditos al consumo

El Gobierno ha aprobado una moratoria en el pago de los créditos al consumo. Los ciudadanos en situación de vulnerabilidad podrán aplazar el pago de las cuotas durante un plazo de tres meses. No obstante, la medida del Ejecutivo llega días después de que Bankia y BBVA anunciasen que ofrecerían a sus clientes una prórroga en el pago de los préstamos de hasta seis meses. Bankinter, por su parte, aplicará carencias en los préstamos contraídos por empresas.

Aquellos que no puedan acogerse a la moratoria de los préstamos personales, pero tampoco tengan recursos para afrontar el pago de sus créditos pueden negociar con su entidad una carencia total o parcial de su crédito, explican fuentes de HelpMyCash. Otra opción, añaden, es alargar el plazo de devolución para rebajar la cuota. En cualquier caso, ambas operaciones implicarán, a la larga, pagar más intereses.

 

Se amplía la moratoria hipotecaria

A la moratoria hipotecaria del Gobierno, que el Ejecutivo acaba de ampliar a las cuotas de tres meses, se suman las iniciativas que han puesto en marcha algunas entidades. CaixaBank ha anunciado que los clientes que cumplan los requisitos de la moratoria podrán dejar de pagar las cuotas de sus hipotecas hasta septiembre y Bankia congelará el pago de las mensualidades durante seis meses. Bankinter, por su parte, ofrecerá a los clientes con dificultades que no puedan acogerse a la medida del Gobierno una carencia de capital de hasta cuatro meses. Asimismo, el banco revisará las condiciones de los clientes que ahora mismo no puedan cumplir con los servicios y productos combinados de su hipoteca (domiciliación de nómina, de recibos, etc.) para evitar que se les penalice.

 

Todos los cajeros de España gratis

Una docena de entidades ha comunicado a sus clientes que mientras dure el estado de alarma podrán sacar dinero a débito de cualquier cajero de España gratis. A esta iniciativa, vigente desde el 30 de marzo, se ha sumado Abanca, Bankia, Caixa Ontinyent, CaixaBank, Cajamar, Cajasur, Colonya Caixa Pollença, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja. Además, ING aplica esta medida desde el 1 de abril y, según ha comunicado la entidad, reembolsará a sus clientes las comisiones que les cobren, independientemente de la cantidad retirada. En el caso de BBVA, los únicos que pueden retirar dinero gratis en cualquier cajero son los pensionistas y solo desde el 25 de marzo hasta el 5 de abril.

 

La banca relaja el cobro de comisiones

Bankia y Bankinter han anunciado que no penalizarán a los clientes que, a causa del parón industrial en el que se ha sumido el país, no cumplan los requisitos necesarios para no pagar comisiones por el mantenimiento de sus cuentas. La entidad presidida por Goirigolzarri, la primera en anunciar una medida de este calado, informó recientemente que “todos aquellos que a cierre de febrero cumpliesen con los requisitos para quedar eximidos del pago por los servicios o bien para abonar una tarifa reducida mantendrán las mismas condiciones”. Bankinter, por su parte, ha avisado que los titulares de su Cuenta Nómina seguirán exentos del pago de comisiones, aunque no alcancen el umbral mínimo de ingresos, establecido en mil euros, y CaixaBank ha aplazado al mes de octubre la puesta en marcha de su nueva política de comisiones, que entraba en vigor el primero de abril. Hasta entonces, los clientes de la entidad conservarán las condiciones actuales.

 

Se adelanta el pago del paro una semana

Abanca, Bankia, Bankinter, BBVA, CaixaBank, Cajamar y Kutxabank anticiparán el pago de la prestación por desempleo y cabe la posibilidad de que más entidades se sumen a esta iniciativa. De esta manera, sus clientes podrán disponer del subsidio una semana antes de lo habitual: el viernes 3 de abril en lugar del tradicional día 10. La idea sigue el espíritu de la medida adoptada por media docena de bancos a finales de marzo de adelantar el abono de las pensiones.

 

Aumenta el límite de las tarjetas ‘contactless’

Las entidades han acordado ampliar temporalmente de 20 a 50 euros el límite de los pagos contactless. El nuevo umbral se mantendrá mientras esté vigente el estado de alarma y los bancos lo están aplicando paulatinamente desde el 30 de marzo. Esta medida permitirá a los clientes pagar compras de menos de 50 euros sin introducir el código pin de la tarjeta en el TPV, lo que reducirá la posibilidad de contagio. Eso sí, los titulares de las tarjetas seguirán teniendo que hacer al menos una operación con pin cuando acumulen cinco operaciones seguidas o un gasto de 150 euros sin pin.

 

Los bancos aplazan el cobro del alquiler a sus inquilinos

Los inquilinos de las más de 10.000 casas propiedad de los bancos acogidas al Fondo Social de Vivienda (FSV) que se hayan visto afectados por la pandemia del coronavirus podrán aplazar el pago de hasta tres mensualidades del alquiler. Los bancos que ofrecerán esta prórroga son Abanca, Banca March, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, BBVA, Deutsche Bank e ING, según ha informado la Asociación Española de Banca.

 

La banca suscribe las líneas ICO

La banca ha suscrito la nueva línea de avales públicos para empresas y autónomos del ICO, dotada con hasta 100.000 millones de euros. Asimismo, varios bancos activaron a mediados de marzo sus propias líneas de financiación para pymes y autónomos con el objetivo de reducir el impacto del coronavirus. Caixabank y BBVA, por ejemplo, abrieron una línea de financiación inmediata de 25.000 millones de euros cada uno, mientras que Banco Santander anunció el lanzamiento de créditos preconcedidos por un importe de 20.000 millones de euros y Abanca activó el Plan Anticipar con el que movilizó 7.900 millones. Bankia lanzó una línea de 14.500 millones y, además, activó medidas para “ampliar los plazos de la financiación del circulante de los autónomos, microempresas y empresas” y ha anunciado que “apoyará, también, con soluciones de financiación puente a aquellas empresas que lo necesiten para hacer frente a los pagos de sus créditos a largo plazo”.

 

Se limita el acceso a las sucursales

Aunque la banca mantiene abierta parte de su red de oficinas, recomienda no acudir a las sucursales salvo que sea imprescindible e invita a sus clientes a operar a través de la banca online y de la red de cajeros. A través de los canales digitales se pueden realizar la mayoría de las operaciones, informan los expertos de HelpMyCash. El objetivo es proteger de los contagios de covid-19 tanto a sus clientes como a sus empleados. Además, aquellos que quieran visitar la oficina de su banco tendrán que mantener una distancia de seguridad con el resto de los usuarios de entre uno y dos metros, así como respetar las limitaciones de aforo, lo que puede implicar hacer cola en la calle, y, en algunos casos, solicitar cita previa. La banca también ha optado por promover el teletrabajo. En España, 21.000 empleados de Banco Santander ya trabajan a distancia. En el caso de BBVA, más de la mitad de sus trabajadores a nivel global teletrabajan desde sus casas.

ley hipotecaria senado

Los que tengan problemas para pagar su hipoteca este mes se pueden acoger la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno. Ahora bien, para beneficiarse de esta medida es imprescindible reunir varios requisitos: haberse quedado en el paro o haber perdido el 40% de las ventas, haber ingresado menos de 1.613,52 euros entre todos los familiares el mes anterior, que la carga de la mensualidad sobre la renta se haya multiplicado por 1,3… Para aquellos hogares que no los cumplan todos, desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos explican qué otras soluciones se pueden aplicar para evitar el impago y sus consecuentes sanciones.

 

Intentar pactar con el banco

Si prevemos que tendremos problemas para pagar la cuota de este mes y no cumplimos todos los requisitos para acogernos a la moratoria, lo mejor que podemos hacer es contactar cuanto antes con nuestro banco (podemos llamar a nuestra oficina, por ejemplo) para explorar posibles soluciones. Una de ellas, por ejemplo, podría ser pactar un aplazamiento directamente con nuestra entidad, pues así no tendríamos que abonar la próxima mensualidad y nos ahorraríamos tanto los intereses devengados hasta el siguiente pago como las sanciones por la demora.

 

En caso de que nuestro banco se niegue a aprobarnos una moratoria fuera de los supuestos aprobados por el Gobierno, podemos tratar de acordar la aplicación de un período de carencia total o parcial. De este modo, no tendremos que pagar las cuotas o la parte correspondiente al capital, respectivamente, durante el tiempo que pactemos. A la larga, eso sí, es una opción que nos saldrá más cara, pues se irán acumulando intereses mientras tanto o se generarán sobre un capital mayor cuando la carencia finalice.

 

Y una tercera alternativa podría ser pactar la extensión del plazo de reembolso, esto es, alargarlo para devolver el dinero en más tiempo. Esta puede ser una buena manera de reducir el importe de las mensualidades, aunque como tardaremos más en saldar la deuda, a la larga pagaremos más en intereses.

Acordar cualquiera de estas soluciones nos puede costar dinero.

 

Acogerse al Código de Buenas Prácticas

Hasta ahora hemos visto qué pueden hacer aquellos que tienen problemas económicos puntuales por culpa del coronavirus y no pueden acogerse a la moratoria, pero ¿qué hay de aquellos que ya pasaban antes por dificultades y que ahora se han agravado? Según el comparador HelpMyCash.com, en estos casos puede ser conveniente acogerse al Código de Buenas Prácticas, que consiste en un paquete de medidas que prácticamente todos los bancos tienen que aplicar a los clientes vulnerables que lo solicitan.

 

Las medidas del mencionado Código se aplican en tres fases. En la primera, se aplica una carencia parcial durante cinco años, se alarga el plazo hasta los 40 y se rebaja el interés. En la segunda, si fuera necesario, se practica una quita sobre una parte de la deuda. Y en la tercera, si el deudor siguiera sin poder pagar la hipoteca, se aplica una dación en pago y, si este lo pide, se le permite vivir de alquiler en la vivienda durante dos años.

 

Para acogerse a este paquete de soluciones, aunque no es imprescindible haberse quedado en paro o haber perdido ventas como con la moratoria hipotecaria, es necesario reunir diversos requisitos: que la cuota supere el 50% de los ingresos de la familia, que los ingresos del hogar no superen los 1.613,52 euros al mes (tres veces el IPREM) y que se haya producido una “alteración significativa de sus circunstancias económicas” en los últimos cuatro años. Para eso último se entiende que el esfuerzo para pagar la hipoteca se haya multiplicado por 1,5, que la familia se haya convertido en numerosa o monoparental con dos hijos, que se tenga a un menor a cargo o a una persona con discapacidad, etc.

 

Tanto si nos queremos acoger al Código como si tenemos que pactar con nuestro banco, lo ideal es que las medidas se formalicen mediante un acuerdo privado, pues así nos ahorraremos la visita a la notaría (e incluso podríamos firmarlo desde casa, si la entidad estuviera de acuerdo), recuerdan desde HelpMyCash. Si se tiene que formalizar una novación, el notario podría posponer la operación por el actual estado de confinamiento, aunque dado el carácter urgente del pacto, se justificaría que se abriera la notaría.

red es logo ministerioEl plan Acelera PYME se pone en marcha con una plataforma de recursos para pymes y autónomos .

Madrid, 24 de marzo de 2020.- Como parte de las medidas de apoyo económico anunciadas por la Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y con el fin de ayudar a las pymes y autónomos a atenuar el impacto del COVID-19 en su actividad, se ha puesto en marcha el portal Acelera Pyme a través de Red.es, entidad pública adscrita a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Esta plataforma colaborativa es pública y está abierta a todos aquellos agentes tanto de la administración, como del sector privado, que quieran poner sus soluciones y herramientas a disposición de pymes y autónomos, dos de los colectivos que más duramente han sido golpeados por esta pandemia.

Así, por ejemplo, en la web de Acelera PYME se podrán encontrar soluciones tecnológicas orientadas a mantener su actividad y avanzar en procesos de transformación digital, con especial atención, a soluciones de productividad y del trabajo a distancia; herramientas y consejos en materia de ciberseguridad, ante la necesidad de hacer uso intensivo del teletrabajo y acceso remoto a los sistemas corporativos; recursos para fomentar el aprendizaje y la formación digital, dos aspectos clave para el aprovechamiento y la adopción de tecnologías y asesoramiento para las pymes y autónomos que estén iniciando o desarrollando su proceso de transformación digital.

También en el portal de Acelera PYME se podrán encontrar los distintos instrumentos de financiación que están ya disponibles para impulsar los proyectos de pymes y autónomos, y en particular su digitalización.

Por último, la web dispone de un listado de colaboradores que ya forman parte la iniciativa para que los interesados puedan contactarles directamente.

Más información:

www.acelerapyme.gob.es

ALERTA TEMPRANA GENERAL

La campaña de la declaración de la renta 2019 comenzó el día 1 de abril de 2019. Tal y como ha ocurrido en años previos, actores maliciosos están aprovechando esta época para planear y llevar a cabo campañas con el objetivo de robar datos de los contribuyentes y obtener beneficios monetarios. Estas campañas son distribuidas principalmente vía email.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de las campañas detectadas en el periodo de la declaración de la renta.
Los cibercriminales envían un correo electrónico simulando pertenecer a la Agencia Tributaria, con asuntos similares a “Errores en su Declaración de la Renta” o “Devolución de Impuestos”.

Correos electrónicos que tienen un archivo adjunto malicioso .doc

renta1


Contiene un malware del tipo ransomware mediante el cual los cibercriminales pueden bloquear un ordenador o impedir el acceso a los archivos. Después solicitan un rescate para devolver el acceso.

Correos electrónicos que contienen un enlace que redirige a una página de phishing
Se han detectado campañas en la cual se advierte al usuario que la Agencia Tributaria tiene que realizarle un reembolso, invitándole a acceder a una web que suplanta a la de la agencia tributaria, donde tendrá que completar un formulario con datos personales e información bancaria. Se ha detectado que en la actualidad este tipo de campañas también se está extendiendo por SMS, y canales de mensajería instantánea.

renta2

renta3

Campañas vía SMS
Se ha detectado el envío a los contribuyentes de mensajes de texto (SMS) por parte de empresas de atención e información telefónica, que redireccionan las llamadas hacia la Agencia Tributaria y las cobran en función de su tarificación, para solicitar servicios como la solicitud del borrador de Renta y su confirmación.

Aplicaciones móviles
En el año 2018 se lanzó la aplicación de la Agencia Tributaria para poder realizar la declaración de la renta desde el móvil, tras este lanzamiento aparecieron numerosas aplicaciones fraudulentas que simulaban pertenecer a la Agencia Tributaria.
Cabe destacar, que durante este año, la situación excepcional que estamos viviendo por la pandemia del COVID19 puede llevar a los actores maliciosos a encontrar nuevos métodos para la realización de fraudes durante la campaña de la declaración de la renta. A modo de ejemplo, se plantean una serie de escenarios que, ya han sucedido que podrían darse durante estos meses.

Aplicaciones móviles
La Guardia Civil ha alertado de un correo electrónico que suplanta a la Agencia Tributaria para reclamar facturas falsas a empresas aprovechando la confusión tras los ERTE presentados por muchas empresas durante la crisis del coronavirus. Los correos electrónicos llevan el asunto "Denuncia de facturas no declaradas" y proceden de una dirección que además ha copiado a la de la Agencia Tributaria: @correo.aeat.es.
Esta es una de las campañas que se han detectado, pero es posible que se aumenten los fraudes dirigidos a empresas aprovechando la situación del COVID19 y el periodo de la declaración de la Renta.

Posible vishing

El vishing una práctica fraudulenta que consiste en el uso de los teléfonos y de la ingeniería social para engañar personas y obtener información delicada. Actualmente, debido al periodo de confinamiento en el cual se encuentran los ciudadanos españoles, numerosas empresas de asesoría y contables están ofreciendo opciones para realizar la declaración de la renta a través de sus líneas telefónicas. Actores maliciosos pueden suplantar la identidad de este tipo de empresas de asesoría fiscal para engañar y obtener información financiera de sus víctimas.

Posible aparición de webs supuestamente solidarias para la redistribución de la renta a compra de material sanitario

Con el inicio de la declaración de la renta, se han detectado cadenas en canales de mensajería rápida como WhatsApp que animan a los contribuyentes a rechazar la devolución del IRPF en favor del Estado, para apoyar a la compra de material sanitario. Es posible, que este tipo de campañas den lugar a sitios web fraudulentos en los que las víctimas depositen el dinero que les ha sido devuelto en la declaración para supuestamente comprar material sanitario.

branimir balogovic yaLos expertos del Multi Family Office EFE&ENE te ayudan a comprender la situación que vivimos.

Confinados, preocupados, esperanzados, pero también ávidos de información. Los ciudadanos quieren saber no sólo que está pasando en relación a la emergencia sanitaria que vivimos en España y en el mundo, sino qué va a pasar. Tratamos  de dar respuesta a muchos de los interrogante con ayuda de los expertos del Multi Family Office EFE&ENE
 
¿Es diferente esta crisis financiera a las anteriores?
 
Lo es. En general, las crisis tienen una causa endógena que puede ser cíclica (enfriamiento, recesión) o más súbita (pinchazo de una burbuja). No es el caso.
 
Esta crisis tiene una causa exógena, como una guerra mundial. Empezó paralizando las cadenas de suministro que se iniciaban o pasaban por China y después se ha extendido sin fronteras, en tiempo récord y a todos los sectores.
 
Se trata de una interrupción de la actividad global, que pone a prueba toda la cadena de pagos y la solvencia del sector privado como si de una guerra se tratara.
 
¿Qué nos diferencia de una situación de guerra?
 
Dos factores: La seguridad jurídica y la liquidez.
 
La seguridad jurídica permite el funcionamiento institucional y empresarial con garantías, y facilitará la recuperación.
 
La liquidez garantizada es fruto de habernos inmunizado de otra "enfermedad": el sistema financiero aprendió la importancia de mantener la liquidez a toda costa tras la crisis financiera, y se nota.
 
 ¿Por qué otras pandemias no provocaron esta debacle?
 
El SARS no llegó a pandemia, pero está emparentado con el coronavirus. Aunque tenía una mortalidad muy alta (9,6%), la tasa de contagio fue baja: sólo 8000 personas en todo el mundo se infectaron.
 
El H1N1 (la gripe porcina estacional) contagió a 700 millones de personas. Conviene pararse un momento y tomar conciencia de la cifra. Por suerte, sólo tiene una mortalidad del 0,02%. Hoy convivimos con ella.
 
El SARS-cov-2 (coronavirus), tiene lo peor de ambos mundos: Una capacidad e contagio alta y una mortalidad que aún no conocemos con exactitud, pero que podría rondar el 7% (el 75% con otras patologías o por encima de los 70 años).
 
¿Qué significa que progrese exponencialmente?
 
Significa que cada nuevo enfermo es un nuevo foco: los infectados se multiplican. Muchos jóvenes ya no olvidarán que un efecto viral no viene de los videos de Internet.
 
Aunque nuestra mente no piense exponencialmente sino linealmente, hemos de hacer el cálculo y aceptar que en poco tiempo estaremos en los 200.000-300.000 infectados, si las medidas no son drásticas.
 
¿Por qué las cifras no son fiables?
 
No se testea a todo el mundo. Ni siquiera a los que presentan síntomas leves. Tampoco se hacen autopsias a los fallecidos con todos los síntomas de coronavirus según el país.
 
Por otro lado, con los investigadores a contrarreloj ya se ha establecido que los contagiados asintomáticos son responsables de dos tercios del total de los contagios.
 
Este vuelo bajo radar, la incapacidad de testear masivamente y la escasa voluntad de los gobiernos de dar datos de descontrol hace que se estime el número de infectados reales entre 10x y 20x, cifras oficiales.
 
¿Por qué esta reacción tan excepcional de los gobiernos?
 
Una pandemia contagiosa y letal siempre pone en jaque a todas las economías mundiales: ningún sistema sanitario puede asumir a un 2% de la población y ninguna sociedad soportar el caos que eso representaría.
 
¿Se podía haber actuado antes?
 
Sí. China adoptó medidas drásticas en enero, confinando ya a 25 millones de personas. La OMS desaconsejó aglomeraciones en febrero.
 
La información empezó a fluir, y tenemos experiencia en pandemias (aunque nunca con la combinación de letalidad y capacidad de contagio).
 
En una progresión exponencial, actuar una semana antes significa reducir la progresión a la mitad, y para esto hay que confiar en los números y no en las sensaciones.
 
¿Son correctas las medidas actuales?
 
Sin duda. El confinamiento total es imposible, el parcial es suficiente para no colapsar el sistema sanitario (que es el único objetivo). En este tiempo habrá muertos, recuperados e inmunizados, la mayor parte de ellos fuera de las estadísticas.
 
Podemos asumir que la mayoría vamos a contagiarnos: lo deseable es que se tarde lo más posible, idealmente cuando ya se tenga una vacuna fiable.
 
 
¿Qué han hecho Corea del Sur o Singapur (lejos de ser dictaduras) para contener con éxito el virus?
 
En primer lugar, atender a los datos exponenciales en lugar de a las sensaciones o a los cálculos electorales.
 
En segundo lugar, ser tajantes y transparentes lo antes posible. Si los datos anteriores son correctos, cada día de contención aplana la curva de contagio y evita la progresión. Si no son correctos, aun así las medidas se pueden levantar pronto.
 
 
En tercer lugar, usar la tecnología en lugar de la fuerza bruta. Tras testar masivamente con unidades móviles en parkings y descampados, el posicionamiento mediante los móviles permite saber si la persona afectada cumple la cuarentena, quienes son sus relaciones y cuáles son los focos.
 
Conviene mencionar que la sanidad de Corea del Sur es 100% privada, y que la de Singapur lo es también en su mayoría: es un problema de agilidad e inteligencia, no de ideología.
 
¿Por qué se llama a la calma?
 
Las emociones descontroladas sólo traen el caos, tanto a nivel individual como familiar y social. Por eso se hacen simulacros de incendio: para que sean la estrategias probadas las que tomen el control de las situaciones, y
no las respuestas primitivas de las emociones.
 
Como dirigentes, es esencial evitar el pánico inicial. Huelga decir que sin tardar han de ponerse en marcha las medidas de que se disponga aunque la información sea limitada (que siempre lo es), y ser muy transparentes con ellas, porque el miedo se combate con información.
 
¿Cómo afectará a la economía?
 
Estamos inmersos en un catastrofismo que no compartimos en absoluto. Dudamos bastante de que nada estructural se quiebre, más bien se trata de una recesión a cámara rápida que vendrá seguida de una recuperación más rápida de lo habitual.
 
Según la OCDE, hablamos de 2,5% menos de crecimiento para la zona Euro, lo que la llevaría a crecimiento negativo, con un rebote incompleto en 2021.
 
Traducido al mundo real, vamos a ver un golpe muy duro a los autónomos, a las pequeñas empresas, al empleo y en consecuencia al país.
 
Al mismo tiempo, también va a ser muy rápido en términos de tiempo económico.
 
Estamos preparados como nunca para una situación así, y el ritmo económico se va a retomar redoblado. La razón es que la demanda tirará de la oferta: además de por estructura, por pura necesidad. Por desgracia, tendemos a proyectar escenarios positivos y negativos hasta el infinito, olvidándonos de los ciclos.
 
¿Por qué no cierran las bolsas?
 
Las caídas son demoledoras. Todos los récords se han batido. Y no se ve el final. Sin embargo, deben permanecer abiertas.
 
La principal característica de los mercados es que permiten la liquidez de las inversiones. Nada se gana cerrando, salvo impedir vender al que lo necesita o comprar al que quiere invertir.
 
El único enemigo que tenemos son nuestras emociones: ¿venderíamos un ático de lujo en la mejor calle de la ciudad por 100.000€? Seguramente no, salvo
que lo necesitáramos. Pues eso: es momento de comprar y no de vender, es momento de ser fiel a la estrategia y a la razón.
 
¿Se recuperarán a corto plazo?
 
Es imposible de saber. Sin embargo hay algunas cosas que muy probablemente ocurrirán:
 
- La bolsa se recuperará antes que la crisis sanitaria, y ésta antes que la económica.
 
- La volatilidad bajará de manera sostenida.
 
- Las primeras alzas serán fulgurantes, seguidas de enormes dientes de sierra.
 
- No todos los valores van a recuperarse, ni siquiera en una década.
 
- Los valores y sectores mejor posicionados antes serán los mejor posicionados después.
 
Creemos, al igual que en 2009, que ha de haber un catalizador para que la situación en los mercados cambie. En nuestra opinión es Italia, como foco europeo, y su cifra de nuevos contagios.
 
¿Qué sectores son los más dañados? ¿Hay oportunidades?
 
El castigo a los distintos sectores ha sido implacable. El sector energía en particular lo ha sufrido doble: Estaba en plena guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudí.
 
Las oportunidades no necesariamente coinciden con los sectores más castigados, sino con los mejor preparados para salir adelante. En la opinión de los expertos de EFE&ENE los mejores sectores pre virus lo son también ahora.
 
Nuestra selección se basa siempre en la fortaleza de las distintas clases de activo, incluyendo todas las rentas fijas pero también materias primas, inmobiliario y divisas. En distintas pruebas de fuego ha demostrado su
superioridad, y esta vez no ha sido diferente.
 
¿Habrá una crisis de liquidez como en 2008?
 
No. El sistema está mucho menos apalancado, los mecanismos que se crearon tras la crisis se están poniendo en marcha y los gobiernos están luchando por su supervivencia. No se trata de un sector aislado, sino del orden social y la supervivencia económica.
 
A día de hoy, hablamos de 120.000 millones adicionales en compras de deuda (BCE), inyección de 700.000 millones y reducción de tipos al 0% (Fed), y hasta 1.000.000 millones el FMI.
 
¿Por qué oro y renta fija se han visto afectados?
 
Pese a ser refugios, también se están deshaciendo posiciones para tener liquidez y para poder pagar las garantías de las carteras. El mercado en su conjunto se está haciendo más pequeño. Aun así,  recuerda el director del Área de Finanzas del Multi Family Office valenciano, Alejandro Martínez,  los bonos no pagan, cobran, mientras que el oro paga el 0%, lo que supone otro atractivo más.
 
¿Se podía haber previsto?
 
Definitivamente, no. Ante una amenaza de este tipo (desconocida), la experiencia pasada con otros virus es de un impacto en los mercados casi nulo. Este ha sido el primero con las características de contagio y letalidad ya comentadas.
 
¿Cuándo terminará la crisis sanitaria? ¿Habrá segunda ola?
 
Nunca hay día y hora, pero sí que hay hitos importante para los mercados. Los ojos están puestos en Italia, que es el foco europeo. Cuando en Italialos nuevos casos diarios empiecen a descender, será el primer hito y los mercados empezarán a subir.
 
Cuando esto ocurra en España, el segundo país en importancia, tendremos el segundo hito.
 
Cuando se levante la cuarentena en Italia, el optimismo será generalizado. Ese será el punto de mayor riesgo para una posible segunda ola, el del optimismo. Si este riesgo se contiene, estaremos dejando atrás la crisis.
 
El último de los hitos será la vacuna, quizá ya en plena
temporada de gripe estacional.
 
¿Volverá a ocurrir algo similar?
 
Que ocurrirá es seguro. La comunidad científica asume que las pandemias son nuestra principal amenaza, la única incógnita es cuándo vendrá la próxima y qué características tendrá.
 
Por su combinación de capacidad de contagio y letalidad, el coronavirus ha hecho que el mundo despierte ante nuestra desprotección.
 
Al igual que en 2008 frente a un impacto global en el sistema financiero, es posible se tomen medidas globales que nos protejan de lo que ya conocemos, y esto significa presupuesto de investigación. Esto sería una avance colosal.
 
¿Qué lecciones podemos extraer y aplicar? Algunas reflexiones desde EFE&ENE
 
 
Una progresión exponencial no se puede intuir. Hay que aceptar los datos.
 
El consenso científico sobre una pandemia no es si la va a haber, sino cuándo será la próxima.
 
20 preguntas, 20 respuestas que, sin embargo, y a tenor del momento actual de la crisis, nos incitan a plantearnos nuevos interrogantes en relación al escenario, no ya lejano, sino inmediato:
 
Queda mucho por contestar: ¿Qué efectos de segundo orden generará el endeudamiento? ¿Será suficiente? ¿Qué ventaja sacará China de su rapidez
 
Desde EEF&ENE, terminan con esta llamada a la reflexión, pero también a la calma, a la prudencia, la racionalidad y el optimismo.