arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

economiaazul

Los mares y los océanos, esa bella infinidad azul que rodea y llena nuestro planeta. ¿Quién habría dicho que se podría llegar a convertir en uno de los objetos de modelo económico más puntero? Así pues, actualmente de la misma forma que surge y se potencia la economía verde, también lo hace ahora la economía azul, la cual se podría definir como aquel modelo de economía cuyos principales objetivos son la explotación sostenible del mar, así como la creación de empleo e infraestructuras destinadas a esto. Por lo tanto, podríamos decir que el mar pasaría de ser un mero divertimento vacacional para convertirse en una de las principales fuentes de ingresos a medio y sobre todo largo plazo.

¿Y cómo se plantea esta economía con respecto al resto de países que conforman la Unión Europea? Para responder a esto hay que destacar que esta economía está principalmente seguida por países de Europa del Este, ya que muchos países del Oeste no tienen muchas conexiones al mar o al menos no tan explotables.

Y en base a estos países, el comparador financiero y de minicréditos online WannaCash.es establece un ranking con respecto a dos aspectos, la creación de empleo y los beneficios obtenidos:

Por la parte que respecta al primero de estos, España se llevaría el primer puesto con la creación de unos 700.000 puestos de empleo en el año 2016, seguido por los de Reino Unido e Italia aproximadamente 400.000 cada uno. Por lo tanto, diríamos que España es el país que más mano de obra invierte en el mar y su aprovechamiento.

Y por lo que respecta al índice de beneficio, en el primer puesto se colocaría el Reino Unido con 40.000 millones de euros recaudados (nuevamente en el año 2016), seguido por España y sus 25.000 millones y por Italia y Alemania y sus 20.000 millones y 17.500 millones, respectivamente.

Por ende, se podría considerar que el país español es aquel que más invierte en mano de obra, pero que está ligeramente por debajo de lo exigible en lo que a proporcionalidad inversión-beneficio se refiere. Pero no por ello deja de ser importante considerar que al ser el primero en la creación de empleo hace que sea un país puntero en lo que a este dato se refiere, ya que, según las estadísticas, genera el 22% del empleo en Europa en base a esta economía.

Factores como la pesca, las energías renovables e incluso el turismo se podrán ver influenciados favorablemente por este tipo de economía en un plazo bastante corto, ya que la inversión en puertos y maquinarias se ha visto incrementada de forma exponencial en nuestro país, a pesar de que la economía durante estos años no ha sido del todo favorable. Eso sí, energías como la undimotriz (procedente de la fuerza de las olas) y la maremotriz (procedente de las mareas) siguen por no explotarse del todo, aunque se prevé que en un futuro se invierta más en este tipo de energías.

Puertos y zonas costeras a la altura de las expectativas, energías renovables y reducción de la contaminación marina, empleos para miles de personas… en definitiva, un modelo económico en el que merece la pena sumergirse.

ecocircular

En un mundo donde la contaminación está presente ininterrumpidamente, la economía cada vez se ve más obligada a un cambio radical, y ya no solo por la gran inversión que se destina a medios contaminantes como, por ejemplo, los coches, sino también por la necesaria remodelación del metaproceso energético. Esto último se refiere al proceso por el cual se obtiene la energía que “mueve el mundo” y también la empleada para conseguir los distintos objetos y materiales que nos rodean en el día a día. En definitiva, coches, móviles, ordenadores, televisores… todos ellos son susceptibles de ser modificados en base a este modelo económico.

La economía circular es planteada como un sistema que aprovecha los recursos de una forma totalmente eficiente, haciendo así que prevalezca el lema “reducir, reutilizar, reciclar”. Por ejemplo, a la hora de aplicar este modelo a un teléfono móvil, todas sus partes útiles y contaminantes serían separadas para que se puedan usar y desechar de una forma sostenible. Por ende, la continuidad y la vitalidad de los aparatos se prolongan de manera infinita.

¿Cómo afecta este modelo económico a la situación actual? Además de lo que hemos mencionado anteriormente, a la ya conocida obsolescencia programada, la cual promueve el “usar y tirar” para todo tipo de artículos, los cuales son programados (en el caso de los objetos electrónicos) para que dejen de funcionar en un tiempo estipulado. Pero afecta principalmente al panorama industrial en lo que al ahorro monetario se refiere, pues al tener como una máxima el “reducir, reutilizar, reciclar”, los costes de producción de las materias serán menores, algo que permite llevar a cabo nuevos proyectos empresariales y crear mucho más por mucho menos.

Este modelo de economía circular ha calado tanto en la economía actual que los distintos gobiernos mundiales que apuestan por la sostenibilidad han decido apostar por nuevas medidas en pos del cuidado del planeta: la promoción del uso de coches eléctricos, así como la creación de un conjunto bastante amplio de estaciones de recarga para los mismos en unos pocos años; la entrada y circulación controlada de vehículos de gasolina en capitales como Madrid o Londres; creación de carriles-bici y un largo etcétera.

En definitiva, tal y como indica el comparador financiero y de créditos rápidos WannaCash.es, la sostenibilidad y la preocupación por el futuro de nuestro planeta ha provocado un giro de los modelos económicos y, aunque sea una medida de implantación paulatina, las administraciones públicas están altamente comprometidas con esta labor, al igual que las industrias.

hipotecas reclamacion

No son tan conocidos ni invierten tanto dinero en publicidad, pero es evidente que los bancos virtuales se han convertido en actores importantes dentro del mercado hipotecario. De hecho, según el comparador financiero HelpMyCash.com, sus hipotecas encabezan el listado de las ofertas más atractivas del momento, tanto a tipo variable como a interés fijo. Y es que estas entidades no se dirigen únicamente a los clientes más jóvenes, sino que también pueden ofrecer unas muy buenas condiciones a los usuarios con más edad que cuentan con un buen perfil.

Hipotecas variables desde E + 0,79%

En el sector de los préstamos hipotecarios a tipo variable, el mejor ejemplo lo encontramos en la Hipoteca Open de Openbank. Su interés es el más bajo del mercado: euríbor más 0,79% con un fijo inicial del 1,99% que se aplica durante el primer año. Esta entidad, además, no cobra comisiones, solo exige domiciliar la nómina y cubre todos los gastos de constitución, aunque para acceder a su oferta hay que aportar al menos el 50% del coste de la vivienda (en caso contrario, el diferencial puede subir hasta el 1,09%).

Otra buena oferta dirigida a los clientes con un buen perfil es la de MyInvestor, un banco virtual perteneciente a Andbank. Su Hipoteca Tipo variable tiene un tipo de euríbor más 0,89% (1,79% fijo el primer año) y no incluye comisiones, productos vinculados ni gastos de escrituración (los asume todos la entidad). No obstante, financia hasta el 70% del valor de la vivienda y solo pueden pedirla aquellas familias con unos ingresos mínimos de 4.000 euros mensuales.

Pero no todas las hipotecas de la banca online son para clientes tan exclusivos. Es el caso de la Hipoteca Variable de Coinc, cuyo interés es de euríbor más 0,99% (0,99% fijo el primer año). Esta entidad virtual, que pertenece a Bankinter, no cobra comisiones ni exige la contratación de otros productos. Asimismo, se encarga de abonar todos los gastos de constitución a excepción del precio de tasar el inmueble.  

Tipos fijos desde el 1,95% a 20 años

Según el comparador HelpMyCash.com, en el listado de las mejores hipotecas fijas repiten los mismos protagonistas con el mismo orden. Así, la oferta más atractiva es la Hipoteca Open Fija de Openbank, cuyo interés para los que financien solo el 50% del valor de la vivienda es del 1,70% a 15 años, del 1,95% a 20 años, del 2,10% a 25 años y del 2,25% a 30 años. Como ya ocurre con su préstamo a tipo variable, la entidad no cobra comisiones, exige únicamente domiciliar la nómina y asume todos los gastos de escrituración.

El segundo puesto lo ocupa MyInvestor, cuya Hipoteca Tipo fijo tiene un interés del 1,79% a 15 años, del 1,99% a 20 años y del 2,20% a 25 años. Sus ventajas son las mismas que las del préstamo a tipo variable, aunque para acceder a este producto también hay que cobrar unos ingresos mínimos de 4.000 euros al mes.

Y el podio lo cierra la Hipoteca Fija de Coinc, cuyo tipo es del 1,65% a 10 años, del 1,90% a 15 años, del 1,99% a 20 años, del 2,20% a 25 años y del 2,30% a 30 años. Este préstamo no tiene gastos de constitución (salvo la tasación), productos vinculados ni comisión de apertura, aunque sí incluye una compensación por desistimiento y otra por subrogación (ambas del 0,5% los primeros cinco años y del 0,25% el resto del plazo).

Comodidad y gestión personalizada

A las buenas condiciones de estas hipotecas online hay que sumar, además, la comodidad del proceso de solicitud y contratación, pues como se piden por Internet, no es necesario hacer tanto papeleo. Asimismo, las entidades virtuales asignan un gestor personal a cada usuario para guiarle en todos los pasos. Y algunas, como ING, Hipotecas.com u Openbank, incluso disponen de una red de oficinas a las que el cliente puede acudir si tiene cualquier duda.

Sin embargo, por norma general, las entidades online no están abiertas a negociar las condiciones de sus préstamos hipotecarios. Por ello, desde HelpMyCash.com recomiendan acudir también a las oficinas de los bancos más tradicionales y comparar sus ofertas con las de la banca virtual. De este modo, el abanico de opciones será más amplio y resultará más sencillo elegir la que salga más a cuenta.

ahorrar1

Hoy en día en España se suele oír que “ya no hay crisis” o “yo puedo ahorrar perfectamente después de pagar las facturas”, dos afirmaciones que el comparador financiero y de préstamos rápidos con Asnef WannaCash.es pone en tela de juicio a continuación. Y si a esto añadimos el discurso de los distintos representantes políticos, quienes usan la archiconocida frase “España va bien”, mucha gente puede hacerse una idea equivocada de la verdadera situación económica de los hogares españoles.

Esto último queda demostrado si atendemos a los estudios realizados con respecto a los ahorros de los hogares españoles y del resto de Europa. Destacarían los datos proporcionados por el IEE (Instituto de Estudios Económicos), los cuales indican que España se encuentra a la cola de los países europeos en tasa de ahorro en el presente año, un 5,1%. Este porcentaje colocaría al país en aproximadamente cinco puntos por debajo de la media europea, un 9,8%. Eso sí, se afirma que el ahorro promedio de los hogares europeos se encuentra sufriendo un pequeño descenso si atendemos al 11% de tasa de ahorro que se estipuló en el año 2014.

Si tuviésemos que establecer un ranking en base a los datos proporcionados por esta institución, el porcentaje de ahorro en los países europeos quedaría de la siguiente forma: en los primeros puestos estarían Alemania y Suecia (17,2%); en los puestos intermedios se situarían República Checa, Italia y Hungría (10%); y en los puestos más bajos se colocarían regiones como Rumanía (-2,2%) y Chipre (-8,3%). Es necesario destacar que en este ranking no entrarían los datos de países como Malta, Bulgaria o Grecia.

En base a esta clasificación, se podría establecer una clara comparativa con respecto al año 2014, como decíamos antes, donde España poseía un dato de ahorro medio del 9.3%, por lo que el país se estaría enfrentando en este 2019 al peor dato de ahorro en los hogares desde que la crisis económica comenzó. ¿Qué demuestra esto? Que las familias españolas no pueden llegar a ahorrar tanto como  les gustaría, por lo que sus rentas se encaminan desmesuradamente al consumo, gastando más de lo que se pueden permitir. Y esto se conectaría con la idea de muchos estudiosos economistas, los cuales afirman que los españoles considerarían que lo peor de la crisis ya ha pasado, por lo que el ahorro por miedo al futuro ya no sería una máxima a seguir cada mes en los hogares.

rehabilitacionviviendas

Ante la necesidad de pagar una reforma, muchos consumidores optan por ampliar su hipoteca para conseguir financiación, pues así pueden disfrutar de un interés más bajo. Sin embargo, pedir un préstamo personal puede ser una alternativa igual de válida o hasta mejor, según afirman desde el comparador bancario HelpMyCash.com. Y es que, pese a tener un tipo más elevado, los menores gastos iniciales de estos productos pueden ahorrarnos dinero a la larga, especialmente si no necesitamos grandes sumas.

 

Más adecuados para pequeñas cantidades

Desde el comparador recuerdan que, cuando se amplía una hipoteca, hay que llevar a cabo una novación, que es una operación que tiene varios gastos de formalización asociados: notaría, registro, gestoría, tasación y una posible comisión que suele oscilar entre el 0,1% y el 1%. Los préstamos para reformas, en cambio, pueden tener comisiones de apertura y de estudio que no siempre se aplican y que, por lo general, no superan el 2%. Por lo tanto, si el capital del crédito es relativamente bajo y su plazo es corto, puede que nos salga más barato que la ampliación.

Lo podemos ver con un ejemplo. Imaginemos que tenemos una hipoteca vigente de 50.000 euros a 15 años a euríbor a 12 meses más 1% y la ampliamos en 10.000 euros. Si el índice cotizara siempre como en marzo de 2019 (-0,109%), pagaríamos 682,92 euros en intereses por la ampliación, a los que habría que sumar unos 950 euros en concepto de gastos de formalización. En total, la operación nos costaría unos 1.636,92 euros.

 

Y veamos qué ocurriría con un préstamo personal con un tipo del 5,95% TIN y una comisión de apertura del 1%. En este caso, si el plazo fuera de cuatro años, pagaríamos 1.261,80 euros en intereses y 100 euros en comisiones, es decir, 1.361,80 euros. Como vemos, esta opción saldría algo más barata a la larga, pese a aplicarse un interés mucho más alto.

 

Asegurarse de poder pagar las cuotas

Pero para pagar menos es imprescindible devolver el dinero en poco tiempo, lo que conlleva un mayor coste mensual. Como es lógico, al tener un interés más alto y un plazo más corto, las cuotas de un préstamo personal serán más altas que el aumento de las cuotas de una hipoteca ampliada. Por ello, es fundamental que nos aseguremos de no dedicar más del 35% de nuestros ingresos a hacer frente tanto al crédito al consumo como a la hipoteca.

 

Para conseguirlo, desde HelpMyCash.com recomiendan buscar préstamos personales que tengan un interés reducido. Actualmente, el precio medio del crédito al consumo es del 8,62% TAE (según el Banco de España), pero en el mercado podemos encontrar productos mucho más baratos. Ahí tenemos los ejemplos de ING (desde el 6,11% TAE), de Cetelem (desde el 7,18% TAE) o del Préstamo Freedom+ de Banco Mediolanum (desde el 7,23% TAEVariable).

Y si la reforma es para mejorar la eficiencia energética del hogar, el precio del crédito puede ser todavía más reducido. En estos casos, Caixa Ontinyent puede financiarnos el proyecto desde el 2,39% TAE, Caja de Ingenieros puede hacerlo desde el 4,321% TAE y Bankia ofrece un préstamo desde el 4,85% TAE.