arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

blackfriday2

- Las rebajas propias de esta jornada rondarán el 50% según los datos del comparador Acierto.com. Los productos tecnológicos serán los más demandados

El próximo viernes 23 tendrá lugar el esperado Black Friday; una jornada que cada vez cuenta con más adeptos y que algunos comercios han decidido adelantar al lunes. Esta tendencia está convirtiendo lo que era un día de compras en una semana de descuentos. Pero, ¿cómo los aprovechan los consumidores españoles? La última encuesta realizada por el comparador de seguros Acierto.com revela que hasta 3 de cada 5 comprarán de forma impulsiva.

El dato llama ciertamente la atención pues, según los datos de la entidad, las compras por Internet suelen realizarse de forma más meditada; tanto, que más del 90% de los internautas compara precios antes de realizar una transacción. ¿Por qué no lo hacen en esta ocasión entonces? Pues porque la mayoría de ellos no cuestionan la autenticidad de las rebajas -solo 2 de cada 10 lo hacen-. Algo que, al mismo tiempo, ha provocado que cada vez sean más negocios los que se atreven con esta iniciativa.
Los descuentos más frecuentes

Por otra parte, se estima que en esta ocasión participarán más del 55% de los españoles, y que los productos más demandados serán los tecnológicos. En todo caso, tiendas de ropa, supermercados, agencias de viajes, aerolíneas, ópticas, perfumerías y hasta restaurantes lanzarán promociones que, en algunas ocasiones, alcanzarán el 70%. No obstante, el descuento medio será del 50%. Y hasta los seguros se han sumado a esta iniciativa. Entre otras encontramos Línea Directa, Allianz, Direct Seguros, y Seguros Santalucía. Esta última también regala dos billetes de avión si contratas por el Black Friday. En cuanto a Direct Seguros regala bonos en carburante por contratar un seguro a terceros o a todo riesgo y sortea dos iPad Pro. Allianz realiza hasta un 15% en el seguro de viaje y Línea Directa descuenta 100 euros de la prima del coche y 50 euros en el caso de los seguros de hogar y moto. Una excelente forma de aprovechar el Black Friday para ahorrar también en nuestras pólizas es usar un comparador de seguros como Acierto.com; hacerlo te permitirá visualizar todas las promociones de forma más rápida.

Por otra parte, cabe comentar que el perfil de comprador que más gastará estos días será el de mujer joven entre los 25 y 45 años con una capacidad adquisitiva media-alta. Además serán muchas las que compren productos para ellas mismas. Aun así, se calcula que las ventas del Black Friday y el Cyber Monday supondrán hasta un tercio de la facturación navideña.
Black Friday vs Cyber Monday

Si nos centramos en estas jornadas por separado observamos que los consumidores españoles optan por comprar durante el Black Friday, mientras que en otros países como Estados Unidos la tendencia apunta a esperar al Cyber Monday. En concreto, el 56,5% de los usuarios nacionales prefiere esta primera jornada, mientras que solo el 17,3% espera. El resto compra ambos días y durante toda la semana.

El informe del comparador de seguros Acierto.com, asimismo, desvela que hasta el 62% de los consumidores prefiere comprar online y que el gasto en la red se ha incrementado hasta en un 24% durante el último año. El porcentaje de españoles adeptos a este tipo de compras alcanza el 70%. Y es que no obstante la impulsividad propia de las rebajas y descuentos en general, la red ofrece una ventaja más: la rápida comparación y acceso a herramientas específicas “que permiten a los usuarios encontrar rápidamente la opción que mejor se ajuste a sus necesidades”, incide Brüggemann.

“Otra tendencia es comparar entre el precio del producto en la tienda física y online. Algo que podría explicar por qué el showrooming -ir a la tienda a probarse y después comprar en Internet- supone más de la mitad de las adquisiciones de esta clase”, añade el experto.
Tu seguridad, clave

Sin embargo, cuando compramos online conviene tomar una serie de precauciones, sobre todo si tenemos en cuenta que más de la mitad de los españoles han sufrido algún tipo de ataque cibernético. Una de las premisas clave es establecer una contraseña segura y nunca guardarla. Por desgracia y para empezar, hasta el 90% de los internautas españoles ignora cómo crear una. La mayoría tampoco verifica el sitio donde compra, algo básico para evitar estafas y fraudes.

Otras recomendaciones son evitar Wifis públicas y similares durante la transacción, revisar las políticas de privacidad, y no descargar archivos ni apps de remitentes y proveedores sospechosos -y que, por ejemplo, se estén haciendo pasar por la tienda online-. Mantener el equipo actualizado es también fundamental.

Más allá de establecer contraseñas seguras y de cerciorarte de la veracidad del descuento y del site, es conveniente fijarse en una serie de cuestiones antes de pagar. Por ejemplo, en los gastos de envío -para calcular bien el precio final-, en los plazos de devolución -podrían acortarse como sucede en algunos casos durante las rebajas-, y en la garantía del producto. Si incluye el IVA en el precio y el lugar de procedencia del producto es igualmente importante pues, si bien es posible que algunas tiendas extranjeras ofrezcan rebajas más cuantiosas, los gastos de aduanas podrían jugarte una mala pasada.

black friday

Quedan pocos días para que llegue el Black Friday y muchos españoles ya empiezan a prepararse para el aluvión de descuentos que se avecina. Las ofertas que aparecen en esta fecha tan señalada (y en el Cyber Monday que se celebra posteriormente) son muy atractivas, pero más de un consumidor se pasa de frenada al comprar y, cuando llega el fin de mes, se da cuenta de que ha gastado más de lo que podía permitirse. Para que eso no nos ocurra, desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos dan tres sencillos consejos que nos ayudarán a gestionar bien nuestro dinero durante estos días de rebajas.

 

1. Cierra tu lista de la compra y tu presupuesto

 

En primer lugar, es importante que sepamos exactamente qué queremos comprar y ceñirnos a esa lista, pues así no gastaremos dinero en artículos que no necesitemos. Aun así, desde HelpMyCash.com reconocen que es difícil resistirse a las gangas que se pueden ver durante el Black Friday, así que recomienda reservar una suma determinada a posibles caprichos de última hora.

 

En cuanto al presupuesto, tenemos que pensar cuánto dinero tenemos previsto gastarnos en total y en cada compra y no superar esa cifra por muchas ofertas que encontremos. Lógicamente, hay que mantener congelada una parte del saldo de nuestras cuentas para llegar sin problemas a fin de mes y, si nos queda margen, también para ahorrar.

 

2. Si financias compras, hazlo con cabeza

 

En segundo lugar, si decidimos pagar nuestras compras a plazos para no afrontar su coste de golpe, debemos ir con mucho cuidado para no endeudarnos más de la cuenta. Lo ideal es que las cuotas de todos los créditos que pidamos durante el Black Friday y de los que ya tengamos vigentes no sumen más del 35% de nuestros ingresos mensuales netos. Si financiar una compra nos hace superar ese porcentaje, es mejor que no la llevemos a cabo.

 

Asimismo, es conveniente fijarse bien en las condiciones que nos ofrezcan: el interés aplicado, las comisiones, etc. Si tenemos tiempo, HelpMyCash.com aconseja comparar el préstamo que nos ofrezca la tienda con los concedidos por los bancos y otras entidades financieras, pues así podremos ver quién nos daría un crédito más barato.

 

En cambio, si optamos por utilizar una tarjeta de crédito, este comparador bancario recomienda usar la modalidad de pago a fin de mes, con la que no se devengan intereses. En caso de usar la de pago aplazado, es importante no seleccionar una cuota demasiado baja o un período de reembolso muy largo, pues eso incrementaría innecesariamente la deuda y podríamos tardar mucho tiempo en saldarla.

 

3. Hay que comparar ofertas

 

Y para terminar, desde HelpMyCash.com señalan que no hay que quedarse con la primera oferta que veamos, sino que debemos compararla con la de otros establecimientos. De este modo, nos aseguraremos de pagar lo mínimo posible por nuestro nuevo móvil, por unos vaqueros o hasta por los regalos de Navidad. En ese sentido, Internet y las redes sociales nos pueden ayudar a dar con las mejores promociones.

 

Además, puede ser conveniente mirar con antelación cuál es el precio original de los productos que nos interesen. Es de dominio público que muchas tiendas hacen la trampa de encarecer sus artículos justo el día antes del Black Friday para que sus descuentos parezcan mayores, así que cualquier precaución es poca para no caer en sus artimañas publicitarias.

hipotecas reclamacion

El impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD), que es el tributo que se genera al escriturar una hipoteca, ahora lo pagará el banco. En muchos medios se comenta que las entidades podrían subir el precio de sus créditos hipotecarios para mantener sus márgenes de beneficios, pero desde el comparador financiero HelpMyCash.com alertan de que este encarecimiento se podría trasladar también a otros productos, entre ellos los préstamos personales para proyectos particulares.

La banca no quiere perder dinero

Y es que la banca dispone de más de una manera de recuperar el dinero que perderá por tener que pagar el IAJD (unos 1.100 millones de euros al año, según los técnicos del Ministerio de Hacienda). Una de ellas puede ser encarecer sus hipotecas, pero desde HelpMyCash.com afirman que existe la posibilidad de que su precio no suba (o aumente poco) y se traslade el coste del tributo a otros productos como los préstamos personales para consumo, las cuentas corrientes y de ahorro o las tarjetas de débito y crédito, por ejemplo.

En el caso concreto de los préstamos personales, el encarecimiento podría venir por tres frentes: el tipo de interés aplicado, las comisiones de estudio y/o apertura y el coste de los productos vinculados (mayormente de los seguros). También es posible que las entidades bancarias aumenten la concesión de créditos al consumo, pues eso les permitiría incrementar sus ganancias en un plazo relativamente corto (estos productos suelen devolverse en un máximo de cinco años).

El precedente de las cláusulas suelo

No sería la primera vez que los préstamos personales se encarecen por culpa de algún aspecto relacionado con las hipotecas. Desde el comparador HelpMyCash.com recuerdan que, a principios de 2017, el precio de estos productos experimentó una subida importante debido, en gran parte, a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que obligaba a los bancos a devolver todo lo que cobraron indebidamente por sus cláusulas suelo abusivas.

Según los datos del Banco de España, la tasa anual equivalente (o TAE, la medida estándar para determinar el precio de estos productos) de los créditos al consumo concedidos en España en el primer trimestre de 2017 fue del 8,90%, lo que supuso una subida de 18 puntos básicos respecto al mismo período de 2016. En la zona euro, en cambio, la TAE de los préstamos personales cayó 32 puntos básicos. Además, tras la sentencia del TJUE, el coste de estos productos encadenó tres meses consecutivos al alza, principalmente a causa del encarecimiento de las comisiones de apertura y/o estudio.

Atentos a la competencia

Eso sí, desde HelpMyCash.com matizan que la competencia entre entidades podría suavizar el encarecimiento tanto de los préstamos personales como del resto de los productos bancarios (hipotecas, cuentas, tarjetas, etc.). De hecho, esa es la esperanza del Gobierno: la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó tras la aprobación del decreto que obligará a la banca a pagar el IAJD que confiaba en que “la elevada competencia del sector financiero” evitara que las entidades trasladasen el coste del impuesto al cliente.

Habrá que ver, además, qué estrategia seguirán aquellas entidades que no comercializan hipotecas y que, por lo tanto, no tendrán que pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados: algunos establecimientos financieros de crédito como Cofidis o Cetelem, las plataformas de crowdlending como Younited Credit o Excelend, etc.

impuesto hipotecas

En las últimas semanas, los cambios en el impuesto hipotecario han invadido todas las portadas. ¿Pero cómo es el nuevo impuesto de las hipotecas? ¿Qué cambios se han producido y cuándo entrarán en vigor? El comparador financiero y de créditos rápidos con ASNEF WannaCash.es nos lo explica a continuación.

 

El Gobierno ha aprobado un decreto para que sean las entidades financieras y no los clientes, como ocurría hasta ahora, quienes paguen el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas.

 

¿Qué es el impuesto de actos jurídicos documentados?

El AJD es uno de los tres gravámenes (junto con el IVA y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) a los que hay que hacer frente cuando se compra una vivienda. Se trata de un impuesto que se aplica a los documentos mercantiles, notariales y administrativos, y está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993 del 24 de septiembre.

 

Este impuesto de actos jurídicos documentados se abona para la formalización de la hipoteca en escritura pública. Y, en lo que respecto a su cuantía, depende de la comunidad autónoma, por lo que oscila entre el 0,5 % y el 1,5 %.

 

¿En qué comunidades se paga más AJD?

 

En Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Galicia, Murcia es al 1,5 %.

Por otro lado, en Asturias y Baleares es al 1,2%, Rioja lo tiene al 1%, Canarias y Madrid con el 0,75%, y, País Vasco, Navarra, Ceuta y Melilla, lo tienen al más bajo posible, es decir, al 0,5 %.

 

¿Cuando entran en vigor los cambios en la Ley de hipotecas?

 

Este real decreto ley entró el vigor el pasado sábado y los cambios ya se han producido desde el lunes 12 de noviembre. ¿Qué implica? Según ha afirmado el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, implica que los clientes “nunca” más volverán a pagar en España el impuesto de actos jurídicos documentados.

Otro de los retoques se refiere al Impuesto de Sociedades. Los bancos no podrán utilizar el pago del impuesto hipotecario para deducirlo en la factura fiscal de Sociedades. Por lo que se confirma que no se lo podrán deducir.

 

Los clientes temen una subida en las cuotas y comisiones


Lo que más preocupa a los clientes, en estos momentos, es si los bancos repercutirán estos gastos por medio de subidas en las cuotas de las hipotecas o en las comisiones. El Ejecutivo, sin embargo, ha asegurado que tratará de que esto no ocurra.

hipotecas reclamacion

- El Supremo ha decidido que el cliente tiene que hacer frente al impuesto de los gastos de hipoteca y cierra la puerta a su recuperación

- El fallo reafirma la postura histórica del Alto Tribunal sobre el IAJD, pero los clientes aún pueden recuperar lo pagado por el resto de partidas

- HelpMyCash.com ofrece una herramienta gratuita para calcular aproximadamente cuánto debe devolverte el banco por el resto de gastos

Barcelona, 7 de noviembre de 2018

Se acabó la incertidumbre: el pleno del Tribunal Supremo ya ha emitido su fallo sobre quién debe pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD) de los gastos de hipoteca y ha decidido que sea el cliente quien cargue con este importe. Ratifica así su posición histórica sobre quién es el sujeto pasivo del tributo, puesta en duda a mediados de octubre, y cierra la puerta a que la banca devuelva el IAJD. Sin embargo, sí se puede seguir reclamando lo abonado en concepto de notaría, gestoría y registro. Esto se traduce en que, de media, cada hipotecado podrá recuperar más de 1.600 euros, según los cálculos realizados por el comparador financiero HelpMyCash.com.

El IAJD no puede recuperarse, pero sí el resto de gastos de hipoteca
Tras la decisión del Tribunal Supremo, ahora serán los partidos quienes deben llegar a un acuerdo para determinar qué gastos debe asumir cada parte, algo que se espera que recoja la nueva ley hipotecaria. Sin embargo, por el momento, lo que prevalece es el criterio del Alto Tribunal que establecía que si el banco cargó todos los gastos de hipoteca al cliente, se trata de una cláusula abusiva y por lo tanto se puede reclamar.

O lo que es lo mismo, tras decidir que el impuesto lo debe pagar el cliente y no se puede solicitar a la banca su devolución, los hipotecados pueden reclamar el resto de partidas. Para saber cuánto podría suponer esto desde HelpMycash.com han hecho números tomando como referencia una hipoteca media de 150.000 euros con una responsabilidad hipotecaria (sobre la que se calculan algunos importes) del 115%. En ese caso, habremos pagado, aproximadamente, 863 euros de notaría, 375 de registro y unos 400 de gestoría, además de 1.725 euros de IAJD que, según el Supremo, no nos tienen que devolver.

Es decir, podríamos reclamar y recuperar unos 1.638 euros, a los que sería posible sumar otros 300 en concepto de la tasación si ya teníamos una hecha y el banco no nos la aceptó, aunque cabe señalar que el Supremo no se posicionó sobre este coste en concreto.

La manera más fácil de saber cuánto podemos recuperar es sumar todas las facturas que se nos entregaron cuando firmamos la hipoteca, pero si queremos hacer un cálculo rápido podemos utilizar el Manual para la devolución de los gastos de hipoteca elaborado por HelpMyCash.com, donde no solo podremos tener una aproximación de cuánto nos deben devolver, sino también las indicaciones de cómo proceder para reclamarlo.

La incertidumbre de estos días podría afectar al precio de las hipotecas
La sentencia del Tribunal Supremo ha cerrado las puertas a la reclamación del IAJD y ha supuesto un soplo de aire para las arcas de las entidades bancarias. Y es que, según Moody’s, si los bancos tuvieran que haber hecho frente al pago del impuesto y, sobre todo, si tuvieran que haber devuelto lo pagado de más de manera retroactiva, el desembolso podría haber supuesto alrededor de 2.300 millones de euros.

La sentencia reafirma la jurisprudencia que ha seguido durante las últimas décadas y rompe con el posicionamiento adoptado por la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo el pasado 16 de octubre y que provocó un verdadero terremoto.

De hecho, las ondas de ese sismo se empezaron a notar ya antes de que se hiciera pública la sentencia de hoy y, ya la semana pasada, vimos como algunas entidades empezaron a subir los tipos de sus hipotecas fijas, probablemente buscando así compensar la pérdida de rentabilidad que les podría traer este fallo.

Desde HelpMyCash.com señalan que la incógnita ahora será ver si los bancos que subieron sus tipos dan marcha atrás tras el fallo favorable del Tribunal Supremo o si, por el contrario, el resto de entidades dan un paso adelante y aprovechan la situación para subir el precio de sus hipotecas y conseguir más beneficios con estos productos.