arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

carenciahipotecaria

Las diferencias económicas entre las comunidades autónomas españolas más y menos ricas son de sobra conocidas. Lo que no es tan habitual es que los habitantes de dos zonas con un nivel parecido de renta como Cataluña y la Comunidad de Madrid paguen algo muy distinto por el mismo servicio. Y es, precisamente, lo que ocurre con la financiación de la vivienda: de media, según el Colegio de Registradores de España, el interés aplicado sobre los catalanes fue un 20,44% más alto en el primer trimestre de 2019 que el ofrecido a los madrileños. ¿A qué se debe ese desequilibrio? Un estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com afirma que, probablemente, se explica por la mayor contratación de hipotecas fijas de los primeros y por el mejor perfil de los segundos.

Los catalanes prefieren el tipo fijo
La Estadística Registral Inmobiliaria (ERI) del Colegio de Registradores revela que las hipotecas firmadas en Cataluña durante el primer trimestre de 2019 tenían un interés del 2,71%, mientras que el de las contratadas en la Comunidad de Madrid fue del 2,25%; un valor significativamente inferior. Según los analistas de HelpMyCash.com, una de las causas de esa diferencia podría ser la mayor inclinación de los catalanes a contratar préstamos con un tipo fijo.

Y es que en Cataluña, según la ERI, el 51,59% de las hipotecas contratadas en ese período fueron a tipo fijo; por solo el 29,07% de las firmadas en la Comunidad de Madrid. Los intereses fijos aplicados por la banca son más altos que los variables (ligados a un euríbor que cotiza en negativo), así que esto podría explicar, en parte, por qué a los catalanes se les cobra más por un préstamo hipotecario.

De hecho, las tres comunidades con un interés hipotecario más alto tuvieron un alto porcentaje de hipotecas fijas firmadas respecto al total de contrataciones: Cataluña (51,59%), Canarias (40,02%) y Galicia (49,42%). Por el contrario, el País Vasco (26,11%), Navarra (36,80%) y la Comunidad de Madrid (29,07%), las tres regiones con un menor tipo, presentaron un volumen de hipotecas fijas sensiblemente inferior.

El IAJD, poco relevante
Eso no explica, sin embargo, por qué en Cataluña se aplica un interés variable medio del 2,27% y un tipo fijo medio del 3,13% y en la Comunidad de Madrid este es mucho más bajo (2,01% y 2,69%, respectivamente). Uno de los motivos podría ser el mayor impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD) que pagan los bancos en tierras catalanas, que podrían haber trasladado al precio de las hipotecas otorgadas en esa comunidad autónoma.

Ese tributo es del 0,75% en la región madrileña y del 2% en Cataluña, aunque en el primer trimestre de 2019 era algo más bajo (1,5%). No obstante, los analistas de HelpMyCash.com no creen que el IAJD influya mucho en la diferencia de precios de ambas comunidades. Justifican su afirmación en que en el primer trimestre de 2018, cuando ese impuesto lo pagaba el cliente y no el banco, el interés aplicado sobre los catalanes ya era un 21,42% más alto que el ofrecido a los madrileños.

Desde el comparador descartan también que una de las razones principales de esa diferencia de precio sea el complicado clima político que se vive desde hace unos años en Cataluña y, muy especialmente, desde el 1 de octubre de 2017. Argumentan que la brecha entre el interés aplicado en una y otra comunidad empezó a ampliarse ya en el primer trimestre de 2017, coincidiendo con un boom de firmas de hipotecas fijas en la región catalana (51,15% respecto al total).

El perfil del hipotecado, mejor en Madrid
En cambio, sí consideran que la mejor situación económica de los solicitantes de préstamos hipotecarios en la Comunidad de Madrid puede explicar, en parte, por qué se les aplica un interés más bajo. Y es que aunque el nivel de renta sea parecido entre ambas regiones, siete de los diez municipios más ricos de España son madrileños, mientras que solo hay uno catalán (Sant Cugat del Vallès) dentro de esa lista.

Fuentes bancarias consultadas por HelpMyCash.com confirman esa teoría. Según estas entidades, “el perfil del comprador es mejor en Madrid y por ello se ajusta más el precio”. Dicho en otras palabras, el que se hipoteca en la comunidad de la capital de España puede presentar un mayor nivel de renta y de ahorros que el que lo hace en Cataluña; de ahí que se le aplique un tipo menor.

seguroviaje

Cuando es momento de planificar un viaje, es “fácil” idear el destino, los vuelos, los sitios a visitar, el entretenimiento, la comida... pero los seguros de viaje no quedan siempre en la lista de las cosas importantes. A fin de cuentas, ¿qué probabilidades hay de que se necesite uno? No muchas, pero cuando hace falta, compensa con creces todas las veces que no lo necesitaste, pero sí que lo contrataste.

En caso de que no sea razón convincente, el comparador financiero WannaCash expone varios motivos por los que un seguro de viaje siempre es imprescindible:

1) Implica tener protección en cualquier día y hora del año. Poder contar con un servicio de atención al cliente que ayude a resolver los problemas sin importar el horario, da mucha tranquilidad.

2) Tener atención médica de primera en caso de tener algún problema de salud durante el viaje. Este tipo de imprevistos suelen ser siempre probables, y más si hay viajes al extranjero, por casos de alergias o intolerancia a alguna comida o una lesión por practicar actividades al aire libre, por poner algunos ejemplos.

3) En caso de que surja alguna situación de salud que requiera viajar de vuelta antes, el seguro se encarga de todo sin coste extra alguno. También cubre el viaje de un familiar en caso de que asista al lugar.

4) Permite anular el viaje hasta un día antes y durante el transcurso del mismo. En caso de querer hacer una cancelación o interrupción del viaje, hay seguros que permiten la anulación sin pérdidas de dinero.

5) Ahorra tiempo. Un seguro sirve también para resolver dudas, pero sobre todo, se encarga de resolver tus problemas. En caso de pérdida de las maletas en los aeropuertos, algunos ofrecen un fondo para la compra de utensilios básicos para continuar con el viaje sin que haya tantas incomodidades, mientras se encarga de las gestiones.

6) Ahorra dinero. Por más que sea un gasto que no siempre haga falta, cuando sí que hace falta se ahorra muchísimo dinero. De otro modo, solventar cualquier situación problemática terminaría siendo un desembolso que afectaría al bolsillo de muchas personas.

7) Da seguridad antes, durante y después. Si se adquiere algún seguro que tenga cobertura anual, se puede aprovechar en cualquier momento. La idea es que el viaje sea ameno, sin tener preocupaciones de cualquier gestión que salga de lo normal. Incluso al ofrecer asesoría respecto a los destinos, sale como muy buena opción para hacer la planificación sin ningún tipo de esfuerzo.

comprarcasa

La nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, en vigor desde el pasado 16 de junio, impone nuevos límites sobre las condiciones de las hipotecas, pero también modifica el proceso para solicitarlas. Por este motivo, desde el comparador financiero HelpMyCash.com han lanzado una nueva guía gratuita con los pasos para pedir un préstamo hipotecario desde que se visita al banco hasta que se firma la operación. A continuación, resumiremos sus puntos más importantes y veremos qué ha cambiado respecto a la anterior regulación.

1- Pedir información y comparar

La primera recomendación de la guía es echar un vistazo a varias ofertas publicitarias para valorar qué hipoteca podría ser más conveniente. En ese sentido, desde HelpMyCash.com aconsejan utilizar un comparador de préstamos hipotecarios para ahorrar tiempo, pues esta herramienta permite consultar todos los productos del mercado sin salir de casa. Según los expertos de esta compañía, a la hora de comparar es importante fijarse tanto en el interés aplicado como en los productos combinados necesarios para conseguirlo o en las comisiones.

Una vez elegidas varias ofertas, el siguiente paso es contactar con cada banco (ya sea yendo a la oficina o solicitando información online) y pedir la llamada Ficha de Información Precontractual (FIPRE). En este documento deben aparecer las condiciones genéricas de la hipoteca, desglosadas en distintos apartados establecidos por la nueva ley: tipo de interés, comisiones, productos vinculados y combinados, consecuencias en caso de impago… La guía de HelpMyCash.com proporciona una tabla en la que pueden apuntarse las condiciones contenidas en la FIPRE de varias hipotecas para facilitar su comparación.

Si las condiciones ofrecidas por uno o más bancos nos parecen interesantes, lo siguiente que hay que hacer es entregarle la documentación que nos pida (nóminas, declaración de la renta, extractos bancarios…). Asimismo, si no disponemos de ella, también hay que ordenar una tasación de la vivienda a través de una agencia homologada; una operación que podemos gestionar a través de la propia entidad.

El banco mandará toda la información facilitada a su Departamento de Riesgos, que analizará nuestro perfil y aprobará la operación si cumplimos sus requisitos.

2- Estudiar la oferta personalizada

Una o dos semanas después de la entrega de la documentación, el banco nos debe hacer llegar, si la operación ha sido aprobada, una oferta personalizada. En concreto, según la actual normativa, al menos diez días antes de la firma nos tiene que dar la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), un nuevo documento que sustituye a la FIPER y que contiene las condiciones de financiación que se nos ofrecen adaptadas a nuestro perfil. La FEIN tiene carácter de oferta vinculante durante un mínimo de diez días.

Junto a la FEIN, la entidad nos debe entregar también otros documentos: la copia del contrato (cuyo contenido debe coincidir con el de la FEIN), la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE) con las condiciones más delicadas de la hipoteca, el desglose de los gastos de constitución que paga cada parte (por ley, ahora el cliente solo debe abonar la tasación y su copia de la escritura) y las condiciones de los seguros que nos ofrezca. Si la hipoteca es variable, también nos tiene que facilitar el cálculo de las cuotas en varios escenarios de evolución del índice al que esté referenciada (suele ser el euríbor).

Si la oferta nos parece mejorable, este es el momento en el que podemos tratar de negociar con el banco para que nos aplique unas mejores condiciones. Y si nos parece aceptable, tendremos que hacer una provisión de fondos (normalmente de un 30-32% del precio de la vivienda) para pagar los gastos de escrituración de la hipoteca y de la compraventa más la parte no financiada por el banco.

3- Doble visita al notario

Otra de las novedades de la nueva normativa es que, en los diez días anteriores a la firma, tenemos la obligación de acudir al notario de nuestra elección (junto a los cotitulares y avalistas, si los hay) para recibir asesoramiento gratuito. Este también debe hacernos un test para asegurarse de que lo entendemos todo y para comprobar que el banco nos ha entregado toda la documentación mencionada en el anterior apartado. Si no pasamos ese examen, el notario no puede autorizar la escrituración de la hipoteca.

Una vez completada la visita (y aprobado el test), solo queda firmar la escritura del préstamo hipotecario junto al apoderado del banco y la escritura de la compraventa junto al vendedor de la vivienda. A partir de ese momento, nos convertiremos oficialmente en los propietarios del inmueble adquirido y en los titulares de una hipoteca sobre este. Hay que decir, eso sí, que el registrador no puede autorizar la inscripción si el contrato del crédito contiene alguna cláusula considerada abusiva por los tribunales.

Según la guía de HelpMyCash.com, todo este proceso de solicitud y de contratación suele durar entre uno y dos meses, dependiendo de la prisa que se dé el banco. Por lo tanto, es aconsejable tenerlo muy presente antes de dar dinero para la reserva de la vivienda y de establecer la fecha en la que dicha reserva dejará de tener efecto.

imagen tarifa movil

La llegada de las plataformas de streaming ha provocado que cambiemos por completo nuestra forma de consumir las series de televisión. Pocos son los que siguen aferrándose a los horarios de la parrilla televisiva, por no mentar que la reproducción en otras pantallas, como el móvil y la tablet, sigue sumando adeptos. Por todo ello, contratar una tarifa de móvil con muchos GB ha pasado a ser crucial para muchos consumidores. Pero ¿cuáles son las más interesantes de este verano? Desde el comparador de tarifas móvil HelpMyCash.com nos lo cuentan.

 

120 GB por menos de 20 euros, lo mejor del verano

 

Las mejores series ya no se estrenan únicamente durante el curso escolar. En julio han dado el pistoletazo de salida la tercera temporada de Stranger Things y la de La casa de papel, con lo que más de uno estamos haciendo auténticos maratones durante estos días. Pero ¿y si no estamos en casa? Con la cantidad de tarifas móviles que hay en el mercado, podemos aprovechar para dar el salto a una de las más completas para seguir disfrutando de nuestros contenidos favoritos donde queramos. Por ejemplo, podemos contratar diversas opciones con llamadas ilimitadas y 20 GB o más con un presupuesto de 20 euros.

 

Ahora bien, gracias a las ofertas del verano, la apuesta ahora mismo va más allá. Así, con Suop tendremos hasta 40 GB/mes por 19,99 euros/mes. Ocean’s acelera un poco más y nos permite disfrutar de 50 GB/mes por 19,95 euros/mes. En el otro lado de la balanza, Lowi saca pecho con sus 83 GB durante todo el verano por 19,95 euros/mes y Fi Network nos ofrece 86 GB por 14,90 euros y 96 GB por 19,90 euros/mes.

 

Antes de dejarnos llevar por las cifras es importante saber que no todas son igual de interesantes. Fi Network, por ejemplo, nos regala 66 GB extras con sus tarifas móviles hasta septiembre y Lowi suma 60 GB. Ahora bien, estos datos se nos suman una sola vez y deberemos ir consumiéndolos a lo largo del período promocional. Por su parte, tanto Ocean’s como Suop apuestan por duplicar los megas incluidos cada mes. Eso sí, mientras la primera lo hace hasta el 31 de agosto, la segunda alarga su promoción hasta noviembre. En resumen, hay que mirar bien todas las condiciones de la oferta y es que, aunque con Fin Network tendremos casi 100 GB, con Suop podremos disfrutar de 120 GB (40 GB al mes durante agosto, septiembre y octubre).

 

Tarifas móviles ilimitadas para los más exigentes

 

Si le hemos cogido el gusto a ver nuestras series favoritas desde el móvil y queremos más gigas todo el año, podemos apostar por las tarifas ilimitadas. Para ello, según HelpMyCash.com, deberemos acudir a Vodafone, ya que es la única que ofrece esta modalidad de forma independiente (sin contrato de Internet y fijo).

 

Nuestro presupuesto en este caso deberá estar entre los 40,99 euros y los 49,99 euros, en función de la velocidad a la que queramos navegar. Como cabe esperar, si queremos ver contenidos en streaming, tendremos que evitar la versión más económica, ya que es demasiado lenta. Así pues, hablamos de gastar 45,99 euros/mes como mínimo a cambio de llamadas y megas ilimitados.

 

Como extra a tener en cuenta, Vodafone es la única que ahora mismo nos permite disfrutar de la red 5G. Adicionalmente, nos incluye llamadas ilimitadas en Europa y EEUU, algo a tener en cuenta si nos vamos de vacaciones durante estos días.

 

Los pases adicionales: un truco para consumir sin miedo

 

Si en nuestro día a día no necesitamos tantos gigas, sino que es algo puntual por estar de vacaciones, podemos aprovechar los bonos adicionales de vídeo para hacer estos maratones de series. Estos paquetes nos permiten consumir GB ilimitados en Youtube, Netflix, HBO o Amazon prime Video, entre otros. De esta forma, podemos tener una tarifa móvil más económica y sumarle este extra, que suele costar entre 8 y 9 euros al mes.

 

Ahora bien, ¿con qué compañías podemos tener este bono? En el verano de 2019 nos lo ofrecen Vodafone, Racctel+ y Euskaltel. Aunque no son muchas, es una buena oportunidad para abaratar costes a final de mes sin renunciar a los megas ilimitados para ver series. Y es que está claro que las tarifas móviles son cada vez más completas y económicas, aunque aún nos tocará esperar un poco más para que se ofrezcan verdaderas gangas en Internet ilimitado que nos permitan disfrutar sin miedo a la factura.

cambiodivisa

Es habitual hacer un viaje al extranjero de vez en cuando, bien sea de vacaciones o solo un fin de semana. Hasta por motivos de trabajo. Por lo tanto, para aquellos que no lo han hecho antes, llevar dinero al país de destino puede llegar a ser algo confuso. Según explica el comparador financiero y de créditos rápidos https://www.wannacash.es, existen 3 opciones en estos casos:

1) Llevar el dinero en efectivo. Esta suele ser la opción más obvia, y la más conveniente en caso de viajar por los países de la Unión Europea. Se admite legalmente llevar hasta 10.000 euros, por lo que no será un problema. Pero hay algunos aspectos a tener en cuenta:

- En caso de querer ir fuera de la UE, la cosa cambia drásticamente. Habrá que hacer el cambio a la moneda local en las casas de cambio. Te recomendamos no no usar la de los aeropuertos, ya que suelen ser sensiblemente más costosas que las de afuera. Ten en cuenta que un cambio unos pocos céntimos más caro, al multiplicar se notará bastante.

- No hay que cambiar el efectivo con personas que se ofrezcan, puede ser estafa. Por muy tentadores que sean los precios que ofrecen al cambio, siempre lo seguro será asistir a una institución o empresa oficial.

- La seguridad. Siempre hay que tener la precaución de no dejar el efectivo en el hotel, a menos que sea en una caja fuerte. Si existe la posibilidad, es mejor resguardar los billetes repartidos en varios sitios en caso de robo.

2) Las tarjetas de débito. Esta opción es mucho más conveniente en cuanto a portabilidad. La desventaja es que suele haber comisiones por el uso que se les dé en territorio extranjero, tanto de un país como del otro. Puede que en un principio no parezcan significativas por separado, pero sí son notorias al sumarlas. Funcionan también para sacar dinero en efectivo, por lo que pueden ser más versátiles para cualquier situación.

3) Las tarjetas de crédito. Esta será la alternativa por excelencia. Se pueden usar en cualquier parte del mundo para hacer pagos. El pero es que hay que tener en cuenta dos cosas:

- La seguridad. El robo de los datos de las tarjetas de crédito a nivel internacional es un hecho. Verifica que los puntos comerciales de los locales no tengan algún aparato extraño debajo. No se trata de paranoia, sino de precaución. En cualquier caso, sigue existiendo la posibilidad de llamar al banco para solventar el problema si llega a haber un robo de tus datos.

- El despilfarro. Una tarjeta de crédito es adictiva, eso lo sabe cualquiera que haya tenido una en sus manos. Es preferible andar con un presupuesto rígido siempre encima, y seguirlo estrictamente.