arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

banca digital

Tras más de seis semanas de confinamiento, son muchas las inquietudes relacionadas con la economía. Según un estudio de la fintech alemana N26, a los españoles les preocupan tres cuestiones financieras concretas: una es el paro, con un 40%, y no es para menos, ya que, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, los ERTE han afectado a casi cuatro millones de personas. A fecha de 20 de abril, el nivel de paro se ubicaba en la alarmante cifra de 3,7 millones de desempleados. Este factor dispara sin duda los otros dos temores de este estudio, que se centran en el ahorro (73%) y en menor medida en el aumento de precios de bienes de consumo de primera necesidad (un 44%).

Subidas y bajadas: ¿el mejor momento para ahorrar?

Los hábitos financieros y de consumo de la ciudadanía han cambiado durante el confinamiento, y es que algunos gastos que antes podían ser habituales para muchos (restaurantes, transporte, ocio, viajes) se han reducido en pos, quizá, del aumento de otros como podría serlo la factura de la luz. No obstante, que a un 73% de los españoles les preocupe la idea del ahorro es un claro indicador de que los bancos podrían experimentar un crecimiento en cuanto a la contratación de cuentas de ahorro.

Durante este mes de abril, los productos de ahorro han experimentado variaciones positivas y negativas. Tal y como constatan desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com, de forma reciente uno de los bancos colaboradores de Raisin, BlueOrange, reducía la rentabilidad de su depósito a 1 año, que pasaba del 0,95% TAE al 0,90% TAE. Banco Pichincha hizo lo mismo con su cuenta de ahorro, que recortó hasta el 0,30% TAE (anteriormente remuneraba el saldo con un 0,50% TAE). Sin embargo, no todo son malas noticias para los ahorradores, y es que son muchos los productos de ahorro, como las cuentas remuneradas y los depósitos bancarios a plazo fijo, que han mejorado su rentabilidad.

Facto mantiene sus depósitos bancarios superiores a 12 meses como los más lucrativos del mercado con hasta un 1,31% TAE y, además, ha mejorado los tipos de interés de sus plazos más cortos. Lo mismo ha hecho WiZink con sus depósitos a plazo fijo (con los cuales se puede obtener hasta un 1,30% TAE) y con su cuenta de ahorro, cuyo interés al 0,50% TAE (anteriormente del 0,10% TAE) puede llegar a captar el interés de los ahorradores tanto por su rentabilidad como por su contratación online.

Otra de las entidades que también ha mejorado sus tipos de interés es BRABank, el banco noruego colaborador de Rasin, cuya cuenta de ahorro al 0,35% TAE (antes al 0,30% TAE) pone a nuestra disposición la posibilidad de ganar hasta 100 euros de regalo gracias a Raisin. Ante este marco de mejoras, ese alto porcentaje de ciudadanos que se han planteado con seriedad la cuestión del ahorro tienen, ahora más que nunca, muchas oportunidades y facilidades (debido a su contratación online) para hacerlo.

El paro preocupa y los bancos ingresan antes las prestaciones

Es de esperar que, ante un panorama de nerviosismo general, los bancos contribuyan a intentar templar un poco la situación de muchos hogares de este país. Si la semana pasada varias entidades como Abanca, Bankinter, BBVA o CaixaBank adelantaron por segunda vez consecutiva el ingreso de las pensiones (en muchos bancos, como confirman desde el comparador HelpMyCash, el abono suele realizarse el día 25 de cada mes, pero en marzo y abril se ha anticipado), muchas han apostado también por adelantar las prestaciones por desempleo.

El paro aparece en las cuentas de los desempleados el día 10 de cada mes, pero en esta ocasión los bancos seguirán la tónica de las pensiones y, en un esfuerzo colectivo por parte del Ministerio de Trabajo y Economía Social y el SEPE, el pago de las prestaciones de este mes de mayo se producirá con antelación.

Se espera que entre los próximos días 3 y 4 de mayo, según han revelado desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social, varias entidades adelanten el ingreso de las prestaciones por desempleo por segunda vez consecutiva. Algunas de estas son CaixaBank, Bankia, BBVA, Abanca, Bankinter, ING, Banco Mediolanum y Banco Caminos. Es probable que más entidades se sumen a esta iniciativa a lo largo de la semana.

hipoteca help

La crisis del covid-19 ha afectado al sector hipotecario. Aunque la banca española asegura que la concesión de hipotecas no se ha paralizado, reconoce que el número de solicitudes ha disminuido.

Fuentes del sector hipotecario consultadas por el comparador de productos financieros HelpMyCash.com aseguran que, debido a la situación actual, algunos consumidores están posponiendo las decisiones de compra, lo que repercute en el número de solicitudes de hipotecas. El bróker hipotecario Housfy afirma que la demanda de créditos para primera vivienda se ha reducido entre un 30% y un 50%; no obstante, la proptech aclara que estas cifras “se compensan parcialmente con una mayor demanda de subrogaciones”.

A pesar del escenario actual, el sector insiste en que el proceso de solicitud de financiación se puede llevar a cabo de principio a fin. “Se está pudiendo culminar el proceso perfectamente, desde la solicitud hasta la firma en notaría”, aseguran fuentes de Hipotecas.com consultadas por el comparador.

Sin embargo, algunos clientes afirman haberse encontrado obstáculos en el proceso, especialmente en los plazos. En concreto, varios usuarios del foro de HelpMyCash han manifestado que se ha pospuesto su cita con el notario o que han encontrado dificultades para conseguir la tasación del inmueble. Una alternativa para agilizar el trámite sería contar con la ayuda de un intermediario financiero que gestione todo el proceso y reducir así las posibilidades de demora de la operación.

Adaptarse o morir: la moraleja del confinamiento

A los bancos más tradicionales no les ha quedado más remedio que potenciar los canales online, aunque la mayoría ya tenían habilitados procedimientos telemáticos para pedir una hipoteca. Como novedad, fuentes de Housfy comentan que algunas reuniones entre el cliente y el banco se han hecho por primera vez por videoconferencia.

En cualquier caso, la realidad es que las entidades online van un paso por delante al estar ya acostumbradas al entorno digital. Un ejemplo es MyInvestor, que sigue con el mismo procedimiento que antes solo que los gestores hipotecarios trabajan desde casa, o ING, que asegura que su proceso sigue siendo igual.

En cuanto al plazo de las ofertas vinculantes, por lo general los bancos están manteniendo las fechas acordadas. Sin embargo, algunas entidades como Abanca están revisando caso por caso y fuentes de Cajamar reconocen que ya han incrementado el plazo de vigencia de las condiciones de algunas hipotecas teniendo en cuenta las circunstancias personales del solicitante.

Las tasadoras y las notarías flexibilizan sus servicios

Algunos bancos entrevistados por HelpMyCash afirman que el número de profesionales en activo se ha reducido desde que el coronavirus penetró en nuestras fronteras. Aun así, confirman que se siguen tasando inmuebles con “relativa normalidad”. Eso sí, los profesionales que se desplazan a las viviendas están obligados a seguir unos protocolos de actuación muy estrictos. “Durante la valoración del inmueble, las empresas tasadoras exigen tener abiertas todas las puertas y ventanas y, si viven los propietarios en el inmueble, deben mantener una distancia mínima de un metro”, detalla el intermediario financiero Hipotecas Plus.

En cuanto a las citas con el notario, durante las primeras semanas de confinamiento, muchos despachos echaron el cierre y decidieron posponer las firmas programadas que no consideraron urgentes. Sin embargo, actualmente, la mayoría de los bancos asegura que se están pudiendo firmar las hipotecas. “No nos consta que a nivel general haya problemas con las notarías. Se están formalizando muchas operaciones”, explican fuentes del banco presidido por Goirigolzarri. Aunque algunos, como Unicaja, ING o Abanca, advierten de que en ocasiones depende del criterio del notario y de que es necesario solicitar cita previa y justificar el motivo por el que no se puede aplazar la operación.

¿Es un buen momento para pedir financiación?

Optar por la compra de una vivienda ahora o esperar a que todo vuelva a la normalidad dependerá de las preferencias de cada cliente. De todos modos, este podría ser un buen momento para empezar a comparar hipotecas y explorar las mejores ofertas.

Ante la pregunta de si se han endurecido los criterios de concesión a causa de la pandemia actual, la mayoría de los bancos entrevistados por HelpMyCash.com coinciden en que no. “Los criterios se mantienen”, asegura Banco Mediolanum.

Eso sí, algunos intermediarios financieros como Fer&Co advierten de que, aunque no han apreciado cambios en los criterios de riesgo de los bancos, sí que perciben una mayor cautela en el estudio de los perfiles, sobre todo por miedo a que la situación laboral se haya visto afectada por la crisis actual.

Desde Idealista recuerdan que “la fuerte competencia entre entidades hará, previsiblemente, que no se salgan de la foto y mantengan los precios ofrecidos hasta la fecha”. Y fuentes del intermediario financiero concluyen que “todo dependerá de las medidas fiscales y monetarias que se tomen para salir de esta crisis”.

banco 3

Las medidas de los bancos para mitigar los efectos de la crisis actual sobre el bolsillo de los españoles no se han hecho esperar. Cualquier ayuda es poca teniendo en cuenta que, según el Fondo Monetario Internacional, la recesión provocada por la pandemia del coronavirus será al menos tan grave como la sufrida durante la crisis mundial de 2008 o, incluso, peor. No obstante, en esta ocasión “el sector no es el problema, sino que forma parte de la solución”, aseguró el presidente de Bankia recientemente en la Junta General de Accionistas.

 

Entre las decisiones aprobadas por la banca para frenar el impacto de una crisis que se prevé severa se encuentran ayudas para el pago de las cuotas de los créditos y las hipotecas, la relajación del cobro de comisiones sobre las cuentas, el adelanto del paro o la prórroga del pago del alquiler, así como medidas para frenar la expansión del virus, explican los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que han analizado las implicaciones del coronavirus en las finanzas personales de los españoles.

 

Aplazamiento del pago de los créditos al consumo

El Gobierno ha aprobado una moratoria en el pago de los créditos al consumo. Los ciudadanos en situación de vulnerabilidad podrán aplazar el pago de las cuotas durante un plazo de tres meses. No obstante, la medida del Ejecutivo llega días después de que Bankia y BBVA anunciasen que ofrecerían a sus clientes una prórroga en el pago de los préstamos de hasta seis meses. Bankinter, por su parte, aplicará carencias en los préstamos contraídos por empresas.

Aquellos que no puedan acogerse a la moratoria de los préstamos personales, pero tampoco tengan recursos para afrontar el pago de sus créditos pueden negociar con su entidad una carencia total o parcial de su crédito, explican fuentes de HelpMyCash. Otra opción, añaden, es alargar el plazo de devolución para rebajar la cuota. En cualquier caso, ambas operaciones implicarán, a la larga, pagar más intereses.

 

Se amplía la moratoria hipotecaria

A la moratoria hipotecaria del Gobierno, que el Ejecutivo acaba de ampliar a las cuotas de tres meses, se suman las iniciativas que han puesto en marcha algunas entidades. CaixaBank ha anunciado que los clientes que cumplan los requisitos de la moratoria podrán dejar de pagar las cuotas de sus hipotecas hasta septiembre y Bankia congelará el pago de las mensualidades durante seis meses. Bankinter, por su parte, ofrecerá a los clientes con dificultades que no puedan acogerse a la medida del Gobierno una carencia de capital de hasta cuatro meses. Asimismo, el banco revisará las condiciones de los clientes que ahora mismo no puedan cumplir con los servicios y productos combinados de su hipoteca (domiciliación de nómina, de recibos, etc.) para evitar que se les penalice.

 

Todos los cajeros de España gratis

Una docena de entidades ha comunicado a sus clientes que mientras dure el estado de alarma podrán sacar dinero a débito de cualquier cajero de España gratis. A esta iniciativa, vigente desde el 30 de marzo, se ha sumado Abanca, Bankia, Caixa Ontinyent, CaixaBank, Cajamar, Cajasur, Colonya Caixa Pollença, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja. Además, ING aplica esta medida desde el 1 de abril y, según ha comunicado la entidad, reembolsará a sus clientes las comisiones que les cobren, independientemente de la cantidad retirada. En el caso de BBVA, los únicos que pueden retirar dinero gratis en cualquier cajero son los pensionistas y solo desde el 25 de marzo hasta el 5 de abril.

 

La banca relaja el cobro de comisiones

Bankia y Bankinter han anunciado que no penalizarán a los clientes que, a causa del parón industrial en el que se ha sumido el país, no cumplan los requisitos necesarios para no pagar comisiones por el mantenimiento de sus cuentas. La entidad presidida por Goirigolzarri, la primera en anunciar una medida de este calado, informó recientemente que “todos aquellos que a cierre de febrero cumpliesen con los requisitos para quedar eximidos del pago por los servicios o bien para abonar una tarifa reducida mantendrán las mismas condiciones”. Bankinter, por su parte, ha avisado que los titulares de su Cuenta Nómina seguirán exentos del pago de comisiones, aunque no alcancen el umbral mínimo de ingresos, establecido en mil euros, y CaixaBank ha aplazado al mes de octubre la puesta en marcha de su nueva política de comisiones, que entraba en vigor el primero de abril. Hasta entonces, los clientes de la entidad conservarán las condiciones actuales.

 

Se adelanta el pago del paro una semana

Abanca, Bankia, Bankinter, BBVA, CaixaBank, Cajamar y Kutxabank anticiparán el pago de la prestación por desempleo y cabe la posibilidad de que más entidades se sumen a esta iniciativa. De esta manera, sus clientes podrán disponer del subsidio una semana antes de lo habitual: el viernes 3 de abril en lugar del tradicional día 10. La idea sigue el espíritu de la medida adoptada por media docena de bancos a finales de marzo de adelantar el abono de las pensiones.

 

Aumenta el límite de las tarjetas ‘contactless’

Las entidades han acordado ampliar temporalmente de 20 a 50 euros el límite de los pagos contactless. El nuevo umbral se mantendrá mientras esté vigente el estado de alarma y los bancos lo están aplicando paulatinamente desde el 30 de marzo. Esta medida permitirá a los clientes pagar compras de menos de 50 euros sin introducir el código pin de la tarjeta en el TPV, lo que reducirá la posibilidad de contagio. Eso sí, los titulares de las tarjetas seguirán teniendo que hacer al menos una operación con pin cuando acumulen cinco operaciones seguidas o un gasto de 150 euros sin pin.

 

Los bancos aplazan el cobro del alquiler a sus inquilinos

Los inquilinos de las más de 10.000 casas propiedad de los bancos acogidas al Fondo Social de Vivienda (FSV) que se hayan visto afectados por la pandemia del coronavirus podrán aplazar el pago de hasta tres mensualidades del alquiler. Los bancos que ofrecerán esta prórroga son Abanca, Banca March, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, BBVA, Deutsche Bank e ING, según ha informado la Asociación Española de Banca.

 

La banca suscribe las líneas ICO

La banca ha suscrito la nueva línea de avales públicos para empresas y autónomos del ICO, dotada con hasta 100.000 millones de euros. Asimismo, varios bancos activaron a mediados de marzo sus propias líneas de financiación para pymes y autónomos con el objetivo de reducir el impacto del coronavirus. Caixabank y BBVA, por ejemplo, abrieron una línea de financiación inmediata de 25.000 millones de euros cada uno, mientras que Banco Santander anunció el lanzamiento de créditos preconcedidos por un importe de 20.000 millones de euros y Abanca activó el Plan Anticipar con el que movilizó 7.900 millones. Bankia lanzó una línea de 14.500 millones y, además, activó medidas para “ampliar los plazos de la financiación del circulante de los autónomos, microempresas y empresas” y ha anunciado que “apoyará, también, con soluciones de financiación puente a aquellas empresas que lo necesiten para hacer frente a los pagos de sus créditos a largo plazo”.

 

Se limita el acceso a las sucursales

Aunque la banca mantiene abierta parte de su red de oficinas, recomienda no acudir a las sucursales salvo que sea imprescindible e invita a sus clientes a operar a través de la banca online y de la red de cajeros. A través de los canales digitales se pueden realizar la mayoría de las operaciones, informan los expertos de HelpMyCash. El objetivo es proteger de los contagios de covid-19 tanto a sus clientes como a sus empleados. Además, aquellos que quieran visitar la oficina de su banco tendrán que mantener una distancia de seguridad con el resto de los usuarios de entre uno y dos metros, así como respetar las limitaciones de aforo, lo que puede implicar hacer cola en la calle, y, en algunos casos, solicitar cita previa. La banca también ha optado por promover el teletrabajo. En España, 21.000 empleados de Banco Santander ya trabajan a distancia. En el caso de BBVA, más de la mitad de sus trabajadores a nivel global teletrabajan desde sus casas.

chiringuitofinanciero

Acudir a una sucursal bancaria a sacar dinero es una de las razones contempladas por el Gobierno para romper el confinamiento. Sin embargo, no todo el mundo tiene cerca de su vivienda un cajero de su entidad en el que poder extraer efectivo gratis. Para suplir esta carencia y reducir los desplazamientos, una docena de entidades ha anunciado que sus clientes podrán sacar dinero del cajero que tengan más cerca de su domicilio sin pagar comisiones mientras dure el estado de alarma, según informa el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

 

Las primeras entidades en anunciar esta medida fueron Abanca, Bankia, Caixa Ontinyent, CaixaBank, Caixa Pollença, Cajamar, Cajasur, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja, cuyos clientes pueden sacar dinero gratis a débito de cualquier cajero automático de España desde el pasado 30 de marzo.

 

A esta iniciativa de carácter voluntario se ha sumado, también, ING, que desde el pasado 1 de abril reembolsa a sus clientes la comisión por usar los cajeros ajenos a su red, sea cual sea el importe retirado. En realidad, ING ya ofrecía la posibilidad de retirar efectivo de todos los terminales nacionales gratis, pero para no pagar comisiones era necesario que el reintegro fuese de un importe mínimo en la mayoría de los cajeros, una limitación que desde primeros de este mes y hasta el final del estado de alarma desaparece.

 

El último en adoptar esta política ha sido Banco Santander. La entidad ha anunciado este miércoles que “mientras dure el estado de alarma y con el fin de contribuir a minimizar los desplazamientos” no cobrará comisiones a los clientes que retiren efectivo a débito en los cajeros de otras entidades.

 

Las entidades asumirán durante la cuarentena la comisión que el propietario del cajero les repercuta y no se la trasladarán a sus clientes como suelen hacer habitualmente. No olvidemos que, en circunstancias normales, sacar dinero de un terminal que no pertenezca a nuestro banco puede llegar a costarnos hasta dos euros.

 

Entidades que nunca cobran por usar otros cajeros

A las entidades anteriores hay que sumar aquellas que antes de que se decretase el estado de alarma ya ofrecían esta ventaja a sus clientes. Banco Mediolanum, por ejemplo, permite retirar efectivo 52 veces al año en cualquier cajero de España y del mundo gratis. Los clientes de Pibank y de EVO Banco también pueden hacer uso de todos los terminales del mundo sin pagar comisiones, aunque en el caso de EVO es necesario retirar al menos 120 euros en los cajeros españoles que no pertenezcan a la red Euro 6000, Cajamar, Caja Rural o Bankinter, entre otros, para que el reintegro sea gratuito.

 

También entidades fintech como N26 o Revolut se incluyen en esta lista: los titulares de la cuenta básica del banco alemán pueden retirar dinero cinco veces al mes en cualquier cajero de la eurozona sin coste y los que tengan una cuenta estándar en Revolut pueden hacer uso de cualquier cajero del mundo sin pagar comisiones, pero con un límite de 200 euros retirados al mes, explican los expertos de HelpMyCash.

 

Aquellos que tengan dificultades para acceder a los cajeros durante la cuarentena pueden plantearse abrir una cuenta en alguno de los bancos que ofrecen esta ventaja. La banca fintech permite abrir una cuenta bancaria online sin comisiones desde casa, en cuestión de minutos y la tarjeta la envían al domicilio, señalan desde HelpMyCash. Entidades como Abanca, Bankia o ING también permiten hacerse cliente desde el sofá de casa mediante un selfie o una videollamada.

 

Mejor con tarjeta que en efectivo

A pesar de la nueva política de cajeros gratis a la que se ha adherido más de una docena de entidades, los bancos siguen recomendando a sus clientes priorizar el pago con tarjeta o con el móvil frente al dinero en metálico. A esta recomendación se han sumado algunas de las principales cadenas comerciales de nuestro país, que han hecho un llamamiento para que sus clientes, en la medida de lo posible, utilicen este medio de pago.

 

Las tarjetas reducen el contacto entre el comerciante y el cliente, ya que es el propio usuario el que se encarga de efectuar la transacción y nos evitan manipular efectivo que podría haber estado en contacto con el virus.

 

Además, las tarjetas contactless tienen una ventaja añadida: si el importe de la compra es inferior a 50 euros, ni siquiera será necesario teclear el pin en el datáfono, lo que reduce el riesgo de contagio. Precisamente, una de las medidas aprobadas por la banca recientemente para frenar la exposición al virus ha sido aumentar temporalmente de 20 a 50 euros el importe máximo por debajo del cual no es necesario usar el pin. Eso sí, siguen vigentes las normas de la PSD2, por lo que los clientes estarán obligados a hacer una operación con pin cuando acumulen 150 euros gastados o cinco operaciones consecutivas sin pin.

 

ley hipotecaria senado

Los que tengan problemas para pagar su hipoteca este mes se pueden acoger la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno. Ahora bien, para beneficiarse de esta medida es imprescindible reunir varios requisitos: haberse quedado en el paro o haber perdido el 40% de las ventas, haber ingresado menos de 1.613,52 euros entre todos los familiares el mes anterior, que la carga de la mensualidad sobre la renta se haya multiplicado por 1,3… Para aquellos hogares que no los cumplan todos, desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos explican qué otras soluciones se pueden aplicar para evitar el impago y sus consecuentes sanciones.

 

Intentar pactar con el banco

Si prevemos que tendremos problemas para pagar la cuota de este mes y no cumplimos todos los requisitos para acogernos a la moratoria, lo mejor que podemos hacer es contactar cuanto antes con nuestro banco (podemos llamar a nuestra oficina, por ejemplo) para explorar posibles soluciones. Una de ellas, por ejemplo, podría ser pactar un aplazamiento directamente con nuestra entidad, pues así no tendríamos que abonar la próxima mensualidad y nos ahorraríamos tanto los intereses devengados hasta el siguiente pago como las sanciones por la demora.

 

En caso de que nuestro banco se niegue a aprobarnos una moratoria fuera de los supuestos aprobados por el Gobierno, podemos tratar de acordar la aplicación de un período de carencia total o parcial. De este modo, no tendremos que pagar las cuotas o la parte correspondiente al capital, respectivamente, durante el tiempo que pactemos. A la larga, eso sí, es una opción que nos saldrá más cara, pues se irán acumulando intereses mientras tanto o se generarán sobre un capital mayor cuando la carencia finalice.

 

Y una tercera alternativa podría ser pactar la extensión del plazo de reembolso, esto es, alargarlo para devolver el dinero en más tiempo. Esta puede ser una buena manera de reducir el importe de las mensualidades, aunque como tardaremos más en saldar la deuda, a la larga pagaremos más en intereses.

Acordar cualquiera de estas soluciones nos puede costar dinero.

 

Acogerse al Código de Buenas Prácticas

Hasta ahora hemos visto qué pueden hacer aquellos que tienen problemas económicos puntuales por culpa del coronavirus y no pueden acogerse a la moratoria, pero ¿qué hay de aquellos que ya pasaban antes por dificultades y que ahora se han agravado? Según el comparador HelpMyCash.com, en estos casos puede ser conveniente acogerse al Código de Buenas Prácticas, que consiste en un paquete de medidas que prácticamente todos los bancos tienen que aplicar a los clientes vulnerables que lo solicitan.

 

Las medidas del mencionado Código se aplican en tres fases. En la primera, se aplica una carencia parcial durante cinco años, se alarga el plazo hasta los 40 y se rebaja el interés. En la segunda, si fuera necesario, se practica una quita sobre una parte de la deuda. Y en la tercera, si el deudor siguiera sin poder pagar la hipoteca, se aplica una dación en pago y, si este lo pide, se le permite vivir de alquiler en la vivienda durante dos años.

 

Para acogerse a este paquete de soluciones, aunque no es imprescindible haberse quedado en paro o haber perdido ventas como con la moratoria hipotecaria, es necesario reunir diversos requisitos: que la cuota supere el 50% de los ingresos de la familia, que los ingresos del hogar no superen los 1.613,52 euros al mes (tres veces el IPREM) y que se haya producido una “alteración significativa de sus circunstancias económicas” en los últimos cuatro años. Para eso último se entiende que el esfuerzo para pagar la hipoteca se haya multiplicado por 1,5, que la familia se haya convertido en numerosa o monoparental con dos hijos, que se tenga a un menor a cargo o a una persona con discapacidad, etc.

 

Tanto si nos queremos acoger al Código como si tenemos que pactar con nuestro banco, lo ideal es que las medidas se formalicen mediante un acuerdo privado, pues así nos ahorraremos la visita a la notaría (e incluso podríamos firmarlo desde casa, si la entidad estuviera de acuerdo), recuerdan desde HelpMyCash. Si se tiene que formalizar una novación, el notario podría posponer la operación por el actual estado de confinamiento, aunque dado el carácter urgente del pacto, se justificaría que se abriera la notaría.