arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

declaracion renta

Muchos españoles desconocen las características de los planes de pensiones, a pesar de que les pueden ayudar a ahorrar hasta 3.600 euros al año en impuestos. En general, solemos pensar en estos productos como una inversión a muy largo plazo; no olvidemos que están pensados para ahorrar de cara a la jubilación. Sin embargo, la realidad es que las aportaciones se pueden retirar al cabo de 10 años, un derecho que podrá ejercerse a partir de 2025. Visto de otro modo, los planes nos permiten adentrarnos en el mundo de la inversión con un horizonte temporal a medio o largo plazo.

En cualquier caso, el ahorro fiscal es la mayor ventaja de los planes de pensiones y debería ser el principal motivo para invertir en ellos, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com. Una ventaja fiscal que podría tener los días contados, al menos tal y como la conocemos. El Gobierno ha incluido en su proyecto para los presupuestos generales de 2021 reducir la deducción máxima sobre el IRPF de los planes de pensiones individuales, por lo que podríamos estar ante la última oportunidad para aprovechar el límite actual y desgravar hasta 8.000 euros. La medida implicaría un recorte sobre la deducción de los planes de 8.000 a 2.000 euros.

¿Cuál es la ventaja fiscal de los planes de pensiones ahora mismo?

El dinero que aportamos a un plan de pensiones cada año está exento del pago de IRPF, es decir, invertir en un plan de pensiones nos permite ahorrar impuestos, reduciendo la cantidad de dinero sobre la que se calcula el IRPF. La aportación máxima anual es de 8.000 euros o el 30% de los ingresos anuales del trabajo, aunque en un futuro próximo ese límite podría reducirse a 2.000. 

El comparador HelpMyCash.com ha creado una calculadora gratuita sobre la fiscalidad de los planes de pensiones que nos permite saber cuánto podemos ahorrar en impuestos como máximo cada año y cuánto ganaremos de más gracias a esta ventaja. Planificar cuánto podríamos ahorrar cada año y utilizar una herramienta como la calculadora de HelpMyCash para ver cómo sacarle el máximo provecho al dinero que dediquemos al plan de pensiones nos ayudará a aprovechar las ventajas de este producto.

¿Cuánto puedo ahorrar?

Supongamos que tenemos unos ingresos brutos anuales de 20.000 euros. En este caso, el máximo que podríamos invertir sería de 6.000 euros cada año, ya que será el máximo que podremos desgravar (el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas). La cantidad que destinemos al plan de pensiones reducirá la base imponible sobre la que se calcule el pago del IRPF.

Con un salario de 20.000 euros, pagaríamos en concepto de IRPF unos 2.510 euros. No obstante, invirtiendo 3.000 euros en un plan de pensiones, el IRPF que ahorraríamos sería de 674 euros. Aunque debemos tener en cuenta que esta cifra podrá cambiar según las demás variables que se tienen en cuenta en la declaración de la renta. Este ahorro fiscal subiría a 3.600 euros si pudiésemos invertir 8.000 euros pagando un IRPF marginal del 45%.

¿Se pagan impuestos al rescatar el plan?

Una vez jubilados, al recuperar nuestros ahorros invertidos en el plan de pensiones, estos tributarán como rendimientos del trabajo. Esto significa que el dinero que saquemos del plan se sumará al resto de las rentas que obtengamos ese año, como la pensión por jubilación, y estará sujeto al pago de IRPF.

Generalmente, nuestros ingresos al jubilarnos son menores que cuando trabajamos, por lo que, según el dinero que saquemos del plan cada año, es probable que la suma sea menor que lo que cobrábamos antes de jubilarnos, pagando menos impuestos. Debemos saber que el dinero puede rescatarse en varias veces y no hay por qué hacerlo de golpe. Así, podemos evitar subir de tramo del IRPF y pagar demasiados impuestos.

Por esta razón es vital saber cuál es la cantidad idónea que deberíamos recuperar cada año para evitar el “hachazo” de Hacienda. La calculadora de HelpMyCash nos permitirá conocer, también, según nuestra pensión y los ahorros conseguidos en el plan en cuántos años es mejor rescatar el dinero.

ahorrar energia

Madrid, 28 de octubre de 2020.-Todo el mundo quiere ahorrar en el consumo de energía, reducir el precio de la factura y no perder tiempo solucionando averías, sin embargo, no siempre es fácil. Sobre todo si se tiene en cuenta que el gasto anual medio por hogar en España asciende a 990 euros, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), donde el gasto de las calefacciones representa el 47% en el consumo total de servicios(*).

El 31 de octubre se celebra el Día Internacional del Ahorro y tadoº, empresa líder en la gestión inteligente del clima, dispone de una tecnología que permite economizar recursos de una manera muy sencilla. Tanto que al sumar el ahorro del conjunto de los usuarios de tadoº durante un año, equivale a la energía producida por 360 aerogeneradores en el mismo período. Por eso, ahora que el frío ha llegado, las soluciones de calefacción inteligente de tadoº son capaces de convertir el hogar en un lugar confortable mientras cede al usuario un control total

Gracias a su app, disponible que con una sencilla descarga en el móvil o la tablet, se puede consultar la temperatura de cada habitación de la casa en cualquier momento y lugar, así como regular la temperatura. Además, eso no es todo ya que dispone de skills especiales como Geofencing, con el que el radiador se apaga automáticamente cuando la última persona se ha ido de la casa, por lo que las habitaciones no se calientan cuando no hay nadie; Detección de Ventanas Abiertas, que utiliza cambios repentinos en la temperatura o humedad para detectar si una ventana ha sido abierta, apagar la calefacción y ahorrar energía; o Cuidado y Protección, que alerta de posibles averías en la caldera que no lleguen a producirse, además de ofrecer instrucciones para solucionarlas e, incluso ayuda de un técnico profesional si fuese necesario.

(*) Datos de un informe elaborado por IDAE, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y Eurostat en 2019.

Sobre tado°

Fundada en Múnich en 2011, tado° es líder en la gestión inteligente del clima en el hogar. Con sus termostatos inteligentes para calefacción y refrigeración, tado° funciona como su asistente climático con habilidades como la Geofencing, Weather Adaptation, Open Window Detection, Air Comfort y mucho más. Habiendo obtenido más de 100 millones de dólares en financiación de inversores internacionales y con ~200 empleados, tado° remodela la forma en que se consume la energía en el hogar para mayor comodidad, ahorro y bienestar. www.tado.com.

ahorrar inflacion

La educación financiera sigue siendo una asignatura pendiente en España y si algo hemos aprendido durante los últimos años, aunque haya sido a golpes (preferentes, IRPH, cláusulas abusivas, etc.), es que debemos aprender a gestionar nuestro dinero mejor de lo que lo hemos hecho hasta ahora. “Muchos adultos no saben administrar correctamente su dinero y no entienden los productos que contratan, a pesar de que no es tan complicado, lo que provoca dificultades en su economía a corto y a largo plazo”, explican los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com. “Además, si no cuentan con los conocimientos suficientes para gestionar sus finanzas personales, difícilmente tendrán las herramientas para formar a sus hijos en esta materia”, añaden.

 

Con motivo del Día de la Educación Financiera, HelpMyCash nos cuenta 10 trucos para mejorar nuestra educación financiera y para aprender a gestionar mejor nuestro dinero.

  1. Lleva un control de tus gastos

Controlar regularmente cuánto dinero gastamos y, sobre todo, en qué lo gastamos nos ayudará a mejorar la gestión de nuestra economía doméstica. Podemos valorar si destinamos demasiado dinero a determinadas partidas (ocio, recibos, transporte, etc.), analizar qué gastos son prescindibles y elaborar presupuestos y estrategias para ahorrar más. Si queremos llevar un control férreo, podemos recurrir al típico bloc de notas o a una hoja de Excel, aunque desde HelpMyCash recomiendan usar una aplicación gratuita para el móvil que nos permita anotar todos los gastos al momento.

  1. No gastes más de lo que ingresas

Elaborar un presupuesto nos ayudará a mantener a raya nuestros gastos y, sobre todo, a no endeudarnos. Deberíamos reservar el crédito para ocasiones puntuales y nunca recurrir a los préstamos o a las tarjetas de crédito de forma recurrente para financiar los gastos del día a día.

  1. Evita el sobreendeudamiento

Hay una regla de oro que no podemos olvidar: no debemos dedicar más del 35% de nuestros ingresos al pago del conjunto de nuestras deudas (hipotecas, tarjetas y préstamos). Hoy en día, debido al elevado coste de la vivienda, puede resultar difícil mantener la ratio de endeudamiento por debajo del 35%, pero sigue siendo una meta. Y si en lugar de hipoteca, pagamos un alquiler, la cifra debería reducirse al 15% o al 20%. Así nos aseguraremos de poder hacer frente a nuestras obligaciones y tener cierto margen de maniobra en caso de sufrir un imprevisto.

  1. Fija objetivos de ahorro

Reservar una cantidad de dinero cada mes, por pequeña que sea, nos servirá para construir un colchón que nos ayudará a amortiguar futuros imprevistos o a lograr objetivos, como, por ejemplo, comprar un coche. Pero ¿cuánto deberíamos ahorrar cada mes? La regla 50/20/30 considera adecuado destinar el 50% de los ingresos a los gastos básicos (alquiler, suministros, cesta de la compra…); el 30%, a los gastos prescindibles, y el 20% restante, al ahorro.

  1. Ahorra a principio de mes

Si ahorramos a principios de mes en lugar de al final, será más sencillo que seamos constantes y que logremos nuestros objetivos. Además, separar el dinero destinado al ahorro del resto nos ayudará a no gastarlo y a ser más conscientes de cuánto dinero tenemos para superar el mes. Para lograrlo, podemos programar una transferencia automática a nuestra cuenta de ahorro a principio de cada mes.

  1. Piensa en tu futuro

A la hora de gestionar nuestras finanzas personales, no debemos centrarnos únicamente en llegar a fin de mes, sino también fijarnos objetivos a largo plazo como, por ejemplo, ahorrar para la jubilación y comenzar cuanto antes, ya que así acumularemos más dinero. Gracias al interés compuesto, cuanto antes comencemos a ahorrar, menos esfuerzo deberemos dedicar para conseguir el mismo saldo final, ya que no solo rentabilizaremos nuestro dinero, sino también los intereses que ganemos.

  1. Aprovecha las ventajas de la ‘app’ de tu banco

Aunque muchos clientes no lo sepan, las apps de los bancos nos pueden ser útiles. Muchas incorporan funcionalidades como categorizadores de gastos, que nos permiten ver en qué hemos gastado nuestro dinero cada mes, o previsiones y gráficos. También podemos activar notificaciones cada vez que nos cobren un recibo para estar al día. Y algunos bancos ofrecen funciones para ahorrar como redondear las compras y ahorrar la diferencia, programar transferencias automáticas a una cuenta de ahorro, etc.

  1. Conoce los riesgos

Uno de los mayores errores que podemos cometer a la hora de gestionar nuestro dinero es contratar un producto que no entendemos y cuyos riesgos desconocemos y esto aplica tanto a los productos de financiación como a los de inversión. No debemos firmar ningún contrato que no entendamos. En cualquier caso, los productos básicos son relativamente fáciles de comprender. Aunque a muchos consumidores les dé miedo enfrentarse a la letra pequeña de un contrato, basta conocer una serie de conceptos básicos (comisión, interés, TAE, plazo, importe…) para poder operar.

  1. Revisa regularmente el extracto de tu cuenta

Podemos hacerlo una o dos veces al mes, así sabremos el estado de nuestras cuentas, los recibos que hemos abonado y si nos han hecho algún cargo que no reconocemos, hemos sido víctimas de un fraude o nos han cobrado alguna comisión que no debían.

  1. Compara antes de contratar

La tarifa del teléfono, la de la luz, las comisiones del banco, el interés de un préstamo, la rentabilidad de un depósito… Si queremos ser consumidores inteligentes, pagar menos y ganar más, debemos comparar antes de contratar cualquier servicio o producto, algo que podemos hacer fácilmente gracias a comparadores como el portal financiero HelpMyCash.com.

banca digital

Ir a pagar con la tarjeta y que el datáfono rechace el cobro, no poder retirar dinero desde el cajero o no recibir transferencias bancarias son señales de que algo no va bien en nuestra cuenta bancaria.

 

Lo más probable es que el banco haya decidido bloquear la cuenta por alguna razón, una medida que toman las entidades ante la falta de documentación actualizada, tras observar movimientos irregulares en la cuenta o por diferencias en la operativa de los titulares, explican desde el comparador financiero HelpMyCash.com.

Pero ¿es legal que el banco deje a sus clientes sin acceso a su dinero sin avisar? Lo cierto es que, según el Banco de España, las entidades bancarias pueden dejar inoperativos a sus clientes si tienen una causa justificada, pero deben comunicarlo con antelación para evitar posibles perjuicios.

  1. Por falta de entrega de documentación

No entregar la documentación que nos solicita el banco es el motivo más frecuente por el que bloquean las cuentas. Lo que suelen requerir las entidades es una copia del DNI o NIE vigente cuando este ha caducado y, por lo general, para desbloquear las cuentas, es tan sencillo como entregar la documentación pertinente.

 

Eso sí, el banco siempre debe avisar con antelación al cliente para darle tiempo de presentar la información requerida. De hecho, según el BdE, que el banco bloquee una cuenta abierta por falta de documentación actualizada sin comunicarle el motivo previamente se considera una mala práctica financiera.

Durante los meses de confinamiento, varios clientes fueron víctimas del bloqueo de cuentas por falta de entrega de documentación vigente a causa del estado de alarma. El Consejo de Ministros, con el fin de solventar esta situación, aprobó un decreto-ley que alargaba un año la caducidad de los documentos de identidad que expiraban durante el confinamiento.

 

  1. Para cumplir con la ley de blanqueo de capitales

Si el banco detecta movimientos irregulares en la cuenta también puede proceder a bloquearla. La entidad está obligada a cumplir con la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo y, por ese motivo, tiene derecho a impedir la operativa de una cuenta bancaria en la que ha detectado ingresos sin justificación o movimientos que no son propios de la actividad profesional del titular.

 

Adicionalmente, desde la aprobación de la ley en 2010, las entidades están obligadas a conocer a sus clientes y, por eso, al abrir una cuenta, los bancos solicitan que el cliente aporte información sobre su actividad profesional, de acuerdo con las políticas KYC (Know Your Customer).

 

  1. Por discrepancias entre cotitulares

Las cuentas con varios titulares, así como cuentas para parejas o cuentas que tienen como titulares los socios de un negocio, pueden también verse afectadas si existen discrepancias entre la operativa de estos, entendiendo por discrepancias las órdenes contradictorias o incompatibles entre sí en la cuenta bancaria.

 

Ante dicha situación, la entidad puede decidir bloquear la cuenta bancaria, adoptando una posición neutral y sin favorecer a ninguno de los titulares, siempre y cuando, como en los casos anteriores, haya avisado previamente a todos los cotitulares.

 

La clave para seguir operando: abrir otra cuenta

“Siempre hay que tener un plan B y, en finanzas, es la clave para evitar este tipo de situaciones”, aseguran desde HelpMyCash.com.

Con más de una cuenta bancaria evitaremos el estrés ante el bloqueo de nuestra cuenta principal por parte del banco o ante la imposibilidad de operar por otras razones, como las incidencias técnicas de la app o la web de la entidad, que también pueden limitar el acceso a nuestro saldo durante varias horas o, incluso, días mientras el banco restablece el servicio.

 

banco 3

Adiós a la Cuenta 123, a la Cuenta Zero y a la Cuenta Día a Día. Nace Santander One, una nueva cuenta para sustituirlas a todas (o a casi todas) que verá la luz el próximo 5 de noviembre. Con el objetivo de simplificar su oferta de productos, la entidad presidida por Ana Patricia Botín ha apostado por un nuevo modelo de cuenta corriente para particulares y empresas con la operativa esencial gratis solo para clientes vinculados y planes premium a los que podrán suscribirse los que busquen servicios extra.

 

En resumen: una cuenta con servicios a la carta que podría ser el principio de una nueva tendencia, la de ofrecer cuentas corrientes personalizadas en función de las necesidades del cliente, explican fuentes del comparador de cuentas sin comisiones HelpMyCash.com.

 

Santander One costará 240 euros al año (20 euros al mes) para los clientes que no cumplan los requisitos de vinculación del banco y será gratis para aquellos que domicilien su nómina o su pensión, tres recibos y tengan un producto de financiación, de inversión o un seguro contratado. Aquellos que solo tengan sus ingresos o un producto extra, pagarán la mitad: 120 euros al año (10 euros al mes).

 

Los clientes vinculados no pagarán comisiones ni por la cuenta, ni por las tarjetas, ni por las transferencias nacionales ni por Bizum, por lo que no notarán la diferencia en cuanto al precio, ya que podrán seguir operando gratis, pero aquellos que no lo estén, sí. Actualmente, la Cuenta Zero cuesta 144 euros al año para clientes no vinculados.

 

¿Cambiará la banca hacia un sistema de suscripción?

Que un banco cobre a los clientes menos vinculados no es novedad; de hecho, es la tendencia actual. La gran revolución del Santander es que sus clientes podrán personalizar sus cuentas y contratar por tres euros al mes (seis euros en el caso de las empresas) una serie de servicios de suscripción con ventajas extra.

 

Por ejemplo, los más viajeros podrán suscribirse al servicio Plan Santander One Viajes que les permitirá sacar dinero sin límites en todo el mundo y pagar en otra moneda sin comisiones. El Plan Santander One Atención VIP ofrece atención personalizada los siete días de la semana a cualquier hora, el programa One Pagos está pensado para hacer transferencias nacionales inmediatas e internacionales, así como para ingresar cheques en oficina y el plan Seguridad Digital ofrece un servicio de protección familiar.

 

El nuevo modelo de suscripción, estilo Netflix, del Santander abre una nueva vía a la banca: ofrecer a los clientes la posibilidad de personalizar los servicios de sus cuentas a cambio de una tarifa fija, un modelo que ya siguen algunos neobancos que ofrecen una cuenta gratuita y planes de pago con servicios añadidos, afirman fuentes de HelpMyCash. Sin embargo, hasta ahora ninguno de los grandes bancos españoles había apostado por un servicio freemium, lo que podría anticipar una nueva tendencia en el sector bancario. Habrá que ver si otras entidades copian el modelo de suscripción del Santander.

 

¿Valen la pena los ‘packs’ del Santander?

La realidad es que algunos de los servicios extra que ofrece el Santander en sus paquetes de pago se pueden contratar gratis en otros bancos. En este sentido, los expertos de HelpMyCash reflexionan que “no hace falta hacerlo todo con el mismo banco, ya que podemos contratar los mismos servicios en otras entidades sin coste”. Por ejemplo, son varios los bancos con los que se puede sacar dinero gratis en el extranjero y pagar en otra divisa sin coste. “¿Por qué ser clientes de un solo banco cuando podemos serlo de más de un uno y ahorrar?”, se preguntan desde el comparador.

 

“Debemos ser consumidores inteligentes, es decir, comparar la oferta de cada banco para encontrar los productos más interesantes para nosotros”, explican. Tener una segunda cuenta corriente en otro banco nos permite no solo acceder a más servicios, sino pagar menos y ahorrar. Por ejemplo, los clientes vinculados del Santander podrán seguir realizando su operativa básica gratis (transferencias, pago con tarjetas, etc.), pero si quieren servicios extra, pueden valorar si los planes de pago son lo suficientemente competitivos o si pueden abrir una segunda cuenta en otro banco y obtenerlos gratis.

 

La banca online, la alternativa para los clientes no vinculados

Mientras que los clientes vinculados podrán operar sin coste (el Santander se refiere a su nuevo modelo como una “cuenta única asociada a servicios esenciales con cero comisiones”), aquellos que no puedan cumplir todos los requisitos de Santander One tendrán que pagar

 

Pero mientras que los grandes bancos tienden a eliminar las comisiones solo a los clientes vinculados (CaixaBank, Banco Santander, Banco Sabadell…), la banca online sigue siendo gratuita, incluso para aquellos clientes que no se vinculan y, además, ofrece servicios de valor añadido sin coste o con un coste inferior al de la banca tradicional. De hecho, en la banca online se pueden obtener servicios gratis que Santander propone como de pago como, por ejemplo, la posibilidad de sacar dinero en el extranjero y de cambiar divisas gratis.

 

Así que, de momento, aquellos que necesiten una cuenta corriente gratuita o que quieran tener dos cuentas y no quieran pagar por ninguna, a pesar de que solo se vinculen con un banco, pueden recurrir a las mejores cuentas bancarias sin comisiones con las que podrán operar gratis, pagar con tarjeta, sacar dinero y hacer transferencias sin pagar ni un euro.