arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

banca online

La gran apuesta de los bancos por la digitalización ya ha dejado, tras de sí, varios cadáveres: el banco online Unoe y sus 1,6 millones de clientes fueron absorbidos por BBVA en diciembre de 2016, pocos meses después de que Bankia liquidase su marca virtual, Bankiliank. Por las mismas fechas, Bankoa tomó una decisión similar: fulminar, por “decisiones estratégicas”, la marca Tookam. No obstante, las bajas han sido suplidas por la entrada de nuevos actores virtuales, como imaginBank, Ferratum Bank, N26 o Revolut. Una nueva oleada de bancos online de pequeña pulgada, disponibles a través del móvil. Pero ¿realmente se diferencian tanto de la banca física, más allá de la ausencia de oficinas?

Hasta no hace mucho, la diferencia entre la banca física y la virtual era notoria. La banca online, la moderna, se caracterizaba por su política de cero comisiones, por la ausencia de oficinas, por su servicio de atención al cliente multicanal, por su apuesta por los productos de ahorro más rentables que la media y por la agilidad en la contratación de sus productos. La banca física, la tradicional, seguía siendo la preferida de los que veneraban las oficinas y de aquellos que preferían el cara a cara, a costa de renunciar a otras ventajas como la ausencia de comisiones sin vinculación. Sin embargo, el fuerte proceso de digitalización que ha vivido el sector durante los últimos años ha desdibujado la línea entre lo nuevo y lo viejo, igualando en cierto sentido las ventajas de unos y otros, apuntan desde el comparador de bancos HelpMyCash.com.

WhatsApp llega a la banca física

El número de clientes de los bancos físicos que operan a través de Internet se ha multiplicado durante los últimos años. Los tres bancos físicos por excelencia de España suman millones de clientes digitales a nivel global. El número de usuarios que gestiona sus finanzas por el móvil también ha aumentado considerablemente, precisamente, las apps son un elemento clave del nuevo ecosistema. A nivel internacional, BBVA tiene casi 16 millones de clientes móviles, el Santander roza los 14 millones y CaixaBank tiene más de 4.

helpmycash grafico bancos

Aquellos que prefieran operar a través del móvil ya no necesitan cambiar de banco en busca de uno con un perfil más digital. Todos los bancos españoles disponen de su propia aplicación con la que pueden realizar las operaciones básicas, desde transferencias a consultas del saldo. Muchos tienen también aplicaciones extra para abonar las compras con el móvil o para gestionar servicios como el bróker. Hasta WhatsApp, la aplicación de mensajería por excelencia, se ha incorporado como un canal de atención al cliente. Al menos seis entidades ofrecen este servicio y más de la mitad no son bancos virtuales como CaixaBank o BBVA.

Abrir una cuenta con un ‘selfie’

Otra de las revoluciones que ha vivido el sector recientemente ha sido la autorización del SEPBLAC a identificar usuarios por videoconferencia, lo que ha dado luz verde a los bancos a permitir la apertura de cuentas corrientes totalmente a distancia. EVO Banco, Self Bank, BBVA, imaginBank, Abanca u Openbank son algunos de los bancos que ofrecen esta opción.

Hasta tal punto ha llegado la obsesión (o necesidad) del sistema bancario español por digitalizarse que no solo se han apropiado de elementos propios de la banca virtual, sino que algunos han empezado a copiar su estrategia. Durante los últimos años varios bancos físicos han lanzado cuentas virtuales totalmente gratuitas para clientes con un perfil digital, que no requieren asumir ningún tipo de vinculación y que ofrecen los servicios básicos sin coste (tarjetas, transferencias, etc.). La Cuenta Online de BBVA, la Cuenta ON de Bankia y la Cuenta Clara de Abanca son tres ejemplos muy representativos, señalan desde el comparador.

Hasta ahora, si un cliente quería contratar una cuenta totalmente gratuita sin atarse con el banco debía acudir, sí o sí, a la banca online. Ahora, la banca física empieza a ofrecerle opciones. No obstante, esta sigue siendo la principal diferencia entre unos y otros. La política de la banca tradicional no ha cambiado en la mayoría de las instituciones: a mayor vinculación, menos costes, mientras que la banca virtual sigue apostando por una estrategia de exención de comisiones a todos sus clientes, independientemente de lo vinculados que estén. De ahí que a pesar de la revolución de la banca tradicional, la banca online siga siendo un refugio para aquellos que huyen de las ataduras y de las comisiones.

La banca virtual despierta más simpatías

La banca online sigue sumando más sonrisas. Una encuesta realizada por HelpMyCash el pasado año a 1.435 usuarios reveló que la satisfacción de los clientes de los bancos virtuales era considerablemente mayor a la que tenían los de los bancos de toda la vida. Mientras que los primeros lograban una puntuación de 3,7 sobre cinco, la banca física sumaba entre 2,9 y 3,1 puntos, según si se trataba de la banca pequeña, mediana o grande.
En cuanto a los productos, las cuentas corrientes de los bancos online sumaban una puntuación de 4,1, las de la gran banca, de 3,4, las de la banca mediana, de 3,1 y las de los bancos pequeños, de 3,2. La transparencia de la banca online y su atención al cliente también se vieron recompensadas con puntuaciones superiores a las que acumuló la banca física. Y en el terreno de las comisiones, mientras que los clientes de los bancos virtuales las puntuaron con un cuatro, los bancos del top 6 consiguieron un 2,8, los bancos medianos, un 2,6 y los bancos pequeños, un 2,5.

cuestaenero

Enero suele ser un mes complicado para las economías familiares… resaca navideña, gastos en regalos, cenas de empresa y, por si fuera poco, este año también viene marcado por la subida del precio en servicios básicos como la luz y el gas. Así que el comparador financiero online WannaCash.es ofrece una serie de consejos para superar este tramo de la mejor manera posible, siempre dentro de nuestras posibilidades.

Los datos hablan por sí solos: según Fintonic, en enero recortaremos un 29% el consumo en ocio y cultura, un 25% en restauración y un 22% en gastos relacionados con el vehículo. De hecho, el único gasto que sube tiene relación con los propósitos personales de año nuevo. Y sí, efectivamente, hablamos del gimnasio, donde aumenta un 15% el gasto de los españoles respecto al resto del año.

1. Presupuesto familiar.

Para empezar el recorte en este mes de enero, es imprescindible comparar los ingresos y gastos que tienes o vas a tener. Esto te ayudará a separar los gastos más urgentes (hipoteca, luz, agua), de los prescindibles (ocio y cultura). De esta manera podremos identificar de una forma más clara gastos superfluos y ajustar la cartera a las circunstancias extraordinarias de enero, puesto que no es momento de hacer desembolsos innecesarios o impulsivos.

2. Consumo LED

Apostar por las bombillas LED es una apuesta de ahorro. Pero no para enero, sino para los próximos años, pues tienen una esperanza de vida cuatro veces mayor que las convencionales, además de que su consumo es mucho menor al necesitar de muy poca energía para emitir luz.

3. Consumir con moderación

Para evitar que gastos como la luz se disparen, aparte de apostar por tecnologías LED, te recomendamos llevar a cabo una serie de ajustes que reducirán el importe de dichas facturas. Para ello hay que hacer un consumo responsable: no dejar las luces encendidas más de lo necesario (aprovechando al máximo la luz solar), no abusar de la calefacción, y utilizar una regleta -o ladrón- para enchufar aparatos como la televisión o el ordenador y no dejarlos en stand by y, por lo tanto, consumiendo electricidad durante toda la noche.

4. Comparar antes de comprar

Tanto en tiendas físicas como online, es imprescindible comparar antes de comprar. Una búsqueda rápida en internet nos hará ahorrar más dinero del que te puedes pensar. La diferencia de precios entre diferentes establecimientos -incluídos supermercados- puede hacernos ahorrar cientos e incluso miles de euros a lo largo del año.

En definitiva, después del derroche de medios y dinero en Navidad y las rebajas, es vital mantener la calma y actuar con responsabilidad en las próximas semanas/meses hasta normalizar tus cuentas. De lo contrario, la cuesta se prolongará durante más de lo debido.

credito

El nuevo informe del Banco de España publicado en enero de este año sitúa la TAE media de los créditos al consumo en el 8,12 % en noviembre de 2017, una bajada de 0,27 puntos porcentuales con respecto a la media de octubre, cuando se situó en el 8,84 %. Es la primera vez que esta media desciende desde que bajó en junio al 8,39 %. En enero del año pasado la TAE media de los préstamos personales se situaba en el 8,78 % y siguió subiendo durante los siguientes meses hasta situarse en el 9,02 % en marzo, la más elevada de 2017.

¿Bajará el coste de la financiación en 2018?

La mejora de la situación económica en nuestro país, la creación de empleo y las medidas de incentivos del Banco Central Europeo (BCE) han hecho que durante 2017 aumentase la concesión de financiación en nuestro país. De hecho, de acuerdo con un informe del BCE, España es el país europeo donde más ha aumentado el crecimiento de los préstamos personales con un total de 171.510 millones de euros concedidos. Este aumento ha hecho que se relajen los criterios de concesión de los créditos, de acuerdo con un informe del Banco de España y, consecuentemente, que aumenten las ofertas de financiación según nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com.

Esta pequeña guerra de créditos sí que ha hecho que se mejoren las condiciones de contratación de estos productos. No obstante, no parece que esperemos una gran rebaja en los intereses de los préstamos. Esto se debe a que el supervisor español exige a las entidades bancarias y a las entidades financieras de crédito que los intereses mínimos cubran el riesgo de la operación además de los costes mínimos para garantizar unos rendimientos netos mínimos de la entidad. Esta exigencia tiene por objetivo que los bancos sigan cumpliendo las exigencias de los inversores. Por estas razones, si bien sí que podemos encontrar mejoras en las ofertas como menos comisiones, mayor flexibilidad para escoger las cuotas de devolución en cada momento de la vida del crédito o la posibilidad de contratar vinculaciones de manera opcional, no parece que la TAE de los créditos al consumo vaya a vivir una bajada drástica en los siguientes meses.

Si el TIN baja, ¿por qué no lo hace la TAE?
Según un estudio de mercado del comparador HelpMyCash.com, actualmente es posible encontrar préstamos con unos intereses (TIN) que pueden llegar a ser hasta del 4 %. Sin embargo, aunque los intereses sean tan bajos la TAE de gran parte de estos productos sigue siendo similar a la media actual (8,12 %). Esto se debe a que la TAE incluye tanto los intereses del préstamo (el TIN) más otros costes adicionales como las comisiones de formalización o productos vinculados que debemos contratar.

De esta manera podemos encontrar muchas ofertas de financiación con intereses muy bajos que incluyen comisiones de formalización y la contratación de vinculaciones como seguros de pago, el uso mínimo de una tarjeta de crédito o la domiciliación de nuestros ingresos en la entidad.

Si estamos pensando contratar un préstamo aprovechando la bajada de la TAE media de estos productos, debemos comparar bien las distintas ofertas del momento y prestar atención tanto al TIN como a la TAE y calcular en nuestra situación particular (según el coste del seguro si lo tuviera, la cantidad que solicitemos y el plazo durante el que lo queremos pagar) cuál de todas las promociones actuales será la que nos salga más a cuenta.

finanzaspersonales

Planificar los gastos y comparar precios, las principales claves para estirar al máximo el presupuesto en el mes más duro del año

Madrid, 8 de enero de 2018 – Enero es uno de los meses más complicados del año para las economías familiares, sobre todo tras las subidas de servicios básicos como la luz o el gas. Tras la gran cantidad de gastos que nos vemos obligados a realizar en las fiestas navideñas, llega la temida cuesta de enero, en la que muchas familias tienen que hacer malabarismos para conseguir llegar a fin de mes. Es por ello que idealo.es, uno de los comparadores de precios más importantes de Europa, ofrece cinco útiles consejos para superar con éxito este complicado tramo del año.

1- Organización del presupuesto familiar: El primer paso que deben dar todas las familias, sobre todo las más numerosas, es hacer un estudio de sus gastos de cara a planificar los futuros desembolsos. Así, hay que tener en cuenta cuáles son los gastos fijos que habrá que afrontar (hipoteca, luz, agua…) y establecer la parte correspondiente del presupuesto familiar para cada una de esas necesidades. De esta forma podremos saber cuánto dinero podremos dedicar para otro tipo de gastos no imprescindibles.

2- Antes de comprar, compara: La mejor forma de maximizar el ahorro familiar es comparando precios antes de realizar cualquier tipo de compra. Por ejemplo, comparando precios en internet antes de efectuar una compra, los españoles pueden ahorrar una media de un 33,5 %. Al igual que se suele comparar precios a la hora de adquirir un vuelo o reservar un hotel, es importante que hagamos lo mismo ante cualquier otro tipo de compra.

3- Controla los gastos no prioritarios: No es el momento de hacer desembolsos que realmente no sean necesarios, por lo que analiza bien si realmente necesitas aquello que estás pensando comprar y si su adquisición no va a descuadrar tu presupuesto. Mejor esperar un poco y huir de la compra por impulso, meditando bien si es el momento de realizar ese gasto.

4- Ojo con los productos gancho de las Rebajas: Aunque estemos en plena época de Rebajas de invierno, hay que tener mucho cuidado con los supuestos chollos o los grandes descuentos para no llevarnos un susto después. Es importante saber cuál era el precio del producto antes de las Rebajas y comprobar que efectivamente el descuento que se indica es real.

5- Efectúa un consumo responsable: Una de las mejores maneras de ahorrar es haciendo un consumo responsable de recursos como la luz o el agua. Utilizar bombillas de bajo consumo, no dejar todas las luces encendidas, poner la calefacción sólo lo necesario o dar un paseo en vez de coger el coche en trayectos no muy largos son algunos ejemplos de cómo se puede ahorrar a la vez que se ayuda a proteger los recursos naturales del planeta.

“La época navideña supone un esfuerzo económico muy grande para muchas familias, entre comidas familiares y regalos, que en enero se tienen que apretar el cinturón para poder llegar a fin de mes”, señala Adrián Amorín, Country Manager de idealo.es, que añade: “Siguiendo estos consejos será posible superar la cuesta de enero sin problema, controlando el gasto familiar, fomentando el ahorro y ayudando a cuidar del medio ambiente”.

Para más información: https://www.idealo.es/magazin/5-consejos-para-sobrevivir-a-la-cuesta-de-enero/

Sobre idealo
idealo se fundó en el año 2000 con el objetivo de proporcionar a los usuarios toda la información que necesiten en función de sus intereses de compra, para que lleguen así a la tienda adecuada. Desde 2006 forma parte del grupo editorial Axel Springer SE y es uno de los comparadores de precios online más importantes de Europa, con más de 12 millones de usuarios en seis países. En el portal de idealo.es pueden encontrarse más de 80 millones de ofertas de productos procedentes de más de 10.000 tiendas.

Actualmente, cuenta con un plantilla de más 650 personas de todo el mundo que trabajan en la sede de la empresa en Berlín. Como comparador de precios, idealo está presente en Alemania, Austria, Francia, Reino Unido, Italia y desde 2013, también en España. Además, el comparador de vuelos de idealo opera ya en 14 países.

tarjetas credito

El ser humano tiende a la holgazanería. La pereza forma parte de nuestra naturaleza, hasta tal punto que se ha adueñado de nuestras contraseñas. En un mundo cada vez más digital, la mayoría de nosotros tenemos que memorizar un buen número de códigos. Abrir el correo electrónico, desbloquear el móvil o la tableta, acceder a la banca virtual o sacar dinero en un cajero automático son solo algunas de las operaciones que requieren introducir una clave para poder ejecutarse. De ahí que muchos recurramos a la estrategia fácil de repetir una misma contraseña para distintas operaciones o usemos combinaciones muy sencillas para no tener que hacer grandes esfuerzos a la hora de memorizarlas. Pero una contraseña fácil implica un riesgo mayor de ser hackeado. Y lo anterior se extiende también a los códigos pines de las tarjetas.

Cuáles son los códigos pin más fáciles de piratear

DataGenetics hizo púbicos hace unos años los resultados de una investigación en la que se habían analizado los códigos pin de 3,4 millones de tarjetas de crédito. Las conclusiones sonrojarán a más de uno: del total de tarjetas estudiadas, en el 27 % se repetían los mismos veinte códigos, con ejemplos como 1111, 0000 o 6969. Más revelaciones: el 20 % de las tarjetas analizadas tenían una contraseña que comenzaba por 19. La razón es fácil de adivinar: sus titulares utilizaban su año de nacimiento.

Pero, salgamos de dudas, ¿cuál era el código pin más utilizado? Ni más ni menos que 1234, ese era el pin más popular y lo compartían alrededor del 11 % de las 3,4 millones de tarjetas. El segundo más usado era 1111 (6 % del total) y el tercero, 0000 (2 %). Es decir, que alrededor del 19 % de los pines podían ser hackeados probando una de esas tres combinaciones.

Otros patrones son fácilmente detectables como, por ejemplo, el clásico 2580, que coincide con los números dispuestos de arriba a abajo en la columna central del teclado de los cajeros.

Las contraseñas más usadas en 2017

La vagancia se ha instalado también en Internet. Según un estudio realizado por SplashData, 123456 y password continúan siendo dos de las contraseñas más usadas en Estados Unidos y Europa, junto con otras casi igual de fáciles de hackear como iloveyou o qwerty (primeras seis letras del teclado más común). En este caso la mejor estrategia, además de no utilizar los mismos códigos en varios portales o soportes, es combinar números y letras mayúsculas y minúsculas, además de evitar frases fácilmente detectables, fechas de nacimiento, nombres propios, etc.


En cuanto a los códigos de los plásticos, desde el comparador de tarjetas HelpMyCash.com señalan que, lógicamente, lo primero es no recurrir a ninguno de los más usados. También evitar, una vez más, fechas de nacimiento. Y, en este caso, no abusar de patrones de teclado fácilmente detectables como, por ejemplo, el ya citado 2580 u otros números situados juntos.

Aunque no lo creamos, debido a que el código pin de una tarjeta tiene solo cuatro dígitos y solo hay diez números disponibles, las combinaciones posibles son de 10.000. Según la investigación publicada en DataGenetics, el pin menos recurrido era 8068.

Para añadir un extra de seguridad, nunca debemos llevar anotados los códigos de las tarjetas junto a los plásticos. De hecho, la normativa actual limita la responsabilidad del cliente en caso de uso fraudulento de sus tarjetas en 150 euros (una cifra que se reducirá a 50 euros este año cuando entre en vigor la trasposición de la directiva europea 2015/2366). Sin embargo, la normativa también señala que el usuario está obligado a ser diligente con sus códigos pin y si no lo es, tendrá que soportar el total de las pérdidas.