arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

helpmycash

Debido a su facilidad de uso y la inmediatez que nos ofrecen las tarjetas de crédito, son muchos los usuarios que las utilizan como método habitual de financiación para sus gastos, prueba de ello es que en agosto había acumulado 10.379 millones de euros de saldo pendiente en tarjetas de crédito con método de pago aplazado, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco de España. Las tarjetas son una gran herramienta financiera; no obstante, un mal uso en la forma de utilizarlas puede hacer que paguemos casi 3 veces más que con otras formas de financiación, según informa el comparador financiero HelpMyCash.com.

El error que hace que pagues de más con tus tarjetas

Muchas tarjetas de crédito nos permiten obtener un límite de crédito bastante alto que puede llegar hasta los 8.000 euros, una cantidad que muchos créditos también nos permiten obtener. Pero mientras que los intereses medios de una tarjeta rondan el 21 %, con los créditos estos intereses son del 8,5 % aproximadamente. El error está en no utilizar un préstamo personal cuando es posible para pagar menos intereses y quedarnos con la tarjeta de crédito para financiar gastos grandes.  

Para verlo de manera más clara, el comparador HelpMyCash.com ha hecho una simulación de cuánto tendríamos que pagar en intereses y la mensualidad a la que tendríamos que hacer frente con una tarjeta o un préstamo para una financiación de 8.000 euros a reembolsar en cinco años.

helpmycash tarjetas


La diferencia entre ambos tipos de financiación es de 3.137 euros, unos intereses casi tres veces más altos con una tarjeta de crédito y con una cuota mensual de 52 euros más elevada. Es por esto que siempre es recomendable acudir a los métodos de financiación con intereses más bajos siempre que las características del crédito se adecúen a la finalidad que deseemos.

Cuándo deberíamos utilizar las tarjetas

Estas cifras no significan que las tarjetas no sean un buen método de financiación. Estos “plásticos” son una gran alternativa para conseguir dinero a crédito si sabemos cómo usarlas correctamente. Ante todo es importante saber cuáles son los gastos que podemos o no financiar. Las tarjetas están diseñadas para hacer frente a gastos un poco más altos de lo normal y que preferimos pagar al mes siguiente o en varios meses como la compra de un nuevo electrodoméstico o los billetes de un viaje.

Por ejemplo, un gasto de 500 euros con nuestra tarjeta de crédito al 21 % y pagado a 3 meses generará solo 17 euros en intereses, una cifra no demasiado alta y que nos permitirá repartir un gasto elevado en varias cuotas.

La clave para el buen uso de las tarjetas es saber cuánto debemos utilizarlas y en cuántos meses deberíamos pagar el saldo dispuesto y hacerlo al mes siguiente sin intereses si nuestra economía nos lo permite.

helpmycash transferencias

HelpMyCash.com, Barcelona, 22 de Octubre de 2016
Desde finales de 2008, el sector financiero español está atravesando uno de los mayores periodos de transformación que se recuerdan en nuestro país. La tecnología está modificando el entorno de forma acelerada, por lo que las entidades financieras tienen que adaptarse a una realidad cada vez más compleja.

Así está afectando la revolución digital a las transferencias instantáneas

La tecnología y la banca son cada vez más un binomio imprescindible. Desde hace ya un tiempo los bancos han ido lanzando aplicaciones para gestionar las finanzas desde el móvil, wallets que nos permiten pagar directamente con el smartphone y aplicaciones para realizar transferencias que recibimos en cuestión de segundos.

De ahí que el equipo de expertos en finanzas personales de HelpMyCash.com haya decidido hacer un análisis y comparar las principales herramientas para realizar transferencias bancarias instantáneas que han aparecido en nuestro país pisando fuerte en los últimos meses.

Yaap Money fue un ejemplo de herramienta para la realización de pagos instantáneos y, aunque cesó su actividad a principios de octubre, fue la primera aplicación que permitió el pago o solicitud de dinero entre particulares sin necesidad de conocer los datos bancarios del destinatario. Dentro del sector bancario, la primera y única entidad en introducir la posibilidad de emitir y recibir transferencias en el mismo día ha sido ING Direct. Las transferencias que realicen sus clientes llegarán a su destino el mismo día siempre que se realicen antes de las 13:00 horas en días laborables.

Twyp y Bizum, dos opciones para transferir dinero en cuestión de segundos

Desde que comenzó 2016 hemos presenciado el lanzamiento de dos herramientas para realizar transferencias instantáneas, Twyp y Bizum, esta última empezó a funcionar a finales del pasado septiembre.

Cuando oímos hablar de Bizum directamente pensamos que es una aplicación externa a la de nuestro banco, sin embargo no es así. Podemos encontrarla en la aplicación wallet de nuestra entidad, lo que nos evitará tener que disponer de varias aplicaciones para realizar las gestiones bancarias.

El uso de esta opción dentro de nuestro wallet es muy sencillo, basta con elegir la opción de enviar o solicitar dinero, introducir el teléfono de nuestro amigo o familiar y en cuestión de segundos el receptor tendrá el dinero en su cuenta bancaria.

En cuanto a la seguridad que ofrece la opción, desde HelpMyCash han hecho la prueba con entidades como CaixaBank y Banco Santander y en ambos casos Bizum les ha solicitado distintas claves de seguridad, por lo que sin estas no se conseguirá realizar ninguna operación.

Al mismo nivel que Bizum está la aplicación de ING Direct, Twyp, que permite a sus usuarios enviar y recibir dinero al instante y sin costes a través del teléfono móvil, con un límite de hasta 1.000 euros anuales e independientemente del banco al que pertenezcan el emisor y el beneficiario.

Esta aplicación puede parecer igual que Bizum, pero la realidad es otra. En el caso de Twyp es una herramienta completamente externa a la de nuestra entidad financiera. Si bien es cierto que fue creada por ING Direct, podemos usarla sin necesidad de pertenecer a la entidad holandesa, puesto que no está dentro de la aplicación de nuestro banco. Además, requiere que realicemos una recarga de saldo, es decir, la cuenta de Twyp está a cero y para que podamos transferir dinero a nuestros contactos debemos hacer un ingreso, es decir, decidir la cantidad de euros que queremos tener en la herramienta y vincularla con nuestra tarjeta bancaria para hacer el pago.

El funcionamiento de esta aplicación, al igual que el de Bizum, es muy intuitivo. También tiene un código personal de seguridad para realizar los pagos escogido por el usuario en el momento de instalar la propia aplicación.

Otras opciones para transferir dinero sin pasar por el banco

A pesar de las últimas innovaciones bancarias, las fintech hace años que lanzaron herramientas alternativas a las transferencias tradicionales. Un claro ejemplo es Cashcloud, creada en 2012 o PayPal, una de las herramientas más populares.

Esta última destaca por su amplia y cómoda operativa, ya que permite realizar las operaciones tanto desde la web como desde la aplicación móvil. En cuanto al envío de dinero, se ve directamente desde la pantalla de inicio. El servicio es gratuito siempre y cuando se transfieran euros dentro del Espacio Económico Europeo y se utilice el saldo de PayPal o de la cuenta bancaria. La gran ventaja de esta aplicación es que no requiere que tengamos nuestro dinero almacenado en la propia cuenta de PayPal en ningún momento.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Por nuestra parte tendremos que vigilar que antes de enviar dinero hayamos vinculado la cuenta bancaria y no la tarjeta, puesto que los pagos realizados desde la tarjeta a países fuera del EEE o en otra divisa tienen comisiones.

¿Cuál será el éxito de estas herramientas?

Por el momento no se puede asegurar nada, aún son herramientas muy nuevas, con escasos meses de vida. Lo que podemos saber es que Bizum, desde su lanzamiento, según informó la compañía a través de su cuenta de Twitter, ha superado los 100.000 usuarios registrados. Por su parte Twyp, el pasado mes de febrero, dos meses después de su lanzamiento, alcanzó las 200.000 descargas.

De momento, no se puede predecir con exactitud si estos métodos de pago desplazarán a las transferencias tradicionales. Por su parte, el objetivo de Bizum es alcanzar unos 1.000 millones de operaciones en cinco años, lo que equivaldría a un 7 % de los movimientos electrónicos. Sin embargo, un cambio de hábitos en la sociedad siempre es un proceso lento, por lo que la implantación de estas aplicaciones para realizar pagos podría retrasarse.

helpmycash

Los pagos con móviles son cada vez más habituales en nuestro país. Un tercio de los españoles ya lo utilizan y se espera que para el año que viene el 58 % de los usuarios utilicen las carteras digitales como método de pago habitual, de acuerdo con un estudio realizado por IPSOS sobre el pago con móvil en España. No obstante, esta nueva forma de usar nuestras tarjetas no ha terminado de despegar y una de las principales razones es la incertidumbre e inseguridad que las carteras digitales infunden por lo fácil que parece que las utilicen sin nuestro consentimiento. Por esta razón el comparador financiero HelpMyCash.com nos explica las medidas de seguridad que podemos tomar para que usar nuestro móvil como si fuese nuestra tarjeta sea más seguro:

Solicitud de número de seguridad para activar la aplicación: la gran mayoría de las aplicaciones de carteras digitales requieren que confirmemos la titularidad del móvil introduciendo la contraseña de la aplicación o a través de la identificación biométrica como puede ser la huella dactilar, el escaneo del iris o el reconocimiento facial. Esta medida hará que, aunque nos roben el dispositivo, no puedan abrir la aplicación para realizar ningún tipo de compra.

Activar la solicitud del PIN: la gran ventaja del pago contactless, el hecho de poder pagar sin introducir el número secreto de la tarjeta en compras menores a 20 euros, también se ha convertido en un gran inconveniente por el miedo a que nos sustraigan el móvil. De todas maneras todas las aplicaciones nos permiten bajar el importe por el que es necesario introducir el PIN para que nos lo exija en todas las compras. De esta manera aunque alguien pudiese acceder a la aplicación y realizara un pago, tendría que introducir el número secreto para hacerla efectiva.

Limitación de compras: estas aplicaciones, al igual que ocurre con las tarjetas contactless, tienen un número limitado de compras diarias que se pueden realizar sin introducir el PIN, incluso si son compras menores a 20 euros. Por lo que en el improbable caso de que pudiesen utilizar nuestra tarjeta sería un número limitado de veces y estaríamos cubiertos por los seguros de la entidad.

Desactivación remota: en el caso de que perdamos o nos roben nuestro móvil, es posible desactivar la aplicación de manera remota a través de otro dispositivo con acceso a Internet para que la cartera digital quede inutilizada hasta nueva orden.

Revisar los últimos pagos: si nos han sustraído el teléfono, es recomendable ponerse en contacto con el número de teléfono que pone la entidad emisora de las tarjetas para estos casos y revisar con ellos los últimos movimientos de las tarjetas para comprobar que no ha habido ningún uso fraudulento de esta.
Además, las aplicaciones de carteras digitales tienen seguros antirrobo y antifraude que cubren las pérdidas ocasionadas ante un uso ilícito de nuestras carteras digitales. Conocer bien las medidas de seguridad que podemos adoptar para evitar una mala sorpresa nos ayudará a proteger nuestras tarjetas y disfrutar de todas las ventajas que ofrecen los móviles como instrumento de pago.

helpmycash

El avance de las nuevas tecnologías y la aplicación del fintech es cada vez más tangible en nuestro día a día. Desde la posibilidad de manejar nuestras cuentas a través de nuestro móvil hasta los pagos entre particulares instantáneos. Sin embargo, las tarjetas son uno de los productos donde el avance tecnológico más se ha notado. Estos plásticos son parte de nuestra vida cotidiana y es donde tanto entidades bancarias como startup están concentrando sus esfuerzos. El comparador financiero HelpMyCash.com nos cuenta los últimos avances en estos dispositivos y cómo revolucionarán el mercado en un futuro próximo.

La tecnología ‘contactless’ ha revolucionado el mercado

El pago sin contacto es una de las maneras de pago que más se ha arraigado en nuestro país. De acuerdo con un estudio de MasterCard, en el último trimestre del año pasado las tarjetas contactless aumentaron un 68 % y, en la actualidad, el 80 % de las tarjetas en España incluye esta modalidad.
La tecnología contactless ha servido también para crear nuevas formas de pago que no precisan de tener la tarjeta físicamente con nosotros. Desde aplicaciones de carteras digitales en nuestro smartphone, tanto de entidades bancarias como de otras empresas (Apple, Samsung, Vodafone,…), hasta pulseras con contactless como la que ofrece imaginBank, por ejemplo.

Uno de los últimos avances en las tarjetas es el reconocimiento biométrico. Una nueva forma de aumentar la seguridad en los pagos contactless y que reducirá drásticamente el uso fraudulento de nuestros “plásticos” ya que será necesario una característica física nuestra para llevar a cabo la operación que deseemos. Entre los más novedosos podemos encontrarnos con el reconocimiento de la huella dactilar que incluye Samsung Pay para poder acceder a la aplicación de su cartera digital; el “pago con selfie” de MasterCard que hará que el PIN sea nuestras facciones faciales; el reconocimiento ocular que ha desarrollado la startup americana EyeVerify o usar nuestro latido como forma de identificación, resultado de una colaboración entre MasterCard y la startup canadiense Nymi.

Tarjetas que parecen ‘smartphones’  

Una de las novedades más curiosas es la nueva tarjeta inteligente que lanzará la empresa Plastic Card a finales de este año. Esta compañía ha creado una tarjeta digital que nos dejará almacenar hasta 20 tarjetas , ya sean de crédito, débito o de compras. Esta tarjeta nos permitirá escoger la tarjeta que deseamos utilizar en cada momento ya que podremos navegar a través de su pantalla táctil y, además, podremos recibir alertas tanto en la propia tarjeta de las diferentes operaciones como en nuestro smartphone. Este “plástico” nos permitirá nombrar a cada tarjeta para que sea más fácil identificarlas y podremos pagar tanto con contactless y banda magnética como con chip EMV.

En esta tarjeta digital también podremos incluir nuestro documento de identidad para que no sea necesario enseñarlo y nos permitirá conocer el balance de cada cuenta asociada a las tarjetas y el histórico de las operaciones realizadas, aunque es posible bloquear esta opción para más seguridad.
Precisamente en el tema de seguridad, esta tarjeta incluye un código de tres dígitos que deberemos introducir para que el plástico se active además del código PIN de cada una. Tiene una “alerta de proximidad” con el que nos enviará una notificación al móvil si nos alejamos más de 30 metros y que hará que se desactive de manera automática. Además desde la aplicación móvil podremos eliminar toda la información guardada en caso de pérdida y restaurarla cuando la encontremos. Además, en el caso de que nos quedemos sin batería podremos escoger la tarjeta que queremos utilizar desde nuestro teléfono y utilizar la tarjeta sin problemas.

Esta tarjeta se lanzará en Estados Unidos, pero será compatible con cualquier tarjeta a nivel internacional en cualquier TPV que acepte el pago por banda magnética. Si nuestra tarjeta es Visa, independientemente del banco, podremos pagar a través del contactless también. Su coste será de 180 dólares (alrededor de 160 euros) e incluye una suscripción de 18 meses.

euribor plus

Barcelona, 14 de septiembre de 2016, HelpMyCash.com
El Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI) lleva trabajando, a lo largo de los últimos 3 años, en la puesta en marcha del euríbor plus. La versión 2.0 del euríbor actual surge con el objetivo de obtener un índice menos manipulable, menos volátil y más real. Sin embargo, esta actualización del euríbor puede provocar un incremento considerable en las cuotas de las hipotecas variables españolas. Un estudio del comparador financiero HelpMyCash.com demuestra que las cuotas pueden llegar a encarecerse hasta en 150 euros y el importe total del préstamo hipotecario, en 1.800 euros al año.

Cuotas hasta 150 euros más caras si nos pasan a IRPH Entidades

El euríbor plus no es un índice nuevo, sino una mejora en la obtención de la tasa del euríbor actual. Sin embargo, algunas entidades españolas, según información del comparador HelpMyCash.com, podrían contemplarlo como un valor de referencia distinto, por lo que aplicarían el índice sustituto que figure en el contrato a los hipotecados con el euríbor actual.

Habitualmente este índice de referencia sustituto es el IPRH Entidades, cuya última cotización (julio de 2016) fue del 2,007 %, mientras que el euríbor a 12 meses en agosto registró un nuevo valor negativo del menos 0,048 %.

Si actualmente se pusiera en marcha el euríbor plus, los hipotecados pasarían de tener un interés de  menos 0,048 % más diferencial a un interés de 2,007 % más diferencial.

Por lo que, para una hipoteca media de 150.000 euros, con un interés de euríbor más 1 % y un plazo de 25 años, el cambio provocaría pasar de pagar cuotas de 562,06 euros a abonar cuotas mensuales de 711,86 euros. Lo que supone un incremento de prácticamente 150 euros al mes y 1.800 euros al año.

Cuotas hasta 75 euros más caras si el euríbor plus cotizara al 1 %

Aún se desconoce cuál será la cotización del  euríbor plus, pero según fuentes del EMMI para el portal financiero, el valor de salida no será muy distinto a la cotización del euríbor actual, aunque sí será positivo.

Ante esta incertidumbre, HelpMyCash.com ha estudiado que ocurriría con la cuota de una hipoteca media de 150.000 euros, con un interés de euríbor más 1 % y un plazo de 25 años, en 3 posibles escenarios:


- Euríbor plus al 0 %. Si el euríbor plus entrara en vigor hoy con un valor del 0 % y mantuviésemos el diferencial del 1 %, los consumidores pasarían de tener una cuota de 562,06 euros a una mensualidad de 565,31 euros. Una subida mínima de 3 euros al mes.

- Euríbor plus al 0,5 %. En esta ocasión, la cuota se incrementaría hasta los 599,90 euros. Es decir 37,84 euros más al mes y 454,08 euros más al año.

- Euríbor plus al 1 %. En este escenario, en el que la cotización sería un punto porcentual superior a la del euríbor actual, las diferencias serían más acusadas. Las cuotas mensuales ascenderían a 635,78 euros, lo que generaría un incremento de 73,72 euros al mes y 884,64 euros al año.

Según el EMMI, la puesta en marcha del euríbor plus estará condicionada por el efecto que tendrá su aplicación en las cuotas de los hipotecados. Actualmente, el índice está siendo sometido a un último periodo de pruebas.

Si todo transcurre por los cauces correctos, el euríbor plus verá la luz el próximo 2017, aunque podría volver a retrasarse si el valor de cotización fuera tan elevado que perjudicara a los consumidores.