arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

sonrisa

Mientras que algunos aún nos resistimos a pagar nuestras compras con el móvil (al 40,5% de los españoles aún les asusta pagar una compra con su smartphone, según una encuesta realizada en 2018 por el comparador financiero HelpMyCash.com), otros van una generación por delante y se implantan microchips en la mano para pagar un billete de tren.

Gracias a la tecnología NFC (near field communication), hoy en día hasta nuestros dedos pueden sustituir a las tarjetas. Parece ciencia ficción, pero no lo es, al menos para los más de 4.000 suecos que ya tienen un pequeño microchip, del tamaño de un grano de arroz, implantado en sus manos. Con él pueden pagar el billete del tren, abrir la puerta de casa o pagar compras en máquinas de autoservicio.

La idea no es nueva y ya hay varias empresas que han decidido convertir a parte de su plantilla en cíborgs, como Three Square Market, compañía estadounidense que en 2017 anunció que ofrecería a unos 50 empleados la opción de instalarse un microchip con el que podrían hacer compras en las máquinas de autoservicio, abrir puertas, conectarse a sus ordenadores o usar las fotocopiadoras.

Estos implantes usan la tecnología NFC, la misma que utilizan los wallets que sirven para abonar compras con el móvil o las tarjetas contactless, explican desde HelpMyCash.
Si bien es cierto que los implantes aún tienen mucho camino por recorrer, la industria de los medios de pago está viviendo una verdadera revolución y la pregunta ¿con tarjeta o en efectivo? se está quedando obsoleta. Los wearables y la biometría tienen cada vez más presencia. De hecho, para 2022 más del 70% de las organizaciones usarán alguna forma de autentificación biométrica para sus empleados, según estima la consultora Gartner.

Biometría vascular

La fintech inglesa Fingopay está implantando un sistema que permite abonar compras usando el patrón de las venas de los dedos. Un dispositivo se encarga de capturar dicho patrón, identificar al cliente y aceptar el pago. Según la compañía, “hay una posibilidad entre un millón de que un impostor pudiese hacerse pasar por ti”. De momento, este sistema de pago por biometría vascular solo está disponible en las cafeterías de la Escuela de Negocios de Copenhague y en la Universidad Brunel de Londres.

Pagar con una sonrisa

En 2017 en China la expresión pagar por la cara cobró más sentido que nunca. Alibaba lanzó un servicio de reconocimiento facial que permitía a los clientes de algunos restaurantes de la cadena KFC pagar sus compras con una sonrisa. La tecnología Face++ está detrás de este avance. En noviembre del pasado año, Yum China, que opera la marca de comida rápida en el gigante asiático, anunció que había extendido su sistema Smile-to-Pay a más de 300 restaurante del país.

El reconocimiento facial como medio de pago también ha llegado a España de la mano de los bancos que, no obstante, de momento lo están probando solo con sus empleados. BBVA incorporó el pago por reconocimiento facial el pasado año en los restaurantes de su sede. Los empleados pueden abonar sus compras sin tarjeta: basta con mirar a una cámara y listo. “El sistema identifica el rostro del cliente (previamente registrado en el sistema) y realiza automáticamente el cargo en su tarjeta para hacer efectivo el pago”, explica la entidad.

Banco Sabadell también lanzó una prueba piloto de pago por reconocimiento facial en diciembre del pasado año. El programa se puso en marcha en las cafeterías de sus sedes en Sant Cugat (Barcelona), Madrid y Alicante y participaron más de 200 personas. El patrón biométrico de la cara del cliente “distingue alteraciones en la fisonomía de una persona como por ejemplo el maquillaje, el uso de gafas u otros accesorios y el afeitado”, explica el banco. El objetivo, según señaló el Sabadell, era “reducir el tiempo del proceso de pago y hacerlo sin depender de ningún dispositivo”.

Los ‘wallets’ acercan la identificación biométrica a los españoles

Las apps de pago móvil han sido las encargadas de acercar la identificación biométrica a la mayoría de los ciudadanos. Samsung Pay permite autorizar las compras mediante el escáner del iris o el reconocimiento de la huella dactilar, sin necesidad de introducir el pin en el datáfono independientemente del importe. Apple Pay, por su parte, permite verificar la identidad del comprador mediante la huella dactilar (Touch ID) o el reconocimiento facial (Face ID).

Adiós al código pin

Este tipo de sistemas de pago no solo permiten olvidarse las tarjetas y el efectivo en casa, sino que hacen que los pagos sean más fáciles al no tener que recordar ningún código pin, ya que la identificación se realiza analizando los datos físicos del cliente, señalan desde el comparador bancario HelpMyCash.  

De acuerdo con una encuesta realizada por Visa en 2017 en la que participaron 1.000 estadounidenses, el 86% de los consumidores estaban interesados en usar la biometría cómo método para identificar la identidad de alguien y hacer pagos y el 46% pensaba que este sistema era más seguro que usar contraseñas o pins.

Por su parte, una encuesta de Unisys publicada el mismo año revelaba que el 63% de los participantes creía que la biometría era más segura que el tradicional código pin y el 57% consideraba que la huella dactilar era el sistema más seguro para autentificarse.

Chaquetas, anillos y pulseras ‘contactless’

Los pagos biométricos se suman a las opciones contactless que también buscan sustituir a las tarjetas. ImaginBank, Banco Santander y CaixaBank permiten a sus clientes solicitar pulseras que incorporan la tecnología NFC y con las que se puede pagar acercando la muñeca a la superficie del TPV.

Y si hay pulseras, ¿por qué no va a haber anillos? El McLear Ring está hecho de cerámica y permite pagar en cualquier comercio que tenga un TPV con la tecnología contactless acercando el dedo al dispositivo. Tiene un precio de 129 libras y de momento solo está disponible en el Reino Unido. Los aros comercializados por KRing son otro ejemplo: hechos también de cerámica, tienen un coste de 99,99 libras, salvo para los clientes del banco neerlandés ABN AMRO, que se ahorran 25 libras.

Precisamente, el banco holandés permite a sus clientes vincular a sus cuentas corrientes una amplia variedad de wearables por 0,50 euros al mes. Hablamos de relojes, anillos o pulseras que pueden sustituir a una tarjeta de débito. La entidad estudió a principios de 2018 el uso de esos dispositivos. Tras un programa piloto en el que participaron 500 clientes, el 78% dijo que los wearables se habían convertido en su forma favorita de realizar pagos.

Visa presentó unas gafas de sol en 2017 con un pequeño chip NFC oculto en la patilla. También se han lanzado prendas de ropa como chaquetas o trajes, uno de ellos firmado por Samsung, con chips para pagar compras.

Desktop livetopic

¿Qué poder adquisitivo perderé cuando me jubile? ¿Necesito un seguro de vida? Y si es así, ¿qué capital debe asegurar? ¿Cuánto debo ahorrar para vivir tranquilo y confiado? ¿Cómo puedo conseguirlo?: Pregúntale a Livetopic

5 de marzo de 2019.- Garantizar la salud económica de todos sus usuarios, aportarles valor y confianza y ayudarles a tomar aquellas decisiones que afectan al futuro. De forma profesional, gratuita y aprovechando la inmediatez y las posibilidades que ofrece Internet.

Esa es la misión de Livetopic, una empresa gallega fundada por profesionales del sector de la banca y los seguros que, a mediados de 2017, decidieron mirar el negocio desde otro punto de vista y poner al cliente en el centro de todo:

«Estábamos (la industria de la banca y seguros) bombardeando a clientes y potenciales clientes con una oferta indiscriminada de productos financieros que solo respondía a intereses comerciales. Todo giraba alrededor del producto (plan de pensiones, plan de ahorro, fondo de inversiones, seguros de vida, etc.) y no de las necesidades concretas de cada particular”.

“Y nos dimos cuenta de que no existía ninguna solución que ofreciera un asesoramiento de verdad, profesional, gratuito y adaptado a circunstancias personales, familiares, laborales y económicas. Y decidimos crear Livetopic, una app cargada de tecnología pero sencilla de usar, que aporta un evidente valor diferencial y nos convertirá en un actor relevante en complejo mercado de las 'Wealthtech'», explican Alejandro Mariño y Antonio Casal, dos de los fundadores de la startup gallega.

Consigue gratis tu pasaporte financiero


El pasaporte financiero es una exhaustiva radiografía de la salud económica del interesado que permite tomar decisiones encaminadas a optimizar los recursos económicos (individuales o familiares) y garantizar el mejor futuro posible.

Depende por tanto de las circunstancias laborales, familiares y patrimoniales de cada caso analizado, además de los objetivos y aspiraciones particulares del usuario.

Esta valiosa información pone de manifiesto cuáles son los puntos débiles de tu perfil económico, cifra las descoberturas o riesgos personales y, en función de ellos, ofrece recomendaciones y sugerencias para hacerles frente.

Además, «contamos con un importante valor añadido», explican sus fundadores: Cada usuario puede luego apoyarse en un servicio de asesoramiento personalizado de atención directa (telefónica u online) ofrecido por los expertos financieros de Livetopic que le ayudan a interpretar su pasaporte financiero y a tomar decisiones concretas.

Consigue tu pasaporte financiero  AQUÍ (www.livetopic.es)

Inteligencia Artificial para asegurar tu futuro financiero

Livetopic recomienda y asesora gracias a un análisis exhaustivo de múltiples variables y a un algoritmo inteligente que aprende de la propia base de datos de clientes y usuarios y toma información y referencias de entidades privadas y de la propia Administración.

Lo que diferencia a esta aplicación de otras propuestas es el valor añadido que supone aplicar la inteligencia a los datos aportados. Livetopic no se limita a ofrecer información fría y aséptica y trasladar al cliente la responsabilidad de, sin bagaje financiero alguno, tomar una decisión: Livetopic analiza y asesora y solo después ofrece soluciones en forma de producto.

Livetopic es un proyecto de origen gallego, impulsado por Alejandro Mariño y Antonio Casal, dos empresarios que han desarrollado su trayectoria profesional en los sectores de banca y aseguradoras, y que ya ha conseguido el reconocimiento de entidades nacionales e internacionales como Santalucía Impulsa, Insead Venture Competition, Abanca Innova by Conector o Vía Galicia.

Aunque se trata de una herramienta apta para todos los públicos, son aquellos con edades entre los 25 y los 50 años constituyen su audiencia potencial. El mercado nativo de livetopic mueve en España más de 386.000 millones de euros asociados a seguros de vida, planes de ahorro, planes de pensiones y fondos de inversión. Sólo en un año se generan más de 7.300 millones de euros en comisiones asociadas a estos productos en nuestro país. 

reformalaboral

A tenor de los últimos acontecimientos en la situación política española, el Gobierno quiere aprobar mediante un decreto ley las modificaciones pertinentes en relación con el Real Decreto Ley 3/2012 que aprobó el anterior gobierno de Mariano Rajoy referente a la reforma laboral. Pero, ¿cuáles son las medidas que quiere tomar el gobierno de Pedro Sánchez? El comparador financiero y de créditos con ASNEF WannaCash.es nos explica las principales medidas que propone el gobierno socialista:

1. Establecer tres tipos de contrato: fijo, temporal y de formación.


2. Registrar el horario de trabajo para que el empleado no haga más horas de las estipuladas en su contrato con el propósito de evitar que no perciba una compensación económica por ello.


3. Forzar las jubilaciones a las personas que hayan cumplido con el límite máximo de edad.


4. La prevalencia del contrato sectorial para evitar que las empresas elaboren las condiciones laborales, sobre todo salariales.


5. La modificación de la legislación en lo referente a las subcontratas con el objetivo de luchar contra la competencia desleal y evitar una peor calidad laboral.


6. Acabar con el abuso de los contratos basura que son los contratos temporales a tiempo parcial.


7. Mejorar las competencias digitales y de idiomas entre los jóvenes para que puedan acceder a puestos de trabajo con estos requisitos.


8. Medidas de igualdad laboral con respecto a las mujeres para, así, evitar la brecha salarial y  garantizar la conciliación con la familia.


¿Y qué es un decreto ley? Se trata de un ordenamiento jurídico que el poder ejecutivo puede llevar a cabo sin consenso previo con el Congreso. Por este motivo, para no tener que pactar con los demás partidos políticos, se ha preparado este decreto ley que no es del agrado de las empresas, sobre todo por lo que respecta al punto cuatro de las medidas propuestas, debido a que, con esta medida, se quiere evitar que las empresas decidan los salarios de los trabajadores y que prevalezca el salario que aparece en el convenio sectorial.

No obstante, sindicatos españoles como UGT y CC. OO. han manifestado su acuerdo a estas medidas y, por ello, apoyan el decreto ley para la nueva reforma laboral propuesta por el Gobierno que se tendrá que hacer efectiva antes de la disolución de las Cortes el próximo 5 de marzo.

coche electrico

- El Gobierno de España aprueba por decreto ley el Plan MOVES, con 45 millones de euros destinados a la compra y mejora de infraestructuras para el coche eco.

- Pese a las ayudas otorgadas, el coche eléctrico sigue siendo más caro que el vehículo de combustión.

- Pocos bancos ofrecen préstamos ‘eco’, aunque son los más baratos.

HelpMyCash.com, 05 de marzo de 2019 - Más de un millón de coches eléctricos circulan hoy por toda Europa. Aparentemente, una de las principales causas de este progreso han sido las ayudas repartidas por los diferentes gobiernos europeos, tanto para la compra como para la mejora de las infraestructuras. Sin embargo, actualmente en España, pese a las subvenciones y la apuesta de algunos bancos por los préstamos eco, el vehículo eléctrico no acaba de integrarse entre la sociedad. Según un estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com, estos aún son más caros y cuentan con una infraestructura y una autonomía insuficiente como para poder competir con el coche de combustión.

El precio, el freno de mano del coche eléctrico
La gran importancia que conlleva el respeto por el medio ambiente es uno de los pocos factores que hoy incentivan la compra de un coche eléctrico. Y es que el ecologismo cuenta con un fuerte contrapeso: el alto coste de los vehículos no contaminantes.

Actualmente, según el citado informe sobre el coche eléctrico de HelpMyCash.com, no encontramos en el mercado ningún automóvil de este tipo con un precio inferior a los 20.000 euros, siendo los de coste ligeramente superior de pequeñas dimensiones y con una autonomía inferior a los 100km. Y el precio parte de los 35.000 euros de media si buscamos un vehículo para toda la familia.

Además de su elevado coste y de la baja autonomía que presentan, la escasez de los puntos de recarga es otro de sus grandes hándicaps. El pasado diciembre se registraron en España un total de 3.800 de estos puntos repartidos entre las grandes capitales. Sin embargo, la clave no figura únicamente en los instalados en el espacio público, sino también en los privados de cada propietario, pues la recarga completa de un vehículo eléctrico puede durar hasta ocho horas, un tiempo demasiado elevado si necesitamos recargar a mitad de un trayecto.  

El Plan MOVES, una ayuda todavía insuficiente
Con la intención de reducir los dos principales problemas que presentan estos vehículos, el pasado 15 de febrero el actual Gobierno decidió aprobar por Real Decreto el Plan MOVES; con un presupuesto de 45 millones de euros y con el objetivo de incentivar la compra de coches sostenibles y mejorar las infraestructuras para este tipo de automóviles. De este modo, este plan pretende repartir 5.500 euros por compra, más 1.000 euros extra concedidos por el concesionario. Es decir, la rebaja podría alcanzar los 6.500 euros por la adquisición de un vehículo eléctrico o de un híbrido enchufable.

Pese a este reciente impulso económico por parte del Estado, el vehículo eco todavía tiene un coste más elevado que los automóviles de combustión. Para comprobarlo, HelpMyCash.com ha realizado una comparativa tomando como ejemplos dos modelos semejantes en cuanto a diseño y estilo: el Nissan Leaf (el segundo eléctrico más comprado) y el SEAT León (el automóvil de combustión más vendido en 2018).

El primero de ellos presenta un precio de salida de 31.300 euros, que con las diferentes ayudas reduciría su coste a los 24.800 euros. Sin embargo, el precio base del SEAT León asciende a 19.270 euros, 5.530 euros menos que el Nissan Leaf, pese a las ayudas al vehículo no contaminante.

El Plan MOVES, a la cola de las ayudas europeas
Pese a los 45 millones invertidos en el desarrollo del vehículo no contaminante, España se encuentra a la cola en la concesión de ayudas a la movilidad sostenible. Actualmente, países como Francia e Italia están ofreciendo subvenciones de hasta 6.000 euros, mientras que Alemania destina un máximo de 4.000 euros por vehículo.

Entonces, ¿cómo se puede decir que en España las rebajas en el precio de los automóviles son menores que en el resto de Europa? Esto ocurre porque el dinero total que el Gobierno de España destina a este fin es menor que el asignado por la mayoría de los gobiernos de la Unión Europea. Además, de esos 45 millones únicamente entre el 20% y el 50% se destinarán a incentivar la compra, así que solo un máximo de 4.090 compradores podría optar a estas ayudas.

Por ejemplo, Alemania aprobó en 2016 destinar más de 1.000 millones de euros a subvenciones para vehículos eléctricos hasta el 2019, una cantidad mucho más alta que la otorgada por España desde el año 2015, con un importe aproximado de unos 75 millones de euros. Así, en nuestro país son menos las personas que se pueden beneficiar de estas ayudas, hecho que explica que, durante el 2018, en España únicamente el 0,32% de los vehículos matriculados fuesen eléctricos, frente a otros países como Noruega donde ya alcanzan el 40% (según el Real Automóvil Club de España).

El préstamo sostenible, una pequeña ayuda a la financiación del coche eléctrico
Como complemento a las subvenciones otorgadas por el Estado, algunos bancos han decidido introducir en sus carteras créditos sostenibles con los que poder pagar a plazos este tipo de vehículos, que además son los créditos coche más baratos. Según datos del estudio elaborado por HelpMyCash.com, el coste de financiar un coche eléctrico es de media un 30% más barato que el de financiar un coche diésel o gasolina. Y es que el interés medio del crédito coche eco se sitúa en un 4,72% TIN, frente al 6,21% TIN del préstamo para automóviles tradicionales.
 
Estos datos nos muestran como contratando un crédito de 30.000 euros a un 6,21% TIN y a devolver en cinco años, el precio que pagaríamos por él ascendería a los 34.975,20 euros. En cambio, con un préstamo sostenible a un tipo de interés del 4,72%, el importe total a pagar sería de 33.618 euros, casi 1.400 euros más barato. Sin embargo, el mayor precio medio de los vehículos eléctricos provoca que, aunque la financiación sea más barata, la compra a plazos salga más cara.

Por todo ello, desde HelpMyCash.com concluyen que en España aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a medidas para incentivar la compra y el uso del coche eléctrico. Palabras que refuerza el presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE), Salvador Ejarque, en una entrevista realizada por dicho comparador financiero en la que afirma que “es mejor que haya ayudas, pero tal y como están montadas, no provocan una acción realmente captadora para que la ciudadanía migre a la movilidad eléctrica”. Así, el futuro del vehículo eléctrico en nuestro país es todavía muy incierto y, aunque desde el Ministerio de Transición Ecológica se quiera poner fin a los coches de combustible antes del año 2040, solo el tiempo aclarará si España será capaz de cumplir ese objetivo.

movil

Google Play no está exento de peligros. Algo tan sencillo como descargar una app puede poner en riesgo nuestro smartphone y nuestros datos. Solo en 2017 la compañía tuvo que retirar de su plataforma 700.000 aplicaciones que violaban las políticas de Google Play, de acuerdo con Android Developers Blog.

Aunque el recorrido de estas apps suele ser breve (en 2017 el 99% de dichas aplicaciones fueron retiradas antes de que alguien pudiese instalarlas), pueden llegar a infectar millones de terminales. Y las consecuencias de instalar una app ilegítima en nuestro móvil pueden ser bastante negativas. Pueden incluir malwares, suscribirnos a servicios premium de SMS, etc.


En abril del pasado año, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) alertó sobre una aplicación falsa disponible en Google Play que suplantaba a la de Bankia, cuyo objetivo era “capturar el usuario y contraseña de la víctima”. El cibercrimen también ha afectado a entidades como BBVA o EVO Banco, tal y como publicó Trend Micro en noviembre del pasado año. Ninguna de esas apps está ya disponible en Google Play.

Aunque la mayoría no sufrimos ningún ataque al operar a través de la banca móvil, debemos estar alertas. Antes de instalar una aplicación, hay que comprobar que sea la oficial. La OSI aconseja instalar aplicaciones que provengan únicamente de canales oficiales, como Google Play o la App Store, y comprobar las valoraciones y los comentarios de otros usuarios.

La mayoría de los bancos tienen enlazada su aplicación oficial en su página web, por lo que una forma de asegurarnos de que estamos ante la app legítima de nuestro banco es instalarla desde el enlace que facilitan los bancos en sus portales de Internet. Precisamente, la OSI señala que una de las claves para detectar una aplicación bancaria falsa es comprobar si desde la web de la entidad se enlaza con ella. También podemos comprobar quién es su desarrollador y si coincide con el del resto de las aplicaciones del banco.

La banca se protege ante posibles ataques
El número de clientes que usan la banca móvil se ha disparado durante los últimos años. Banco Santander tenía al cierre de 2018 32 millones de clientes digitales y BBVA, 27,2 millones (23 millones de clientes móviles), según sus informes de resultados. Este incremento de usuarios se ha visto reflejado también en el aumento de las descargas de las apps de los bancos dirigidas al público español: la aplicación del Santander supera el millón de instalaciones y las de BBVA y CaixaBank, los cinco millones. Y hablamos solo de las descargas realizadas en dispositivos Android.

Para garantizar la seguridad de sus usuarios, la banca ha protegido sus aplicaciones. “Cada función está analizada, diseñada y revisada con los controles de seguridad necesarios” explican desde BBVA y añaden que “las comunicaciones son siempre bajo los estándares más seguros de la industria como TLS”. Estas siglas, que hacen referencia a transport layer security (seguridad de la capa de transporte), se repiten en la industria y hacen referencia a los protocolos de encriptado que hacen seguras las comunicaciones por la Red.

Fuentes de CaixaBank consultadas por el comparador de productos financieros HelpMyCash.com señalan que “toda la información que se envía desde nuestros servidores está cifrada con el protocolo TLS”. Además, la entidad aplica medidas de seguridad extra en sus aplicaciones de Android e iOS como “controles de modificación de la aplicación para evitar la intrusión de código malicioso, controles antitapjacking o herramientas de ofuscación de código, entre otras”.

El banco móvil N26, que está alojado en su totalidad en la nube, usa Amazon Web Services, lo que le “permite una mayor capacidad de reacción ante los cambios y realizar nuevas funciones con más rapidez”, explica el challenger bank a HelpMyCash. No obstante, “este servicio de alojamiento en la nube no quiere decir que Amazon tenga acceso a los datos de los clientes”. Entre las técnicas que usa la entidad para garantizar la privacidad se encuentran “la comunicación encriptada, el uso de datos cifrados, escáneres de vulnerabilidad y estándares globales y locales”.

“Este alojamiento en la nube define nuestra identidad y nos permite ofrecer los servicios al coste que lo hacemos actualmente. Si tuviéramos que ejecutar nuestro propio centro de datos, los costes serían mayores y también sería más lento el desarrollo de productos”, afirma Francisco Sierra, director general de N26 en España.

Además, la banca usa medidas adicionales para garantizar la seguridad de sus aplicaciones, como notificaciones push cuando se detecta un movimiento en la cuenta o varios factores de autentificación. N26, por ejemplo, solo permite acceder a una cuenta por la app en un dispositivo móvil a la vez. Por su parte, Openbank permite añadir un sistema de doble autenticación consistente en combinar un código recibido por SMS con la clave de firma para validar una operación. BBVA, por su parte, permite desde 2018 limitar la visibilidad de los productos en la app, así como restringir la operativa con las cuentas, las tarjetas y los productos de ahorro, de manera que solo se pueda consultar su posición, pero no operar con ellos.

Nuestro uso del móvil afecta a la seguridad
Para corregir vulnerabilidades y crear entornos lo más seguros posibles, la banca ha invertido millones en su proceso de digitalización. Pero está en nuestras manos convertir el móvil en una herramienta realmente segura. “Consideramos muy importante apoyar y difundir las buenas prácticas de seguridad”, afirman fuentes de Caixabank.

HelpMyCash ofrece algunos consejos para un uso seguro del teléfono móvil: verificar que se descarga la aplicación legítima del banco, escoger claves seguras y difíciles de adivinar y no usar aplicaciones bancarias con wifis públicos.

También es importante tener tanto el software del teléfono como la app del banco actualizados e instalar un antivirus. Además, podemos añadir un extra de seguridad incluyendo un sistema de bloqueo de la pantalla de inicio y un código pin para poder ejecutar la app del banco. Esta funcionalidad la ofrecen algunas compañías de antivirus y hace que cada vez que se intente acceder a una aplicación, se exija un paso previo de autentificación.

La tecnología perfecta no existe
En 2016 un estudio de la consultora Accenture en el que se analizaron 30 aplicaciones para iOS y Android de 15 bancos norteamericanos sacó los colores a la industria: todas las apps habían revelado al menos un problema de seguridad, como, por ejemplo, no tener el código ofuscado. Aunque lo cierto es que no todas las vulnerabilidades se clasificaban de alto riesgo.
Para adelantarse a los malhechores, N26 tiene en marcha el programa de recompensas por errores (bug bounty program) que premia con dinero a los especialistas en ciberseguridad que encuentren “errores o vulnerabilidades” e informen al banco para “poder repararlos mucho antes de que causen cualquier daño”.