arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

comprarcasa

La nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, en vigor desde el pasado 16 de junio, impone nuevos límites sobre las condiciones de las hipotecas, pero también modifica el proceso para solicitarlas. Por este motivo, desde el comparador financiero HelpMyCash.com han lanzado una nueva guía gratuita con los pasos para pedir un préstamo hipotecario desde que se visita al banco hasta que se firma la operación. A continuación, resumiremos sus puntos más importantes y veremos qué ha cambiado respecto a la anterior regulación.

1- Pedir información y comparar

La primera recomendación de la guía es echar un vistazo a varias ofertas publicitarias para valorar qué hipoteca podría ser más conveniente. En ese sentido, desde HelpMyCash.com aconsejan utilizar un comparador de préstamos hipotecarios para ahorrar tiempo, pues esta herramienta permite consultar todos los productos del mercado sin salir de casa. Según los expertos de esta compañía, a la hora de comparar es importante fijarse tanto en el interés aplicado como en los productos combinados necesarios para conseguirlo o en las comisiones.

Una vez elegidas varias ofertas, el siguiente paso es contactar con cada banco (ya sea yendo a la oficina o solicitando información online) y pedir la llamada Ficha de Información Precontractual (FIPRE). En este documento deben aparecer las condiciones genéricas de la hipoteca, desglosadas en distintos apartados establecidos por la nueva ley: tipo de interés, comisiones, productos vinculados y combinados, consecuencias en caso de impago… La guía de HelpMyCash.com proporciona una tabla en la que pueden apuntarse las condiciones contenidas en la FIPRE de varias hipotecas para facilitar su comparación.

Si las condiciones ofrecidas por uno o más bancos nos parecen interesantes, lo siguiente que hay que hacer es entregarle la documentación que nos pida (nóminas, declaración de la renta, extractos bancarios…). Asimismo, si no disponemos de ella, también hay que ordenar una tasación de la vivienda a través de una agencia homologada; una operación que podemos gestionar a través de la propia entidad.

El banco mandará toda la información facilitada a su Departamento de Riesgos, que analizará nuestro perfil y aprobará la operación si cumplimos sus requisitos.

2- Estudiar la oferta personalizada

Una o dos semanas después de la entrega de la documentación, el banco nos debe hacer llegar, si la operación ha sido aprobada, una oferta personalizada. En concreto, según la actual normativa, al menos diez días antes de la firma nos tiene que dar la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), un nuevo documento que sustituye a la FIPER y que contiene las condiciones de financiación que se nos ofrecen adaptadas a nuestro perfil. La FEIN tiene carácter de oferta vinculante durante un mínimo de diez días.

Junto a la FEIN, la entidad nos debe entregar también otros documentos: la copia del contrato (cuyo contenido debe coincidir con el de la FEIN), la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE) con las condiciones más delicadas de la hipoteca, el desglose de los gastos de constitución que paga cada parte (por ley, ahora el cliente solo debe abonar la tasación y su copia de la escritura) y las condiciones de los seguros que nos ofrezca. Si la hipoteca es variable, también nos tiene que facilitar el cálculo de las cuotas en varios escenarios de evolución del índice al que esté referenciada (suele ser el euríbor).

Si la oferta nos parece mejorable, este es el momento en el que podemos tratar de negociar con el banco para que nos aplique unas mejores condiciones. Y si nos parece aceptable, tendremos que hacer una provisión de fondos (normalmente de un 30-32% del precio de la vivienda) para pagar los gastos de escrituración de la hipoteca y de la compraventa más la parte no financiada por el banco.

3- Doble visita al notario

Otra de las novedades de la nueva normativa es que, en los diez días anteriores a la firma, tenemos la obligación de acudir al notario de nuestra elección (junto a los cotitulares y avalistas, si los hay) para recibir asesoramiento gratuito. Este también debe hacernos un test para asegurarse de que lo entendemos todo y para comprobar que el banco nos ha entregado toda la documentación mencionada en el anterior apartado. Si no pasamos ese examen, el notario no puede autorizar la escrituración de la hipoteca.

Una vez completada la visita (y aprobado el test), solo queda firmar la escritura del préstamo hipotecario junto al apoderado del banco y la escritura de la compraventa junto al vendedor de la vivienda. A partir de ese momento, nos convertiremos oficialmente en los propietarios del inmueble adquirido y en los titulares de una hipoteca sobre este. Hay que decir, eso sí, que el registrador no puede autorizar la inscripción si el contrato del crédito contiene alguna cláusula considerada abusiva por los tribunales.

Según la guía de HelpMyCash.com, todo este proceso de solicitud y de contratación suele durar entre uno y dos meses, dependiendo de la prisa que se dé el banco. Por lo tanto, es aconsejable tenerlo muy presente antes de dar dinero para la reserva de la vivienda y de establecer la fecha en la que dicha reserva dejará de tener efecto.

cambiodivisa

Es habitual hacer un viaje al extranjero de vez en cuando, bien sea de vacaciones o solo un fin de semana. Hasta por motivos de trabajo. Por lo tanto, para aquellos que no lo han hecho antes, llevar dinero al país de destino puede llegar a ser algo confuso. Según explica el comparador financiero y de créditos rápidos https://www.wannacash.es, existen 3 opciones en estos casos:

1) Llevar el dinero en efectivo. Esta suele ser la opción más obvia, y la más conveniente en caso de viajar por los países de la Unión Europea. Se admite legalmente llevar hasta 10.000 euros, por lo que no será un problema. Pero hay algunos aspectos a tener en cuenta:

- En caso de querer ir fuera de la UE, la cosa cambia drásticamente. Habrá que hacer el cambio a la moneda local en las casas de cambio. Te recomendamos no no usar la de los aeropuertos, ya que suelen ser sensiblemente más costosas que las de afuera. Ten en cuenta que un cambio unos pocos céntimos más caro, al multiplicar se notará bastante.

- No hay que cambiar el efectivo con personas que se ofrezcan, puede ser estafa. Por muy tentadores que sean los precios que ofrecen al cambio, siempre lo seguro será asistir a una institución o empresa oficial.

- La seguridad. Siempre hay que tener la precaución de no dejar el efectivo en el hotel, a menos que sea en una caja fuerte. Si existe la posibilidad, es mejor resguardar los billetes repartidos en varios sitios en caso de robo.

2) Las tarjetas de débito. Esta opción es mucho más conveniente en cuanto a portabilidad. La desventaja es que suele haber comisiones por el uso que se les dé en territorio extranjero, tanto de un país como del otro. Puede que en un principio no parezcan significativas por separado, pero sí son notorias al sumarlas. Funcionan también para sacar dinero en efectivo, por lo que pueden ser más versátiles para cualquier situación.

3) Las tarjetas de crédito. Esta será la alternativa por excelencia. Se pueden usar en cualquier parte del mundo para hacer pagos. El pero es que hay que tener en cuenta dos cosas:

- La seguridad. El robo de los datos de las tarjetas de crédito a nivel internacional es un hecho. Verifica que los puntos comerciales de los locales no tengan algún aparato extraño debajo. No se trata de paranoia, sino de precaución. En cualquier caso, sigue existiendo la posibilidad de llamar al banco para solventar el problema si llega a haber un robo de tus datos.

- El despilfarro. Una tarjeta de crédito es adictiva, eso lo sabe cualquiera que haya tenido una en sus manos. Es preferible andar con un presupuesto rígido siempre encima, y seguirlo estrictamente.

ahorrar2

El verano ya ha llegado y es normal querer tomarse unas vacaciones. Sin embargo, esto no es tan fácil sin afectar negativamente las finanzas del hogar, pues la tasa de ahorro de 2018 en las familias españolas fue menor del 5% de los ingresos totales, una cifra demasiado baja.

Aun así, nunca es demasiado tarde para poder cambiar esta situación y, como recompensa a corto plazo, poder tomarte un respiro y unas merecidas vacaciones. Para ello, el comparador financiero WannaCash.es te recomienda seguir estos tips:

1) Comprar los productos de temporada. La naturaleza es sabia y durante todo el año nos ofrece los productos necesarios para seguir una dieta equilibrada. Siendo esto así, ¿por qué no comenzar a hacerle caso y ahorrar en comida saludable?

2) Hacer la compra a precios muy rebajados antes de que los supermercados cierren. Hay una gran cantidad de alimentos que se tiran a la basura a diario, pero no significa que estén malos, sino que son solo excedentes. En la aplicación Komefy se pueden ubicar los sitios donde comprar comida rebajada hasta al 50%.

3) Utilizar las tarjetas de fidelización de los establecimientos siempre proporciona beneficios como descuentos, bonos o regalos.

4) Evitar los gastos hormiga. Ese suelto que anda en los bolsillos siempre tiene como destino algún gasto que se presenta de la nada. Entre unas chuches que no vienen mal, el alquiler de alguna pelicula o una salida a un establecimiento de comida rápida, se gasta muchísimo más de lo que se cree.

5) Evitar el uso de las tarjetas. Es preferible tener el dinero en efectivo y pagar de esta forma, para tener una noción clara de los gastos. Psicológicamente esto hace visualizar mejor la magnitud del gasto.

6) Revisar las instalaciones de tu casa te hará identificar cualquier desperfecto que haga que el consumo de servicios suba innecesariamente.

7) Aplicar el ahorro hormiga. Todo suelto que sobre del día, a la hucha. Da igual que sea unos pocos euros, al final de la semana y del mes van a ser muchos más, y lo notarás.

En definitiva, si sigues alguno o todos estos consejos, notarás como aumentas considerablemente el ahorro en cuestión de días o semanas. Si aún no es suficiente para unas vacaciones, se puede optar por vender objetos o cosas que ya no uses o solicitar créditos rápidos sin intereses, que siempre saca de algún que otro apuro.

hipotecas 2019

Tras su entrada en vigor hace algo más de dos semanas, la mayoría de las entidades financieras ya han adaptado sus hipotecas a la nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario. Y, según el comparador bancario HelpMyCash.com, varios de estos bancos han aprovechado para mejorar sus ofertas hipotecarias, ya sea con una bajada de los tipos fijos o exigiendo la contratación de menos productos combinados para poder conseguir un interés reducido. Veamos cuáles han sido los principales cambios que se han producido dentro del mercado.

Se mantiene la guerra de hipotecas fijas
Desde HelpMyCash.com destacan que la aplicación de la nueva normativa no ha enfriado la guerra de hipotecas fijas que se inició en marzo. De hecho, tras su entrada en vigor, varios bancos han decidido rebajar todavía más los intereses de estos productos. El último en hacerlo ha sido MyInvestor, cuya Hipoteca Tipo Fijo se ha abaratado del 1,79% al 1,59% a 15 años, del 1,99% al 1,79% a 20 años y del 2,20% al 1,89% a 25 años.

Bankinter es otro de los bancos que ha aprovechado la entrada en vigor de la ley para abaratar su hipoteca fija y la de Coinc, una de sus firmas online. En concreto, el interés de estos productos baja del 1,90% al 1,89% a 20 años, del 2,10% al 1,94% a 25 años y del 2,20% al 1,99% a 30 años. Ibercaja y Caixa Guissona, por su parte, también han reducido el interés de sus préstamos a tipo fijo entre 0,10 y 0,25 puntos porcentuales.

Asimismo, los expertos del comparador recuerdan que BBVA hizo lo propio unos pocos días antes de que empezara a aplicarse la nueva regulación. En este caso, el interés de su Hipoteca Fija se redujo del 1,85% al 1,60% a 15 años, del 2,05% al 1,80% a 20 años, del 2,20% al 1,95% a 25 años y del 2,40% al 2,15% a 30 años.

Menos productos combinados
Varias entidades financieras han mejorado sus ofertas hipotecarias por otra vía: reduciendo los productos combinados que hay que firmar para hacerse con el interés más bajo. Uno de los casos más representativos es el de Kutxabank, que ya no exige usar una tarjeta ni firmar un seguro de vida para conseguir sus hipotecas con la máxima bonificación. Actualmente, exige domiciliar la nómina, suscribir su seguro multirriesgo y aportar al menos 2.000 euros anuales a uno de sus planes de pensiones.

CaixaBank y Banco Sabadell también han seguido una política parecida. Con el primer banco ya no hay que mantener un saldo mínimo anual de 25.000 euros en productos de inversión para acceder a un mejor interés, aunque sí hay que domiciliar la nómina y los recibos, usar una de sus tarjetas, firmar sus seguros de vida y hogar y contratar un servicio de alarmas. El segundo, en cambio, mantiene sus productos combinados (nómina y seguros de hogar, vida y protección de pagos), pero ya no exige que los seguros de vida y protección de pagos sean de prima única financiada.

Y para terminar, Triodos Bank ha eliminado todos los productos combinados de su Hipoteca Variable y su Hipoteca Mixta: la domiciliación de la nómina y de los recibos, los seguros de vida y hogar mediados y las tarjetas de débito y crédito. Exige, sin embargo, contratar obligatoriamente un seguro de daños y otro de vida, aunque permite firmarlos con cualquier compañía.

¿Se mantendrá este escenario?
La mejora de las ofertas hipotecarias choca con las previsiones del Banco de España, que vaticinaba que la entrada en vigor de la nueva ley encarecería las hipotecas. Sin embargo, desde HelpMyCash.com recuerdan que muchos bancos ya aplicaron algunas de las medidas de la normativa durante el primer trimestre; momento en el que sí aprovecharon para subir los intereses de estos préstamos.

Asimismo, los expertos del comparador afirman que es probable que la guerra de precios en el sector de las hipotecas fijas se alargue durante unos meses más. Y es que se prevé que el euríbor siga bajo cero hasta 2021, así que es lógico pensar que la banca mantendrá atractivos estos productos para incentivar su contratación y conseguir así unos mayores ingresos que con las hipotecas variables.

No obstante, desde HelpMyCash.com recuerdan que la ley acaba de entrar en vigor, así que aún es pronto para saber cuál será su efecto real sobre el mercado a corto y medio plazo. Habrá que esperar dos meses, cuando el Banco de España presente los datos oficiales sobre el precio de las hipotecas formalizadas en el mes de junio, para conocer cómo han cambiado estos productos tras la aplicación de la nueva normativa.

hipotecas reclamacion

Una de las medidas más mediáticas de la nueva Ley reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario es la que reduce la comisión que los bancos pueden cobrar si el cliente amortiza total o parcialmente su hipoteca antes de tiempo. Pero ¿cuánto ahorro supone eso para los que se hipotecan a partir del 16 de junio? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos hacen los cálculos y nos explican qué tipo de entidades no suelen aplicar la compensación por reembolso anticipado.

En las hipotecas variables

En las hipotecas variables firmadas tras la entrada en vigor de la ley, es decir, desde el 16 de junio de 2019, la comisión por amortización anticipada puede ser de hasta el 0,15% durante los primeros cinco años o de hasta el 0,25% durante los primeros tres (siempre sobre el capital adelantado), según acuerden el cliente y el banco. En ambos casos, pasado el período de tiempo mencionado, la entidad ya no puede cobrar ninguna compensación. Asimismo, su importe no puede superar la pérdida financiera generada.

En cambio, en las contratadas antes de esa fecha, la comisión podía ser de hasta el 0,5% durante los primeros cinco años y de hasta el 0,25% posteriormente. Y a diferencia de lo que ocurre con la nueva normativa, los bancos podían aplicarla aunque no existiera pérdida financiera, es decir, aunque los intereses del mercado hipotecario fueran más altos que en el momento de la firma.

Así las cosas, la comisión máxima que podían cobrar los bancos por una amortización anticipada de 50.000 euros realizada en el tercer año de vida de la hipoteca era de 250 euros en los préstamos firmados antes de la nueva ley. Por el contrario, tras la entrada en vigor de la normativa, esta compensación no puede superar los 125 o los 75 euros, dependiendo si se aplica el límite del 0,25% o del 0,15%. Y a partir del cuarto o del sexto año, respectivamente, el adelanto de capital no puede tener coste.

En las hipotecas fijas

En cuanto a las hipotecas fijas, la nueva ley hipotecaria establece que su comisión por amortización anticipada puede ser de un máximo del 2% durante los primeros diez años y de un 1,5% posteriormente (sobre el capital adelantado en ambos casos). Asimismo, su importe no puede superar la pérdida financiera generada, que solo puede producirse si, en el momento de efectuar el reembolso, los intereses del mercado hipotecario son inferiores a los que había en el momento de la contratación.

Antes del 16 de junio de 2019, esa compensación podía ser de hasta el 0,5% (0,25% a partir del sexto año). Pero además, los bancos podían cobrar una comisión de riesgo de tipo de interés, cuyo coste no estaba regulado, pero solía oscilar entre el 0,5% y el 5% de la suma pagada antes de tiempo sin superar la pérdida financiera generada. Esta comisión ha dejado de existir con la nueva ley.

Así, volviendo al ejemplo anterior, por adelantar el pago de 50.000 euros de una hipoteca fija nos podían cobrar, si firmamos antes de la nueva ley, una comisión por amortización de hasta 250 euros y otra por riesgo de tipo de interés de hasta 2.500 euros. En cambio, si la contratamos después de la entrada en vigor de la normativa, esa compensación no puede superar los 1.000 euros (750 euros si la operación se produce a partir del undécimo año).

No todas las hipotecas tienen esta comisión

De todos modos, desde HelpMyCash.com recuerdan que el ahorro puede ser aún mayor si contratamos una hipoteca que no tenga comisiones por amortización anticipada. Por ejemplo, en el mercado podemos encontrar un buen número de bancos online que no cobran esta compensación: Openbank, Hipotecas.com, Pibank, MyInvestor… Asimismo, siempre se puede tratar de negociar con la entidad para que no la incorpore en el contrato.

Además, para maximizar el ahorro, los expertos del comparador aconsejan realizar la amortización anticipada en los primeros años de la hipoteca y, si esta es parcial, pedir una reducción del plazo. De esta manera se ahorra más en intereses, ya que se reduce antes el capital sobre el que se generarán los intereses (con el sistema francés, al principio se paga más en intereses) y estos se devengarán durante menos tiempo.