arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Comprar o alquilar2

Dudas acerca de si comprar o alquilar una vivienda? Si quieres conocer cuáles son las ventajas de alquilar una casa respecto a comprarla, a continuación el comparador financiero y de créditos online rápidos WannaCash.es te detalla las principales razones por las que deberías hacerlo. ¡Sal ya de dudas!

No estás sujeto a nada
Si quieres sentirte más libre, alquilar una casa te da mayor libertad. La principal ventaja es que no tendrás que estar sujeto a posibles hipotecas, mensualidades de la comunidad, contribución, derramas, etc, que son muy habituales en pisos.

Mayor movilidad

Si tu trabajo te mantiene viajando continuamente o directamente no quieres cerrarte puertas, te compensa mejor alquilar un piso allí donde vayas, que comprar uno. Porque si compras, apenas podrás utilizarlo, pero sí tendrás que afrontar sus gastos.

No necesitas demasiados ahorros
Para comprar un piso o una casa, necesitas disponer de unos ahorros o de un buen colchón para poder solicitar una hipoteca. En el caso del alquiler, es mucho más accesible, abonando uno o dos meses de fianza y un posible aval.

Menos papeleo y gestiones
Comprar una casa requiere de papeleo y de gestiones abundantes, algo que puedes solucionar por medio de un alquiler, que solo requiere de un contrato.

Si no te gusta, ¡no pasa nada!
Si alquilas un piso y no te sientes agusto con los vecinos, no te gusta la zona o directamente, en unos meses cambias de idea y ves que no es lo que buscabas, no pasa nada, puedes mudarte a otro piso. Si lo hubieras comprado sería más complejo o tendrías que disponer de mayores ahorros para cambiar.

Ayudas
Existen a disposición de los usuarios ayudas para el alquiler de la vivienda. En muchos casos es necesario no sobrepasar el SMI, por lo que podrías considerarlo si tienes bajos ingresos.

Podrías vivir en un barrio mejor
Hay barrios que son completamente prohibitivos para comprar una vivienda. Sin embargo, sí son más accesibles para alquilar.

Compartir piso más fácilmente
Alquilar un piso entre varios compañeros es una idea estupenda de cara a reducir gastos. Si bien es cierto que podrías hacer lo mismo si compraras un piso, pero de esta forma no tendrías que preocuparte tanto por posibles desperfectos.

Estas son algunas de las ventajas que supone alquilar una vivienda respecto a comprarla. Como ves, todo depende de los gustos y/o las necesidades de la persona. Pero es una estupenda opción a tener en cuenta.

fondo de emergencia

La tecnología suma en todos los sectores. En el campo de las finanzas, existen servicios tecnológicos para todas las finalidades, desde aplicaciones que controlan nuestros gastos, como la app de Fintonic, hasta asistentes virtuales que permiten realizar operaciones con voz, como es el caso de Caixabank y Amazon Alexa.

Según un estudio realizado por Fintonic, los nativos digitales (o los llamados millennials) están más inmersos en la cultura del ahorro, ya que los jóvenes menores de 25 años reservan el 15% de sus ingresos al ahorro, mientras que el porcentaje general es del 5%. ¿A qué se deben estos datos? Lo cierto es que el número de jóvenes de 25 años que viven fuera de casa es muy bajo. No tienen que pagar un alquiler o hipoteca, lo que les permite ahorrar parte de su sueldo. Sin embargo, este mismo informe revela que el porcentaje óptimo que los españoles deberían destinar al ahorro es de un 20%.

Las nuevas tecnologías aplicadas al ahorro ofrecen la alternativa perfecta para el ahorrador millennial como las llamadas huchas virtuales que comercializan los bancos o las nuevas aplicaciones destinadas al ahorro, que, además de permitir guardar una cantidad de nuestro sueldo cada mes, nos ofrecen la posibilidad de invertir; son productos perfectos para este público.

Huchas virtuales: ponle nombre a tu objetivo de ahorro


Según un estudio elaborado por HelpMyCash.com, el producto preferido de inversión para los jóvenes son las cuentas bancarias. Las huchas virtuales, llamadas retos, metas, espacios, objetivos de ahorro, etc., se podrían definir como subcuentas bancarias en las que podremos realizar aportaciones, ya sean manuales o periódicas, con el objetivo de ahorrar y alcanzar una meta de ahorro que hayamos establecido previamente.

La mayoría de las huchas virtuales son personalizables. Elegimos una fotografía,  introducimos el importe exacto que queremos ahorrar, realizamos la primera aportación y listo. Además, suelen ofrecer servicios de alerta a través de notificaciones para avisarnos del porcentaje de ahorro acumulado. Son productos gratuitos en los que podemos ir ahorrando de forma sistemática y en los que dispondremos de nuestro dinero depositado siempre que queramos, realizando un traspaso a nuestra cuenta principal.

Bancos como Caixabank, imaginBank, N26, BBVA, Revolut, Ferratum Bank o Coinc permiten usar este servicio incluido en sus aplicaciones bancarias de forma gratuita. En la mayoría de los casos podemos abrir más de una hucha virtual y ahorrar a la vez para más de un objetivo: para nuestras próximas vacaciones, para la compra de un vehículo, para nuestra boda, para los estudios, etc.

¿Tu banco no ofrece este servicio? Usa las ‘apps’ de ahorro
Una práctica muy común para ahorrar mes a mes es abrir una segunda cuenta y realizar un ingreso periódico de una cantidad fija de nuestro sueldo. Otra buena alternativa es recurrir a las huchas virtuales y, en su defecto, a las apps de ahorro.

Aplicaciones financieras gratuitas como Goin, Coinscrap, Jido o Arbor permiten vincular nuestra cuenta bancaria con la finalidad de ahorrar a partir de diferentes métodos. Los más comunes son el redondeo, una técnica con la que acumularemos los céntimos de cada compra con tarjeta redondeando al alza, los ingresos periódicos o la inversión.

Las posibilidades de ahorro actuales son inagotables. Las entidades bancarias tradicionales, online y empresas fintech lanzan productos para la gestión de nuestros ahorros en entornos seguros y amigables, con el fin de motivarnos a cumplir nuestros objetivos.

coche financiar

- La financiación bancaria sale más a cuenta que la del concesionario en la mayoría de los casos, según un estudio de HelpMyCash.com.

- La poca transparencia de los concesionarios dificulta notablemente la comparación entre varias ofertas.

HelpMyCash.com, 27 de noviembre de 2018 - Muchos conductores aprovechan los últimos meses del año para adquirir un nuevo vehículo, dado que los concesionarios suelen aplicar importantes descuentos durante esta época para cerrar el curso con unas buenas cifras. Estas rebajas son especialmente atractivas si se financia el coche a través del propio concesionario, pero ¿realmente salen a cuenta? Según un estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com, decantarse por la financiación bancaria es más conveniente hasta cuando el precio del automóvil es más caro, a no ser que el descuento ofrecido sea muy alto.
Los bancos dan préstamos más baratos.

Los datos del informe de HelpMyCash.com, recogidos en su guía sobre financiación de coches, son muy contundentes al respecto: comprar un vehículo con un préstamo bancario sale más barato que hacerlo a través de la financiación del concesionario en cerca del 55% de los casos. Y es que el interés medio aplicado por los bancos analizados es del 7,03% TAE, mientras que el de las financieras que colaboran con los concesionarios alcanza el 10,09% TAE.

En estos casos, aunque el precio del vehículo sea más caro y se necesite un préstamo de mayor importe para adquirirlo, a la larga se paga mucho menos en intereses y otros gastos. Además, aquí conviene destacar que la publicidad sobre los descuentos suele tener “trampa”, pues el 40% de los concesionarios estudiados también aplican una rebaja en el coste del coche si se financia a través de un banco o se compra al contado.

Hay que decir, eso sí, que los descuentos suelen ser mayores cuando se acepta la oferta del concesionario. En concreto, la mitad de los concesionarios que reducen siempre el precio de sus vehículos aplican una rebaja mayor si se financia la compra a través de su financiera. Por ello, desde HelpMyCash.com aconsejan hacer números para valorar si pedir un préstamo bancario con un descuento menor saldría más barato o no.

Poca transparencia en los concesionarios

Pero hay un aspecto que complica notablemente esta comparación: la poca transparencia de los concesionarios en prácticamente todos los aspectos. Y es que los comerciales de las oficinas suelen comentar únicamente los puntos más llamativos de sus ofertas de financiación o directamente ocultan datos importantes como el interés aplicado, el precio de las comisiones o, muy especialmente, el coste y las coberturas de los servicios adicionales incluidos (seguros, extensiones de garantía, etc.).

Así, según el estudio elaborado por HelpMyCash.com, más de un tercio de los concesionarios visitados no muestran el interés aplicado en la documentación facilitada al potencial comprador. En el 55% de las oficinas se incluyen sin preguntar varios servicios adicionales optativos que no se han solicitado y en ningún caso se indica cuál es el precio de cada uno de ellos ni qué coberturas ofrecen.

De hecho, debido a los confusos descuentos que se aplican (unos por financiar, otros por ofertas promocionales, algunos por “cortesía de la casa”, etc.) y al coste variable de las opciones de equipamiento, hasta es difícil saber cuál es el precio real del coche. Para ilustrarlo, los investigadores del comparador destacan que, para un vehículo con las mismas prestaciones, descuentos y opciones de financiación, en uno de los concesionarios se han presentado dos presupuestos distintos sin justificación alguna.

Este es el testimonio de uno de los investigadores de HelpMyCash.com: “No hay manera de saber cuánto te costará el coche en realidad. Además, te incluyen seguros y servicios sin explicarte en qué consisten y cuando te interesas por su precio descubres que acabarás pagando casi 1.000 euros en algo que no habías pedido y que ni siquiera era necesario para financiar el vehículo”.

La financiación flexible: esa gran desconocida

Otro dato llamativo del estudio es que el 70% de los concesionarios trata de potenciar la financiación flexible (también llamada preferente, premium, FlexiPlan, etc.) por delante de la convencional o lineal (la compra con un préstamo). Esto también puede observarse en los anuncios publicitarios, en los que se indica que se puede adquirir un coche de esa manera desde solo 90 euros al mes o hasta menos. Pero ¿en qué consiste exactamente esta opción?

Según HelpMyCash.com, con esta modalidad se adquiere un vehículo a plazos dejando a pagar una parte importante del precio al final del período de amortización, lo que reduce mucho las cuotas mensuales. Cuando se llega a la fecha de vencimiento, el conductor puede devolver el coche, cambiarlo por otro modelo o quedárselo abonando una cuota final significativamente elevada denominada en términos técnicos como Valor Futuro Garantizado (VFG), que puede refinanciarse. Es, por lo tanto, una opción interesante para los que cambian de vehículo cada cierto tiempo y quieren pagar unas mensualidades muy bajas.

Sin embargo, la financiación flexible tiene también sus desventajas, pues suele establecerse un kilometraje máximo y normalmente se incluyen por defecto servicios adicionales que hay que pagar aparte. Por ello, desde HelpMyCash.com recomiendan a los conductores valorar si es una opción que realmente se adapta a sus necesidades o si les sale más a cuenta contratar un préstamo convencional. Asimismo, sea cual sea el caso, aconsejan comparar ofertas de varios bancos y de otros tantos concesionarios para averiguar qué les saldría más a cuenta.

monedas 4

Son muchas las noticias que hablan de una supuesta subida en la cuota de autónomos para 2019. ¿Pero qué se sabe en estos momentos? El comparador financiero y de créditos rápidos WannaCash.es lo explica a continuación.

El Ministerio de Trabajo se encuentra negociando con las organizaciones de autónomos las futuras cotizaciones de estos trabajadores para 2019. Para ello, propone tres escenarios:

Subir la base un 1,25% (hasta 945€ al mes) y los tipos de cotización del 30,8% al 33,7%.
Incrementar la base mínima en un 6,25% (990€ al mes) y con una subida de los tipos de hasta el 31,8%.
Igualar la base de cotización de los autónomos con la de los asalariados (1.050€), siendo un 12,5% mayor. Los tipos quedarían en un 31,2%.

Estas propuestas conllevan una subida en las cuotas de 13 euros al mes en el primer escenario, 40 euros al mes en el segundo y 90 euros al mes en el tercero. Unas subidas que las organizaciones de los autónomos consideran desproporcionadas.

¿Qué propone el ATA? La Asociación de Trabajadores Autónomos aceptaría un aumento de cotizaciones en la línea de las últimas décadas, es decir, del 1,25%. Esto supondría una subida de 3,3 euros al mes (40 euros al año), que se aleja mucho de la subida de 35 euros al mes que establecen los nuevos presupuestos.

En estos momentos, Trabajo continúa negociando cómo será la subida de las cuotas de los autónomos para 2019. Pero es importante recalcar que todavía no hay nada seguro ni definitivo.

Otra de las novedades es que existirá una cuota mínima de autónomos por debajo del SMI para 2019. Es decir, los profesionales que no alcancen el salario mínimo podrían acceder a una cuota menor y progresiva en base a los beneficios.

¿Van a subir las cuotas de autónomo el 1 de enero de 2019?

A los autónomos les preocupa saber si se producirá una subida en las cuotas el 1 de enero de 2019. Pero lo que en estos momentos conocemos, es que tal y como está el escenario de los Presupuestos Generales del Estado 2019, la subida no se producirá tan pronto. Es decir, no llegaría el día 1 de enero de 2019, a diferencia de la subida del salario mínimo, que sí se implantaría.

Mientras tanto, solo queda esperar a que el Gobierno confirme cuál será la subida definitiva en las cuotas de los autónomos para 2019.

black friday

¿Quieres hacerte con los mejores chollos durante el Black Friday? Si es así, este artículo te ayudará a que lo consigas, porque el comparador financiero y de minicréditos rápidos WannaCash.es te va a explicar cómo ahorrar realmente en el Black Friday.

 

Trucos y claves para ahorrar en el Black Friday

 

A pesar de que el Black Friday -viernes negro- tiene lugar el 23 de noviembre, muchos comercios ya han adelantado las rebajas. ¿Pero, cómo ahorrar de verdad?

 

Haz una lista de lo que necesitas

 

Si no quieres comprar más de la cuenta, lo mejor es que hagas una lista de lo que necesitas comprar. De esta manera, ahorrarás dinero.

 

Adelanta los regalos de Navidad

 

Muchas tiendas ya ofrecen, en estos momentos, la posibilidad de devolver las compras en enero. Por esa razón puedes adelantar las compras de Navidad y así gastar menos en los regalos. Así podrás comprar lo mismo pero por mucho menos dinero que durante la campaña navideña.

 

Utiliza comparadores de precios

 

Muchas webs ‘engañan’ al usuario ofreciendo descuentos ficticios. Es decir, igual aplican un 20% al producto pero le suben el precio inicial, lo que hace que cueste lo mismo y no sean tan chollo como parece. Para que esto no te ocurra, te recomendamos utilizar comparadores de precios.

 

Una alternativa, es que hagas un seguimiento de la evolución de los precios de los productos que te interesa comprar. Pero si no lo has hecho a tiempo, por medio de estas herramientas podrás conocer esa información.

 

Busca códigos de descuento

 

Otro de los trucos para ahorrar en el Black Friday es que busques por Internet códigos de descuento de las tiendas en las que vas a comprar. Muchas permiten aplicar cupones a mayores, por lo que podrás conseguir todavía más rebaja.

 

Compra en tiendas con garantía de devolución

 

Aunque caces las mejores gangas, podrías darte cuenta de que no es el producto que necesitas o que verdaderamente querías comprar. En ese caso, siempre puedes devolverlo, recuperar el dinero y no pasaría nada. Por eso es importante que compres en tiendas de confianza, que permitan las devoluciones.

 

Guarda los tickets

 

Guardar los tickets es fundamental de cara a devoluciones o cambios. Puede ocurrir que veas el producto que has comprado todavía más barato (y estás dentro del plazo de devolución). Frente a esa situación podrías devolverlo, recuperar tu dinero y volver a comprarlo. ¡Así te ahorrarás unos euros!

Con estos consejos ya estás preparado/a para ahorrar en el Black Friday.