arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Click2BuyUn botón “Dónde comprar” rastrea y ofrece todas las opciones de compra, tanto online como en comercios físicos, y evita la necesidad de una infraestructura de e-commerce propia.

El botón se puede implantar en cualquier soporte digital, como web, redes sociales, videos o anuncios en Internet.

- Click2Buy suma una trayectoria de éxito de ocho años en 25 países diferentes, con más de 500 marcas como Michelin, Hisense, Schneider, Legrand, entre otras. El 95% de las marcas continúa fiel a la solución tras un primer año de actividad.

- La compañía abre una oficina en Barcelona y se convierte en la primera solución de estas características con implantación en España. Sus primeros clientes en nuestro territorio son el fabricante de herramientas eléctricas Ryobi y la parafarmacia PiLeJe.

- La solución contribuye también al negocio de los comercios físicos, permitiéndoles competir en ventas con los e-commerces más exitosos.

Madrid, 4 de noviembre de 2021. Click2Buy, compañía con 8 años de existencia que ofrece una solución para que los consumidores tengan todas las opciones de compra de sus productos favoritos, tanto online como en comercios físicos, extiende sus operaciones al territorio español y abre oficina en el centro de Barcelona. Gracias a ello, las tiendas y marcas de nuestro país que no cuentan con infraestructura propia de e-commerce podrán utilizar fácilmente Internet como marketplace, proporcionando a sus clientes la opción de adquirir cualquiera de sus productos haciendo clic en un sencillo botón.

 

Dicho botón indica “Dónde comprar”, al hacer clic en él podemos comprobar de manera sencilla e instantánea qué tiendas físicas y distribuidores online lo venden o tienen el producto disponible, seleccionando directamente uno de ellos para realizar la compra, así, no existe la necesidad de realizar este trámite en la propia página web en la que el cliente ha encontrado originalmente el producto.

 

De esta manera, las tiendas y marcas que no puedan o no quieran desarrollar una infraestructura propia de e-commerce (ya sea por ahorrar en costes asociados al desarrollo digital que conlleva, para simplificar sus procesos o para centrarse en otros aspectos de su negocio) pueden redirigir fácilmente a sus clientes a los distribuidores, tiendas online o tiendas físicas que venden sus productos. Además, la solución se adapta perfectamente a las páginas e-commerce de los clientes ya que el botón de Click2Buy es añadido al botón “añadir a la cesta”

 

El botón de “Dónde comprar” que proporciona la solución de Click2Buy no sólo sirve para encontrar puntos de compra online de un producto determinado. Al seleccionar nuestra localidad, también nos permite visualizar las tiendas físicas más cercanas en las que encontrar el producto en cuestión, una opción muy útil para que el cliente pueda recogerlo directamente.

 

Además, el botón “Dónde comprar” también puede integrarse en vídeos online y en redes sociales, así como en cualquier acción de publicidad nativa en Internet (banners, por ejemplo), lo cual otorga una gran flexibilidad para que las compañías acerquen sus productos a sus consumidores potenciales a través de una mayor variedad de canales. Cualquier plataforma del ecosistema digital de una marca puede incluir el botón “Dónde comprar”.

 

Hay que tener en cuenta que las compras online a través de redes sociales están experimentando un gran auge y los pronósticos son que crezcan aún mucho más, por lo que una herramienta como esta puede ser muy valiosa en este entorno.

 

En definitiva, la solución de Click2Buy resulta muy beneficiosa para todas las partes: las marcas ponen sus productos directamente al alcance de sus clientes, las tiendas online reciben más visitas con clara intención de compra, y los consumidores acceden instantáneamente a las opciones más cómodas para adquirir el producto en el que están interesados.

 

Una solución pionera en España

Click2Buy es la primera solución de estas características con presencia directa en territorio español, lo que le permitirá ofrecer sus servicios a todo tipo de compañías que deseen desarrollar su negocio online de manera fácil y cómoda en España.

 

En esta primera fase de implantación en nuestro país, Click2Buy ya trabaja con dos clientes de referencia en sus sectores, los cuales ya disponen del botón de “Dónde comprar” en sus respectivas webs: el fabricante de herramientas eléctricas Ryobi y la parafarmacia PiLeJe.

 

A nivel internacional, Click2Buy viene avalada por una larga y exitosa trayectoria. Fue fundada en el año 2013 en Lille (Francia), y a día de hoy cuenta con más de más de 500 marcas distribuidas en 25 países de todo el mundo. Entre estos clientes se encuentran compañías tan reconocidas y líderes en sectores tan diversos como Michelin, Hisense, Schneider, Legrand y un largo etcétera.

 

La satisfacción de los clientes que se han beneficiado del botón “Dónde comprar” de Click2Buy es muy alta, y el 95% de ellos ha continuado con esta solución tras un año de actividad. Este dato es un reflejo del éxito de la solución de Click2Buy, que ahora aspira a satisfacer a muchas más compañías y marcas en España, y a contribuir al incremento de ventas de sus productos.

 

Para más información, pincha aquí: https://www.click2buy.com/es/

 

Sobre Click2Buy
Click2Buy fue fundada en 2013. Es una empresa francesa ubicada en EuraTechnologies (Lille). Pionera y líder europea en el botón digital “Dónde comprar”, Click2Buy tiene presencia directa en 25 países, y actualmente trabaja con más de 50 clientes para un total de más de 500 marcas distribuidas. Su solución, que proporciona funcionalidades de e-commerce de manera sencilla y útil, ha sido de gran valor para empresas líder como Michelin, Hisense, Schneider, Legrand, Ryobi y PiLeJe, entre otras. Desde 2021, Click2Buy está implantada en España con sede en Barcelona.

hipoteca help

El euríbor, que es el índice con el que se calcula el interés de la inmensa mayoría de las hipotecas variables vigentes en España, cerrará octubre con una buena subida. Y es que a falta de unos días para que termine el mes, su valor mensual medio es provisionalmente del -0,478%; sensiblemente por encima del de septiembre (-0,492%). Pero ¿qué les pasará a las hipotecas ligadas al euríbor? Según el comparador financiero HelpMyCash.com, las que se revisen anualmente en las próximas semanas se abaratarán, mientras que las actualizadas semestralmente se encarecerán.

 

Dependerá de la periodicidad de la revisión

Por norma general, el interés de una hipoteca variable se revisa una vez cada seis o 12 meses. En la fecha indicada en la propia escritura, el banco suma el último valor registrado por el euríbor (o el anterior, dependiendo de su política) al diferencial del crédito para calcular el nuevo tipo de interés, que determinará el importe de las cuotas que se cobrarán hasta la próxima revisión.

Por lo tanto, a las hipotecas con revisión anual se les rebajará la cuota, pues el valor del euríbor en octubre de 2020 era más elevado (-0,466%) que el de este año. Por ejemplo, para un préstamo hipotecario medio de 150.000 euros con un interés de euríbor más 1% y un plazo de 25 años, las mensualidades se reducirían en 79 céntimos (9,48 euros para todo el año).

 

En cambio, según HelpMyCash, los que tengan una hipoteca con revisión semestral no serán tan afortunados: el valor del euríbor era más bajo hace seis meses (-0,484% en abril), por lo que las mensualidades de estos clientes se encarecerán ligeramente. Siguiendo el ejemplo anterior, el importe de las cuotas de un préstamo medio aumentarían en 39 céntimos (2,34 euros para el conjunto del semestre).

 

¿Por qué ha subido el euríbor?

El nuevo valor de este índice será el más alto registrado en 2021, así como el más elevado desde el mes de octubre de 2020. Es lógico preguntarse, por ello, por qué el euríbor ha subido de repente hasta esos niveles tras llevar 11 meses por debajo del -0,48%. Los analistas de HelpMyCash creen que la razón podría ser el aumento de la inflación en la zona euro, que se disparó hasta el 3,4% en septiembre.

 

Con una inflación al alza, las probabilidades de que el Banco Central Europeo suba sus tipos de interés en un futuro (al 0% desde 2016) son más altas, pues es una de las medidas que pueden emplearse para contenerla. Esas perspectivas pueden haber llevado a las entidades financieras a subir el interés que aplican en los préstamos interbancarios, que es el que se usa para calcular el valor del euríbor.

 

Hay que decir, sin embargo, que el BCE no se plantea subir sus tipos por el momento. La presidenta de este organismo, Christine Lagarde, manifestó hace escasos días que esperan que la inflación siga subiendo a corto plazo, pero que su previsión es que baje a lo largo del próximo año. Y por este motivo, la idea del supervisor bancario europeo es mantener su política de estímulos económicos, incluidos los tipos al 0%.

 

¿Se mantendrá esta cotización al alza?

Bajo esta premisa, la mayoría de las previsiones apuntan a que el euríbor seguirá por debajo del 0% unos años más, aunque con tendencia al alza. La predicción más reciente en ese sentido es la del Departamento de Análisis de Bankinter, que espera que este índice suba hasta el -0,32% en 2022 y hasta el -0,18% en 2023.

 

A corto plazo, pues, parece que el euríbor aún no pisará terreno positivo. Cabe recordar que este índice se mantiene por debajo del 0% desde febrero de 2016 y que alcanzó su valor mínimo histórico en enero de este año (-0,505%). Su máximo histórico, en cambio, se registró hace más de una década: 5,39% en julio de 2008.

euribor

Todo apunta a que el euríbor seguirá en negativo en septiembre, pero subirá un poco tras cotizar a la baja dos meses consecutivos. A falta de unos días para cerrar este mes, el valor medio de este índice es del -0,493%; ligeramente por encima del registrado en agosto (-0,498%). No obstante, según el comparador financiero HelpMyCash.com, los hipotecados pueden estar tranquilos: los que tengan una hipoteca variable ligada a este índice de referencia pagarán unas cuotas más bajas si se les revisa el interés en las próximas semanas.

 

Cuotas más baratas con revisión anual y semestral

Desde este comparador recuerdan que el interés de una hipoteca variable se revisa una vez al año o al semestre, en función de lo que se indique en la escritura. Al llegar la fecha de actualización, el banco toma el último valor publicado del índice de referencia que corresponda (generalmente el euríbor en su modalidad a un año) y lo suma al diferencial para calcular el interés aplicado a partir de ese momento y el nuevo importe de las cuotas mensuales.

 

En septiembre del año pasado, según HelpMyCash, el euríbor cotizaba por encima de su actual valor (-0,415%). Por lo tanto, los que tengan una hipoteca con revisión anual pagarán unas cuotas más baratas si se les actualiza el tipo aplicado con el valor de septiembre de 2021. Por ejemplo, para un préstamo medio de 150.000 euros a 25 años y un interés de euríbor más 1%, las mensualidades se rebajarían en 5,12 euros al mes (61,44 euros para todo el año).

 

Y lo mismo sucederá con los que tengan un préstamo hipotecario a tipo variable con revisión semestral, pues el valor del euríbor hace seis meses (marzo de 2021) era del -0,487%. Siguiendo con el ejemplo anterior, las cuotas de una hipoteca media se abaratarían en 39 céntimos al mes (2,34 euros para todo el semestre).

 

El euríbor, pendiente de la inflación

Pese a subir ligeramente, la cotización en septiembre será la cuarta más baja de todo el año: el euríbor solo registró valores más reducidos en enero (-0,505%, el mínimo histórico), febrero (-0,501%) y agosto (-0,498%). Y dada su evolución, es más que probable que cierre 2021 con un valor cercano al -0,5%.

Ahora bien, ¿qué pasará en el futuro? Según HelpMyCash, la clave estará en la inflación de la zona euro. Y es que si esta se mantiene por encima del 2% durante varios meses (en agosto subió hasta el 3% por la recuperación económica y el incremento del precio de la energía), es posible que el Banco Central Europeo (BCE) suba sus tipos de interés para contenerla, lo que provocaría una escalada del euríbor.

 

Sin embargo, desde el BCE consideran que la subida de la inflación provocada por la recuperación económica tras la pandemia será transitoria, por lo que este organismo no se plantea aún subir sus tipos. Bajo esta premisa, instituciones como el Departamento de Análisis de Bankinter o Moody’s prevén que el euríbor se mantendrá por debajo del 0% durante los próximos dos y diez años, respectivamente, aunque habrá que estar atentos a la evolución de la inflación para ver si se cumplen esas predicciones.

 

comprarcasa

Uno de los pasos más importantes para vender una casa es definir su precio de salida, es decir, aquel al que será publicada la vivienda por primera vez tanto en los portales inmobiliarios como en los anuncios a pie de calle. Y aunque en la actualidad existen múltiples formas de hacer tasaciones gratuitas, tanto online como presenciales, de todas ellas se obtiene un rango de precios, es decir, un valor mínimo y otro máximo al que podría venderse la vivienda. Pero ¿cómo puede un propietario elegir un solo precio entre dicho rango para publicar su vivienda por primera vez? De manera general, se podría elegir el precio que se encuentra justo en medio, pero existen algunas estrategias que pueden ayudar a mejorar la rentabilidad de la venta. Desde el comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com explican cuáles son.

 

Empezar por un precio ligeramente elevado para probar el mercado

 

La estrategia que suelen utilizar los agentes inmobiliarios consiste en elegir un precio ligeramente superior al valor medio estimado por las tasaciones. Por ejemplo, si luego de hacer muchas valoraciones de la vivienda se llega a la conclusión de que su precio de mercado oscila entre los 150.000 y los 200.000 euros, lo lógico sería elegir un precio de salida de 175.000 euros. Sin embargo, “es habitual que se elija un precio un poco más alto para ver cómo responden los compradores”, sostienen desde HelpMyCash.

 

Continuando con el ejemplo, podría publicarse la vivienda a 190.000 euros. Posteriormente, debería evaluarse si se reciben visitas o solicitudes de información. Si no se reciben, esto significa que el precio es muy alto en comparación con lo que los compradores están dispuestos a pagar y, por tanto, el vendedor se verá obligado a bajar el precio gradualmente hasta despertar el interés de los compradores. Por el contrario, si se reciben algunas visitas o solicitudes de información, se puede conservar el precio porque existen probabilidades de vender a ese valor. De este modo, “el vendedor podría obtener una rentabilidad superior a la que hubiera obtenido si publicaba su vivienda a 175.000 euros desde el principio”, explican desde el comparador.

 

Empezar por un precio más bajo y subirlo de forma gradual

 

Otra estrategia que suele utilizarse es elegir un precio de salida competitivo, es decir, cercano a los valores medios o bajos del rango de precios que se obtiene luego de hacer una o varias valoraciones de la vivienda. Continuando con el ejemplo anterior, podría publicarse el inmueble a 175.000 euros. Si de este modo se reciben muchas visitas o muchas solicitudes de información, el propietario puede probar con subir ligeramente el precio y analizar si los compradores continúan interesados en la vivienda. “El precio de mercado, en última instancia, es aquel que los compradores estén dispuestos a pagar por la propiedad. Al analizar el valor de la vivienda de este modo, los propietarios pueden elegir un precio más acertado y obtener una mejor rentabilidad”, señalan los expertos.

 

Ajustar el precio si se quiere vender rápido

 

Ahora bien, todas las estrategias expuestas anteriormente pueden ser útiles si se quiere vender en condiciones normales, es decir, sin prisa, entre otras cosas. Si el propietario tiene urgencia por vender, lo mejor es elegir un precio de salida ajustado. “Probar el mercado es interesante si se quiere aumentar la rentabilidad de la venta. Pero también puede generar cierta demora en cerrar la operación. Por eso, si un propietario tiene mucha prisa por vender, lo mejor es ajustar el precio desde el principio”, afirman desde HelpMyCash.

 

Elegir el precio de una vivienda es una tarea compleja. “La mejor manera de hacerlo es consultando a un experto inmobiliario”, concluyen desde el comparador. “Sin embargo, conocer estas estrategias puede ayudar a los propietarios a tener una conversación más honesta y transparente con su agente en el momento de elegir el precio de la propiedad”, añaden.

 

 

 

 

ahorrar

El ahorro de los hogares españoles se ha situado en un 10,6% sobre su renta disponible en el primer trimestre del año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Este dinero extra puede ser un punto de partida para que aumente la inversión y el interés por rentabilizar el dinero en las familias españolas. Como explican los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com, es importante organizar bien las finanzas, tener claras las ideas clave para empezar a invertir y aprovechar esta rentabilidad para compensar la inflación, que sino irá comiéndose poco a poco parte de este dinero.

 

Tomar en cuenta la regla 50/30/20

Los ingresos que se tienen de forma mensual requieren una buena administración para llegar a fin de mes sin sobresaltos y no debe faltar una parte para el ahorro e inversión de cara al futuro. Por eso, la regla 50/30/20 es una forma sencilla de organizar el dinero sin olvidar ningún aspecto.

 

¿Qué quiere decir esta regla? Hace referencia a la distribución de los ingresos en porcentajes. Los expertos de HelpMyCash.com explican que la primera parte, la del 50%, indica que de los ingresos mensuales un 50% debería ser el porcentaje destinado a gastos fijos como vivienda, transporte y facturas. Por otra parte, el 30% está destinado a ocio y gastos prescindibles, también a los viajes que podemos hacer. Por último, el 20% es el porcentaje destinado a ahorrar e invertir. Es importante que esta parte del dinero esté generando rentabilidad, para sortear, al menos en parte, el efecto de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo.

 

Cómo calcular el dinero que se destina a invertir

Una de las preguntas más recurrentes antes de empezar a invertir es qué cantidad de dinero debe estar destinada a estos productos de inversión. Dentro del 20% que se destina a ahorro e inversión, hay que dejar sin invertir el dinero que podamos necesitar como colchón si hay un imprevisto, así como el dinero que planeamos necesitar a corto plazo (es decir, si tenemos ahorrado un dinero para comprar un ordenador en un par de meses, no lo invertiremos). ¿Cómo se calcula el colchón de dinero para imprevistos o colchón de emergencia? Por lo general, debemos tener en mente los gastos fijos mensuales (por ejemplo, 1.000 euros) y multiplicarlo, al menos, por tres meses (es decir, 3.000 euros).

 

Los productos de inversión para sortear la inflación

Una vez tengamos identificada la cantidad de dinero para invertir, es el momento de encontrar un producto acorde con nosotros. Dependiendo del tipo de inversor que seamos podremos contemplar un mayor o menor riesgo de pérdida para la inversión, teniendo en cuenta que a mayor riesgo, mayor rentabilidad potencial. Además, el tiempo juega a favor de la inversión, ya que con un horizonte temporal más largo es posible beneficiarse de la tendencia al alza de los mercados y, por tanto, obtener más rentabilidad.

Como explican desde HelpMyCash.com, en el caso de ser inversores principiantes lo mejor es buscar productos de inversión que sean sencillos, como por ejemplo los fondos de inversión o los fondos indexados, que son activos fáciles de entender. Es importante controlar las comisiones que cobra cada entidad por contratar un fondo de inversión y buscar las más bajas. También debemos comprobar la rentabilidad histórica, que no garantiza la rentabilidad futura, pero nos puede dar una fotografía de lo que esperar.

 

Una opción sin riesgo: los depósitos para los más conservadores

Para los que no se sientan cómodos con la idea de invertir, siempre quedarán los depósitos a plazo fijo. Estos tienen la ventaja de que no hay apenas riesgo de pérdida sobre el dinero, ya que el capital está garantizado. Antes de contratarlos se establece un plazo en el que se recuperará el dinero y una rentabilidad, de forma que ya se conoce en qué momento se podrá disponer del dinero y qué cantidad de intereses se generarán. Actualmente los depósitos con rentabilidades más altas se ofrecen en otros bancos europeos y puede conseguirse hasta un 1,17% de rentabilidad por un depósito a plazo.