arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

hipotecas reclamacion

No son tan conocidos ni invierten tanto dinero en publicidad, pero es evidente que los bancos virtuales se han convertido en actores importantes dentro del mercado hipotecario. De hecho, según el comparador financiero HelpMyCash.com, sus hipotecas encabezan el listado de las ofertas más atractivas del momento, tanto a tipo variable como a interés fijo. Y es que estas entidades no se dirigen únicamente a los clientes más jóvenes, sino que también pueden ofrecer unas muy buenas condiciones a los usuarios con más edad que cuentan con un buen perfil.

Hipotecas variables desde E + 0,79%

En el sector de los préstamos hipotecarios a tipo variable, el mejor ejemplo lo encontramos en la Hipoteca Open de Openbank. Su interés es el más bajo del mercado: euríbor más 0,79% con un fijo inicial del 1,99% que se aplica durante el primer año. Esta entidad, además, no cobra comisiones, solo exige domiciliar la nómina y cubre todos los gastos de constitución, aunque para acceder a su oferta hay que aportar al menos el 50% del coste de la vivienda (en caso contrario, el diferencial puede subir hasta el 1,09%).

Otra buena oferta dirigida a los clientes con un buen perfil es la de MyInvestor, un banco virtual perteneciente a Andbank. Su Hipoteca Tipo variable tiene un tipo de euríbor más 0,89% (1,79% fijo el primer año) y no incluye comisiones, productos vinculados ni gastos de escrituración (los asume todos la entidad). No obstante, financia hasta el 70% del valor de la vivienda y solo pueden pedirla aquellas familias con unos ingresos mínimos de 4.000 euros mensuales.

Pero no todas las hipotecas de la banca online son para clientes tan exclusivos. Es el caso de la Hipoteca Variable de Coinc, cuyo interés es de euríbor más 0,99% (0,99% fijo el primer año). Esta entidad virtual, que pertenece a Bankinter, no cobra comisiones ni exige la contratación de otros productos. Asimismo, se encarga de abonar todos los gastos de constitución a excepción del precio de tasar el inmueble.  

Tipos fijos desde el 1,95% a 20 años

Según el comparador HelpMyCash.com, en el listado de las mejores hipotecas fijas repiten los mismos protagonistas con el mismo orden. Así, la oferta más atractiva es la Hipoteca Open Fija de Openbank, cuyo interés para los que financien solo el 50% del valor de la vivienda es del 1,70% a 15 años, del 1,95% a 20 años, del 2,10% a 25 años y del 2,25% a 30 años. Como ya ocurre con su préstamo a tipo variable, la entidad no cobra comisiones, exige únicamente domiciliar la nómina y asume todos los gastos de escrituración.

El segundo puesto lo ocupa MyInvestor, cuya Hipoteca Tipo fijo tiene un interés del 1,79% a 15 años, del 1,99% a 20 años y del 2,20% a 25 años. Sus ventajas son las mismas que las del préstamo a tipo variable, aunque para acceder a este producto también hay que cobrar unos ingresos mínimos de 4.000 euros al mes.

Y el podio lo cierra la Hipoteca Fija de Coinc, cuyo tipo es del 1,65% a 10 años, del 1,90% a 15 años, del 1,99% a 20 años, del 2,20% a 25 años y del 2,30% a 30 años. Este préstamo no tiene gastos de constitución (salvo la tasación), productos vinculados ni comisión de apertura, aunque sí incluye una compensación por desistimiento y otra por subrogación (ambas del 0,5% los primeros cinco años y del 0,25% el resto del plazo).

Comodidad y gestión personalizada

A las buenas condiciones de estas hipotecas online hay que sumar, además, la comodidad del proceso de solicitud y contratación, pues como se piden por Internet, no es necesario hacer tanto papeleo. Asimismo, las entidades virtuales asignan un gestor personal a cada usuario para guiarle en todos los pasos. Y algunas, como ING, Hipotecas.com u Openbank, incluso disponen de una red de oficinas a las que el cliente puede acudir si tiene cualquier duda.

Sin embargo, por norma general, las entidades online no están abiertas a negociar las condiciones de sus préstamos hipotecarios. Por ello, desde HelpMyCash.com recomiendan acudir también a las oficinas de los bancos más tradicionales y comparar sus ofertas con las de la banca virtual. De este modo, el abanico de opciones será más amplio y resultará más sencillo elegir la que salga más a cuenta.

rehabilitacionviviendas

Ante la necesidad de pagar una reforma, muchos consumidores optan por ampliar su hipoteca para conseguir financiación, pues así pueden disfrutar de un interés más bajo. Sin embargo, pedir un préstamo personal puede ser una alternativa igual de válida o hasta mejor, según afirman desde el comparador bancario HelpMyCash.com. Y es que, pese a tener un tipo más elevado, los menores gastos iniciales de estos productos pueden ahorrarnos dinero a la larga, especialmente si no necesitamos grandes sumas.

 

Más adecuados para pequeñas cantidades

Desde el comparador recuerdan que, cuando se amplía una hipoteca, hay que llevar a cabo una novación, que es una operación que tiene varios gastos de formalización asociados: notaría, registro, gestoría, tasación y una posible comisión que suele oscilar entre el 0,1% y el 1%. Los préstamos para reformas, en cambio, pueden tener comisiones de apertura y de estudio que no siempre se aplican y que, por lo general, no superan el 2%. Por lo tanto, si el capital del crédito es relativamente bajo y su plazo es corto, puede que nos salga más barato que la ampliación.

Lo podemos ver con un ejemplo. Imaginemos que tenemos una hipoteca vigente de 50.000 euros a 15 años a euríbor a 12 meses más 1% y la ampliamos en 10.000 euros. Si el índice cotizara siempre como en marzo de 2019 (-0,109%), pagaríamos 682,92 euros en intereses por la ampliación, a los que habría que sumar unos 950 euros en concepto de gastos de formalización. En total, la operación nos costaría unos 1.636,92 euros.

 

Y veamos qué ocurriría con un préstamo personal con un tipo del 5,95% TIN y una comisión de apertura del 1%. En este caso, si el plazo fuera de cuatro años, pagaríamos 1.261,80 euros en intereses y 100 euros en comisiones, es decir, 1.361,80 euros. Como vemos, esta opción saldría algo más barata a la larga, pese a aplicarse un interés mucho más alto.

 

Asegurarse de poder pagar las cuotas

Pero para pagar menos es imprescindible devolver el dinero en poco tiempo, lo que conlleva un mayor coste mensual. Como es lógico, al tener un interés más alto y un plazo más corto, las cuotas de un préstamo personal serán más altas que el aumento de las cuotas de una hipoteca ampliada. Por ello, es fundamental que nos aseguremos de no dedicar más del 35% de nuestros ingresos a hacer frente tanto al crédito al consumo como a la hipoteca.

 

Para conseguirlo, desde HelpMyCash.com recomiendan buscar préstamos personales que tengan un interés reducido. Actualmente, el precio medio del crédito al consumo es del 8,62% TAE (según el Banco de España), pero en el mercado podemos encontrar productos mucho más baratos. Ahí tenemos los ejemplos de ING (desde el 6,11% TAE), de Cetelem (desde el 7,18% TAE) o del Préstamo Freedom+ de Banco Mediolanum (desde el 7,23% TAEVariable).

Y si la reforma es para mejorar la eficiencia energética del hogar, el precio del crédito puede ser todavía más reducido. En estos casos, Caixa Ontinyent puede financiarnos el proyecto desde el 2,39% TAE, Caja de Ingenieros puede hacerlo desde el 4,321% TAE y Bankia ofrece un préstamo desde el 4,85% TAE.

autonomo

En este primer trimestre del año 2019 ha habido un descenso en el número de afiliados inscritos como trabajadores autónomos, con 3.254.078 afiliados, el primer descenso que se produce en estos último cinco años en el RETA.


Las modificaciones de las cotizaciones del RETA

El RETA es el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que, a diferencia del Régimen General, está destinado a aquellos trabajadores que trabajen por su propia cuenta haciéndolo con su propio Régimen.

De esta manera, las personas que ejerzan una actividad habitual en la que obtengan ingresos económicos sin estar sujetos a un contrato de trabajo por alguna empresa deben estar inscritos a este Régimen. Por ello, los escritores de libros, los trabajadores autónomos extranjeros que trabajen y realicen su actividad en territorio español, los profesionales que deben incorporarse a un Colegio Profesional para ejercer su actividad económica, los socios que estén en sociedades regulares o comanditarias, los socios de las Cooperativas de Trabajo Asociado, y los trabajadores mayores de 18 años que ejerzan su actividad de forma directa y habitual y que tengan ingresos por ello podrán inscribirse a este Régimen de Especial de Trabajadores Autónomos.

En relación con las cotizaciones, para este tipo de Régimen se han hecho algunas modificaciones que han entrado en vigor el 1 de enero de 2019: la base mínima de cotización aumenta un 1,25% y el tipo de cotización también se incrementa en un 30%. Otros cambios relevantes que los autónomos deben conocer es que la cuota de autónomos se fijó en 283,30 euros, si no se ha optado por una Tarifa Plana u otra bonificación.

Pérdida de autónomos en varios sectores, pero aumento de la presencia femenina

Estas modificaciones podrían haber afecto a lo largo de este primer trimestre, dado que, según el informe elaborado por la ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), los sectores donde se han perdido autónomos son tres: el comercio, con un descenso de 5.272 autónomos, la industria con 4.616 y la agricultura con una pérdida de 187 autónomos.

A pesar de todo, y tal y como señala el comparador financiero y de préstamos rápidos online WannaCash.es, estos datos se contraponen con otros más positivos, pues ha crecido el número de nuevos autónomos, dado que se han registrado 25.000 personas en este primer trimestre que finalizó en marzo y, con respecto a los datos de emprendimiento femenino, las mujeres que han abierto su propio negocio sigue aumentando y, durante el primer trimestre del 2019, ha habido un crecimiento de un 1,1%.

prestamo hipotecario

En estos últimos años ha habido un crecimiento en España y, por consiguiente, ha habido una recuperación en el sector inmobiliario, dado que, durante el pasado año 2018, se produjo un aumento del número de compraventas de viviendas de un 10,1%, lo que ha ocasionado un incremento de la demanda de créditos para esta finalidad.


El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y la Ley del Crédito Inmobiliario

A pesar de estos buenos resultados, a lo largo del 2018 hubo varios cambios con respecto a la normativa para la adquisición de una vivienda que ha influido en el precio de la compra de una casa. El primero de estos cambios es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en el que, finalmente, el Tribunal Supremo sentenció que son las entidades bancarias las que deben costear el pago de esta documentación y no los clientes, como lo habían hecho en estos 30 años, tal como, posteriormente, reafirmó el Consejo de Ministros tras la aprobación de la legislación relativa a los préstamos hipotecarios.

Otra de las novedades que repercutieron en la compraventa de las vivienda es la nueva Ley de Crédito Inmobiliario en la que dictamina que las entidades bancarias son las encargadas del pago de los trámites de la gestoría, la notaría y los derivados de la inscripción de las garantías en el registro de la propiedad.

Tanto la recuperación del sector inmobiliario como los nuevos cambios normativos que han afectado directamente en la solicitud de un préstamo hipotecario han provocado que el tipo de interés haya aumentado, sobre todo a los que son de tipo fijo, tal como vaticinó en su momento el Banco de España, puesto que actualmente 4 de 10 contratos de préstamos hipotecarios se firman con este tipo de interés.

La percepción de la economía española es buena

A todo esto cabe señalar que la percepción de la situación económica en España para este 2019 es óptima, según el informe del mes de marzo que ha realizado el Observatorio Cetelem Mensual. De hecho, tal y como indica el comparador financiero y de mini créditos WannaCash.es, el 48,8% de los españoles creen que en este 2019 la situación de la economía española se estabilizará, mientras que el 28,8% piensan que se mejorará para el año 2020, puesto que creen que su situación personal económica es buena con una puntuación de 6,3 sobre 10.

discapacitados

Adquirir una vivienda es, de por sí, una operación compleja, pero todavía puede serlo más para las personas con algún tipo de discapacidad física, psíquica o sensorial. Y es que, en muchos casos, este colectivo necesita adaptar el inmueble a sus necesidades, lo que puede incrementar aún más el gasto. Por fortuna, como señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.com, varias instituciones públicas son conscientes de ello y ofrecen ayudas o ventajas fiscales que pueden suavizar el coste de la compra.

 

Comunidades que reducen los impuestos sobre la compra

Lo más destacado en ese sentido son las reducciones de los tributos sobre la compraventa que practican algunas comunidades autónomas si el comprador de la vivienda es una persona con discapacidad. En el caso de los inmuebles de primera transmisión, por ejemplo, esa rebaja se aplica sobre el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD). Hay que decir, eso sí, que el IVA (que es de carácter estatal) se mantiene en el 10% para todos los colectivos.

 

Grado discapacida hmc

En concreto, la reducción sobre el IAJD se practica en Andalucía (0,1% en lugar de 1,5%), Aragón (bonificación del 30% en la cuota), Canarias (del 1% al 0,4%), Cantabria (del 1,5% al 0,3%), Castilla y León (del 1,5% al 0,5%), Cataluña (del 1,5% al 0,5%), Galicia (del 1,5% al 0,5%) y La Rioja (del 1,5% al 0,5%). Los requisitos para acceder a estas rebajas son adquirir una vivienda de uso habitual, a veces con un valor máximo, y tener un grado de discapacidad reconocido de al menos el 33% o el 65%, según la comunidad autónoma.

 

Si la vivienda es de segunda mano, también hay varias comunidades que reducen el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP), que es el tributo que hay que abonar en estas ocasiones. Como en el caso anterior, la rebaja se aplica únicamente si el inmueble adquirido es para uso habitual y si el grado de discapacidad reconocido alcanza un mínimo del 33% o del 65%.

 

itp grado hmc

De hecho, la lista de comunidades que aplican una rebaja sobre el ITP si el adquiriente es una persona con discapacidad es un poco más larga: Andalucía (3,5% en lugar de 8%), Aragón (bonificación del 12,5% en la cuota), Canarias (del 6,5% al 4%), Cantabria (del 10% al 5%), Castilla y León (del 8% al 4%), Cataluña (del 10% al 5%), Comunidad Valenciana (del 10% al 4%), Extremadura (bonificación del 20% en la cuota), Galicia (del 10% al 3%) y La Rioja (del 7% al 5%).

 

Mejor acceso a las ayudas estatales

En cuanto a las ayudas de la administración central, el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 no contempla ningún programa específico para facilitar la compra de inmuebles a las personas con algún tipo de discapacidad. Sin embargo, este colectivo tiene que cumplir unos requisitos algo más laxos para acceder a las subvenciones destinadas a los menores de 35 años que quieren adquirir una casa o un piso.

 

Así, mientras que el requisito general para acceder a las ayudas es ingresar igual o menos de tres veces el IPREM, el rango se amplía hasta cuatro veces el IPREM para las personas con discapacidad. Además, el límite es de cinco veces el IPREM para individuos con discapacidad física o sensorial del 65% o más o con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual o del desarrollo con un grado mínimo del 33%. En todos los casos, la ayuda máxima es de 10.800 euros con un límite del 20% de la adquisición de la vivienda, cuyo precio no puede superar los 100.000 euros.

 

Lo que sí incluye el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 es el Programa para el fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad, con el que se incentiva la construcción o reforma de inmuebles para su cesión o alquiler a estos colectivos. Dichas viviendas deben incluir servicios de asistencia social y médica, de limpieza y mantenimiento, de seguridad y de restauración, así como espacios dedicados a las actividades sociales, deportivas, de ocio y culturales y a las terapias preventivas y de rehabilitación.