arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

declaracionrenta

A estas alturas del año a todos nos entran dudas sobre la campaña de la Renta 2018. ¿Cuándo es? ¿Cómo hay que presentarla? ¿Qué es lo que tengo que aportar? ¿Qué novedades hay con respecto a la campaña anterior? Pues no tienes de qué preocuparte, ya que el comparador financiero y de minicréditos gratis WannaCash.es te muestra a continuación algunos datos de interés para que elabores la declaración de la renta.

¿Cuáles son las fechas para presentar la renta del ejercicio del año anterior?

A partir del 2 de abril empezará la campaña para la presentación de las declaraciones de la Renta y Patrimonio de 2018, aunque desde el 1 de abril podrás solicitar cita previa a través de internet o teléfono.

Si deseas pedir cita previa debes contar con una de las opciones que te presentamos a continuación:

- DNI electrónico o certificado digital para las personas físicas y representantes de personas jurídicas.
- Cl@ve PIN o número de referencia solo para las personas físicas.

También, en el caso de que no tengas ninguna de las opciones anteriores, puedes llamar por teléfono para solicitar cita previa.

Posteriormente, tendrás desde el 14 de mayo hasta el 26 de junio para presentar físicamente la declaración de la renta en las oficinas de AEAT, en las entidades colaboradoras y en las comunidades. Este último día también tendrá lugar la declaración de la renta con resultado a ingresar con domicilliación en cuenta.

El 1 de julio terminará la campaña de la Renta 2018 y también será el último día para presentar las declaraciones con resultado a devolver, la renuncia a la devolución, la respuesta en negativo y el ingreso sin domiciliación del primer plazo.

¿Cuáles son las novedades que trae esta nueva campaña de la Renta 2018?

Algunas de las novedades de la campaña de la Renta 2018 es la deducción por maternidad que ha aumentado a  1.000 euros para los contribuyentes que tengan gastos de custodia por cada uno de los hijos menores de 3 años.

Otra de los cambios que se van a producir para la declaración de la Renta 2018 es la exención de la prestación por baja de maternidad. De este modo, los contribuyentes que han padecido retenciones por esto no tendrán que presentar ningún trámite adicional, dado que en la declaración de la renta incluirá esta cuestión como rentas exentas.

Con respecto a la inversión de las startups, se ha incrementado la deducción de los fondos que se dediquen a tener acciones o participaciones en las empresas emergentes hasta un 30%, es decir, hasta 60.000 euros anuales.

Finalmente, para esta campaña de la Renta de 2018 se ha ampliado el mínimo para la exención de los premios de la loterías, por lo que aquellos premios de hasta 10.000 euros quedarán excusados de incluirlos en la elaboración del IRPF.

ahorrar

Reservar parte de nuestros ingresos mensuales ya es una prioridad en más de la mitad de los hogares españoles. De acuerdo con el estudio elaborado por el Observatorio Cetelem Mensual con datos del mes de febrero, la tasa de ahorro en nuestro país sigue al alza por octavo mes consecutivo. Si comparamos los datos del mes de febrero de 2019 con el del año anterior, el porcentaje aumenta hasta 7,3 puntos porcentuales.

Durante los últimos veinte años el ahorro ha sido el punto débil de los españoles. La pasada crisis económica junto con la precariedad laboral o la falta de educación financiera han hecho que ahorrar se haya convertido en nuestra asignatura pendiente. Marcarnos un objetivo y ser constantes nos ayudará a conseguir nuestra meta y a no distraernos por el camino.

Cómo empezar un plan de ahorro

El primer paso será marcar un presupuesto. Debemos tener en cuenta a cuánto ascienden nuestros ingresos mensuales y cuáles son nuestros gastos fijos, señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.com. Lo restante será lo que utilizaremos para los caprichos, imprevistos o el ahorro. La cantidad reservada dependerá de cada uno siendo ideal cubrir nuestros pagos principales (alquiler, transporte, comida…) con el 50% de nuestra retribución, destinar el 30% a gastos personales (ropa, ocio, viajes) y el 20% restante al ahorro.

No es recomendable dejar nuestros ahorros en la misma cuenta bancaria que utilizamos a diario. Terminar utilizando ese dinero para caprichos es demasiado tentador. Afortunadamente es fácil encontrar productos bancarios que nos ofrecen rentabilidad y total disponibilidad sobre el dinero como es el caso de las cuentas de ahorro, que rentan hasta un 1,75% TIN.

Segundo paso, marcar un objetivo

Establecido nuestro plan de ahorro, el siguiente paso será buscar una meta. Esta debe ser realista y acorde a nuestras posibilidades, no es lo mismo querer ahorrar 2.000 euros que 10.000 en tan solo un año.

Según las últimas encuestas, en España ahorramos para viajar, pagar nuestra educación o la de nuestros hijos o para tener un colchón financiero para posibles imprevistos. Siendo solo uno de cada cuatro los españoles que ahorran para su jubilación según el último Estudio de Preparación para la Jubilación elaborado por Aegon.

Ahorra hasta el 35% de tu nómina con el método Kakebo

Este método japonés promete ayudarnos a ahorrar más de 5.000 euros en tan solo un año si contamos con unos ingresos netos mensuales de al menos 1.200 euros. La traducción literal de Kakebo sería libro de cuentas para la economía doméstica, lo que nos da una pista de por dónde irán los tiros.

Lo primero es comprar una libreta o agenda y un boli e ir anotando diariamente los gastos. Estos deberán ir separados por categorías: gastos fijos (alimentación, transporte, hogar…), ocio (ropa, bares y restaurantes…), cultura (cine, espectáculos, libros…), extras (regalos, reparaciones, caprichos). Una vez finalice el mes, toca hacer balance.

Uno de los principales objetivos es concienciarnos de los gastos innecesarios que podemos llegar a realizar durante un día. Pasado cierto tiempo, empezamos a corregir esos derroches al ser conscientes de por dónde se va perdiendo el dinero. Esta técnica nos vuelve más conscientes y nos ayuda a optimizar nuestros ingresos pudiendo ahorrar hasta un 35% en el mejor de los casos.

recibo

No devolver el router o romper el compromiso de permanencia son los motivos más habituales por los que las telecos nos penalizan. No obstante, no son los únicos. Desde el comparador HelpMyCash.com han revisado una última circunstancia que puede ser motivo de sanción: devolver un recibo a nuestro banco. Pero ¿de cuánto es la multa? ¿Qué compañía es la más dura?

Movistar vs. MásMóvil, cara y cruz de las penalizaciones

No pagar el recibo a tiempo de nuestra conexión a Internet puede salirnos muy caro. Así lo señalan desde el comparador financiero, en el que han revisado las sanciones que aplican las principales telecos nacionales.

Para hacernos una idea, Vodafone nos sumará 20 euros en concepto de recargo por volver a gestionarnos el cobro de una factura atrasada. Más dura es Jazztel que, desde que pertenece a Orange, ha pasado de cobrarnos un euro a 24 euros más impuestos. La propia operadora naranja no se queda atrás y sube la apuesta hasta los 29,04 euros por devolver el recibo.

Los casos más extremos y opuestos a la vez son los de Movistar y MásMóvil. Y es que, mientras la teleco más longeva del país se alza con el cuestionable honor de aplicar la sanción más elevada (30,35 euros), la cuarta operadora nacional nos pedirá entre tres y ocho euros en concepto de penalización.

Penalizaciones que no todas aplican siempre

Sabiendo los precios de las multas, pocos nos atreveremos a quedarnos sin liquidez en la cuenta para afrontar las facturas de Internet. Sin embargo, debemos saber que no todas las compañías nos aplicarán la penalización desde el primer momento.

Desde Orange matizan que entienden que existen ciertas ocasiones en las que, de forma puntual, una factura no se pueda asumir. Por ello, indican que la multa llegará en el supuesto de que este retraso en el pago de nuestras facturas sea reiterado.

De una forma similar, Vodafone también aclara que no nos sancionará si es la primera vez que nos retrasamos o si no hemos hecho una devolución de recibo en los últimos 24 meses.

El coste de no pagar una factura, equivalente a la tarifa de fibra y fijo

Retrasarnos en el pago de una factura puede suponer un buen pellizco para nuestro bolsillo, tal y como hemos podido ver. Tanto es así que, en algunas ocasiones, nos costará casi igual que la propia tarifa de Internet y fijo.

Por ejemplo, actualmente Vodafone nos ofrece su fibra óptica a 50 MB por 12,85 euros/mes más cuota de línea. Es decir, 31 euros/mes; 11 euros más que la sanción que nos pondrá si no pagamos a tiempo el recibo. Más llamativo es el caso de Movistar. La azul comercializa actualmente su pack más económico de fibra por 32,30 euros/mes, mientras que la multa por no pagar a tiempo es de 30,35 euros. Orange nos cobrará a 30,95 euros/mes la conexión de Internet en casa, mientras que la penalización es de 29,04 euros.

Evidentemente, estaríamos pagando el doble en nuestra factura por no haberla asumido dentro del plazo. Y es que, los cargos por devolver un recibo son siempre los mismos, independientemente de si la factura es de una tarifa sencilla de ADSL o de un combinado con móvil y televisión.

desigualdad laboral

El pasado 1 de marzo, con la llegada de los “viernes sociales” del gobierno de Pedro Sánchez, se aprobaron una serie de medidas relacionadas con la igualdad laboral que ya están en marcha desde hace unas semanas, y que están formuladas en la ley de igualdad que el partido socialista propuso el pasado 2018.

El comparador financiero y de créditos online rápidos WannaCash.es indica que estas medidas de igualdad laboral están centradas en combatir la brecha salarial, los planes de igualdad en las empresas, los permisos de paternidad y las cotizaciones sociales.

1. La lucha contra la brecha salarial entre hombres y mujeres

Las empresas están obligadas, a partir de este decreto ley, a registrar los sueldos medios de la plantilla de más de 50 trabajadores según el sexo, la categoría profesional, el grupo al que pertenecen, el puesto en los que están y el sueldo que perciben por su trabajo.

El objetivo principal de esta medida es la de evitar la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres que en España, en algunos ámbitos laborales, llega a ser de un 23% por desempeñar las mismas funciones.

2.  La implantación de los planes de igualdad en las empresas

A lo largo de estos tres años, las empresas que tengan más de 50 trabajadores deberán incorporar de manera progresiva los planes de igualdad, mientras que, en el caso de las empresas con más de 200 trabajadores, deberán hacerlo en un año.

Este plan de igualdad consiste en crear entornos donde las mujeres no se vean acosadas ni que sean excluidas por su condición sexual, favorecer la igualdad en los procesos de selección y contratación, obtener una igualdad salarial en el desempeño del mismo cargo laboral y fomentar la conciliación personal, familiar y laboral.

3. Los permisos de paternidad

También se ha discutido sobre la ampliación de las bajas de paternidad. Con este nuevo decreto ley, siguiendo los modelos del resto de los países de la Unión Europea, se extenderá hasta las 16 semanas de baja que se intentará ampliar durante los siguientes tres años.

Así mismo, no se podrá transferir entre los progenitores y se podrá disfrutar en cualquier momento a lo largo de los primeros doce meses tras el nacimiento del bebé. El propósito de esta medida es la de mejorar la conciliación familiar entre hombres y mujeres.

4. La recuperación de las cotizaciones sociales

Este nueva medida no aparecía en la ley que se propuso el año pasado y consiste en la recuperación de este tipo de cotizaciones para aquellas personas, en su mayoría mujeres, que deben dejar su trabajo para poder cuidar de las personas mayores o de las personas con discapacidad.

El objetivo principal es acabar con la brecha salarial de las pensiones, puesto que la desigualdad del reparto de estas en las mujeres es de un 40%, llegando a cobrar al mes 370 euros como consecuencia de haber dejado de trabajar para el cuidado de personas que requieran de la atención de un familiar.

leyhipotecaria

Antes de la disolución de las Cortes propuesta para el 5 de marzo, el Ejecutivo aprobó una nueva ley hipotecaria llamada Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario.

 

Con esta nueva ley, que tenía que haberse aprobado hace tres años de acuerdo con la normativa europea que quería acabar con las imágenes de los desahucios en los últimos años, el Gobierno español ha evitado una sanción económica de más de 100 millones de euros.

 

No obstante, esta nueva ley hipotecaria no se efectuará, como viene siendo lo habitual, a los 30 días posteriores a su publicación en el BOE, sino que, en esta ocasión, se cumplirá 3 meses después.

 

Pero ¿cuáles son los cambios pactados y que beneficiarán a los clientes que deseen solicitar un préstamo hipotecario? A continuación, el comparador financiero y de créditos rápidos online WannaCash.es te muestra solo algunas de las enmiendas aprobadas tanto por el Congreso como por el Senado y que afectarán a la contratación de las hipotecas:

 

1. Las entidades financieras se encargarán del tributo de los Actos Jurídicos Documentados (AJD) relacionadas con las copias primeras al notario y los gastos del registro y gestoría, mientras que los clientes serán los que deberán pagar las segundas copias del notario y los gastos de tasación.

 

2. El cliente debe estar informado y comprender todo lo concerniente a lo dispuesto en el contrato hipotecario antes de la firma en el contrato, por lo que los bancos deben proporcionarles la ayuda necesaria para la comprensión facilitándoles 10 días antes el precontrato para que el cliente esté conforme con lo expuesto en el documento.

 

Asimismo, el notario, además de dar fe a lo estipulado, debe también auxiliar al cliente en lo relativo a las dudas que presente este con respecto al documento de contrato hipotecario. El objetivo principal de estas acciones es la protección del cliente para que el documento sea lo más transparente posible y esté de acuerdo con lo escrito en él.

 

3. Los bancos deberán ofrecer dos tipos de presupuestos hipotecarios: con seguro y sin seguro, ya que no estará permitido que estos añadan obligatoriamente los productos que deseen a la hipoteca, como pueden ser los tipos de seguros existentes en el mercado. Con esta medida, los clientes podrán solicitar un seguro en una entidad financiera diferente de la que contrató el préstamo hipotecario.

 

4. La orden de desahucio e impago se efectuará a los 12 meses del impago o con un pago del 3% sobre el crédito hipotecario y a los 17 meses o con un pago de un 7% del préstamo, respectivamente.

 

5. No habrá cláusulas suelo y tampoco se ejecutará la cláusula de vencimiento anticipado a aquellos embargos que se encuentren suspendidos y que estén pendientes de la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.