arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

TheValley horizontal

· Los profesionales demandan flexibilidad laboral que ayude a la conciliación de la vida personal y laboral. Sin embargo, 9 de cada 10 españoles declaran no teletrabajar nunca.  

· Las necesidades de las empresas cambian. Ahora buscan perfiles muy especializados en materias concretas e incluso contratan freelancers para desarrollar trabajos puntuales.

Madrid, 25 de noviembre de 2019. Es verdad que, en la gran parte de las empresas en España el trabajo hoy en día se efectúa de forma tradicional, al menos en lo que a horarios y presencia se refiere. No obstante, con la transformación digital -y el cambio cultural que conlleva-, las organizaciones deberán irse adaptando al nuevo concepto de “trabajar”. Está claro que la integración de las tecnologías en el ámbito empresarial está teniendo un gran impacto. Gracias, por ejemplo, al Cloud Computing o a los servicios de VPN, los empleados pueden trabajar con su ordenador u otros dispositivos desde cualquier lugar con tan solo una conexión a Internet, teniendo acceso a todos los documentos, programas y herramientas que necesitan para llevar a cabo sus tareas.

Con el objetivo de fomentar la productividad, eficiencia y equilibrio de la vida personal y laboral de sus equipos, las empresas deberán adaptarse a estos nuevos modelos. El trabajo del futuro será diferente gracias a las tecnologías, las nuevas necesidades de las empresas y el estilo de vida de las personas, y por ello, están surgiendo nuevos formatos laborales y tendencias en cuanto a cómo trabajamos; y los expertos de The Valley las han analizado:

La flexibilidad como protagonista del trabajo del futuro

¿Crees que está realmente implementado el teletrabajo en España? Existen ya muchas empresas que ofrecen flexibilidad horaria -aunque limitada dentro de rangos-, pero el teletrabajo no termina de calar entre las empresas. En España, el 92,5% de la población afirma que nunca teletrabaja, según datos de Eurostat, es decir, tan solo el 7,5% de la población ha trabajado en remoto alguna vez o lo hace habitualmente. Está claro que todavía queda mucho por hacer para cambiar la mentalidad de las organizaciones, pero la buena noticia es que ya se han empezado a tomar acciones. Algunas empresas están “flexibilizando” sus políticas para ofrecer a sus empleados más conciliación con iniciativas como flexibilidad horaria, jornada intensiva en algunas épocas del año, derecho a la desconexión o medidas que favorezcan la maternidad, entre otras.

Lo más demandado es establecer una jornada laboral flexible que se base en trabajo por objetivos, es decir, que el trabajo se evalúe por las metas que se cumplen sin la necesidad de obligar a una persona a estar en una oficina 8 horas al día. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el teletrabajo no es para todos, pues hay gente que afirma que se concentra mejor en la oficina, y que en algunos casos sí es necesario acudir al lugar central de trabajo.

El fenómeno freelance en auge

La diferencia entre un autónomo y un freelance es que los primeros trabajan al completo por cuenta propia y suelen ofrecer servicios a largo plazo a sus clientes cobrando un salario mínimo interprofesional mensual o superior, mientras que los freelances prestan servicios a clientes de forma independiente, pero de manera puntual, es decir, trabajan por proyectos. De hecho, algunos de ellos incluso tienen un ingreso habitual -que proviene de su trabajo estable por cuenta ajena en una empresa- y prestan además otros servicios a clientes propios como actividad complementaria.

Entre las razones del auge de este fenómeno podríamos considerar los bajos sueldos, que hacen que las personas tengan que buscar trabajos complementarios, o el gran crecimiento que ha tenido el ecosistema emprendedor en los últimos años que ha impulsado a muchos trabajadores a que desarrollen sus pasiones, con la intención de poder llegar a vivir de ello.

La importancia de esta tendencia reside principalmente en que ofrece flexibilidad, comodidad y libertad, y es que ser freelance significa trabajar a través de Internet, desde cualquier lugar y en cualquier momento. También se nota cómo las empresas comienzan a buscar estos perfiles para satisfacer sus necesidades de servicios puntuales.

Más allá de la forma de trabajar, los perfiles también cambian de cara al futuro

La tecnología comienza a apropiarse de algunos trabajos manuales y repetitivos y estos puestos de trabajo van desapareciendo. Así, la necesidad de las empresas se dirige hacia la contratación de expertos que estén especializados en materias muy específicas, principalmente en áreas digitales. Donde antes había contables, administrativos, expertos en comunicación o ingenieros de telecomunicación, hoy en día existen diversidad de roles mucho más específicas dentro de cada ámbito, como, por ejemplo, Data Scientist, ASO (App Store Optimization) Manager, Traffic Marketing Product Manager o UX Designer.

Con el paso del tiempo y los rápidos avances tecnológicos, irán surgiendo nuevos puestos de trabajo; de hecho, los empleos que tendrán más éxito en el futuro cercano aún ni existen. Por eso, la recomendación es nunca dejar de formarse, según los expertos de The Valley. “El mundo está en constante evolución y el ámbito profesional y de negocio está cambiando totalmente en los últimos años. La formación se ha convertido en indispensable para que los profesionales puedan adaptarse a este nuevo entorno y cumplir con las necesidades de las empresas”. añade Ana Delgado, Chief Educacion Officer en The Valley.

Acerca de The Valley

THE VALLEY es un hub de conocimiento compuesto por la escuela de negocios The Valley Digital Business School; el headhunter especializado en perfiles digitales, The Valley Talent; un coworking para startups digitales; un espacio de innovación, The Place, y una consultoría para empresas y profesionales que quieran dar un nuevo rumbo a sus negocios en busca de la disrupción. Con sede en Madrid, Barcelona, Canarias y Santiago de Chile, el objetivo es fomentar las sinergias y el networking entre profesores, alumnos y emprendedores con el fin de generar proyectos innovadores de éxito.

www.thevalley.es 

problemaslaborales

Hay momentos en la vida profesional de una persona donde ya no se siente tan a gusto con el puesto que ocupa en una empresa. Puede pensar que su trabajo se ha vuelto una pesadilla, que simplemente no se encuentra a sí mismo, o no encuentra la motivación.

Recientemente la red social de búsqueda de empleo LinkedIn ha hecho un estudio en el que publicó que existen diferentes motivaciones por las cuales una persona decide dejar el cargo que ocupa en una empresa o institución, así que el comparador de créditos rápidos online WannaCash.es nos explica las más frecuentes.

Falta de crecimiento

Este es el caso de quien lleva muchos años en un puesto específico de su trabajo. La frustración llega cuando trata de adquirir nuevos puestos, de ascender. Y aunque se postula, se le niega. Sus esfuerzos no valen nada para la empresa, por mucho que haga el esfuerzo de mejorar.

También está el caso del empleado que ha logrado conseguir el máximo puesto dentro de su organización. O que llega al tope de su carrera.

Falta de liderazgo

Cuando un jefe no se ocupa de los problemas y situaciones delicadas o de importancia en su empresa algo va mal. Dejarle las responsabilidades al resto de los empleados y no asumir las de un líder, crea un vacío de liderazgo que afecta negativamente la productividad y ánimo de los empleados.

Sueldos bajos

Percibir un sueldo por debajo de lo que vale verdaderamente el trabajo de un empleado y no poder acceder a una mejora salarial, puede ser muy frustrante.

Una pésima cultura de trabajo

La deshumanización de los empleados dentro de la zona de trabajo puede ser uno de los elementos más críticos. Esto implica falta de espacios adecuados, sobreexigencias en horarios o en entregas, malos tratos, falta de trabajo en equipo, que no haya una clara definición de las funciones, etc.

Una cultura de trabajo es cómo se relacionan los empleados dentro del espacio de trabajo. Y muchas personas llegan a pasar más tiempo allí que en casa, por lo que debería ser lo más ameno y llevadero posible.

Falta de reconocimiento

El poco reconocimiento o la falta de este de los logros obtenidos es altamente desmoralizador. Aleja a los empleados del apego emocional a sus puestos de trabajo.

Por estas razones y más muchos empleados están tomando la decisión de iniciar sus propios negocios o start-ups. Se han ido dado cuenta de que tener un trabajo fijo, bien sea como autónomo o dentro de los espacios convencionales de una oficina, siguen existiendo trabas. La solución es crear un empleo propio.

4 horas mas12 Mayo,  Decreto Ley de protección social y contra la precariedad laboral

Según el estudio global desarrollado por IWG realizado entre más de 15.000 encuestados de 80 nacionalidades diferentes:

● El 77% de las empresas afirman que gracias al trabajo flexible son más productivas y consiguen atraer más talento

● El 62% de las empresas ya cuentan con políticas para desarrollar espacios de trabajo flexible

● Sin embargo, a partir del 12 de mayo la nueva normativa obliga a las empresas españolas a registrar el horario laboral de todos sus empleados

Madrid, 6 mayo de 2019 - Este próximo domingo entra en vigor el Decreto Ley de protección social que busca poner fin a la precariedad laboral, y que incluye la obligación por parte de las empresas de que sus empleados realicen el registro de las horas de su jornada laboral. Esta iniciativa legislativa busca terminar con algunos de los datos reflejados en la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018, donde se muestra que 797.000 trabajadores españoles realizan horas extra en sus trabajos y el 48% de ellos declaran no cobrarlas. En este sentido, según el último estudio elaborado por IWG, principal proveedor de espacios de trabajo flexible, en España casi la mitad de los profesionales liberales (46%) hace más de 4 horas extra semanales. Igualmente, según el estudio esta normativa entra en contraposición con las actuales tendencias laborales, que se orientan hacia un modelo de trabajo flexible, en el que empresa y trabajador puedan organizar su tiempo y su jornada laboral de forma más óptima.

Con las reivindicaciones del 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, aún recientes, IWG recuerda que el nuevo escenario laboral se aleja del modelo tradicional de jornada de 8 horas ininterrumpidas en una misma oficina. Los datos obtenidos en su encuesta global, entre más de 15.000 encuestados de 80 nacionalidades diferentes, reflejan que las nuevas formas de trabajo ofrecen a las personas la libertad de decidir dónde, cuándo y cómo trabajar.

El estudio muestra cómo actualmente los espacios de coworking además de ser impulsores clave de la flexibilidad son capaces de atraer y retener el talento de los trabajadores. De hecho, el 83% de los encuestados a nivel mundial afirma que, entre dos trabajos con características similares, rechazarían aquel que no ofertara trabajo flexible.

De hecho, esta encuesta señala que el trabajo flexible ha ayudado al 77% de las empresas a ser más productivas y exitosas. Por este motivo, el  62% de las compañías  a nivel mundial ya tienen políticas de flexibilidad, lo que se traduce en que cerca de la mitad de los empleados ya pasan 2,5 días a la semana de media fuera de sus oficinas centrales.

Conciliación de la vida laboral y personal

En lo referente a la mejora en la calidad de vida de las personas, la flexibilidad aumenta la satisfacción de los trabajadores al ayudarles a conciliar su vida personal y laboral. Desde la reducción de los tiempos de desplazamiento al trabajo y el estrés que estos generan, a una mejor organización de las cargas familiares, la flexibilización de las horas de trabajo se postula como el pilar de la conciliación.

SIn embargo, el estudio también recoge la dificultad de cambiar una cultura laboral mucho más rígida que ha sido la norma habitual durante mucho tiempo. Y precisamente es España quien lidera la tabla de países con mayor resistencia al cambio, con más de dos tercios de responsables de negocio que han expresado sus dudas a la hora de transicionar hacia un modelo de trabajo flexible.

Philippe Jiménez, country manager de IWG Group España, comenta: “Las nuevas tecnologías permiten que tengamos la posibilidad de realizar nuestro trabajo desde cualquier lugar y en cualquier momento. Las compañías son cada día más conscientes de todos los beneficios que tiene el trabajo flexible y de su positivo impacto en el rendimiento, la motivación y la satisfacción en el trabajo. Desde IWG confiamos en que las empresas formen parte del cambio y apuesten por estos espacios especialmente pensados para impulsar la creatividad, la productividad y establecer una comunidad profesional dinámica”.

Acerca de IWG

IWG lidera la revolución del espacio de trabajo. Nuestras empresas ayudan a más de 2,5 millones de personas y a sus empresas a trabajar de forma más productiva. Lo hacemos ofreciendo una selección de espacios de trabajo, comunidades y servicios profesionales, inspiradores y de colaboración.

La digitalización y las nuevas tecnologías están transformando el mundo del trabajo. La gente quiere los beneficios de productividad personal de vivir y trabajar cómo y dónde ellos quieran. Las empresas quieren los beneficios financieros y estratégicos. Nuestros clientes son empresas de nueva creación, pequeñas y medianas empresas y grandes multinacionales. Con objetivos empresariales, personas y aspiraciones únicas. Quieren que los espacios de trabajo y las comunidades se adapten a sus necesidades. Quieren elegir.

A través de nuestras empresas ofrecemos esa opción, y servimos a todo el mundo del trabajo: Regus, Spaces, No18, Basepoint, Open Office y Signature. Creamos valor personal, financiero y estratégico para empresas de cualquier tamaño. Desde algunas de las empresas más interesantes y organizaciones más conocidas del planeta, hasta individuos y la próxima generación de líderes de la industria. Todos ellos aprovechan el poder del trabajo flexible para aumentar su productividad, eficiencia, agilidad y proximidad al mercado.

Únase a nosotros en www.iwgplc.com.

 

Black friday negro

Adecco y su división Eurovendex prevén un incremento en las contrataciones vinculadas a este periodo de un 7,5% con respecto a la misma campaña del año anterior, lo que supone más de 200.000 contratos en todo el país.  

Estos 200.000 contratos superan la contratación de, por ejemplo, el periodo de rebajas de invierno donde se firmaron más de 110.000.

Por sectores, será el gran consumo (englobando alta perfumería, cosmética, electrónica, telefonía, juguetería, imagen, sonido, etc.), la alimentación, la distribución, el retail, la logística, el transporte y la industria textil, entre otros, los que más empleo generarán en estas fechas.

Además, las áreas ligadas a la atención al cliente o fuerza de ventas serán las grandes beneficiadas de esta campaña. Por ello, el perfil más buscado será el de comercial –promotores, azafatas de imagen, teleoperadores o dependientes- durante esta próxima campaña.

Por autonomías, Cataluña se sitúa a la cabeza de las previsiones, ya que creará 38.900 nuevos puestos de trabajo. Tras ella, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana serán las que generen más empleo, con más de 35.400 y 27.000 contratos, respectivamente.


Sin embargo, los mayores incrementos en la contratación con respecto a 2018 son los de Madrid (18%), Cataluña (10,2%) y Castilla-La Mancha (8,6%), regiones con alta presencia de centros logísticos y, en el caso de las capitales, de grandes superficies de distribución.

Los interesados en optar a uno de esos contratos de la campaña del Black Friday pueden encontrar ofertas en la siguiente página web específica para ello:
https://empleo.adecco.es/blackfriday-navidad-adecco19-ao/

Madrid, 12 de noviembre de 2019.- El mes de noviembre trae una de las campañas de contratación más potentes de los últimos años. No fue hasta hace poco tiempo que modas como el Black Friday o el Cyber Monday (ambas de origen estadounidense) empezaron a calar en nuestro país, y tal ha sido su impacto que el gran consumo y sectores como la logística y la distribución ya diseñan campañas específicas vinculadas a ellos como, por ejemplo, en el terreno de la ampliación de personal.

El adelanto de las compras navideñas aprovechando los descuentos de estos días que vienen y la liberalización de horarios comerciales y de periodos oficiales de rebajas hacen que al final de este mes repunte el consumo y, por tanto, haya que dar mayores servicios a los clientes.
Todo esto se transforma desde hace algunos años en el adelanto de las contrataciones para la campaña de Navidad (que este año traerá más de un millón de contratos como ya anunció Adecco hace unas semanas)1.

Es por ello que Adecco, líder mundial en la gestión de los recursos humanos, y su división Eurovendex, especializada en outsourcing comercial, prevén que en estas últimas semanas del mes y vinculados a los descuentos del Black Friday, se generen más de 201.000 contratos, lo que supone un 7,5% más que un año atrás2.

Tal es la importancia de estas fechas que ya se generan más contrataciones para esta campaña que para la propia de las rebajas de enero, mucho más asentada en nuestro país y con años de tradición (110.000 contratos nuevos se generaron en la campaña de rebajas de enero de 2019).  

Un año más, serán los sectores vinculados al gran consumo y su industria auxiliar (englobando alta perfumería, cosmética, electrónica, telefonía, juguetería, imagen, sonido, etc.), la alimentación, la distribución, el retail, la logística, el transporte y la industria textil, entre otros, los que más empleo generarán en estas fechas.

Además, aunque la campaña sea de corta duración, muchas de estas contrataciones se ampliarán a todo el periodo de contratación navideña e incluso rebajas.

En cuanto al perfil más buscado será el de comercial –promotores, azafatas de imagen, teleoperadores o dependientes- durante esta próxima campaña. Un ejemplo de ello puede verse en la siguiente web específica que Adecco y Eurovendex han creado para esta campaña y en la que se demandan grandes volúmenes de estos perfiles: https://empleo.adecco.es/blackfriday-navidad-adecco19-ao/ 

El sector del gran consumo tira del empleo en el Black Friday

Cada vez más, la campaña del Black Friday y el Cyber Monday suponen un importante repunte de empleo y es el sector de la distribución o gran consumo y las áreas de atención al cliente o fuerza de ventas en los que se generan más puestos de trabajo. Sin olvidar, claro está, que la industria auxiliar también se beneficia del aumento del consumo en estas fechas.
 
La demanda de perfiles en el sector gran consumo -alta perfumería y cosmética, electrónica, juguetería, imagen y sonido y la industria textil- se dispara y aumentan las ofertas para aquellos perfiles vinculados a la atención al cliente y la fuerza de ventas.

Los más demandados vuelven a ser los promotores, dependientes y comerciales, cuyo objetivo es promocionar productos y marcas de primer nivel en el sector cosmético y tecnológico, de telefonía móvil, etc.

La contratación de estos perfiles supone una inversión y mayor rentabilidad para las empresas, ya que muchas de ellas desarrollan campañas especiales y necesitan personas que les ayuden a aumentar las ventas, optimizar la presencia del producto, diferenciarse de la competencia y reforzar su imagen de marca especialmente en los centros comerciales y puntos de venta más visibles. Y aquí la experiencia previa juega un papel muy importante para las personas en búsqueda de empleo pues la curva de aprendizaje es mínima y en campañas de duración tan corta esto es un punto extra.

La distribución y el retail también se llevan buena parte de los puestos de trabajo que se generan en esta época. La demanda de cajeros, inventaristas, reponedores o mozos de almacén aumenta considerablemente dentro de las empresas de esta industria.

Y si la distribución y el retail tiran del carro, la logística y el transporte van de la mano, un sector que en este tipo de campañas aumenta sus previsiones de contratación en un 20%. Los puestos que más necesita cubrir este sector son mozos, preparadores de pedidos con radiofrecuencia y carretilleros.

¿Qué buscan las empresas en estos perfiles?
El carácter proactivo es una de las características que más demandan las empresas a la hora de buscar candidatos para la campaña del Black Friday. Se busca un trabajador que tenga iniciativa para cumplir los objetivos en un periodo breve de tiempo y así multiplicar las ventas.
Además, durante este periodo de rebajas, es necesario que el empleado tenga una actitud comercial para que se traslade a todo el punto de venta y tener capacidad para abordar al cliente de forma ininterrumpida y así alcanzar al mayor número de consumidores posible.
También se valorará la experiencia previa en un puesto similar o la realización de algún curso de venta y técnicas comerciales. La especialización en sectores concretos como electrónica, pequeño electrodoméstico, informática, telefonía o alimentación, se convierte en un plus de empleabilidad de cara a quién contrata.

Las comunidades estrella de la campaña

Las autonomías donde se esperan mayores incrementos en cuanto a la contratación de personal son aquellas donde se ubiquen centros grandes logísticos y operadores de e-commerce, así como regiones donde el gran consumo es un negocio core (centralización de grandes superficies comerciales, de distribución, etc.).

Por ello, aunque el número de contratos será mayor en aquellas regiones con mayor población activa, son los incrementos interanuales de las autonomías con estas características, los que nos darán las claves de la buena marcha de esta campaña.

Centrándonos en el número total de contratos vemos que Cataluña, con 38.900 nuevos empleos, la Comunidad de Madrid, con más de 35.400, y la Comunidad Valenciana, donde se esperan superar los 27.000 contratos, son las tres autonomías que realizarán más contrataciones en cuanto a la distribución regional de la campaña.

La Región de Murcia y Andalucía son las dos comunidades que les siguen, con menor volumen de contrataciones, aunque muy positivas también: más de 23.800 en el caso murciano y más de 18.500 en el andaluz. Ellas cierran el top 5 de regiones con mayor número de contratos y completan además el grupo de autonomías donde la cifra de empleos supera los 5 dígitos.
 
Por detrás de ellas, a gran distancia, aparecen el País Vasco, Castilla y León y Galicia, todas ellas superando los 8.000 contratos. Inmediatamente después, se encuentra otro trío de regiones que rondan los 6.000 empleos. Son Castilla-La Mancha, Canarias y Aragón.
Navarra y Cantabria se colocan por debajo. En el primer caso se esperan alcanzar holgadamente las 4.500 contrataciones y para la comunidad cántabra, las 3.250.

Ya en la parte inferior del ranking se sitúan Asturias (1.830), La Rioja, con 1.320 nuevos empleos, Baleares, con un millar, y, por último, Extremadura, que alcanzará los 440 contratos.

personaspensando- El 60% de los españoles busca activamente empleo. Para encontrarlo prefieren los portales de búsqueda online frente a métodos más tradicionales

Poco realizados y peor valorados: así se sienten los españoles en el trabajo. Este es el preocupante dato que revela el informe realizado con motivo del Día del Trabajador por el comparador de seguros Acierto.com. El estudio analiza algunas de las cuestiones que más preocupan a los trabajadores españoles, tanto a aquellos que ya cuentan con un empleo como a los que han sido despedidos.

Las conclusiones apuntan a que este sentimiento tiene que ver con la retribución salarial, la proyección en la empresa, así como con el reconocimiento en general de superiores y jefes. El dato positivo es que son pocos los encuestados que se refieren a las labores desempeñadas en su puesto.

Respecto a la retribución, solo 3 de cada 10 españoles está satisfecho con lo que cobra. Un perfil que responde al de hombre entre los 40 y 45 años con estudios superiores, que precisamente son los que más cobran. La brecha salarial entre ellos y ellas también hace que las mujeres se encuentren más insatisfechas.

Si nos centramos en el salario mínimo, hasta 9 de cada 10 españoles lo consideran injusto. Algo que se suma a otras insatisfacciones como la falta de conciliación familiar y que acaban con hasta 8 de 10 españoles infelices en el puesto que ocupan. En cualquier caso, cabe comentar que son precisamente los profesionales que requieren de una formación específica o de estratos sociales más bajos, los que se encuentran menos satisfechos. Curiosamente,  4 de cada 10 empleados estarían dispuestos a cobrar menos a cambio de mayor felicidad laboral.

Por otra parte, reconocer a los empleados resulta muy positivo para las empresas, ya que aquellos empleados que reciben felicitaciones en el trabajo acaban siendo un 12% más productivos. Y a la inversa: la falta de satisfacción en el trabajo reduce la productividad y la calidad del trabajo e incrementa el absentismo laboral. Es decir: que hace a las empresas perder dinero. Por no hablar de que estos empleados pueden marcharse y obligar a la compañía a destinar recursos a la búsqueda y formación de nuevos perfiles.

El paro, motivo de preocupación

Pero el sueldo no es la única cuestión a la que prestamos atención, sino que el paro continúa postulándose como la primera causa de inquietud entre los españoles por delante de la corrupción y el fraude. Un punto que no nos extraña si tenemos en cuenta que el último trimestre del año ha cerrado con 49.900 parados más, el peor arranque de año desde 2013 y que la prestación por desempleo es más corta, baja, y tiene menos beneficiarios.

De hecho este es uno de los puntos de inflexión: según el estudio de Acierto, el 67% no está de acuerdo con la duración de la prestación por desempleo actual. De entre ellos, el 56% estima que debería prolongarse durante seis meses por año trabajado, mientras que el resto aumentaría esta cantidad a ocho y doce meses (el 14% y 13% respectivamente). Los españoles tampoco están conformes con cobrar menos a medida que pasa el tiempo; algo que comparte hasta el 76% de los encuestados.

El 60% de los españoles busca activamente empleo

Y no solo inquieta la situación de desempleo en sí misma y cómo abordarla, sino que casi 9 de cada 10 españoles considera que las indemnizaciones por despido son injustas. En concreto, el 77% piensa que deberían superar los 40 días por año trabajado, mientras que el resto establece un mínimo de al menos un mes por este mismo periodo de empleo. A pesar de esta forma de pensar, el 34,6% es capaz de ponerse en la piel de la empresa que le despide. Teniendo en cuenta que a casi la mitad de los españoles les han despedido alguna vez, no parece una cuestión baladí.

El análisis realizado por el comparador de seguros también desvela que el 60% de los españoles busca activamente empleo; y que prefiere los portales específicos online para hacerlo. Unos canales que les permiten acceder y comparar entre diferentes ofertas de empleo. Solo un 4,5% va más allá y emplea las redes sociales; y el resto opta por métodos más tradicionales: el 26,5% busca trabajo por el INEM y el 9% acude a tirar el currículum de forma presencial.

Por desgracia, un escaso 8,4% de los participantes del estudio tuvo más de siete entrevistas durante el último año. De hecho, al 36,7%, la mayoría, le llamaron para una o dos. El 25,6% no hizo ninguna, y el 20,8% acudió entre a tres y cinco. El 8,3% restante realizó entre cinco y siete entrevistas. En definitiva unos números nada halagüeños si tenemos en cuenta el ahínco con el que los españoles buscan empleo.

El crecimiento de los autónomos se estanca

En esta situación, emprender y hacerse autónomo se postulan como alternativas. Sin embargo y aunque el año pasado su número creció notablemente, los datos más recientes revelan una deceleración de este crecimiento: en concreto, los autónomos han aumentado cinco veces menos que en 2018. En números, fuero 6.000 los autónomos que se registraron en el primer trimestre de 2018. Este 2019 apenas hemos llegado a los 1.600 trabajadores en el mismo periodo.

No es de extrañar 3 de cada 5 españoles consideren que la situación de los autónomos en España es mala o muy mala. El 35,2% la define como “regular”; y para el 8% restante es buena. Y es que las cuotas, la posibilidad de quedarse parado por una enfermedad, sin vehículo, etcétera, son algunas de las cuestiones que no acaban de convencer a los españoles.

Con el objetivo de protegerse ante estas eventualidades, son cada vez más los autónomos que se decantan por seguros específicos. Es el caso del seguro de baja laboral, que les permite recibir una cantidad diaria si se ponen enfermos o sufren una incapacidad laboral temporal que les impide seguir trabajando. También existen seguros de jubilación, interesantes para aquellos que cotizan por la base mínima. "No obstante, antes de contratar cualquiera de estas pólizas, resulta fundamental que los interesados comprendan qué queda cubierto y qué no, y que comparen primas y prestaciones para garantizarse la mejor relación prima-cobertura" comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com.