arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Parvulario 3 años

...la tecnología en el aprendizaje de niños de tres años
- El proyecto Màtic es único en Europa y en él participarán 51 niños de 3 años del parvulario de La Salle Bonanova (Barcelona)
Barcelona, 26 de junio de 2008.- El Parque de Innovación La Salle, el parvulario de La Salle Bonanova y Toshiba España han puesto en marcha el primer estudio sobre el impacto real de las nuevas tecnologías en la educación y el aprendizaje de niños de 3 años (P3).

Para su realización, se está estudiando la evolución  de un total de 51 niños de La Salle Bonanova, de los que la mitad ya han sustituido las herramientas tradicionales de aprendizaje -como cuadernos, lápices, libros de texto y pizarras- por un entorno digital con acceso web inalámbrico.

Para Ramón Ollé, Presidente de la escuela de negocios de La Salle, “las primeras percepciones nos permiten intuir que el uso de la tecnología en clase es un gran motivador para la atención de los más pequeños”. Según Ollé, “las conclusiones de este proyecto aportarán información muy valiosa sobre cómo aprender más eficazmente con la tecnología e, incluso, nuevas maneras de enseñar en un entorno digital”.

“La educación es el principal motor para el desarrollo de la sociedad y la tecnología puede aportar mucho a la mejora de la calidad de la educación. Iniciar a los niños de 3 años, que todavía no saben leer ni escribir, en el uso de las tecnologías puede acelerar su capacidad para aprender”, explica Xavier Pascual, vicepresidente de Toshiba para el Sur de Europa.

Las clases en cuestión, cuentan con un ordenador Tablet PC de Toshiba, junto a un software de contenidos digitales, un proyector y una pizarra digital.

“Concretamente, el estudio se ha centrado en el área de las matemáticas. Todos los conceptos de numeración y cálculo aprendidos están sustentados por un soporte tecnológico”, explica Josep Mª Ramos, director de La Salle Bonanova.

Los TabletPC llegaron al parvulario La Salle Bonanova hace 3 años y actualmente se está llevando a cabo la fase de recogida de resultados. Con los datos de campo recogidos, un equipo de 15 investigadores y docentes de La Salle medirán y analizarán el impacto real que aporta la tecnología tanto en el aprendizaje de los niños como en la práctica docente. Los resultados estarán listos el próximo mes de septiembre.

“Con este estudio, además, esperamos descubrir nuevas dinámicas de relación y comunicación que se establecen entre los niños en entornos virtuales”, añade Juan Pérez, director del Parque de Innovación La Salle.

Toshiba y su apuesta por la educación

La elección de Toshiba como socio tecnológico para este estudio está motivada por la experiencia que la compañía ha demostrado en los últimos años en cuanto la aplicación de la tecnología y de la informática portátil a diversos entornos educativos y docentes.

“Toshiba es la empresa líder en el segmento de la educación en España con diferentes proyectos en enseñanza Superior, Secundaria y Primaria. Este proyecto abre la vía a la educación infantil e intentamos demostrar que existe una mejora en el aprendizaje por parte del alumno y en la productividad por parte del profesor. La informática en las aulas puede ser una de las soluciones para mejorar los índices de la educación ya que estas herramientas facilitan a los educadores el acceso a contenidos de calidad de manera más rápida y eficiente.”, añade Xavier Pascual, vicepresidente de Toshiba para el Sur de Europa.

Toshiba es el proveedor líder de soluciones y aplicaciones informáticas para la educación superior en España. Actualmente tiene firmados más de 50 convenios con otras tantas universidades para la promoción y el impulso del uso de la tecnología por estudiantes y docentes. Su participación ha sido fundamental en la sustitución en estos centros del concepto de “Aula de informática” por el de “la Informática en el aula”, colocando a ésta como herramienta fundamental para el desarrollo de las clases y prácticas.

Otro proyecto destacado de Toshiba en el ámbito educativo es su participación en el uso de Tablet PCs en sus clases y trabajos por parte de niños de enseñanza primaria en Aragón. En cuanto a la enseñanza secundaria, Toshiba y la Junta de Andalucía están colaborando conjuntamente en un proyecto que tiene como objetivo que todos los alumnos de institutos de esta comunidad dispongan de un portátil. Además Toshiba ha sido la primera empresa en establecer acuerdos de colaboración con más de 50 universidades.

Ordenadores con pantalla táctil

La herramienta elegida para llevar a cabo el estudio ha sido el Tablet PC Portégé M400, un dispositivo muy versátil que como principal característica permite el reconocimiento de caracteres de escritura del alumno como si se tratara de un papel y conversión a texto informático, permitiendo subrayar y colorear. Al ser inalámbricos, los Tablet PC se pueden mover por el aula como si de un cuaderno se tratara, sin perder la conectividad.

Estos ordenadores portátiles son totalmente ergonómicos y disponen de una autonomía de más de 8 horas, lo que asegura su total disponibilidad durante la duración de las clases e incluso la jornada escolar completa.

Además estos equipos son unos de los ordenadores más resistentes del mercado, ya que Toshiba ha integrado una serie de tecnologías, que con el nombre de Toshiba EasyGuard, permiten soportar golpes y caídas, así como derrames accidentales de líquidos, aspectos especialmente importantes cuando el portátil es utilizado en el ámbito de la educación. Todo ello es posible gracias a sistemas de absorción de impactos y antideformaciones, así como a sistemas que evitan la rotura de las piezas internas. En su diseño Toshiba ha utilizado los sistemas que usan la industria aérea y aeronáutica para probar la resistencia de sus piezas.

Además todos los equipos de Toshiba, incluido este Portégé M400 y todas las partes que lo componen (embalaje, manuales, adaptador de corriente, cables y batería) cumplen con la normativa RoHS (Restricción de uso de Sustancias Peligrosas), no incorporando ninguna de las seis sustancias prohibidas: Plomo (Pb), Mercurio (Hg), Cadmio (Cd), Cromo Hexavalente (Cr(VI)), Bifenilos Polibromados (PBB), Difeniléteres Polibromados (PBDE).