arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Trabajo difícil

...asignatura obligatoria en nuestras Universidades?
 Escrito por el periodista Jorge Ramos.- La economía de cualquier país, comunidad autónoma, ayuntamiento, (…) tiene como herramientas los números… y los números son frios,  no tienen sentimientos, sólo reflejan con total crudeza cuál es la situación real de ese  país.  Es una “verdad de Perogrullo”, una obviedad, ciertamente, pero esta realidad se complica porque detrás de los números hay Seres Humanos.

El proceso de resolución de la crisis económica se complica cuando olvidamos que el sistema económico de un país, y digo genéricamente, cualquier sistema económico y de cualquier país, se ha diseñado, inicialmente, para servir a los Seres Humanos que viven en ese país. En ese preciso momento se dificulta la solución del la crisis porque hemos invertido los términos y los Seres Humanos hemos comenzado a servir a los intereses de la Economía.

Ocurre igual que cuando olvidamos que el  Estado se crea al servicio del Pueblo y en un momento dado, de la historia de un país cualquiera,  el Pueblo  se ve obligado a servir al  Estado. Para evitar estas nocivas confusiones deberíamos recuperar en las Universidades la asignatura de Humanidades (Ciencias Humanísticas). Hubo en España un tiempo en el  que esta materia llegó a impartirse en alguna facultad y yo fui uno de los privilegiados que disfrutó de esas imprescindibles enseñanzas.  

La Humanidad ha conseguido niveles inimaginables de tecnología pero ha olvidado sus raíces humanísticas. Si queremos cambiar la forma de vivir de la Humanidad debemos cambiar  antes nuestra propia actitud individual y cambiar nuestras propias acciones. La única solución es la evolución individual para que cambiando primero todos y cada uno de los miembros de la  sociedad cambie luego también como consecuencia la sociedad en su globalidad. En la Grecia Clásica, en el Renacimiento, y ahora  de nuevo, ¡cuanto antes mejor por el  bien de la Humanidad!

Publicado en Impronta Comunicación