arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Toshiba Led

...CON UNA GAMA CAPAZ DE SUSTITUIR CUALQUIER TIPO DE BOMBILLA DE UN HOGAR
Consumen hasta un 89% menos de energía, duran cuatro veces más y ofrecen mejor iluminación y confort visual.
El cambio de luces en un hogar medio podría suponer un ahorro en la factura de la luz de entre 100 y 200 € al año, con lo que su coste se amortizaría rápidamente.
Desde septiembre están en vigor nuevas leyes europeas sobre normas de etiquetado para ayudar al usuario a rechazar los productos LED que no cumplen los mínimos sobre potencia de luz, duración y temperatura de color.


Madrid, Noviembre de 2013.- Toshiba Lighting Systems acaba de lanzar al mercado una nueva gama de lámparas LED para el hogar con la que se convierte en la compañía con la mejor oferta del mercado en cuanto a alternativas reales de iluminación de bajo consumo para sustituir cualquier tipo de bombilla incandescente, halógena o fluorescente de una casa.

Según estimaciones de la compañía, la sustitución de la iluminación tradicional por tecnología LED en una vivienda de tipo medio (65-90 metros cuadrados con tres habitaciones, salón, cocina y baño y en la que convivan cuatro personas) supondría un ahorro del 89%, lo que se traduce en una horquilla de entre 100 y 200 € anuales (teniendo en cuenta que el 20% del gasto energético en un hogar es iluminación). Esto significa que el coste del cambio quedaría amortizado muy rápidamente.

Además de ello, este cambio lleva aparejadas otra serie de ventajas, tales como que las bombillas LED multiplican por cuatro la durabilidad, tienen una instalación sencilla, ya que se adaptan a cualquier tipo de casquillo estándar actual, y ofrecen una mejor iluminación y confort visual. Además, con la tecnología LED se eliminan las radiaciones infrarrojas, ultravioletas y de calor, y no contienen  mercurio.

Esta nueva gama consta de 6 modelos: dos de casquillo estándar E27, otras dos de casquillo fino E14 (para bombillas tipo vela) y otras dos en formato GU5.3 y GU10, para cambiar reflectores dicroicos. Toshiba apuesta así por la sencillez, para que el consumidor no se confunda al elegir entre multitud de referencias, mejore la iluminación y el confort visual de su casa y pueda cambiarlas él mismo.

Las bombillas tienen un consumo de 10,5, 7 y 4W y suplen a las tradicionales de 60, 40 y 25W, respectivamente, mientras que las lámparas dicroicas sólo consumen 4W y sustituyen a cualquier halógeno de hasta 35W.

Además, Toshiba ha creado un nuevo embalaje en el que se explica de manera clara y visual qué tipo de bombilla y qué potencia sustituye en W, la duración en horas, tipo de casquillo y ciclos de encendido, así como la nueva etiqueta energética A+, que certifica que es el producto de iluminación más eficiente del mercado.

Con estos nuevos modelos, Toshiba afronta su incursión en el mercado LED doméstico tras afianzar su negocio en el segmento profesional (comercio, hostelería y restauración o administración pública). La compañía estima que en los próximos tres años las ventas en el segmento doméstico español de soluciones LED supondrán el 30% del mercado total de bombillas.

Estas LED Toshiba son específicas para el hogar y cubren cualquier necesidad de iluminación en una vivienda, ya sea general, de ambiente, de relieve o acento, y en su diseño se han tenido en cuenta los patrones de uso de la luz en este ámbito, muy diferentes al uso profesional, sobre todo en horas de encendido.

Las nuevas LED Toshiba para el hogar estarán disponibles en España en una amplia variedad de comercios minoristas, como centros comerciales, grandes superficies especializadas en decoración y de material eléctrico.

Evitar el producto de baja calidad

El cambio a soluciones LED en los hogares españoles entraña, según Toshiba, ciertos riesgos que los consumidores tienen que tener en cuenta. Para evitarlos la empresa recomienda elegir soluciones de calidad que permitan conseguir realmente las ventajas que la tecnología permite en ahorro, duración y calidad de la luz.

En este sentido, la compañía valora positivamente la entrada en vigor en septiembre de este año de las normativas europeas CE/1194/2012 y CE/874/2012 sobre productos de iluminación. Estas normas establecen los criterios de calidad mínimos para permitir la comercialización de productos LED, como el establecimiento de ratios de fallo mínimos y la consistencia del color. También establecen una nueva tabla de equivalencia entre luces LED y lámparas tradicionales, fijando el mínimo de lúmenes que cada LED tiene que alcanzar para servir de sustituto real.

Asimismo, desde septiembre es obligatorio para los fabricantes de luces LED cumplir con la norma de etiquetado EC/ 874/2012, que ayudará al usuario a elegir exactamente la lámpara más eficiente y que mejor se adapte a sus necesidades.

Toshiba también cree necesario que las autoridades pongan en marcha mecanismos de control en la cadena comercial para evitar la venta de luces por debajo de los estándares europeos de calidad y fuera de normativa. Igualmente, considera que las normas de etiquetado deben ayudar al cliente para adquirir esta nueva tecnología con la calidad pertinente. Hasta la fecha el usuario doméstico compraba sus luces reflectoras atendiendo a la potencia de consumo del LED sin equivalencia en cuanto a flujo luminoso. Según la compañía, estas etiquetas tienen que ofrecer, y así lo hacen ya las suyas, información sobre equivalencia en vatios y difundir nuevas unidades de medida (lúmenes totales y temperatura de color), horas de vida útil certificada y ciclos de encendido y apagado.