arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

reformadisimo

Tal y como señala la compañía Reformadísimo, los beneficios son tales que, la inversión en cambio de instalaciones y cerramientos se recupera a corto-medio plazo

26 de octubre de 2016. A día de hoy el número de familias que se decanta por la compra de una nueva vivienda es notablemente menor. Por ello, la opción cada vez más popular es la compra de una vivienda para reformar. Esta opción, permite diseñar una nueva distribución de los espacios que dé respuesta a las necesidades de sus nuevos habitantes, renovar y actualizar las instalaciones; fontanería, electricidad, gas, calefacción…así como, instalar nuevas carpinterías exteriores.  

“Con estas mejoras se consiguen ahorros de hasta un 30% en la factura de la luz, agua y gas natural”, comenta María Luisa de la Rubia, Socia Fundadora de Reformadísimo.

En una reforma integral de una vivienda aproximadamente el 50% de los trabajos que se realizan no son visibles a la hora de habitarla, nos referimos a todas las instalaciones que van ocultas en los tabiques y falsos techos. Aun así, se podría decir con seguridad que son los elementos más importantes de la vivienda reformada y su buena ejecución es fundamental a la hora de conseguir un ahorro energético. Esto, junto a la elección de iluminación de bajo consumo, ventanas con alta eficiencia energética y, si fuese necesario, aislamientos térmicos en fachadas, paredes o techos permitirá un menor consumo de energía y, por lo tanto, tener una vivienda más eficiente.

“El óptimo dimensionamiento y ubicación de radiadores, la instalación de una caldera de condensación, la calidad aislante de las ventanas o una grifería termostática, son algunas soluciones que en Reformadísimo estudiamos y proponemos a nuestros clientes para que a la hora de pagar los recibos de su nueva vivienda estas decisiones se reflejen en su bolsillo a corto-medio plazo”, comenta Maria Luisa de la Rubia, Socia

Fundadora de Reformadísimo. Precisamente por esto, la cadena franquiciadora incide en la importancia que supone la realización de esta inversión y lo significativo que es, a la hora de afrontar la reforma de la vivienda, contar con un equipo profesional con experiencia que proponga alternativas, detecte problemas, aporte soluciones y por supuesto ejecute correctamente los trabajos, ajustándose al presupuesto establecido por cada cliente.

La compañía Reformadisimo, que empezó su trayectoria en el sector de las reformas en 2012, se encuentra en pleno proceso de expansión de su exitoso modelo de negocio en franquicia. “Contamos con un equipo formado por arquitectos, aparejadores y profesionales del sector que nos permite optimizar los recursos y resultado de cada trabajo”, explica Maria Luisa de la Rubia, quien apunta que, “hemos detectado un incremento en el número de reformas en los últimos años que nos ha hecho ampliar la cartera de clientes, hasta llegar a superar las 100 obras anuales únicamente en Madrid. En vista de este crecimiento y del éxito de nuestro modelo de negocio hemos decidido expandir nuestro ámbito de actuación por el panorama nacional a través de franquicias”.

Reformadisimo ofrece procesos totalmente estandarizados y con protocolos, que, junto con su experiencia acumulada ha conseguido liderar una nueva forma de trabajar en un sector en pleno crecimiento. En este sentido, la compañía se ha posicionado en el mercado como modelo de negocio de inversión asequible y gran rentabilidad para los emprendedores, “ofrecemos una franquicia a medida, en la que el emprendedor puede adaptar el modelo de negocio a sus necesidades en función de los servicios que vaya a ofrecer”, finaliza la Socia Fundadora.