arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Asociación de Internautas

Desde los atentados del 11-S en Nueva York, y hasta el escándalo Snowden, la Seguridad del Estado y todo lo relacionado con las tecnologías existentes para garantizarla, las normas que lo permiten, y los derechos de los ciudadanos, ha sido objeto de numerosos debates en Europa. Y parece que ahora, la sociedad y las autoridades están tomando conciencia real del riesgo que supone para sus vidas una monitorización masiva de sus movimientos, especialmente de sus comunicaciones.

El permanente progreso tecnológico ha llevado a Europa a replantearse en los últimos tiempos el sistema de derechos fundamentales que es necesario garantizar, en función de las amenazas que han ido surgiendo, en esta «Sociedad de la Información». Se ha procurado ordenar los diferentes mecanismos de amparo de que disponen los Estados, y la regulación normativa del uso de la tecnología por sus autoridades. Y aunque es cierto que cada situación de riesgo exige unas necesidades concretas de control, prevención y/o persecución, y que las tecnologías facilitan esta tarea, no lo es menos que sólo una correcta interpretación de los riesgos, y la adopción de medidas proporcionadas para combatirlos, va a resultar en una eficiente protección del Estado de Derecho y de sus ciudadanos. Hay que tener en cuenta que tan restrictivas pueden ser unas normas que permitan al Gobierno utilizar la información personal sin conocimiento del interesado, como unas normas que impon gan total transparencia en su aplicación. En el primero de los casos, el resultado sería la represión (o sanción) de sus movimientos a posteriori, y en el segundo, se dirigirá su comportamiento de forma previa, puesto que se saben controlados.

En este contexto, y en un completo análisis de la evolución de las tecnologías e instrumentos legales de que está disponiendo Europa desde los atentados del 11-S, y concretamente España, para su lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada, se presenta el próximo jueves 22 de Mayo, a las 12:00 horas, el libro «Seguridad del Estado y Privacidad», de la abogada Ofelia Tejerina. El acto, que tendrá lugar en la sede del Consejo General de la Abogacía Española (C/Recoletos, 13, de Madrid), será de entrada libre, y contará con la intervención de cuatro importantes expertos que ofrecerán su opinión sobre la actualidad de esta materia:

D. Pere Lluis Huguet Tous, Vicepresidente del Consejo General de la Abogacía Española;

Dª Elvira Tejada de la Fuente, Fiscal de Sala. Fiscalía de Criminalidad Informática;

D. Jose Luis Piñar Mañas, Vicerrector de Relaciones Internacionales. U. San Pablo CEU y Ex - Director de la Agencia Española de Protección de Datos;

D. Víctor Domingo Prieto, Presidente de la Asociación de Internautas.

En la primera parte de su trabajo, la autora del libro analiza el contenido del «derecho a la protección de datos» desde las perspectivas teórico-conceptual, doctrinal y jurídica, así como la necesidad de garantizar su efectivo ejercicio en las condiciones que exige el artículo 18.4 de la Constitución Española. En la segunda parte, expone el problema desde una perspectiva más práctica, es decir, el control del ciudadano por la tecnología existente al servicio del Estado cuando trata de procurar su seguridad. Se estudia la evolución normativa y jurisprudencial que lo amparan, los riesgos que implica su mal uso para los ciudadanos, y algunos supuestos de abusos concretos, incluso, cometidos por el propio legislador, y todo ello, en relación con el secreto de las comunicaciones, la retención de datos, la interceptación legal de las comunicaciones, de videovigilancia, las bases de datos genéticas, los registros de datos de pasajeros de compañías aéreas (PNR), los escáneres de los aeropuertos, y el código bancario denominado código «SWIFT».

Factores como la protección de datos de carácter personal se están presentando a la sociedad como un obstáculo a la lucha eficaz contra el terrorismo, sin embargo, este derecho, y también la intimidad, la dignidad o el honor, son garantías esenciales para que los individuos puedan desarrollarse con autonomía en la comunidad; porque le permiten decidir sobre su propio espacio individual, aislado del conocimiento de terceros. Como ha señalado en numerosas ocasiones el Catedrático y Ex-Director de la Agencia Española de Protección de Datos, JOSE LUlS PIÑAR MAÑAS «el equilibrio entre libertad y seguridad es el difícil objetivo. El control tecnológico indiscriminado y universal, en que la vigilancia pasa de tener un carácter excepcional a ser lo cotidiano, o pasa de establecerse para las «clases peligrosas» a preverse para la generalidad de las personas, indefectiblemente acaba derivando en el control de los comportamientos, decisiones y movimientos (por ejemplo, con tecnologías d e RFID), pudiendo incluso llegar a provocar una reconstrucción interesada de sus relaciones y costumbres».

La idea del «ciudadano de cristal» no puede aceptarse en un Estado de Derecho. A pesar de que nos prometan un futuro lleno de eficiencia tecnológica y seguridad, deben evaluarse las herramientas, su alcance, las consecuencias de su uso, los fines perseguidos, los límites que precisa y las garantías de los derechos fundamentales que puedan verse afectados.

En definitiva, y como siempre ha defendido el jurista STEFANO RODOTÁ, la tutela efectiva de la privacidad es imprescindible para que la sociedad pueda seguir llamándose «democrática», y esto sólo se consigue a través de una relación pacífica entre tecnología y libertad, que no permita que el comportamiento de los individuos sea condicionado a través del control de cada aspecto de su vida. Se debe impedir la creación de una masa social teledirigida por el único camino que el Estado quiera ofrecer, porque si precisamente es una obligación de los Estados impedir que un ataque terrorista destruya el modo de vida de un país, más aún lo es impedir que lo hagan reacciones de la comunidad condicionadas por el miedo, pues pueden ser aún más devastadoras por lo indefinido de su alcance.

Presentación del libro: «Seguridad del Estado y Privacidad»
El acto, que tendrá lugar en la sede del Consejo General de la Abogacía Española (C/Recoletos, 13, de Madrid), será de entrada libre: Más información:http://www.internautas.org/graficos/invitacion_libro_Ofelia.jpg.


La Asociación de Internautas es una asociación sin ánimo de lucro de ámbito nacional, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 164343, que se fundó en Madrid el 10 de Octubre de 1998. Tal y como recogen nuestros estatutos, los fines de la misma son la defensa de los derechos de los usuarios telefónicos y telemáticos asi como fomentar el establecimiento de una tarifa plana para internet.