arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Yahoo!

- Uno de cada tres niños tiene un móvil y una tableta.
- Los ordenadores, las videoconsolas, las televisiones y las cámaras son otros dispositivos que tienen acceso a internet y pueden suponer un peligro.
- 9 de cada 10 padres toman medidas para que sus hijos midan el riesgo en la red.

Dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero no, ahora vienen con ordenadores, tablets, móviles y un sinfín de dispositivos con los que tienen acceso a internet. Algo que si no se utiliza de manera consciente puede suponer un gran peligro para los más pequeños.

Por este motivo, cada año se celebra el Día de la Internet Segura, con el objetivo de promover en todo el mundo un uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías. Donde los padres toman una posición vital para enseñar a sus hijos, los más vulnerables, a evitar posibles peligros.

Uno de cada tres niños tiene un móvil y cada vez lo tienen con menos edad por lo que es importante que se controlen sus dispositivos para programar las funciones de acceso a la red, el bloqueo de llamadas de vídeo o crear una cuenta ID Apple “separada” que te permite el sistema iOS de Apple son medidas que ayudan a controlar a los menores. Por su parte, Android nos da la posibilidad de crear “perfiles protegidos” para los niños, para mantenerlos alejados de los contenidos dañinos o peligrosos.

La tabletas se han convertido en un “juguete” para los más pequeños. Uno de cada tres niños tiene una tableta (casi el doble que el año pasado) y 6 de cada 10 usan una en casa. No son solo los niños mayores, sino que también hay niños en pre-escolar (3 ó 4 años) con su propia tableta. Al igual que los móviles, la mayoría de tabletas incluyen la posibilidad de crear perfiles para restringir el acceso a los contenidos inseguros. Con algunas, los padres pueden escoger a qué libros, películas y juegos pueden acceder, e incluso en qué horario deben hacerlo.

Mientras que el número de niños que usa tabletas está creciendo, muchos continúan usando el ordenador tradicional. Como los smartphones y las tabletas, los ordenadores se pueden programar con perfiles de usuario que garanticen la privacidad de los adultos y la seguridad de los niños. Debemos asegurarnos de que el control parental está funcionando en ambos casos.

Ha habido un incremento notable en el número de hogares que tienen Smart TV. Muchos de estos servicios en los televisores (incluyen juegos y navegación libre por internet) tienen control parental y algunos tienen incluso perfiles para los niños que garantizan la seguridad.

La mayoría de las videoconsolas tienen acceso a internet en nuestros días. Así las grandes (Xbox, Play Station…) como las más portátiles (PS Vita) incluyen esta posibilidad como una característica esencial. Y es que algunos juegos online pueden resultar inapropiados para los niños por la agresividad de los personajes y el lenguaje que usan. La mayoría de las plataformas tienen funciones de seguridad para niños como la capacidad de bloquear el juego online así como el acceso a internet.

Las cámaras pueden conectarse a la web a través de dispositivos, con contraseñas fáciles de descifrar para los hackers, por lo que es importante resetear cualquier contraseña para evitar el acceso a gente sin escrúpulos capaz de vulnerar la propia intimidad. Los expertos en seguridad aconsejan apagar las cámaras cuando no están en uso, cubriendo la cámara con una pegatina o similar.

Cada vez más padres (9 de cada 10) toman medidas para que sus hijos midan el riesgo en la red, tal y como asegura Ofcom. Muchos, están usando alguna herramienta específica, como filtros de control parental, funciones programadas o protectores de virus como Norton Family Premier. Hay muchas aplicaciones para diferentes dispositivos que permiten controlar qué contenidos están disponibles desde ese dispositivo y cuáles no. Además, incluyen filtros temporales para que puedan cerrar el uso a internet en los intervalos que crean.

Si un dispositivo puede protegerse con contraseña, hagámoslo de inmediato. Es importante advertir a los niños de la importancia de protegerse con contraseñas fuertes, difíciles de adivinar por terceros. Se debe evitar cualquier información personal, como nombres de familiares o amigos, de mascotas o fechas de nacimiento. Lo ideal es que la contraseña combine mayúsculas con minúsculas, números y símbolos. Otra recomendación es usar contraseñas diferentes para cada uno de los dispositivos o cuentas.

Además de entender las tecnologías que los niños están usando, es importante hablarles de su seguridad. Tener todos los filtros y perfiles bien programados es un buen comienzo, pero que los niños conozcan el porqué esta seguridad es importante y resulta esencial a la hora de protegerlos del ciberbulliying y los pederastas digitales.

¡Feliz Día de la Internet Segura 2015!

Yahoo! gráfico