arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Satellite Pro A210

Barcelona, 23 de abril de 2008.- Toshiba comercializará todos sus portátiles con un seguro gratuito contra la rotura de pantallas. Esta iniciativa convierte a la compañía en la primera del mercado en ofrecer a sus usuarios un servicio de este tipo sin coste adicional, durante el primer año de vida del portátil. La compañía ha tomado esta decisión teniendo en cuenta que, actualmente, la pantalla es uno de los componentes que mayor índice de roturas presenta en el mercado informático portátil y que tiene un coste medio de reparación de 300 €.

Con este seguro, cuando la pantalla se rompa o sufra algún accidente, se recogerá el equipo, reparará o reemplazará la pantalla por una nueva sin coste alguno para el usuario y se devolverá en un plazo de cinco días hábiles. Además, el servicio de seguro se activa automáticamente tras la compra por lo que para el usuario no existe ninguna necesidad de inscribirse.

Según Asunción Bores, Service Product Manager de Toshiba en España, “con esta iniciativa potenciamos aún más nuestro objetivo de que todo aquel que compra un portátil Toshiba obtenga la mejor experiencia posible. La calidad de los mismos, su avanzada tecnología y su diseño nos garantizan que esto sea posible. Pero no queremos parar aquí. Esta iniciativa pionera en el mercado del seguro contra rotura aumenta aún más nuestra diferenciación en este mercado y el valor añadido de nuestros productos”.

El proceso a seguir para utilizar el seguro en caso de accidente es rápido y sencillo, y en la página web de Toshiba se podrá encontrar toda la información sobre como dar un aviso. Para hacerlo solo hará falta facilitar el número de serie del portátil y la factura de compra.

Para Pablo Romero, Director de Marketing de la compañía en España, “nuestra estrategia de diferenciación en el mercado pasa por seguir aportando los más altos niveles de innovación, calidad y servicio. Este seguro es un servicio de alto valor añadido con el que amplificamos un mensaje que llevamos trasladando hace tiempo al mercado con éxito: el precio en informática portátil no lo es todo. Y no lo es porque el coste de adquisición nada tiene que ver posteriormente con el de propiedad, como lo demuestra que alguien tenga que pagar luego por una pantalla rota casi lo que le costó el equipo entero”.