arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

robelf robot domestico

- El robot cuenta con tecnología de reconocimiento facial y de voz que alerta cuando encuentra a una persona desconocida para él dentro del hogar.

- Realiza automáticamente patrullas domésticas usando su sistema de posicionamiento interior.

- Es capaz de hablar, recibir órdenes, contar historias, reproducir vídeos o hacer videollamadas.

- Su tecnología permite sincronizar todos los dispositivos domésticos y poder controlarlos a través de su plataforma mediante comandos de voz.

Febrero 2018 – Robotelf Technologies presentó Robelf, su nuevo robot guardián del hogar. Pensado como un androide para proteger la casa mediante guardias de vigilancia y sensores de voz, visión y posición, su tecnología de reconocimiento facial le permite detectar la presencia de extraños al interior de la vivienda y brindar información en tiempo real a sus dueños mediante alertas a su teléfono móvil. 

Robelf obedece órdenes y reconoce desde qué lado le están hablando, gira su cabeza hacia la dirección desde donde proviene la voz. Es un androide social, ya que puede hablar, contar historias, hacer llamadas, informar de las últimas noticias, enseñar o incluso hacer chistes. 

 Posee habilidades de enseñanza, lo que le permite enseñar diversas materias a niños y adultos. Para interactuar con él solo es necesario llamarle por su nombre  o tocar su pantalla. También es posible controlarlo a través de la aplicación móvil para iOS y Android. 

Robelf para controlar el ‘Internet de las cosas’ 

Robelf permite sincronizar todos los dispositivos conectados en el hogar y controlarlos. El robot actúa como un puente de comunicación entre el usuario y los aparatos domésticos conectados a Internet, de modo de que estos últimos puedan ser controlados a través de Robelf mediante comandos de voz. 

En cuanto a su conectividad, está equipado con tecnología inalámbrica WiFi y Bluetooth, lo que le permite integrarse con las instalaciones domóticas del hogar. 
Posee una pantalla táctil de 1280 x 800, una cámara de cinco megapíxeles, cuatro micrófonos, cuatro sensores de ultrasonidos y tres infrarrojos que le permiten sortear los obstáculos al desplazarse y percibir hasta el más mínimo movimiento a su alrededor. 

Robelf mide 85 centímetros y pesa 7 kilos. Tiene una autonomía máxima de 7 horas y cuando el nivel de batería baja al 20% el robot vuelve a su base de forma automática para cargarse.