arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Save the Children

Irak es el país del mundo en el que más ha aumentado la mortalidad infantil.
Más de 10 millones de niños menores de cinco años mueren cada año en el mundo, casi 28..000 cada día.
En 20 países no se han reducido las muertes de niños en relación a 1990.
MADRID (8 de mayo de 2007) – Irak es el país que ha conseguido los menores progresos desde 1990 para reducir las muertes de los niños menores de cinco años, según el informe anual El Estado Mundial de las Madres 2007, hecho público hoy por Save the Children, la mayor y más antigua organización independiente de infancia del mundo.

El informe incluye el primer Ranking de Progresos en Supervivencia Infantil de 60 países en desarrollo, que juntos contabilizan el 94% de las muertes infantiles en todo el mundo. El ranking indica qué países están consiguiendo éxitos y cuáles están fracasando para salvar las vidas de los niños menores de 5 años. 

Según los datos del informe, la tasa de mortalidad infantil en Irak ha aumentado un 150% desde 1990, como consecuencia del conflicto. Alrededor de 122.000 niños iraquíes murieron en 2005 antes de cumplir los cinco años de edad. Más de la mitad de estas muertes se produjeron en el primer mes de vida de los niños. 

El lado positivo lo representa Egipto, que ha conseguido reducir la mortalidad infantil en un 68% en los últimos 15 años. Las inversiones realizadas en servicios de salud para madres y niños han ayudado a mejorar la atención a mujeres embarazadas, haciendo más seguros los partos e incrementando el uso de programas de planificación familiar. Como consecuencia, se han salvado las vidas de miles de niños.

20 de los 60 países del Ranking de Progresos en Supervivencia Infantil no han conseguido ningún progreso en la reducción de las muertes de niños menores de cinco años o incluso han aumentado sus tasas de mortalidad infantil desde 1990. Irak, Botswana, Zimbabwe y Suazilandia son los países en los que ha habido mayores retrocesos. En todos estos países, la tasa de mortalidad de menores de 5 años ha incrementado en los últimos 15 años. En Irak y Botswana, se ha multiplicado por más de 2.

“Más de 10 millones de niños menores de 5 años siguen muriendo cada año. Alrededor de 28.000 al día –casi todos en países en desarrollo”, afirma Alberto Soteres, Director General de Save the Children. “Nueve de cada 10 madres en el África Subsahariana perderán a un hijo a lo largo de su vida. Medidas simples como vacunas, rehidratación oral o mosquiteros no son caras y salvarían muchas vidas, pero, desgraciadamente, muchas madres y niños no tienen acceso a ellas.”.
                         

Principales conclusiones del informe sobre supervivencia infantil:

•    Las tres causas principales de muerte de niños menores de 5 años son trastornos de los recién nacidos, neumonía y diarrea. Usando métodos sencillos y de bajo coste, podrían salvarse más de 6 de los 10,1 millones de niños que mueren cada año por causas de fácil prevención o curación.

•    Las tasas de muertes de niños y madres son más altas en los lugares más pobres. Según el informe, el 99% de las muertes de madres y niños menores de 5 años, tienen lugar en los países en desarrollo, en las zonas más pobres, donde los niños son más vulnerables a enfermedades y malnutrición. Las mayores tasas se dan en África y el Sur de Asia.

•    La mayoría de las muertes tienen lugar en sólo 10 países, algunos por ser los más poblados (como China e India) y otros por tener tasas de mortalidad infantil muy altas (como Afganistán, Angola y la República Democrática de Congo). El SIDA continua siendo una de las principales causas que afectan a la mortalidad infantil, especialmente en el África Subsahariana. En el caso de Irak y Afganistán las causas están en los efectos del conflicto armado y la inestabilidad social.

•    Entre los países en desarrollo, Malawi, Bangladesh, Nepal, Tanzania y Madagascar han dado grandes pasos para mejorar la supervivencia infantil a pesar de sus limitados recursos económicos. Estos países han invertido en una mejor atención sanitaria para las madres, mejor nutrición para los niños y en servicios para prevenir y curar las enfermedades más mortales, demostrando que un compromiso político y social es imprescindible para salvar las vidas de los niños. Malawi, según el informe, tiene un Producto Nacional Bruto (PNB) per capita de sólo 650 dólares pero ha conseguido reducir la mortalidad infantil de menores de 5 años en un 43% entre 1990 y 2005, dedicando más recursos a la atención sanitaria básica, ofreciendo mejores salarios y formación a los trabajadores sanitarios, así como a la distribución de mosquiteros impregnados de insecticida para prevenir la malaria. El informe también cita a Nepal, con un PNB per capita de 1.530 dólares y afectado por un conflicto, que ha conseguido reducir a la mitad la tasa de mortalidad infantil en los últimos 15 años. El informe señala el incremento de cobertura de inmunización y el aporte suplementario de vitamina A entre los niños como clave del éxito.

• Entre los 44 países desarrollados analizados en el informe, España ocupa el 10º lugar. Las muertes de los niños en el mundo industrializado son principalmente accidentes de tráfico, maltratos, ahogamientos, caídas, incendios y envenenamientos. Estados Unidos ocupa el puesto 26. Allí, los niños indio americanos, nativos de Alaska y afroamericanos son los que tienen unas mayores tasas de mortalidad infantil.

Recomendaciones:

Para conseguir salvar las vidas de los niños menores de cinco años, Save the Children recomienda a los países:

• Asegurar el bienestar de las madres. Tres intervenciones claves ayudan tanto a madres como a niños a sobrevivir: nutrición, atención adecuada durante el parto y acceso a métodos modernos de anticoncepción.

• Invertir en soluciones básicas y de bajo coste para salvar las vidas de los niños. Las mayores amenazas para la supervivencia infantil pueden ser superadas con medidas relativamente simples y baratas. La lactancia proporciona alimentación y mejora la inmunidad frente a enfermedades frecuentes en los niños. La inmunización protege a los niños frente al sarampión y otras enfermedades. La terapia de rehidratación oral puede salvar a un niño de morir deshidratado por diarrea.  Los antibióticos curan la neumonía. Los mosquiteros impregnados de insecticida ayudan a prevenir la malaria.

• Dar acceso a atención sanitaria a las madres y los niños más pobres y vulnerables. El parto puede ser mucho más seguro si las madres y los recién nacidos son atendidos por personal sanitario con la formación adecuada antes, durante y después del parto. En comunidades remotas y de difícil acceso, la diarrea y muchos casos de neumonía pueden ser curadas por trabajadores sanitarios formados cercanos a los lugares donde viven los niños.

• Incrementar los recursos y mejorar las estrategias para proporcionar servicios sanitarios básicos y efectivos a los que más lo necesitan.  Los sistemas y servicios básicos de salud en los países en desarrollo carecen en su mayoría de recursos suficientes. Para mejorar el acceso a estos servicios, los países pobres necesitan nuevas estrategias como una coordinación en las gestión entre comunidades y servicios sociales de salud, educación y movilización en las comunidades para animar a las familias a adoptar prácticas domésticas saludables.

El informe hace un llamamiento a los gobiernos para incrementar su apoyo político y financiero para dar soluciones que salven las vidas de madres, niños y recién nacidos.
 
LOS MEJORES Y LOS PEORES PAÍSES PARA SER MADRE

Suecia encabeza el listado y Níger ocupa el último puesto España repite el noveno puesto, Estados Unidos desciende al 26, empatado con Hungría

MADRID (8 de Mayo de 2007) – Save the Children, la mayor y más antigua organización independiente de infancia, presenta hoy el octavo Índice de Madres, que clasifica los mejores y peores países para ser madre comparando el bienestar de madres y niños en 140 países.

Suecia, Islandia y Noruega encabezan el ranking este año. Níger ocupa el último puesto entre los países analizados. Los diez primeros países, en general, alcanzan unos altos niveles de salud, educación y estatus económico de madres e hijos. Los diez últimos países –nueve de ellos del África Subsahariana- son la otra cara de la moneda. España repite este año el 9º puesto que ya ocupara el pasado año, quedando por delante de Alemania, Reino Unido o Francia, mientras Estados Unidos desciende al puesto 26, empatado con Hungría.

Las condiciones para las madres y sus hijos en los países que ocupan los últimos puestos son terribles. Como media en estos países 1 de cada 13 madres morirá por causas relacionadas con el embarazo. Uno de cada cinco niños morirá antes de cumplir su primer año de vida y más de uno de cada tres niños sufre malnutrición. Alrededor del 50% de la población carece de acceso a agua potable y sólo 3 niñas por cada 4 niños recibirán educación primaria.


Índice de madres 2007

Los 10 mejores países para ser madre            Los 10 peores países para ser madre

1. Suecia                                                             131. Djibuti
2. Islandia                                                           132. Burkina Faso
3. Noruega                                                           133. Etiopía
4. Nueva Zelanda                                                  134. Eritrea
5. Australia                                                           135. Angola
6. Dinamarca                                                        136. Guinea- Bissau
7. Finlandia                                                          137. Chad
8. Bélgica                                                             138. Yemen
9. España                                                             139. Sierra Leona
10. Alemania                                                        140. Níger

“Si los 88 años de experiencia en el terreno de Save the Children nos han enseñado algo es que la calidad de vida de los niños depende de la salud, seguridad y bienestar de las madres” –señala Alberto Soteres, Director General de Save the Children. “Proporcionando a las madres acceso a la educación, oportunidades económicas y atención sanitaria materno-infantil, podemos asegurar que las madres y sus hijos tengan mejores oportunidades de sobrevivir y desarrollarse.”

La brecha en la disponibilidad de servicios sanitarios materno-infantiles es especialmente llamativa si se compara Suecia con Níger. Hay personal sanitario debidamente formado atendiendo prácticamente todos los partos en Suecia, mientras que en Níger sólo el 16% de los partos son atendidos por personal sanitario. De media, una mujer sueca ha recibido alrededor de 17 años de educación formal y vivirá 83 años. El 72% de las mujeres suecas usa algún método de anticoncepción y sólo una de cada 150 perderá a un hijo antes de que éste haya cumplido los 5 años de edad. En Níger, de media, una mujer ha recibido menos de 3 años de educación y sólo llegará a cumplir 45 años. Sólo un 4% de las mujeres usa algún medio moderno de anticoncepción 1 de cada 4 niños nunca celebrará su quinto cumpleaños y cada madre sufrirá la pérdida de dos hijos.

En el apartado relativo al bienestar de los niños en el Índice de Madres, Italia ocupa el primer puesto y Afganistán empata con Níger en el último. Mientras que todos los niños italianos –tanto niños como niñas- gozan de buena atención sanitaria y educación, uno de cada cuatro niños en Afganistán corre el riesgo de morir antes de los cinco años. En Afganistán y Níger el 40% de los niños están malnutridos. En Níger, menos del 50% de los niños están escolarizados y sólo una niña afgana por cada dos niños va a la escuela. Más de la mitad de los niños en ambos países no tienen acceso a agua segura.

Comparaciones entre países:

- A lo largo de su vida, una de cada siete mujeres morirá durante el embarazo en Angola, Malawi y Níger, el riesgo es de una de cada seis en Afganistán y Sierra Leona.

- De media, una mujer morirá antes de haber cumplido 45 años en Angola, República Centroafricana, Chad, Guinea Ecuatorial, Liberia, Malawi, Mozambique, Nigeria, Sierra leona, Zambia y Zimbawe. La esperanza de vida para una mujer es de sólo 35 años en Lesotho y de 33 en Botswana. En Suazilandia, de media, una mujer media no llegará a vivir para ver su treinta cumpleaños.

- Uno de cada cuatro niños no llegará a su quinto cumpleaños en Afganistán, Angola, Níger y Sierra Leona.

- Menos del 15% de los partos son atendidos por personal sanitario cualificado en Afganistán, Bangladesh, Chad, Etiopía y Nepal.

- En Djibuti y Níger, de media, una mujer habrá ido menos de 3,5 años a la escuela y menos de la mitad de los niños están escolarizados.

- Más del 60% de la población de Afganistán y Papua Nueva Guinea no tiene acceso a agua potable segura y más del 70% no tiene acceso a agua segura en Etiopía y Somalia.

Indicadores analizados:

- Riesgo de mortalidad materna a lo largo de la vida
- Porcentaje de mujeres que usan métodos anticonceptivos
- Partos atendidos por personal cualificado
- Esperanza de vida de la mujer
- Años de escolarización de mujeres
- Relación entre salarios de hombres y mujeres
- Participación de las mujeres en el gobierno estatal
- Mortalidad de menores de cinco años
- Porcentaje de niños menores de cinco años con bajo peso moderado o severo
- Tasa de escolarización
- Relación entre niños y niñas en la enseñanza primaria
- Porcentaje de población con acceso a agua potable.

Save the Children es la mayor y más antigua organización independiente de infancia del mundo. Trabaja desde 1919 para mejorar las vidas de los niños que más lo necesitan, en España y en todo el mundo.

Save the Children es miembro consultor del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas. Recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994 y el Premio Nobel de la Paz, por la campaña contra las minas anti personas, en 1997.