arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

GfK

Según el Estudio GfK Clima de Consumo (Octubre)
- El presupuesto familiar se invertirá, mayoritariamente, en alimentos y limpieza para el hogar.
- Las diferencias generacionales influyen en los gastos.
- Canarias mantiene sus restricciones, mientras otras regiones no renuncian a productos que ven importantes.
- La edad de los hijos determina el presupuesto del hogar.
- Gasto en automoción: Madrid y Barcelona las más decididas a postergar el cambio del coche.
- Se esperan mayores recortes inmobiliarios, no obstante, hay familias que se resisten a desechar la compra de una vivienda.

- Las subidas de precio frenan el ahorro: un obstáculo adicional para el sector financiero
- Información adicional sobre otros sectores
- Tablas de apoyo
- El estudio: GfK Clima de Consumo

Al medir la intención de gasto futuro en 22 productos y servicios diferentes, sólo dos han arrojado resultados positivos: alimentación y limpieza para el hogar. Hasta septiembre pasado los hogares incluían en este grupo a los artículos de cuidado personal, los textiles y el calzado. Ya en octubre las familias se han visto en la necesidad de recortarse aún más.  El resto de los 18 productos y servicios evaluados, todos, relacionados con el consumo en hogares mostraron expectativas negativas, o dicho de otro modo, los entrevistados afirmaron que dedicarán menos recursos a ellos en los próximos meses.

El Estudio: GfK Clima de Consumo

Todos estos resultados fueron obtenidos en el estudio GfK Clima de Consumo, realizado en mil  hogares de todo el territorio nacional, incluidas Canarias y Baleares, a personas mayores de 15 años, entre el 20 y el 24 de octubre. A los entrevistados se les consultó su intención de gastar durante los próximos meses, más, menos o igual que los últimos 12 meses, en 22 productos y servicios distintos. Con sus respuestas, han sido calculados índices sectoriales, los cuales toman valores entre -100 y 100. Un valor negativo del índice indica que el porcentaje de entrevistados que esperan hacer recortes en el futuro es superior al porcentaje de quienes esperan dedicar mayores recursos a un determinado bien o servicio. Un índice con valor 0 revela que existe equilibrio entre unos y otros, mientras que un índice positivo señala que el porcentaje de entrevistados con expectativas de gastar más, supera al de quienes proyectan ajustar su presupuesto.

Alimentos y limpieza para el hogar llenarán los carritos de la compra

Como era de esperar, a los alimentos se le dedicarán mayores recursos los próximos meses, en ello coinciden todos los grupos familiares, no importa su composición, edad, ubicación geográfica o clase social.  Los hogares con hijos pequeños (de 0 a 3 y de 4 a 6 años) son quienes prevén gastar más que en el pasado en este tipo de artículos (43.66 y 35.11), seguidos muy de cerca por parejas mayores (36.95). Canarias despunta abiertamente del resto del país, como la región donde sus habitantes esperan tener que hacer un esfuerzo mayor para adquirir estos bienes (54.76) A cierta distancia le siguen las principales capitales, Madrid y Barcelona (44.1)

Atendiendo a grupos de edad, destacan del resto aquellos comprendidos entre 35-44 y 45-54 años,  dado que reconocieron en mayor número, que gastarán “más” o “mucho más” en materia de víveres: un 35.28% de los primeros, y un 36.56 de los segundos, así lo reconocieron.

No existe el mismo consenso en materia de los productos de limpieza para el hogar: si bien su indicador resultó en segundo lugar dentro de las expectativas de gasto (4.23) luego de los alimentos, no todas las familias piensan que podrán incluirlos en su compra. Entre los más dispuestos a dejar estos productos en el lineal o a destinar menos recursos, se encuentran los hogares compuestos por jóvenes en convivencia (-5.26) y aquellos otros ubicados en la zona Noroeste de España (A Coruña, Pontevedra, Lugo, Orense, Asturias y León), con un índice negativo de 8.81 puntos. Las ventas para este sector se mantendrán, gracias a las ciudades de más de 500 mil habitantes (15.97), así como por Madrid y Barcelona (14.75). Las familias con niños entre 0-3 y 4-6 años, tampoco renunciarán a ellos, ya que cada uno arrojó indicadores positivos de 11.73 y 10.84, respectivamente.

Diferencias generacionales, también en los gastos

La gran mayoría de los españoles coinciden en que deben concentrar el dinero familiar en productos alimenticios y de limpieza para el hogar, siempre con algunas excepciones, según se analicen los resultados por grupos de edad, zona geográfica o ciclo de vida del hogar. Es así como  los más jóvenes (15-24 años) no piensan renunciar a los textiles y el calzado. Tampoco proyectan hacerlo en artículos de cuidado personal, ni desean reducir sus gastos en telefonía móvil. Es de hacer notar que de todos los grupos evaluados, siempre los jóvenes han sido renuentes a renunciar a algunos placeres, sin embargo poco a poco han ido cediendo terreno en algunos artículos y servicios que en meses anteriores arrojaron indicadores positivos. En octubre pasaron a tener valores negativos, indicativo de que no se gastará más en ellos: vacaciones/viajes, visita a teatros, museos, eventos deportivos y restaurantes, así como los productos para ocio y hobbies.
 
Mientras, la población menos juvenil (mayores de 25 años), están de acuerdo en que, por ahora, sólo se gastará más bienes de primera necesidad. Como se viene reflejando desde junio, los hogares donde hay mayores solos, mayores en pareja o mayores con hijos entre 25 y 34 años, son los que proyectan recortarse de forma más drástica: sólo mencionan a los alimentos como los productos en los que gastarán más los próximos meses.

Canarias: mantiene su tendencia a restringir el gasto

Quienes muestran una tendencia menor a realizar recortes, si se les compara con el resto del país, son las provincias ubicadas en la zona Noreste de España (Barcelona, Girona, Lérida, Tarragona, Huesca y Zaragoza), ya que no sólo dedicarán sus recursos a productos básicos, sino que también incorporarán en sus compras artículos de higiene personal, textil y calzado, servicios de internet, telefonía móvil…además de ocio y vacaciones. De nuevo y por quinto mes consecutivo, Canarias es la región del país que más ajustes proyecta hacer. En octubre le acompaña, por primera vez, la zona Noroeste, constituida por A Coruña, Pontevedra, Lugo, Orense, Asturias y León.  Los mayores ajustes se encontrarán en hogares ubicados en poblaciones con menos de 200 mil habitantes, donde de nuevo, sólo gastarán más en alimentos y limpieza para el hogar. En ciudades con más de medio millón de habitantes y grandes capitales, como Madrid y Barcelona, los presupuestos familiares se amplían un poco más, al incluir también productos para el cuidado personal, ropa y calzado.

La edad de los hijos determina los gastos del hogar

Al evaluar los resultados por composición del hogar, puede constatase que principalmente los grupos familiares con niños pequeños (de 0 a 6 años) deben distribuir sus ingresos en una variedad más amplia de productos, dado que su prole así lo requiere. Al ser consultados revelaron que además de alimentos y limpieza, deben además gastar mayores recursos tanto en higiene personal como ropa y calzado. Les siguen las familias con hijos entre 13 y 24 años, que a los gastos de las familias anteriores, sólo eliminan las prendas de vestir.

Otra particularidad se presenta en las familias monoparentales, jóvenes conviviendo y hogares con hijos mayores de 35 años, ya que además de la cesta básica, no piensan eliminar sus gastos en telefonía móvil como mecanismo principal para estar en contacto con el exterior. Por su parte, los hogares unipersonales o parejas de jóvenes se muestran dispuestos a renunciar a nuevas prendas o zapatos, pero la conexión a Internet es para ellos un producto de primera necesidad

Vehículos: Las expectativas siguen reduciéndose

El indicador de expectativas de gasto en vehículos ha perdido un total de    6.26 puntos desde el pasado mes de junio, de los cuales 3.96 se han producido durante el lapso septiembre-octubre, alcanzando un valor negativo de 22.83. Contrariamente a lo que podría imaginarse, este sector no es, desde el punto de vista de las expectativas de gasto, al que los hogares piensan dejar más de lado. Mayores recortes piensan hacer las familias, por ejemplo, en aparatos electrónicos y electrodomésticos (-23.36 y -27.28, respectivamente) o en reformas y mobiliario del hogar (-23.48 y -29.61)

Nuevamente, los jóvenes, en particular los menores de 25 años y el grupo comprendido entre 25 y 34 años, parecerían menos reacios (-16.96 y -19.02) a emplear parte de su presupuesto en la compra de su primer vehículo o renovación del actual: un 10% de ellos piensan “gastar más” o “mucho más” en un automóvil próximamente. Igual disposición muestran tener los hogares del Noreste (-13.18) y Norte (-14.24) de la península, así como los aquellos ubicados en poblaciones pequeñas, entre 10 y 50 mil habitantes (-14.69). En contraposición, las negativas más rotundas y numerosas a dedicar recursos en este sector se detectaron en la zona Noroeste de España (-39.57), seguida por ciudades de más de 500 mil habitantes (-36.89). Madrid y Barcelona también se muestran muy inclinadas a no cambiar de vehículo, no al menos en los próximos meses (-35.63)

Sector inmobiliario: Se esperan mayores recortes

El indicador sobre la intención de compra o construcción de vivienda para los próximos meses, es uno de los que alcanza valores más negativos (-27.45), ocupando la posición 18, entre los 22 productos y servicios evaluados. En el mes de junio su indicador se situaba en –19,95. El descenso de 7.50 puntos adicionales, parecería corroborar que se mantendrá la grave crisis que atraviesa el sector.
Aunque todos los grupos de población y zonas del país revelan que los recortes se mantendrán, destacan las familias monoparentales (-13.77) como aquellas que parecen menos  dispuestas a rendirse en esta materia. Por su parte, los hogares unipersonales jóvenes (-16.13), así como aquellos en  el Noreste y el Norte de España (-9.9 y -11.86), exhiben los valores negativos más tenues, lo cual indica que grupos importantes de esas familias desean contar con una vivienda, a pesar de las adversidades. En contraposición, el Noroeste de la península es la que más decidida se muestra a no considerar el tema inmobiliario (-60.42)

Servicios financieros: Querer y no poder

El estudio GfK Clima de Consumo evalúa tres tipos de productos financieros: colocaciones a muy largo plazo, como planes de pensiones, y dos tipos de depósitos a corto plazo: aquellos realizados con el objetivo de contar con una reserva de emergencia y esos otros efectuados para obtener rendimientos.
Entre los 22 artículos y servicios evaluados por el estudio GfK Clima de Consumo, las colocaciones anteriores ocupan las posiciones 16, 19 y 20, respectivamente en el ranking de expectativas futuras, con índices negativos de -26.47 para los planes de pensiones, -27.75 para el ahorro ante contingencias y -29.57 para las colocaciones a corto plazo en función de recibir rendimientos. El deterioro de las expectativas en relación a estos productos, aunque mantienen una tendencia hacia la baja desde hace varios meses, ha sido durante octubre cuando estos recortes se han agudizado.

Muy posiblemente las respuestas están influenciadas por el hecho de que el 62 por ciento de los entrevistados reconoce que le cuesta más llegar a fin de mes y un 75 por ciento asegura que las subidas en los precios no le permiten ahorrar.

Los entrevistados entre 24 y 35 años constituyen los grupos de edad más dispuestos a no excluir el ahorro y la inversión de sus presupuestos, a pesar del temporal: poco más de un 6% de ellos declara que gastará “más” o “un poco más” en estos productos durante los meses futuros. Por su parte, los grupos de edad entre 35 y 54 años, quienes se encuentran en sus mejores años productivos, años se muestran muy seguros de que no podrán destinar recursos a sus finanzas personales, ya que entre un 34 y 35 por ciento de ellos asegura que les dedicarán “menos” o “mucho menos”  recursos.

Estudio GfK Clima de Consumo

Además de los productos y servicios analizados en la presente nota de prensa, el estudio GfK Clima de Consumo evalúa la intención de gasto futuro en: vacaciones/viajes, mobiliario, electrodomésticos, estimulantes (cigarrillo y alcohol), joyería y complementos, reformas en el hogar, productos para hobbies/ocio, visitas a teatros/museos/eventos deportivos, restaurantes, loterías/apuestas, así como ahorro e inversiones financieras a corto y largo plazo.

Adicionalmente a la información sectorial, el estudio GfK Clima de Consumo también incluye El Índice GfK de Confianza para España, así como los subíndices en los cuales se basa: Expectativas de ciclo económico, Ingresos, Precios y Desempleo. Todo lo anterior, comparado con las expectativas de las cuatro economías más importantes de Europa: Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia

El Instituto de Investigación GfK Emer

El Grupo GfK es la cuarta organización de investigación de mercados a nivel mundial. Opera en 115 empresas, radicadas en 100 países, con un total aproximado de 9,297 empleados. En España, GfK Emer ocupa el segundo lugar en el ranking elaborado por ANEIMO y dispone de una plantilla superior a las 300 personas, distribuidas en sus oficinas de Madrid, Barcelona y Valencia.