arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Buongiorno

Buongiorno Marketing Services estima que los próximos dos años se registrará el mayor crecimiento de este segmento de negocio por su rentabilidad.
Los servicios de marketing a través de SMS seguirán teniendo un papel importante, especialmente en el ámbito del marketing promocional.

Madrid, 4 de agosto de 2009.- La caída de la inversión y del número de anunciantes está siendo una de las consecuencias más notables de la crisis económica en el ámbito de la publicidad y el marketing. Frente a ello, el teléfono móvil se está convirtiendo en la alternativa más eficaz a la hora de realizar campañas y acciones promocionales con la mejor relación entre coste y rentabilidad. Según afirma Buongiorno Marketing Services, la división de marketing móvil del Grupo Buongiorno, el actual contexto de mercado y la necesidad de las marcas de seguir realizando acciones comerciales pero a un coste más ajustado ayudarán a que en los próximos dos años se experimente un incremento notable de la inversión en marketing móvil. La clave será la convivencia de formatos, pues la irrupción de nuevos terminales de última generación no ha desplazado la importancia que siguen teniendo, a la hora de realizar una campaña, servicios como los mensajes SMS o MMS (multimedia), o los códigos bidimensionales.

Mientras los tradicionales soportes publicitarios han experimentado en el último año un importante retroceso en cuanto a inversión en marketing, el móvil, junto al ámbito web, sigue ganando posiciones, integrándose en las estrategias de las principales marcas. Con un crecimiento anual estimado del 80% hasta 2012, Buongiorno recuerda que el marketing móvil cuenta con importantes ventajas frente a otros canales masivos y más costosos. La primera de ellas es la medición del retorno de la inversión (ROI) en tiempo real. A ello le sigue la posibilidad de hacer ajustes en la comunicación de forma rápida, así como la capacidad para definir grupos de destinatarios de forma precisa, llegando únicamente a contactos útiles. Por último, la versatilidad y penetración de uso del móvil favorecen que las estrategias de marketing se adapten a cualquier acción de cualquier marca, sin importar el público objetivo.

En un escenario con más de 3.000 millones de usuarios móviles a escala global, se espera que una parte importante de los presupuestos de las principales marcas se destine en breve al marketing móvil. Analistas independientes cifran el descenso de la inversión en medios tradicionales en la primera mitad del año entre el 17% y el 30%, y un incremento en medios digitales del 7%. Para 2011, se espera que se inviertan al menos 7.000 millones de euros en marketing y publicidad en el móvil en todo el mundo.

Marketing promocional en el móvil

Según Buongiorno Marketing Services, el móvil ha logrado consolidarse en España de forma significativa en el ámbito del marketing promocional. En tiempos de crisis, las acciones de comunicación se fundamentan en la generación de promociones sobre compra y buena parte de las campañas destinadas a la promoción de un determinado producto o servicio han integrado el teléfono móvil en sus dinámicas por el ahorro de costes que supone y la facilidad de uso para los clientes. Reserva de productos en comercios, cupones de descuento, descarga de contenidos gratuitos asociados a una marca, participación en sorteos e incluso la entrega de premios en metálico en cajeros automáticos se están realizando de forma habitual a través de mensajería SMS, compatible con la práctica totalidad del parque de terminales existente en España. El resultado no es sólo proporcionar mayor comodidad al usuario, sino además reducir los costes de forma significativa, por ejemplo eliminando soportes físicos o intermediarios en la cadena de distribución.

En el ámbito de la publicidad, el marketing móvil aún está buscando nuevos formatos, sobre todo por el momento de transición que se está dando hacia un mercado en el que los teléfonos inteligentes y las tarifas planas de conexión a internet sean elementos comunes a todos los consumidores. Un reciente estudio de Buongiorno señala que todavía un 68,2% de los usuarios españoles cuenta con un móvil poco evolucionado, distinto a un “smartphone” o a un iPhone, lo que implica que su experiencia al navegar por internet desde su teléfono dista mucho de ser similar a la de hacerlo desde un ordenador. Los datos de Buongiorno indican que el 45,9% de los usuarios se conecta a la Red desde su teléfono, cifra muy alejada de países como Francia (64,8%) o Reino Unido (81%), aunque los porcentajes crecerán de manera notable a medida que se popularicen las tarifas planas de datos para móvil. De hecho, las principales marcas en España están desarrollando ya aplicaciones para teléfonos inteligentes (iPhone, Android, Windows Mobile, etc.) con el objetivo de cubrir una audiencia capaz, a través de sus avanzados terminales, de tener una experiencia de usuario de gran calidad. Este tipo de teléfonos permite ejecutar utilidades de todo tipo, desde el puro entretenimiento hasta aplicaciones para la productividad personal.

La continua renovación de terminales y el impulso que están tomando, por parte de operadoras y fabricantes, las tiendas de aplicaciones móviles permiten intuir un futuro muy cercano en el que las campañas de publicidad van a incorporarse con normalidad al espacio del teléfono móvil. A ello contribuirá su capacidad para segmentar y llegar con precisión a los potenciales clientes, así como la posibilidad de medir con detalle los resultados obtenidos. Este incremento de la eficacia se ve respaldado por estudios como el realizado recientemente por Universal McCann y AOL en Estados Unidos, que señalaba que en torno al 30% de los usuarios reconoce que la publicidad en el móvil les ha motivado a intercambiar información, en tanto que el 22% ha llegado incluso a tomar decisiones de compra.

Por último, el móvil constituye un medio perfecto de comunicación a bajo coste para la comunicación no sólo con los clientes, sino con los propios empleados. Servicios como la mensajería SMS o los portales de internet móvil permiten establecer una comunicación directa e inmediata sin importar el lugar en el que se esté a un coste muy reducido. Las marcas que recurren al móvil como canal principal de comunicación con sus usuarios no tienen por qué repercutir sobre éste el coste por participar en una campaña. De hecho, los modelos más exitosos implementados en este terreno están siendo aquellos en los que la marca opta por el menor coste posible para el usuario.

“Estamos en un entorno en el que los presupuestos han caído mucho y las empresas buscan, sobre todo, un rápido retorno de su inversión para todas sus acciones. El marketing móvil ofrece claras ventajas en este sentido porque ayuda a reducir costes y proporciona una comunicación directa junto a un elevado índice de respuesta por parte de los usuarios”, afirma Borja Marinas, director general de Buongiorno Marketing Services para España y Portugal. “Es justamente en momentos de crisis cuando las empresas buscan nuevas ideas que les ayuden a alcanzar sus objetivos sin comprometer sus inversiones, y el móvil proporciona la combinación perfecta para lograr ambas cosas”, añade.

Acerca de Buongiorno Group

Buongiorno, (Italia, MTA STAR: BNG) es una multinacional destacada en contenidos para móviles y entretenimiento digital. La empresa cuenta con una presencia internacional sin precedentes en el sector al disponer de oficinas en 24 países y negocios en otros 57 de los cinco continentes, conexiones directas a más de 120 de compañías de telecomunicaciones y acceso a cerca de 2.000 millones de clientes móviles. Buongiorno es empresa destacada del mercado en Europa, así como uno de los tres principales actores en ocho de las más importantes regiones del mundo.

La firma opera a través de dos líneas de negocio: los servicios móviles de valor añadido para usuarios de móvil y fijo (Consumer Services) –que se distribuyen a través de las marca BlinkoGold y su red social móvil peoplesound además de a través de alianzas con las principales empresas de telecomunicaciones y los más importantes grupos de medios– y los servicios de marketing digital (MAMI).